11 ene. 2013

Lincoln 2: El debate con Douglas


Entonces uno recuerda también los debates sobre la esclavitud, que se dieron entre Lincoln y Stephen Douglas, en 1858. Los debates fueron siete, y antecedieron a la elección entre ambos, que finalmente ganaría Douglas (aunque los debates convertirían a Lincoln en una gran figura política nacional). Las confrontaciones entre Lincoln y Douglas resultan de extrema importancia en relación con los temas que aquí habitualmente tratamos.

En primer lugar, representan un ejemplo extraordinario acerca del valor del debate político. Las discusiones fueron durísimas, seguidas por miles de personas, y referidas a un tema de primera importancia política (frente a quienes bastardean al debate, y lo consideran una pérdida de tiempo).

En segundo lugar, los debates giraron muy centralmente en torno a la que fuera, tal vez, la decisión judicial más controvertida en la historia de la Corte norteamericana: Dred Scott, de 1857 (una decisión que diera fuerte respaldo legal a la esclavitud). Aunque ambos eran críticos de la esclavitud, Lincoln se opuso abiertamente a la decisión, mientras que Douglas no quiso hacerlo (al menos en principio, luego insistiría en la capacidad ciudadana para actuar en contra de la decisión).

En tercer lugar, la discusión giró en torno a los alcances de la voluntad popular, y la necesidad -o no- de conformarse a sus decisiones. Douglas fue quien, de los dos, siempre mantuvo una línea de radical apoyo a la soberanía popular (en principio, para alegría del Sur racista). En su opinión, el pueblo tenía el derecho de abolir la esclavitud...o de mantenerla.

En cuarto lugar, el debate reinstaló la controversia acerca del lugar de los argumentos de moralidad sustantiva en política. Lincoln fue quien, de los dos, siempre mantuvo esta línea de reflexión, condenando a la esclavitud en términos puramente morales (cuestión bien interesante para los que vinculan la argumentación moral con un discurso desprendido de la realidad, "republicano" o simplemente abstracto). La postura de Lincoln -su rechazo a la esclavitud- fue, sobre todas las cosas, una postura moral (interesante el modo en que Michael Sandel retoma este moralismo de Lincoln en su crítica al "último" Rawls).


4 comentarios:

Sebastián Pagano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
capanatay arroz dijo...

Veo que mis comentarios anteriores te han parecido demasiado polémicos. Como dije en uno de ellos: si no estuviera de acuerdo con muchas de tus opiniones no estaría en desacuerdo con otras. Sobre la base de ese acuerdo (interés, admiración) te imagino como interlocutor de mis comentarios. Te felicito por el artículo: Lincoln 1 y 2.

capanatay arroz dijo...

Veo que mis comentarios anteriores te han parecido demasiado polémicos. Como dije en uno de ellos: si no estuviera de acuerdo con muchas de tus opiniones no estaría en desacuerdo con otras. Sobre la base de ese acuerdo (interés, admiración) te imagino como interlocutor de mis comentarios. Te felicito por el artículo: Lincoln 1 y 2.

Debate - Julio dijo...

De seguro uno de los primeros debates que ayudo a crear conciencia hasta su abolición total,por lo menos legalmente hablando.