17 oct. 2012

Todos leyeron papelitos!


Una contundente prueba del poder de influencia de los grupos mediáticos locales, que llegaron a infiltrar el excelente debate de ayer entre Obama y Romney. Como lo demuestra esta testimonio ilevantable, el público presente hizo numerosas preguntas, y casi todos, impunemente, leyeron sus intervenciones a partir de papelitos que tenían bien guardados, con preguntas indudablemente escritas por las manos del perverso. Tremendo comprobar hasta dónde llegan para desestabilizarla a Cristina! (un diario amigo del gobierno y por tanto no golpista, contaría con pruebas irrefutables acerca de cómo algunos periodistas locales, pagados por los fondos buitres y un grupo mediático local, hacían guardia en las puertas del auditorio de la Hofstra University, pasándoles los papelitos a los preguntadores).Atroz!

5 comentarios:

Hugo dijo...

jajaja

Anónimo dijo...

Y no notaron también que ni Obama ni Romney, ni tampoco ninguno de los preguntadores se refirieron a los enormes progresos en materia económica y social que viene impulsando Argentina desde hace 10 años? Cómo puede ser eso si Argentina representa un faro universal que ilumina a todo el mundo? Seguro que todos estuvieron pagados por Clarín...

Anónimo dijo...

La mejor parte fue cuando Obama le adjudicó todos y cada uno de los desaciertos de su gestión a la Fox. Por Dio! Incluso con todos los errores e incoherencias y cualquier crítica que se les ocurran, estamos a años luz de esta gente.

Alba dijo...

En Democracy Now www.democracynow.org hay varios programas en estos días dedicados a cómo los dos partidos principales están manipulando los debates presidenciles en EE.UU.,después de que en 1988 la League of Women Voters fue reemplazada por una Comisión mucho menos transparente..

Yepeto dijo...

Glenn Greenwald: los debates presidenciales revelan la falsa objetividad de los periodistas de medios hegemónicos

"El problema no es lo que divide a Romney de Obama, sino la cantidad de cosas en las que coinciden. Estas coincidencias ocultas tienen que salir a la luz", escribe Glenn Greenwald, columnista del periódico The Guardian, en una crítica al desempeño de los moderadores de los debates presidenciales publicada recientemente. Greenwald también critica la exclusión de los candidatos de terceras fuerzas. "La única manera de poder mantener el mito de que tenemos una opción sólida y real en este país es mantener a esos candidatos [de terceras fuerzas] al margen de los debates y hacer que los dos partidos se ocupen de las pequeñas diferencias que existen entre ellos, dijo Greenwald. También hablamos con George Farah, autor del libro “No Debate: How the Republican and Democratic Parties Secretly Control the Presidential Debates" (Sin debate: cómo el partido Demócrata y el Republicano controlan en secreto los debates presidenciales).