12 may. 2016

3 abucheos para Temer

Sólo para dejar constancia: el gobierno de Dilma terminó siendo un gobierno conservador; y el PT demostró formar parte de un sistema político basado en la corrupción. Hoy, Dilma fue removida temporalmente de su cargo, a través de un procedimiento legal (tanto como lo fuera el impeachment a Collor de Mello) por una coalición política de raíz aún más conservadora y de talante aún más corrupto, que incluye extremos que avergüenzan a la política regional. Una enorme pena.

18 comentarios:

Anónimo dijo...

El proceso en general fue ilegal, no legal Roberto. Vos viste la votación en la Cámara de Diputados? Vos viste el bochorno de la anulación y luego cambio de opinión en el lapso de 6 horas? Eso no fue normativamente intachable. Fue un bochorno y fuertemente ilegal. Las reglas del juego fueron socavadas. Basta volver a mirar las sesiones

andresvas dijo...

Más abucheos acá
http://www.lanacion.com.ar/1892725-brasil-abre-una-peligrosa-caja-de-pandora

Anónimo dijo...

De acuerdo con el anónimo de 9:42 y con la nota de Lodola en La Nación. No creo que se pueda definir al proceso de destitución como "legal", aunque se hayan seguido ciertos pasos procedimentales. Me viene a la mente el argumento de Nino para rechazar las leyes de autoamnistía de los militares, que habían sido sancionadas siguiendo los procedimientos correspondientes pero eran manifestamente ilegales en su contenido.
Tomás

rg dijo...

me parece que nada que ver. si vamos a examinar una ley porque "tiene fines inconfesados" estamos fritos

Eduardo Reviriego dijo...

Brasil paga el costo de no haber juzgado, hasta sus últimas consecuencias, el escándalo del mensalao. Tarde o temprano los delitos se pagan, y cuando más tarde es, más graves son las consecuencias para la sociedad.El corrupto que no es sancionado debidamente termina engolosinádose y creyéndose impune.
Por aquí todavía están los que se hacen los distraídos.

diegojadan dijo...

Roberto, a qué te refieres con que terminó siendo un gobierno conservador?

rg dijo...

a que para sostenerse estable terminó aliándose con sus enemigos, y adoptando el plan económico que los grupos más pesados venían impulsando desde tiempo atrás. datos simplemente obvios de la realidad

Anónimo dijo...

Eduardo, el "crimen de responsabilidad" por el cual Dilma está suspendida nada tiene que ver con el "Petrolao" o el "Mensalao". Aunque a decir verdad sí que tiene que ver. Muchos de los diputados y senadores que hicieron gala de su cualunquismo en las sesiones, están implicados en él. Lula también eh! Pero el juicio político a Dilma nada tiene que ver con él.

Anónimo dijo...

Nadie habla de "fines inconfesados". No hay que ir tan lejos. Basta ver lo que fue el procedimiento de votación en Diputados para llegar a esa conclusión. No entiendo Roberto. Siempre te leo defendiendo a ultranza las reglas de juego pero hay casos que caen de maduros y hablas de "fines inconfesados". Solo 4 o 5 legisladores se refirieron al crimen de responsabilidad. El resto invocó a Dios, a los torturadores de Dilma, la voltereta en el aire en el Senado, etc. ¿Eso te parece intachable desde la perspectiva de las reglas del juego?

rg dijo...

por supuesto que no te hubiera hecho ninguna diferencia si en vez de dios decian "crimen de responsabilidad". ya de antemano habias considerado esto como un golpe. para mí, el hecho de que mas de dos tercios de cada cámara la acusen, es determinante, sobre todo cuando hubo faltas serias. si no se invocó directamente la corrupción, fue porque no les convenía a cunha and co., pero todos sabemos que también la hubo. más allá de eso, el art. 85 de la const. brasileña da margen al tipo de ambiguedades que se jugaron en el proceso. si eso, más los dos tercios en cada cámara no te bastan, sí, claro, es un golpe con miliitares disparando sobre la población civil. pero no es el caso

andresvas dijo...

Si la prueba de que es conservador es que terminó aliándose con sus enemigos entonces sería conservador desde sus inicios. Meirelles, actual ministro de economía de Temer fue el presidente del Banco Central de Lula desde el primer día y en el marco d una apuesta súper ortodoxa de Lula. En realidad siempre fue un gobierno bastante ortodoxo en lo económico que, en el marco de una coyuntura favorable de crecimiento, implementó un conjunto bastante amplio y eficaz de políticas sociales, cuando llegó el punto de inflexión del ciclo económico, el equilibrio económico y social empezó a resquebrajarse hasta llegar a lo de ayer. Problemas enormes de corrupción tuvo ya en el 2005 con el mensalao y en estos años.

Anónimo dijo...

Sí, dos tercios de cada cámara la acusaron pero sobre la base de argumentos inexistentes o que, por lo menos, no fueron debidamente explicitados. Si eso a vos te parece un procedimiento intachable, bueno, no hay mucho más que decir. Pero después no critiques a los que confunden democracia con mercado. Sin razones, el procedimiento deja de ser defendible Roberto. Eso lo aprendimos de vos!!!!!

rg dijo...

justamente es lo que niego. aca es voto sobre un texto legal, lo dije, que no niega lo hecho. lee el texto, vas a verlo

Eduardo Reviriego dijo...

Anónimo de las 12:18:
Si se hubiera combativo desde el inicio la corrupción del gobierno de Lula, su partido probablemente no hubiera continuado gobernando Brasil. Esa estructura mafiosa, permitió el triunfo de Dilma, con las graves consecuencias que ahora sufre ese país, cualesquiera que fueren los artículos del Código Penal que se le apliquen a la suspendida mandataria.

Rodrigo Manuel Herrero Rosas dijo...

Eduardo, ¿no te parece que esas mismas palabras se le pueden aplicar al gobierno de Mauricio Macri? "Si se hubiera combatido desde el inicio la corrupción del gobierno de Macri, su partido probablemente no hubiera continuado gobernando la Argentina".



El tipo tiene un historial que, si las sospechas de corrupción o la corrupción lisa y llana fueran un motivo para no ser presidente/gobernante, no podría gobernar. No termina de cerrarme tu postura. La misma Lilita Carrió hablaba pestes de Macri y ahora se hace la otaria con el hecho de que, por ejemplo, la titular de la oficina anticorrupción es... macrista (Laura Alonso). Qué se yo, no termino de entender a qué apunta tu visión política. Lo digo sinceramente. Saludos

Eduardo Reviriego dijo...

Rodrigo:
Me parece que sigues "encantado" con el cristinismo, lo que no te está permitiendo analizar debidamente las cosas.
Comparar el Pro con el PT, es un verdadero despropósito. La maquinaria corrupta del PT que permitió la elección de Dilma, y especialmente su desacertada reelección, nada tiene que ver con la forma con la que Cambiemos llega al gobierno.
No necesito aclarar que la corrupción, no importando la procedencia del corrupto, debe ser juzgada y debidamente condenada, aquí nadie debe tener coronita, y menos la que creía tenerla y ahora busca recuperarla, sin importarle los costos para el país.

Rodrigo Manuel Herrero Rosas dijo...

Obvio, lo de nadie debe tener coronita está fuera de discusión Eduardo. Jamás se me ocurriría sugerir que vos defendés a algún corrupto. En fin, no veo que Macri sea menos corrupto, pero capaz tenés razón. Mi antimacrismo es racional pero también emocional. Saludos!

GerardoD dijo...

No encuentro tachas legales de relevancia en el proceso de destitución. El juicio político es centralmente eso, político. Pretender agarrarse de lo que hayan alegado algunos legisladores (ínfimos), para desconocer la validez constitucional de la remoción, es encubrir otra cosa. Si todos lso representantes hubieran hecho un discurso formalmente ajustado, tampoco les hubiera gustado. Acá lo relevante es que si dos tercios de las Cámaras (y por ende de los representantes de la soberanía popular) votaron libremente por la suspensión, el proceso fue legal y legitimo. LoEllo más allá de la opinión negativa que me merezcan a la distancia muchos de esos representantes. Y de lo que Temer pueda hacer, que me temo será de indole conservadora, aunque a mediano plazo si hace un reordenamiento mas o menos exitoso de la economía, esto pueda redundar en favor del PT y la propia Dilma. No hay que olvidar tampoco respecto a la espuria mezcla de políticas conservadoras de la que participó activamente el PT, que Temer fue el vicepresidente elegido con Dilma en los dos mandatos.