22 may. 2012

Reposo

Que el kirchnerismo postule a Daniel Reposo como Procurador General de la Nación da una excelente muestra de lo que piensa el kirchnerismo sobre la administración de justicia: lo que se necesita es sometimiento puro y duro al poder político. Se necesitan soldados que no piensen y no se animen siquiera a dudar de la orden que llega de arriba.

Ahora bien, es tanto o más grave lo que el proceso de su designación revela. Hay cantidad de cosas a señalar, que incluyen la solapada defensa que el periodismo oficial ha hecho de la designación, y otras más graves todavía, como que el CELS no se haya pronunciado en la materia. Una dolorosa muestra de cuánto y cuándo importan las garantías de los derechos humanos. Si se las concibe de este modo, ellas nunca van a estar protegidas. Nunca, si se escoge, frente al poder público, a personas que tienen como principal característica la de la obediencia (por eso es que siempre tratamos más severamente a los crímenes del Estado: porque no hay riesgo mayor que el del abuso de la coerción estatal).

Otro dato notable en esta historia se relaciona con la presentación que acaba de hacer el poder político de esta candidatura. Además de hacer agua por varios costados, agrega un dato muy llamativo: la postulación sólo recogió 4 opiniones favorables, entre las 32 consultadas¡¡!! Y lo más interesante de todo, entre las poquísimos apoyos que cita a favor de la candidatura de Reposo...incluye la de la Facultad de Derecho de la UBA¡¡ Cuándo es que la UBA-Derecho se pronunció al respecto¡¡¡!!???


30 comentarios:

Anónimo dijo...

De las 4 a favor, una es falsa (UBA Derecho no apoya) y las otras tres son presentaciones elementales de una carilla, de AMIA, Fundación de Altos Estudios Sociales y Centro Islámico.

En fin...

Anónimo dijo...

Primero, es dudoso que estando Mónica Pinto al frente, la Facultad haya manifestado su apoyo respecto de la designación de ese impresentable.
Y con respecto a lo del CELS, ¿tu sorpresa es en serio? No te olvides que el principal operador periodístico del gobierno, Horacio V., está al frente de ese lugar, de modo que las críticas no van a salir precisamente de allí.
Tampoco olvides que HV dijo impunemente, en uno de sus vómitos dominicales, que Reposo era especialista en Constitucionalismo Social.
Espero de veras que no aprueben su pliego.

Diego F. dijo...

che, y sobre blaquier nada? digo, debe haber 25 posts tuyos poniendo prácticamente una hermandad entre cristina y blaquier. y ahora? hasta en "argentina en noticias" salió che...
otra cosa, más allá de lo que ponés sobre reposo, no nos olvidemos de la "cuantiosidad" de las opiniones sobre zaffaroni cuando se lo propuso a la corte (134 adhesiones y 831 impugnaciones). y era quizás el mayor jurista de américa latina. quiero decir que de ningún modo es obvia la representatividad de esas impugnaciones o de las adhesiones, ni muchísimo menos en un país donde los intereses sobre la influencia en la justicia no es sólo del gobierno, sino de poderes tan o más poderosos como él, y que pueden estar enfrentados al mismo, aunque acá sólo se hable del leviatán terrible que asesina qoms y delegados del pts.

rg dijo...

si te parece que reposo es comparable con zaffaroni, esta bien, pasale el argumento a moreno. igual estoy senialando que el expediente es todo mentira.

rg dijo...

blaquier, cual es el punto? insisto, el gobierno se abrazo siempre con empresarios criminales. un dia los abraza, otro los deja. ahora aparece abrazado a leche adulterada, a cirgiliano, y siga la fiesta hasta que se les cante. es el peor mundo imaginable: tranzar con delincuentes, y que nadie se queje ni los denuncie. hasta que que se les cante

Anónimo dijo...

Además, qué tiene que ver Blaquier en esta discusión? Rg plantea el tema Reposo y los K tratan de cambiar el tema a cualquier otra cosa!! Es el típico mecanismo k, eludir las respuestas difíciles y salir con chicanas ridículas. Diego F: vos en serio crees que Reposo está capacitado? Sí o no? Olvidate de las adhesiones, olvidate de Zaffaroni, y decime si pensás si Reposo puede ser Procurador y cuáles son sus méritos para ello.

Anónimo dijo...

La estrategia del gobierno es abrazarse con los empresarios mafiosos mientras les sean funcionales, luego los descartan.

Mariana Alvarez Gaiani

Anónimo dijo...

No coincido con la tónica general de los comentarios. Reposo es un eximio representante del constitucionalismo social. Vez pasada me tocó asistir con él a un congreso. El tipo fue un ejemplo. Imagínense: escuchó con atención, no interrumpio nunca y hasta me atrevo a decir que ni siquiera abrió la boca. Fue lo que cabría denominar 'un asistente perfecto'. Eso sí, el problema se me vino después, cuando me preguntó si no lo podía hacer figurar en las Actas como co-expositor de mi trabajo. Esperá, macho, le dije, ¿para qué querés figurar como autor de un trabajo tan pobre como el mío? Seguí figurando como asistente -le sugerí- que ahí te alzás con todos los méritos. En fin... las vueltas de la vida...
El Imparcial del Norte

Anónimo dijo...

Diego F. y otros tantos comentaristas no van a expresar nunca su opinión sobre el particular pues ninguno de ellos tiene la autorización para expresarse por fuera de la voz monocorde y excluyente de la conductora del movimiento al que pertenecen o adhieren. En esa comprensión de la política sólo el conductor puede expresarse y si lo hace en un determinado sentido, ninguno de los que forman parte de ese espacio puede explicitar alguna voz disonante o que se aparte de las sentencias del conductor. De tal manera que si la presidenta de la Nación seleccionó a Reposo ya nada hay más que decir, sólo acatar y defender incondicionadamente esa elección aun cuando internamente no la compartan.
Es una fuente de potenciales conflictos psíquicos pero lamentablemente es la manera de pensar el "debate" público que tiene ese movimiento político partidario.
Basta que cualquier situación sea definida en un sentido para que el asentimiento deba ser total y cualquier crítica a la definición o a su contenido sea tachada de falsa, interesada, mentirosa o comprometida con las corporaciones o el supuesto enemigo.
Tristísimo.

Eduardo Reviriego dijo...

Lo del apoyo de la Facultad de Derecho (UBA) debe ser un error de tipeo. Aunque más que de tipeo, el error debe ser sobre el "tipo" que eligieron.
Pensar que todo queda ahora en manos de los senadores de la oposición, cuyos nombres no menciono, por razones de decoro y buen gusto.-

Diego F. dijo...

Lo de Blaquier viene a ocasión porque me parece un ejemplo de lo que quiero expresar sobre la intención siempre ligada a una agenda determinada, como por ejemplo lo que dice el Anónimo 10:42... hablás de voz monocorde en este blog? El 99% de los posts son contra el kirchnerismo, y la gran mayoría copiando la agenda de medios sobre los cuales no se menciona un ápice de crítica, al contrario: se escribe en ellos como si fueran el Le Monde Diplomatique... coincido en que es tristísimo. Y no es unánime, teniendo gente como Norma Giarraca, que los critica contundentemente y no escribe en ellos.

rg dijo...

diego, blaquier esta en la agenda de 678 (aparte de que tambien salio en los "medios hegemonicos"). pero esa, me interesa decir, es la peor mirada sobre la cuestion: silencio sobre blaquier, cuando nos abrazamos con el, y dinamita cuando lo ponemos del lado del enemigo. lo mismo con ezkenazy, lo mismo con manzano o vila (hoy del lado de los amigos), lo mismo con cirigliano (ahora todavia bajo manto de silencio). eso es lo que no puede ser: acordar con los criminales, hacer silencio ahi, y tirarlos a matar cuando cambia el viento. aca, siempre me mantuve en contra de los manzano, los vila, los spadona. no cuando eran menemistas y ahora no. como es en tu caso? en eso seguis la miserable agenda 678: amparo al criminal cuando es criminal amigo

p dijo...

La impugnación promedio a la candidatura de Zaffaroni a la corte (incluyendo la de sectores muy fachos, aunque tal vez me olvido de boludeces de ruido que siempre hay) decía que:
(1) sin dejar de reconocer que ERZ estaba profesionalmente calificado como jurista y
(2) sin cuestionar su entereza ética para ser funcionario judicial (porque no tenía antecedentes nefastos importantes: hubo rosca acá pero no se probó nada),
(3) se le reprochaba su orientación ideológica garantista (en función de lo que había escrito sobre d penal), y progresista en general.
Es decir, que quitando temas centrales para el ejercicio de la función pública (1 y 2), se cuestionaba fuertemente la conveniencia de un tipo con las ideas de ERZ fuese juez de la corte (3).

Respecto de Reposo: como el tipo no tiene media idea y en su vida ha escrito nada más que un email, nadie le cuestiona nada al nivel de (3). Mucho peor, como no es un penalista en ningún sentido, se le cuestiona su calificación para un puesto que es el más elevado que un abogado penalista podría ocupar (1), además de que varias cosillas traen dudas sobre su ética para desempeñar tal función (2).
Muuuuchas diferencias entre las impugnaciones a uno y al otro, más allá del número de planteos. Comparar la resistencia al nombramiento de Zaffaroni con la resistencia a Reposo es una FALTA DE RESPETO a Zaffaroni.

Anónimo dijo...

Como siempre los seguidores incondicionales del kismo lograron su propósito, o sea, evadir la discusión originariamente planteada y suplirla por la filípica contra Magnetto y cía. Te pregunto Diego F., ¿qué te parece Reposo? ¿Considerás aceptable su designación como PGN? Dejemos de hablar de Clarín y de Blaquier. Hablemos de Reposo.

Anónimo dijo...

Ah Diego y el ejemplo de Le Monde Diplomaquite versión cono sur no fue de los más felices. Antes era un espacio respetable, hoy sólo se dedica a la propaganda oficialista.

Anónimo dijo...

Y por último Diego F. Ya que hablamos de agenda determinada, vos pretendés imponernos la que identifica la gobierno nacional y sus periodistas amigos. Trajiste a Blaquier de la nada, como en su momento abrazaste YPF o Malvinas.
Digo, ya que hablamos de agendas, vos tampoco fuiste muy original. Sacaste de la galera el nuevo conejo señalado por la prensa oficial.

p dijo...

Creo que Anonimo 10:42 se equivoca en algo importante, o por lo menos pierde algo de vista en su lectura sobre Diego F y los simpatizantes kirchneristas en general (digamos, los de carne y hueso, no los twiteros truchos a sueldo). Acá hay dos cosas deistintas:

1. Un número de ellos son activistas políticos cuya función es trasladar la intención del líder desde arriba, defender esas decisiones y generar apoyo en la comunidad política para poder implementarlas. Eso es gran parte de lo que significa "hacer política", y todo gobierno exitoso cuenta con esa mecánica de acción en uno u otro sentido, razón por la cual no me parece justo reprocharles nada. Es una función, y diría una función necesaria en la política democrática moderna. Es verdad que con ellos no se puede discutir, debatir políticamente, porque no pretenden debatir: ellos comunican, aunque -por razones estratégicas- intentan disfrazar su participación como si fuese una de diálogo abierto y presentación de argumentos razonables, el objetivo no es convencer ni ser convencidos, es comunicar y generar apoyo para decisiones de arriba. Punto. Los mejores ejemplos de esto son los marcos de medios oficialistas (P/12, 678, Tiempo Arg, etc.): si bien algunos participantes de esos foros pueden no querer jugar ese rol, lo cierto es que el conjunto del flujo de comunicación los hace partícipes de esto.
Si lo que Anonimo 10:42 quiere describir es este asunto, no es correcto achacar falta de debate o poca apertura, es casi una contradicción diría yo.
Ahora bien, es cierto que muchos cuestionan -tal vez con razón- cierta deshonestidad en esta gente que pretende vestir sus intervenciones de diálogo, de debate, cuando en realidad no es eso lo que buscan. La verdad que, si bien hay lugar para cuestionar esto, me parece un tanto ingenua esta crítica.

2. Otra cosa es gente que honestamente cree que una posición política determinada (en este caso, K) es correcta y pretende debatir sobre medidas puntuales con otra gente. Las medidas que le gusten, obviamente no hay problema. Pero siempre va a haber medidas que no (como hoy, lo de Reposo) y aquí viene lo bueno. Esta gente pretende rehuir de posicionarse como crítico puntual del proyecto político, aún respecto de una medida y para eso buscan convencerse de que aún en este caso vale la pena apoyar al gobierno. Hay dos argumentos que le permiten hacer esto (y justo son los que Diego F puso en su post):
(a) plantear que la valoración de la gestión tiene que ser global, que va a haber cosillas que no gusten pero que el balance es bueno. Por eso traen a colación cosas positivas en el marco de discusiones sobre temas que nada que ver (p.ej. Blaquier).
(b) la idea de que fuerzas malignas (bastante indeterminadas) que están por todos lados nos amenazan, que son tanto o más poderosas que el gobierno, y son las que hay que combatir. Esto es particularmente grave, porque de acá se sigue cualquier cosa: che, Boudou la cagó y la presi dio la orden de defenderlo a toda costa, cargándose al fiscal y juez, operando a oyarbide y servini, etc. uy ¿pero eso está bien, te parece? Yyyy, lo que pasa es que están las fuerzas ocultas malignas que quieren voltear al gobierno como sea y no lo podemos permitir. Otra: che, reprimieron a los Qom y la presi en vez de condenar públicamente el error, le dio una palmadita a gobernador y lo mantuvo como su principal aliado ¿pero cómo va a hacer eso? Bueno, es que sino las fuerzas malignas destruyen al gobierno y todo lo que hemos conseguido... Todo se puede justificar así, nada queda afuera.

La distinción va más allá del convencimiento del individuo sobre el mensaje que transmite. Yo puedo ser un K convencido y jugar de 2 o de 1. Y hasta puedo no estar tan convencido y jugar de 1 también. Obvio que no puedo jugar de 2 sin estar convencido, y por eso es que esta gente busca convencerse con argumentos como esos.

Anónimo dijo...

"aunque acá sólo se hable del leviatán terrible que asesina qoms y delegados del pts."

Tipos que escriben cosas como esas deberían estar junto a la definición de miserables.

Diego F. dijo...

Creo que en un punto la "discusión" se hace imposible con tanta efervescencia antikirchnerista (cuando hay efervescencia K, igual, claro). Por supuesto que mi agenda no es original, la de nadie lo es. Lo que digo es que no corran con eso de 678, cuando tienen la agenda de TN y NO son ecuánimes en la evaluación de cosas absolutamente positivas del kirchnerismo aunque sea tangencialmente.
Lo de Blaquier sí viene al caso y me parece fundamental, porque creo que podría hacerse una lectura incluso crítica del kirchnerismo, por ejemplo sobre la presión que ejercieron los organismos cercanos al kirchnerismo (que no es sólo un gobierno, una elite burocrática, cosa que siempre se afirma en este blog y con la que no coincido) que no querían a Blaquier, y sectores kirchneristas que seguro lo querían como aliado. Ni hablar de tanto que se habla de los feudalismos provinciales, que más tienen que ver con señores feudales que con gobernadores gordos que administran esos feudos, y ahora ese poder se ve acorralado; además con todo lo que siempre se dice que los crímenes de la dictadura nada dicen sobre la actualidad (gabriel levinas, tipo respetable, dijo que esos juicios no eran estrictamente dd hh, etc.).
La lectura sobre "los antiguos socios son hoy enemigos", desacreditando cualquier conflicto con sectores concentrados y reaccionarios, me parece simplista y de baja calidad de análisis, de un moralismo que no aporta absolutamente nada, eso digo. Cirigliano ya es para Gargarella como una especie de muletilla, como usan los changuitos en sociales, como decir "gorila".
Nada, me preguntaba por esas cuestiones, y esperaba algo acá porque respeto muchas de las opiniones, pero que seguramente no voy a encontrar. Sin pretensiones pedantes, creo que mis argumentos no son los del "kirchnerismo obsecuente y bobo", mucho menos mis intenciones, pero esperaba no encontrar acá agresiones del antikirchnerismo obsecuente y bobo. Veo que es medio al vicio; y creo que los buenos argumentos (que siempre hay en este blog, aunque no coincida con ellos) deben evaluarse con cuestiones de agenda, de lugares donde se producen las discusiones (sea o no K, yo NO ESCRIBIRÍA EN LA NACIÓN NI EN CLARÍN, tampoco posiblemente en Tiempo Argentino, o al menos hacer una evaluación de esos espacios: Pablo Marchetti y María Pía López han desacreditado tantas veces a Tiempo Argentino, también como Horacio González a 678...no veo acá lo mismo de diarios vergonzosos y de incomparable capacidad de llegada como Clarín Y LN), etc.

Respecto de lo de "miserable" y demás, no da ni para comentar, pero lo que sí a mí me parecen miserables son las lecturas homogeneizantes y terribles sobre las atribuciones absolutas y directas en muertes como la de Mariano Ferreyra al gobierno, pero bueno, así son las cosas.

Fue un lindo ejercicio sobre cómo vienen de trabadas las discusiones sinceras en Argentina, con responsabilidades compartidas, claro: mi kirchnerismo y su antikirchnerismo, y las balanzas sobre esas cuestiones.

Un abrazo,
DF

Anónimo 10.42 dijo...

Hola P, soy anónimo 10.42.
Tu análisis es interesante pero no estoy tan convencido, por un lado, que ambas categorías, la 1 y la 2, sean enteramente escindibles dado que, por lo general, el elemento característico de la actitud 2 está presente en la actitud 1. Me refiero, claro, a la visión conspirativa, a la pretensión de que siempre hay un enemigo al acecho que tratará de capitalizar cualquier atisbo de debilidad para dar la estocada final y alzarse con el todo. El "conspirativismo" es una constante en la actitud 1, es, te diría, el elemento central, junto con la dimensión épica y revolucionaria, que caracteriza a quienes asumen esa actitud.
Por otro lado, me parece muy infeliz de tu parte calificar a la actitud 1 como un caso de "activismo político" y, para colmo, graficarlo con los ejemplos a los que acudiste para ello. El activismo político, sea del género que fuese, es algo bastante noble y cuando los propósitos son liberadores e igualitarios, una verdadera usina de transformación o, por lo menos, de fijación de las bases para la transformación. El activista es un sujeto esencialmente crítico, un sujeto que discute, un sujeto que problematiza, que piensa, que somete sus ideas al debate, que interpela al otro con argumentos, comprometido pero sin perder la mirada crítica sobre el mundo que lo rodea. Puede ser una noción bastante romántica pero es, creo yo, los mejores atributos que pueden caracterizar a un activista.
Ahora, confundir el activismo político con la propagandística berreta que se realiza a cambio de un sobre a fin de mes, de un cargo o de publicidad oficial, me parece que es muy injusto para con el activismo.
Ni Página 12, ni 6,7,8 ni Tiempo Argentino califican como activistas. Son, en líneas generales, agentes de propaganda a sueldo del gobierno. No podría calificar como un activista a Verbitsky, a Barone, a Gvirtz o a Roberto Caballero. Lo hacen por poder o por plata, el convencimiento, si existe, pasa a un segundo plano, pues los beneficios económicos son los que priman ahí.
Eso no es activismo, es propaganda, es una negación del pensar y, pese a lo que decís, no me merecen, en lo personal, respeto alguno.

En cuanto a la actitud 2, el dejo de conspirativismo y la defensa irrestricta sobre la base fantasmática, comparten, con la actitud 1, un dejo de paranoia ficcional que también los descalifica.

Si observás bien, a ninguna de ambas "actitudes" (las subjetivizo ahora) les interesa discutir. Los primeros porque no están para ello (a pesar de disfrazarse, en muchos casos, de intelectuales que debaten). Y los segundos, cuando el tema les resulta incómodo o no les interesa, sacan a relucir el fantasma lacaniano y clausuran la discusión.

Ninguna de ambas actitudes es digna de elogio o de destaque, comparten ambas la paranoia y, en algunos casos, el mesianismo propio de la renuncia a cualquier ejercicio intelectual.

Diego F., aquí siempre hay pluralidad. Cada uno opina lo que se le antoja, hay debate, hay razones, hay chicanas también pero, en líneas generales, hay de todo. Desde comentarios lamentables como los de Gracia a intervenciones inteligentes como las de P o militantes como las de Kafka.
¿Por qué no le pedís pluralidad a Página 12? Digo, la pluralidad siempre se les exige a los críticos. A los bufones del poder a cambio de dinero nadie les pide nada. Una hipocresía más y van...
Saludos,

Anónimo 10.42 dijo...

Me olvidaba de una cosa. ¿Tanto empeño en pretender discutir sobre el tema Blaquier? ¿Tan trascendente les parece sacar de la galera a la masacre de Trelew ante el panorama nacional y mundial por el cual estamos atravesando? ¿Esa es la agenda que te preocupa Diego F.? ¿La masacre de Trelew?
Discutamos la masacre de Trelew, mientra spor la ventana designan como PGN a Reposooo!!!!!!

rg dijo...

lamentablemente, diego, el ejemplo que das te desacredita: para mi blaquier estuvo siempre del lado de los malos, como cirigliano o hadad, en cambio para vos era silencion blaquier y ahora denuncia, y antes era denuncia hadad y ahora silencio. es decir, tu agenda la marca el gobierno, pero la mia no la marca clarin ni blaquier o hadad. es decir, el que queda mal parado sos vos

Diego F. dijo...

Desde ya que no coincido una palabra con cada una de las tuyas respecto al tema periodismo y pluralidad, me parecen pésimas, como a vos te parecerán las mías, así que ni entremos en eso. Pero es esa estrechez absoluta de análisis ("Blaquier es un tema irrelevante porque pertenece al pasado") es a lo que me refiero. A vos te parece que al llevar a juicio a uno de los tipos más poderosos de Argentina se busca hablar de la masacre de Trelew nomás... Todo queda ahí. Esa lectura hacés de la dictadura (un hecho remoto que nada tiene que ver "con la Argentina actual"). Esa lectura hacés de las cosas que se abren con un juicio sobre eso. Me parece, cuando menos, limitada. Si avanzo más, me parece cínica.
Eso. Nada más.

Anónimo 10.42 dijo...

Diego F., no voy a entrar en la trampa que nos tiende el kirchnerismo con la dictadura. Vos depositás unas expectativas enormes en la detención de ese señor y su eventual sometimiento a proceso, le atribuís una significación excesiva, sobredimensionada en la que yo, por cierto, no creo. Ese juego de niños que nos proponen con la dictadura termina transformándose en una trampa, en una sumatoria de manierismos y gestos ampulosos detrás de cuya cáscara no hay nada de lo que se le atribuye.
¿Vos pensás en serio que ese procedimiento tendrá impacto social y político? ¿Te parece que se abre algo trascendente con eso? Creo que es una sobredimensión que sólo satisface a unos pocos y, en especial, al gobierno que lo usa políticamente como una bandera en la que no cree y, por el otro, a las organizaciones que se sienten reivindicadas.
Amigo, el juicio a los comandantes se hizo en 1985 y, te recuerdo, con las armas en la cabeza. Sólo pido un poco de reconocimiento y de respeto ante ese hecho político que sí fue fundacional. No saber distinguir entre una parodia (el juego de niños para que se entretengan del que nos habla Gargarella)y un hecho político con la carga simbólica, emotiva y política que sí tuvieron los juicios en los '80, me parece que es un acto de simplismo casi insultante.
Volviendo a Reposo. ¿Vos sabías que el Procurador General puede dictar instrucciones generales? ¿Vos sabías que esas instrucciones generales pueden consistir en imprimirle un determinado sesgo a la persecución penal? ¿Vos sabías que en esas instrucciones se puede proponer una determinada interpretación de la manera en la cual los fiscales se deben parar ante la protesta social, ante la ley antiterrorista, ante los derechos fundamentales, etc.?
¿Te parece un tema irrelevante discutir a quién le vamos a confiar eso? ¿Te parece un invento de Clarín o La Nación proponer esta discusión? ¿Te parece un tema menor que pretenda designarse a ese impresentable en ese cargo?
No señor, no entro en Blaquier ni en el supuesto impacto político de su detención. Me parece algo más importante discutir a quién le vamos a confiar el dictado de esas instrucciones generales, ¿no te parece?
Las implicancias democráticas, políticas y sociales me parece que ameritan la discusión, ¿o no?
No, mejor, sigamos discutiendo Blaquier y aplaudiendo la estatización de YPF.
Saludos

Anónimo dijo...

Si tuviera un poco de dignidad Reposo ya debio haber desistido de su candidatura.


Mariana Alvarez Gaiani

Diego F. dijo...

Anónimo, por momentos pensé que eras un tipo de izquierda. Yo me considero uno y daba para entrar en diálogo. Hasta que me mostraste ser alfonsinista y defender eso contra este gobierno. Ahí, ahí mismo eh?, perdiste toda discusión y la verdad que da fiaca darla.
Un abrazo

Anónimo 10.42 dijo...

¿Yo perdí toda discusión? ¿Alfonsinista? ¿Reivindicar un hecho histórico trascendente, patrimonio nacional casi te diría, frente a parodias supuestamente revolucionarias que no representan a nada ni a nadie, te parece alfonsinismo? Pensar eso, antes que mi alfonsinismo, prueba tu adicción incontrolada a la visión del mundo del kirchnerismo.
Ah viejo y seguís sin responder a lo de Reposo. No, claro, mi supuesto alfonsinismo, a falta de Magnetto, fue esta vez la clausura discursiva.
Lo lamento.
Un abrazo para vos,

Adrián dijo...

Diego a vos lo que te da fiaca es pensar por eso usás una excusa tan fascista como que alguien pueda o no ser alfonsinista para cerrar una discusión, tenés la etiquetadora ideológica en la mano, podrías ser un buen comisario político, de no ser tan patético.

p dijo...

An 10:42:

Dejemos de lado un debate conceptual sobre lo que significa ser "activista político", creo que nuestro desacuerdo es más bien semántico y poco interesante (yo no le agrego nada positivo ni romántico a la expresión). Le puedo cambiar el nombre o dejarlo igual, no molesta al argumento.

Otra aclaración es que yo no creo que P/12 sea un activista modelo 1. Estas distinciones funcionan respecto de personas y sus actitudes. Yo veo a P12 o 678 como marcos o contextos de discurso en los cuales pueden confluir manifestaciones de parte de personas en cada una de estas líneas, tanto 1 como 2. El problema es que el contexto es tramposo: si bien varios escritores de P/12 pueden perfectamente pensarse como participantes en un debate genuino (tipo 2), lo cierto es que el contexto en el que escriben, el volumen y el acompañamiento de tales contribuciones, hace que sus contribuciones terminen perlocutivamente representando discurso del tipo 1. Esta creo que es una idea interesante: alguien te puede decir "nadie niega que el gobierno hace propaganda (criticar a 678, etc.), pero yo no hago propaganda para el gobierno, yo discuto y analizo desde una posición política, pero estoy abierto a criticar, etc." Si el yo discuto es en el marco de P/12, Diplo, etc. ese argumento no vale tanto.

Ahora bien, estoy de acuerdo también que esta distinción entre 1 y 2 es medio complicada. Pero me parece que hay algo muy valioso en distinguir, sobretodo cuando se debate con alguien que toma esta posición.

Por un lado, es interesante distinguir la participación genuina en el debate de aquella que no lo es: hoy por hoy, la propaganda oficial toma mucho el formato de la discusión política (p.ej., 678) y esto de debate genuino no tiene nada. Pero hay muchos simpatizantes K que si tienen una fuerte idea de debatir en serio, por eso, cuando uno presenta esta opción, la veo fácil que alguien como Diego F te diga que va por la 2.

Verbitsky es un claro caso de activista o militante a la 1. Escribe para convencer al lector de que vale la pena seguir apoyando al gobierno. Con este perfil no se puede discutir nada. Ojo otra cosa: el discurso exterior de alguien jugando de 1 y alguien jugando de 2 es muy parecido, sino idéntico, pero hay una diferencia importantísima en el auto-posicionamiento de ambos.

Cuando alguien asume voluntariamente una posición de tipo 2, y quiere discutir medidas políticas que pueden no gustarle tanto, suelen recurrir a un argumento general que se puede resumir así:

la política es algo muy jodido y la gestión de gobierno tiene lugar en condiciones complejas, muy distintas de la cómoda posición del crítico "progresista liberal" o incluso la oposición, hay fuerzas ocultas y no tanto que son muy poderosas y amenazan gravemente el éxito de cualquier gestión progre que no trance con ellas. Ergo, la presi tiene que sortear obstáculos y hacer compromisos para asegurar el éxito de determinadas medidas progre y, en el camino, necesariamente hay que transar en algo. Yo confío en que Cristina transa lo justo y necesario para asegurar que un gobierno como el suyo, de características generales progre, tenga éxito.

El punto entre la distinción de 1 y 2 es entonces este: si vos asumís una posición 2 (tal vez porque la 1 te parece de una alienación espantosa), y no querés criticar al gobierno por alguna cagada X, entonces tenés que convencerte a vos mismo de que vale la pena ser deferente al juicio político de Cristina. Lo que traté de demostrar es que, como de este argumento se sigue cualquier cosa, fatalmente:
a) o no ves esto, y entonces no estás preparado para *debatir* realmente (o sea que sos un caso 1 sin saberlo), o
b) estas preparado para apoyar de manera abierta prácticamente cualquier cosa que haga el gobierno (o sea que sos un caso 1 sin querer), o
c) perdiste el debate, porque no tenés razones para apoyar la medida X.

Ese sería el argumento medio a las apuradas. Críticas bienvenidas

Eduardo Reviriego dijo...

1476567-contin-pag-1-reposo-se-recibio-con-47-de-promedio
¿Por qué se ha entregado el certificado analítico del postulante, cuando se ha negado igual información con relación a la Presidenta? ¿No es discriminatorio?