25/2/2013

Once

Ayer me acerqué con cierta ansiedad a los diarios oficialistas. Qué dirían sus editorialistas sobre el radical, conmovedor acto de homenaje a las víctimas de la masacre de Once? Nada. Sin embargo, me encontré con este texto de HG y quedé atónito. Cómo puede ser? Cómo puede ser?
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-214523-2013-02-24.html

17 comentarios:

Anónimo dijo...

No entiendo qué te sorprende tanto. Cuando perdés una discusión y no te querés quedar callado, empezás a hablar de la naturaleza hegeliana del discutir y su absurdidad existencial. Cuando te condenan en un juicio penal por corrupción, hablamos de la ritualidad bestialidad del ejercicio punitivo por el estado, la injustificación filosófica en la imposición de dolor y su carácter medieval de caza de brujas. Más viejo que la ventosa. ¿Son estos puntos ilegítimos? No, simplemente que en el contexto de discusión importan una chicana barata. No se si esto es reprochable a HG, aunque bien grandecito ya es, pero P/12 tiene exactamente eso como estrategia editorial: cada vez que hay un episodio áspero para el gobierno, se busca quién de sus contribuyentes intelectualoides escribe sobre la curvatura del cuadrado. De paso, dicen algo del tema sin decir nada y con el menor daño posible al gob.

Roberto, no soy nadie para imponerte agenda y seguramente ya estés trabajando en eso, pero me parece que la comunidad académica del derecho tal vez debería tener algo para decir del movimiento judicial por una "justicia legítima"... crítico o laudatorio. Pero esta idea de que surge del discurso de los "jueces buenos" que parece que no son jueces, o no llegaron a serlo por apoyos políticos y agachadas de cabeza como los demás jueces (ellos se materializaron en el cargo como por arte de magia), y que nunca han nombrado a sus parientes o amigos en cargos judiciales como los demás, etc. vienen con un catálogo de medidas cool anti-corporativosmo judicial que parece inventaron ellos y se les ocurrieron justo en el momento de un enfrentamiento de jueces con el gobierno por dos causas puntuales... mmm, a me suena medio trucho. Pero como respecto de estos jueces también existe la connivencia con la comunidad jurídica académica (-oide) la veo dura que alguien les conteste.

rg dijo...

y si, por ahi parece ir la cosa. bienvenida la renovacion judicial, pero cuando uno ve quien la encabeza, como si salieran de un repollo, en fin

Anónimo dijo...

Ignoro cuáles son los puntos que mayor disonancia te generan del art. de H. González. Yo he detectado varios, aunque también me parece que H. González merece un distingo fundamental entre la barbarie kirchnerista, pues él es uno de los pocos tipos del gobierno que (a su pesar y aún a pesar de su gobierno) sigue esforzándose con denuedo en tender puentes de convergencia con quienes no comparten, como él dice, "la razón del Estado (¿kircnherista?)".
Como suele suceder con casi todo escrito, sin embargo, creo que el art. de González es más revelador por lo que omite que por lo que se permite decir. En concreto, me refiero a la necesidad que debe existir en toda sociedad verdaderamente democrática y participativa de interpelar al Estado y a sus funcionarios, de exigirles explicaciones por sus actos y omisiones. Y lo que omite decir González es que si en la Tragedia de Once nadie, absolutamente nadie salió a dar debidamente la cara y a contestar preguntas periodísticas y a recibir a la víctimas (etc, etc, etc), ¿cómo esperar que lo hagan cuando los motivos por los que se los quiere indagar no han producido tragedias semejantes? Pero el kirchnerismo no es sólo eso, es decir: silencio sepulcral ante la tragedia con responsabilidad estatal. El kirchnerismo también es vociferación descontrolada ante la nada misma. Y así será hasta el fin de sus días.

El Imparcial del Norte

rg dijo...

claro que lo considero distinto de la mayoria, por eso me agarro la cabeza con el articulo. porque con los 51 cuerpos calientes todavia, el sentido principal es el de resguardar la responsabilidad de los funcionarios. no es lo que pensamos con cromagnon e ibarra. todo lo contrario, en sistemas asi concentrados. pero ademas, siendo el alguien tan tremendamente atento a la dimension de las palabras, que proteja, antes de condenar con estupor, las palabras de schiavi (que pasaron a la historia de lo peor de la vida publica argentina), garre y la misma presidenta, me deja con la boca abierta. me vuelven una y otra vez las palabras de schiavi sobre la culpa de las victimas, los obreros apurados por bajar, la gente -garre dixit- parada en el lugar equivocado, el error de no haber viajado el dia feriado. es indescriptible el enojo, la indignacion infinita que eso genera, la falta de respeto colosal

ccmartha dijo...

HG y sus chicanas de viejo vizcacha. Fatiga de materiales dice cuando hay cientos de niveles de seguridad para que si algo se rompe no dañe y si daña lo haga lo menos posible hay capas y capas de alarmas que los funcionarios desactivaron. Ceguera le llama HG ceguera del funcionario que bien podría ser la "ceguera de edipo" ¿lo qué?! pero como se puede ser tan desfachatado... pero yo le diría a HG ¿no le da verguenza? usted es un hombre grande como va a andar diciendo esas cosas por hay.
no podes alegar desconocimiento y menos como funcionario y menos cuando hay sospechas de desvios de fondos x lo que a tu negligencia agregás criminalidad.
Estoy de acuerdo con el primer post brillante en su extensión pero agrego (aparte de la agenda) que no puede uno/a replegarse en sus propias certezas dejando a estos *pillos* tomar la palabra publica y salir a decir cualquier cosa que hay que decirles NO señor no es asi. Hay que hacerlo porque ahi en esos trenes dia a dia cada mañana va nuestra verguenza nuestro pecado original nuestro infinitésimo de culpa por no haber sabido pelearla por no haber sabido desmontar esa maquina de corrupcion que se nos lleva a los mas inocentes a los mas indefensos a los que no debieron morir. NO no,no, hay que salirles al cruce hay que quitarles el saludo hay que denunciarlos en cualquier foro hay que anatemizarlos de todas las maneras hasta que el mismo espejo los interpele porque sino queda como que no hay intelectualidad no hay oposicion frente a toda esta ignominia.... en fin. saludos.

Anónimo dijo...

Perdón, Imparcial y Roberto, pero discrepo profundamente con su apreciación general de Horacio González, el intelectual público.
No confundamos que el hombre sería (o parece ser) una excelente persona, es muy respetuoso y cuidado en su uso de la palabra y en la escrupulosidad de los términos que utiliza al polemizar, y en reiteradas circunstancias ha sido muy dispuesto para dialogar muy civilizadamente con quienes piensan distinto (aunque tomando posiciones más sensatas que las que profiere en P/12 o 678, como por influencia escénica). Esta lectura lo hace ver como un Foster "bueno", o un militante K más racional que la media.
Pero esta descripción se pierde en las formas y olvida la sustancia. HG no ha escatimado esfuerzos en ninguna circunstancia para hacer las veces de ariete K más refinado. Si bien es valorable su actitud por promover la participación intelectual en la discusión social, más que intentar contribuir a traer cuestiones a debate y a desarrollar un mejor debate de las que están en el tapete, su rol se ha ceñido --una y otra vez-- a ser servil a la estrategia comunicacional oficial al pie de la letra: prestando su voz a las discusiones coyunturales ya instaladas; escribiendo en un tono fumadísimo e indescifrable para, lejos de profundizar e ilustrar el debate, dar visos de erudita intelectualidad y sapiencia a las posiciones políticas de antemano adoptadas por el kirchnerismo; y participando como voz de patronazgo convalidador desde las alturas del conocimiento de las barbaridades proferidas unilateralmente en foros como 678 o P12, en lugar de favorecer el debate plural.
No nos engañemos. Que al leer a HG desde afuera de la burbuja k, como parte de el discurso filo-oficialista en donde se desenvuelve, nos de la impresión de que el tipo es un moderado querible que destila sensatez (al lado del resto), no esconde su verdadera función de apuntalamiento del cuadro comunicacional al que armónicamente pertenece y tan bien complementa.

Anónimo dijo...

Y mientras tanto nadie se anima a decir que si el tipo frenaba, no había accidente y que el deficiente estado de los trenes no tuvo incidencia en el resultado, tal como lo dice el expediente, que nadie lee...

Javier dijo...

No me vas a decir que la nota de Eduardoi Anguita no esta bien ?

http://sur.infonews.com/notas/la-politica-el-tren-y-la-escuela

A menos que no lo consideres oficialista

Un abrazo

fahirsch dijo...

1785 palabras para decir nada.
Empatía: cero.
Hacerse cargo: nadie, comenzando por la presidente, porque si en vez de viajar en tren, y encima en el primer vagón, hubieran tomado un taxi no pasaba nada.
Para culpables alcanza con Newton por escribir las tres leyes.

Anónimo dijo...

el dictamen del fiscal de la causa aqui
http://www.scribd.com/doc/90394850/Once-dictamen-fiscal-Delgado

Anónimo dijo...

Como quieras, A. 3: 18 PM. De cualquier manera, aún si fuera solamente por lo que vos decías, H. González ya merecería un distingo. Tampoco olvidemos la función que a él le compete. El tipo es Director de la Biblioteca Nacional, no un vocero presidencial ni menos aún un funcionario responsable de la política de transporte. Pero analicemos a H. González sólo por este artículo. ¿A vos te cabe alguna duda de que lo que allí él escribe no debería situarse, en cuanto a su potencial generador de debates, muy pero muy por encima de lo que dicen y hacen otros funcionarios e intelectuales K? Vos solito trajiste el caso de Ricardo Foster, y yo no puedo menos que recordar su lamentable reflexión a propósito de los árboles de la 9 de Julio publicada recientemente en P 12. Al respecto: http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-213816-2013-02-14.html
Que un intelectual público se preste a semejantes jueguitos circunstanciales de la arena política creo que habla a las claras de todo lo que no queremos de un intelectual público. H. González, con todos sus errores (no puedo menos que recordar la carta contra Vargas Llosa dirigida a los organizadores de la Feria del Libro), creo que está exento de esas bajezas.

El Imparcial del Norte

Anónimo dijo...

Es que ese es el punto, Imparcial, volvés a querer forzar una distinción que no existe: las bajezas que denunciás son exactamente las mismas de uno y otro.
Foster declama pretender elevar la reflexión y el debate sobre la política cotidiana y eso es lo último que hace. Otra que contribuir desde la intelectualidad con ideas nuevas para discutir y nuevos análisis iluminadores sobre las discusiones existentes, el tipo actúa ex post facto sobre temas de agenda actual para defender la posición del gobierno en contra del que quede enfrente, mediante un producto más refinado que el artículo periodístico estándar, pero con el mismo propósito de insistir machaconamente como parte de la batería de voces filo-oficialistas. Punto.
La presidenta sale a decirle algo a Macri sobre los árboles y va Foster corriendo a publicar en página12 la oda al árbol de la 9 de Julio (al árbol de tecnópolis y afines no aplica su prosa).
¿Y Horacio G? Hay un acto brutal en contra del gobierno por políticas públicas suyas y una tragedia mayúscula y el tipo sale corriendo a publicar en P12 un ensayo filosófico sobre la atribución de responsabilidad al Estado en situaciones de este tipo. (No escribe esto cuando se discute rajar a Ibarra post Cromagnon ni cuando se responsabiliza al gobierno de Santa Fe por el narcotráfico reinante allí.)
A mi también me gustan los árboles y también creo que HG dice un par de cosas que se podrían debatir en otro contexto. Pero ellos no quieren debatir ni iluminar la discusión: sus aportes van dirigidos a mantener la tropa (la más refinada que los lee e idolatra) adentro, convencida, contenta, reafirmada en su kirchnerismo. Ese es el trabajo del intelectual K y del periodista de P12 (Mario W, p.ej.).
Y en la remota posibilidad de que alguno de ellos no lo vea así, porque considera que escribe como le sale naturalmente (it just happens to be pro-K), entonces es un ignorante. Es como que yo me pare en una cancha de líbero y me encapriche que no quiero jugar al futbol; y mis amigos me dicen "quedate tranquilo, vos estate acá y solamente pateá afuera del área todas las pelotas que entren en la próxima hora mientras nosotros jugamos". Ah bueno, patear la pelota lejos si me gusta.

Anónimo dijo...

la verdad que es increible. hg cita a platón. ironicamente cita al que decia que el que se equivoca es el que no conoce. justamente, teniendo en cuenta que es un tipo más que preparado... como puede equivocarse tanto en prestar sus palabras y su juego de palabras a un fin tan mezquino. esto no puede ser inocente. es tan triste................................ que enorme lastima que todo lo que alguna vez le sirvió para iluminar hoy solo sirva para oscurecer. en qué momento horacio g y gente como vos dejaste de estar del lado de los debiles?

Anónimo dijo...

de no creer, que HG reclame desde P12 que tengamos simpatia o empatia con dos acusados por estrago doloso (Schiavi y Jaime) y defraudacion al estado. Y que diga que el reclamo por las 51+1 vidas estan afectadas por intencion politica. Si hay que tenerles una consideracion al dolor de Jaime y Schiavi que queda para el resto habra que hacerles un sentido homenaje.

Anónimo dijo...

me repugna, es realmente indignante, me revuelve la panza, me pone la piel de gallina, me repugna de nuevo.
¿Este tipo estaba en curda al escribir? ¿cómo carajo duerme de noche?
¿¿¿¿¿Gente llorando a sus víctimas se vuelve una vez más en opositora?????
Es el reino del revés, el Rati Horror Show (genial film de Piñeyro sobre tremendo caso real). GRACIAS ROBERTO, TE LEO SIEMPRE. BRILLANTE UNA VEZ MÁS. Florencia

Natalia dijo...

tiene un nivel de cinismo y caradurez que supera ampliamente los niveles a los que ya nos tenían acostumbrados los intelectuales de carta abierta. En ella se llega a insinuar, bajo un manto de neblina intelectual para no sonar tan chocante, cosas como las siguientes:

1) Hecharle la culpa al estado por esta masacre vendría a ser una respuesta automática e irreflexiva. Es decir un prejuicio. En palabras del autor "composiciones pre-figuradas".

2) Analizar la cuestión como producto de la desidia capitalista sería una mirada auto-complaciente e incauta. Dice que los que ya tenemos interpretado de antemano todo lo que acontece, ignoramos las fisuras de lo real y sus contingencias y que tenemos que cambiar nuestros prejuicios (acá seguramente intenta discutir con la izquierda y la visión de la super-estructura condicionada -ver nota-).

3) Justifica la ceguera del gobierno aduciendo que la humanidad tiene la costumbre de cuestionar al que "pudiendo ver, no vio como el que cree que está en estado de videncia permanente". Es decir que lo que estaría queriendo decir sin tanta vuelta sería algo como -El error -si existió- es de negligencia y no de implicancia directa. Y además nadie es perfecto, por que nadie está en estado de videncia permanente-

4) Dice que en el acto de once existieron "las vetas permanentes de una razón política opositora que es el complemento contrario de la razón de Estado". Es decir, golpistas.

5) afirma que "En su máximo sentido, la política y el Estado mismo son ámbitos de escucha de las víctimas, y de actuación en su nombre" diciendo inauditamente que el rol que está cumpliendo el kirchnerismo y el estado en general es de asistencia de las victimas y no de creador de las mismas (!!!).

Lo llamativo de esta nota es que no solamente le pega a la izquierda sino tambien al trabajador común y corriente que indignadisimo por la tragedia de once concurrió al acto. Obviamente también le pega a sus oradores que esta vez funcionaron bastante como tribunos del pueblo al abanderar en su lucha, otras causas como la de Mariano Ferreyra y Marita Veron. Además hay que agregar que en un clima algo caldeado y al haberse endurecido muchisimo mas el discurso contra el gobierno, esta nota absolutamente denigrante resulta bastante arriesgada...

y de esta otra verguenza que pensas ??

http://www.telam.com.ar/notas/201302/8584-el-nuevo-fracaso-de-la-opo-esta-vez-en-la-utilizacion-de-la-tragedia-de-once.html


Desocupado mental en la era del blog dijo...

¿Cuál es el extraordinario nivel de debate por el que tanto cacarean, si luego aparece alguien como el Bosnio a discutir y lo censuran porque se supone que busca "embarrar la cancha"?
Respecto de Once: el accionar de parte del gobierno es indefendible.
Saludos