7 oct. 2010

Vargas (con post data personal)


Nuestro peruvian amigo Heber Joel nos manda crónica entusiasta, por el Nobel de Literatura a su compatriota. Se la publicamos con gusto (no somos muy amigos de AVLl, pero lo conocemos de cerca, como comentamos al final de la nota de Heber)


El Premio Nobel 2010

Hoy me levante temprano por la mañana y lo primero que hice fue prender el televisor para enterarme que había pasado en el día. Grande fue mi sorpresa cuando escuché que el conductor del programa de noticias no se cansaba de recitar elogios a favor de Mario Vargas Llosa ¿será que ya han anunciado al Premio Nobel, me dije, y como siempre, desde que tengo uso de razón, se lo han negado a don Mario? Medio dormido, seguí atento la narración del conductor cuando, de pronto, aparecieron las imágenes de un señor bien vestido que en un inglés perfecto decía: “The Nobel Prize in Literature 2010 was awarded to Mario Vargas Llosa for his cartography of structures of power and his trenchant images of the individual's resistance, revolt, and defeat”. La emoción me embargó tremendamente, hace mucho que esperaba oír esa noticia y hasta me había imaginado que pensaría cuando el momento llegara. Cuando estaba en la Universidad, en algún momento de mi carrera, quise ser escritor. Amaba la literatura como no había amado antes ninguna actividad intelectual o académica. Leer a Mario Vargas Llosa en esos años fue un estimulo y una felicidad que no he vuelto a experimentar desde entonces. Recuerdo, por ejemplo, “Conversación en la Catedral” como uno de los libros que cambió mi visión del Perú y de la literatura. En ese libro, para mi su mejor libro, Vargas Llosa propone una visión del Perú escindido, marcado por la enorme complejidad de su diversidad ideológica, y lastrado por el autoritarismo de los militares y las oligarquias limeñas. La tradición del Perú republicano condensada en sus poco más de 600 páginas. El otro gran libro de Mario Vargas Llosa fue “La Ciudad y Los Perros”, su primera novela, y, también, la primera que leí de este formidable autor. De La ciudad… me impactó la mirada intima de la autoridad como un rasgo del ser peruano, ese gen luciferino que esta presente en cada uno de nuestros actos y gestos frente a la realidad.
¿Qué más se puede decir sobre Mario Vargas Llosa en estos momentos? Quiza nada más de lo que, y en cantidades industriales, redactores y académicos de todo el mundo, ya hayan dicho (o estén diciendo). Aunque hay un aspecto de su vida que, con todos los malentendidos que puedan haber, se impone: su profundo amor por la literatura. La vida de Vargas Llosa es una vida dedicada a la literatura, su primera y mejor vocación, y para hacerla posible tuvo que sobreponerse a muchos obstáculos que ahora son vistos como pasajes de una vida emocionante, pero que en su oportunidad fueron pruebas que muy pocos hubieran estado dispuestos a asumir. Pienso solamente en una de ellas que pinta de cuerpo entero la vocación del Premio Nobel 2010: cuando hubo terminado su estancia en Madrid junto a su entonces esposa Julia Urquidi, Vargas Llosa decidió gastarse todos sus ahorros para ir a Paris y empezar su vida como escritor profesional. Antes, sin embargo, había postulado para una beca que otorgaba la UNESCO con la que pensaba costear su estancia parisina, semanas después se enteró que no había obtenido la beca y se vio en la encrucijada de quedarse en París con su esposa y sus recien adquiridos compromisos materiales o renunciar a su sueño y postergarlo hasta quien sabe cuando. Sus alternativas no eran muchas: una era volver al Perú y mantenerse a salvo de sus novísimas necesidades y la otra era permanecer en Paris, pero trabajar en actividades bastante ajenas a la literatura, como juntar periódicos y venderlos luego como papel reciclado a la Federación de Estudiantes, o pedir ayuda social y, esperar (¿qué difícil era esperar en esos días?) que las cosas mejoraran. Vargas Llosa esperó e hizo todo eso, juntar periódicos y demás, aunque por las tardes, confiesa, se daba un tiempo para leer a Celine y terminar la Ciudad y Los Perros. Ese era, ese es el carácter del Premio Nobel 2010.

Heber Joel

Post-data de rg: De mi parte, debo admitir que la vida me ha permitido conocer en su intimidad al Premio Nobel. El lugar era Londres, más precisamente un cine Curzon casi vacío -éramos seis nada más. Si no recuerdo mal, la película era de Mike Leigh (supongo que la venían dando desde hace un tiempo). El film está por empezar, así que me apuro para ir al baño antes de que lleguen los títulos. Me acerco al urinario y a mi lado, con similares propósitos, otro de los pocos asistentes al espectáculo: don Vargas Llosa...

21 comentarios:

Heber Joel Campos dijo...

Gracias por el espacio.

pero quien no te simpatiza don Mario o su hijo? lo digo porque en la nota dices que no te simpatiza mucho AVLL (esto es Alvaro Vargas Llosa?). Igual creo que hay que distinguir entre su trayectoria como novelista y su trayectoria como actor político. Yo lo espeto en ambas (obviamente más como escritor, desde luego) porque a pesar de que no compartamos las mismas creencias (aunque muchas sí) no se puede dejar de reconocer su consecuencia. Por ejemplo, hace poco renunció a presidir el museo de la memoria en el Perú (que es un monumento que busca comprender la violencia interna de los últimos 20 años acaecida en el Perú) porque el gobierno aprobó una ley que le otrogaba beneficios a los militares procesados por delitos contra los derechos humanos. Vargas Llosa denunció esa infamia y escribió una carta durísima contra Alan garcia denunciandolo de no tener un compromiso a favor de los derechos y la democracia.

rg dijo...

ya,gracAs a vos por el envo

Anónimo dijo...

el curzon de oxford street rg???

gelly y obes dijo...

Vargas Llosa, genio y figura hasta la sepultura. Lo que cuenta Heber Campos de la renuncia a ese cargo y de la carta no hace más que confirmar la admiración que siento por él desde hace tiempo, como escritor y como intelectual. Un liberal serio y coherente.

Pregunto lo mismo que HJC respecto de Álvaro y Mario.

Saludos, buenísimo el blog

Anónimo dijo...

Vargas Llosas es un tipo super respetable. Se ha cansado de escribir en contra del autoritarismo en Latinoamérica, sin cegueras ideológicas. Es un liberal coherente, no un conservador ni un facho. Un tipo que ha escrito también a favor de los derechos de los homosexuales, que cuestiona los abusos del gobierno israelí contra los palestinos. En fin, el tema es que algunos piensan que si no se admira a Sendero Luminoso o al Che Guevara, uno es facho o gorila.

Anónimo dijo...

Espero que este dia no se arruine con el ganador del premio nobel de la paz.

rg dijo...

de alvaro no hablar. mario tiene una obra literaria extraordinaria. como politico es otra cosa, para mi muchisimo menos atractivo, pero la obra literaria esta

Anónimo dijo...

V.LL. es un personaje con opiniones políticas bastante repugnantes y llenas de lugares comunes.

Para el establishment cultural "escribirá bien" (son los que decían que Artl escribía mal)... sus libros de los 60 tenían alguna cosa, pero ¿qué clase de belleza o pasión puede salir de un cerebro tan berretamente derechoso?

Curioso es que se orinen por el Nobel. Los elige una Academia sueca! (tal vez el mono de Kafka habló en la inauguración).
Tiene tantas contradicciones, comercio y política en sus decisiones como ir de Perez Esquivel hasta Beguin.

A Borges no se lo dieron porque sabía que los iba a verduguear...

Natalia Sobrevilla dijo...

El eterno candidato dijo que la noticia lo encontró preparando clase sobre Borges. Otros comentan sobre las ironías de que veinte años más tarde el está en el parnaso de las letras universales y su rival político en la cárcel. En todo caso mas allá de sus ideas difíciles de compartir, esta su compromiso con la democracia, su lucha contra el autoritarismo, su compromiso con la honestidad intelectual. Más allá de sus lecturas problemáticas sobre los Andes o sobre el género, su obra habla por sí sola. A pesar de mi juvenil rebelión contra la literatura de MVLL tuve que aceptar hace ya mucho tiempo que mi madre tenía razón y que La ciudad y los perros, la casa verde, pero en especial para mí La guerra del fin del mundo y Conversación en la Catedral son obras maestras. Eso no se discute, pero a ver si alguien me logra convencer de la genialidad de La fiesta del chivo, hasta ahora no me repongo de haberla leído. Fue por eso que hasta ahora no me animo a leer el paraíso en la otra esquina.

Recuerdo tu cara en Londres el día después del encuentro en el Curzon, todavía no te habías repuesto de la impresión...

Heber Joel Campos dijo...

La fiesta del chivo es una novela muy faulkneriana, en el sentido más amplio del término. Natalia si comparas La Fiesta... con Santuario por ejemplo te encontraras con que la estructura es semejante (capítulos intercalados en torno al crater de la novela) y el crater en sí consiste (al igual que en Santuario) en la violación de Urania a manos de Trujillo con una mazorca de maiz. Para mi es una novela estupenda,. aunque no la pondría a la altura de Conversación en la Catedral, a mi juicio la novela por la que será recordado.

abrazo

Ivar dijo...

El liberalismo de MVLL no tiene representación política ni en el Perú ni en A.L, y peor aun, sólo muestras médicas en figuras políticas. Para muestra:

Los Justo

[...]"Pero, en aquel mes que pasé en Israel, descubrí una izquierda que carecía de las taras dogmáticas, anacrónicas y reñidas con la libertad, de la izquierda en América Latina y en Europa. Allí, la izquierda, por lo menos en el amplio grupo de israelíes que la representaba con el que tuve ocasión de alternar -qué habrá sido de mi compañero de viaje por el Neguev, Julio Adín-, todavía actuaba movida por razones más morales que ideológicas, era profundamente democrática -tolerante, pluralista, antiautoritaria- y entendía que su primera obligación no era capturar el poder de cualquier modo sino criticarlo, limitarlo y corregir sus estropicios. Por las particulares características de la historia de Israel, allí, la izquierda, que denunciaba los abusos contra los árabes y militaba a favor de la paz y el abandono de los territorios ocupados, y por la democratización del Estado israelí, había conservado aquel idealismo libertario y el sentido ético de la política que a mí, de joven, me habían seducido tanto. Desde entonces, las cinco veces que he vuelto allí he confirmado esta impresión inicial y por eso siempre digo que el único lugar en el mundo en el que, pese a mis convicciones liberales, todavía me siento de izquierda es Israel".(Ver http://www.elpais.com/articulo/espana/JUSTOS/elpporint/20051008elpepinac_1/Tes)

Natalia Sobrevilla dijo...

justamente me parece un pastiche de Faulkner, predecible desde su primera línea, mecánica y artificiosa; y ni hablar de su visión de Urania, insoportable.

Anónimo dijo...

¿qué tiene que ver la literatura o el arte con los premios y su burocracia; con la facturación y la promoción comercial? Nada. Premio al artista: patético.
Por suerte acá no hay contradicción: VLL es un burócrata del establishment cultural.

Ivar dijo...

El liberalismo de MVLL no tiene representación política ni en el Perú ni en A.L, y peor aun, sólo muestras médicas en figuras políticas.Para muestra un boton.

Los Justos

Pero, en aquel mes que pasé en Israel, descubrí una izquierda que carecía de las taras dogmáticas, anacrónicas y reñidas con la libertad, de la izquierda en América Latina y en Europa. Allí, la izquierda, por lo menos en el amplio grupo de israelíes que la representaba con el que tuve ocasión de alternar -qué habrá sido de mi compañero de viaje por el Neguev, Julio Adín-, todavía actuaba movida por razones más morales que ideológicas, era profundamente democrática -tolerante, pluralista, antiautoritaria- y entendía que su primera obligación no era capturar el poder de cualquier modo sino criticarlo, limitarlo y corregir sus estropicios. Por las particulares características de la historia de Israel, allí, la izquierda, que denunciaba los abusos contra los árabes y militaba a favor de la paz y el abandono de los territorios ocupados, y por la democratización del Estado israelí, había conservado aquel idealismo libertario y el sentido ético de la política que a mí, de joven, me habían seducido tanto. Desde entonces, las cinco veces que he vuelto allí he confirmado esta impresión inicial y por eso siempre digo que el único lugar en el mundo en el que, pese a mis convicciones liberales, todavía me siento de izquierda es Israel. ( http://www.elpais.com/articulo/espana/JUSTOS/elpporint/20051008elpepinac_1/Tes )

Anónimo dijo...

la post-data me hizo acordar la mejor literatura de los 80:

"en un baño del abasto
meta bañar el bisón,
con una onza en la boca
los sorprendió el inspector"

Cipollati-Melingo
Los Twist

Anónimo dijo...

Lo lamento Roberto, pero siento que en este premio siguen repitiendose criterios politicos y no literarios solamente. Es buen escritor Vargas Llosa, pero literariamente es inferior a Fogwill o Laiseca solo por mencionar locales.

Le falta mucho y no dejo de pensar que se lo han dado por una curiosa mezcla de trayectoria - cantidad de obra y anos - e ideas politicas.

rg dijo...

sera que magnetto habra arreglado con la academia sueca, tratando de desestabilizar el proceso nacional y popular?

Anónimo dijo...

Que lastima que nuestros amigos izquierdistas desmerescan la obra de MVLL, sólo por razones de preferencias políticas. Claro que en el premio Nobel hay criterios políticos, por supuesto. Por eso no gano Borges, quien marcho mucho tiempo de la mano con la Junta Militar. El premio Nobel además de premiar una obra brillante premia a quienes encarnan en algo el espiritu de Alfred Nobel, y Mario , les guste o no, lo encarna y lo hace muy bien, estemos de acuerdo o no con todas sus ideas.

Anónimo dijo...

Lo de Vargas Llosa pone a Abel Posse en un nivel de expectativas muy alto...

Anónimo dijo...

El premio que recibió Beguin (Sabra y Chatila) es digno para un derechista como Vargas Llosa.

Anónimo dijo...

Como lo encarna mario? Nobel descubrio los usos industriales y militares de la nitroglicerina. Fue un nuevo componente tecnologico necesario para la segunda revolucion industrial. En que Mario revoluciono de ese modo la literatura? Fundo un nuevo estilo como el no nobel de Amado y el nobel G. Marquez?


Sin duda este premio se sigue desprestigiando. En economia y paz ya hacia agua. Pero en literatura!