31 oct. 2013

(Fallo Ley de Medios 3) Los tiempos de la decisión

Sigo con las reflexiones sobre el fallo en materia de Ley de Medios. El que quiera mirar River-Boca, que prenda la tele, pero el propósito de estos comentarios no es el de pegarle a nadie, sino el de pensar (la decisión ya está tomada, y yo no recomendaría apelarla, si fuera posible). Lo que quisiera decir ahora (los posts seguirán) se relaciona con los tiempos de la decisión.

Hay un problema en los modos en que está decidiendo la Corte, al que me referí alguna vez analizando un fallo que apoyé, el fallo "Arriola," sobre consumo de estupefacientes. En ese entonces dije que cuando estaban en juego derechos fundamentales no se podía actuar tan estratégicamente, mirando el reloj todo el tiempo y tomando la temperatura social a cada instante. Entiendo que la Corte en general, y Lorenzetti en particular, tienen una vocación de cálculo marcada por su voluntad de reconstruir la legitimidad de la Corte. Pero me parece que ello los lleva a poner demasiado -a mi gusto un indebido- peso en las consideraciones estratégicas.

Ahora bien, dentro de esa misma lógica del cálculo (que se impone sobre la urgencia de proteger derechos) -que es la de la Corte, no la mía- me parece sorprendente el "timing" de la última decisión sobre Ley de Medios. Y me sorprende en la misma lógica de razonamiento a la que apela la Corte en su fallo, invocando permanentemente la necesidad de que la sociedad discuta, delibere, repiense, madure sus juicios.

Acababa de terminar un comicio nacional, muy importante, y la sociedad necesitaba meditar un poco, repensar, masticar lo que acababa de suceder, ver hacia dónde orientarse en ese escenario. El fallo de la Corte, es claro, nos atragantó a todos (en algunos casos, de gula, en otros por la angustia, en otros más por la sorpresa), y en ese sentido abortó del peor modo la posibilidad de una reflexión colectiva sobre la vida pública nacional. No pudimos elaborar de ningún modo lo ocurrido, y tuvimos que salir corriendo a leer 400 hojas sobre la decisión, sin poder detenernos a pensar siquiera en dónde estábamos parados. Es decir, contra lo que proclamaba, la Corte vino a impedir, más que a ayudar el debate público, por el "tiempo" en que decidió publicitar su decisión. Una pena, y un error, conforme al propio razonamiento que la Corte anunciaba en su fallo.

17 comentarios:

Pablo Martin Fernández Barrios dijo...

te dejo la opinion aparecida en la web del PTS: http://www.pts.org.ar/Triunfo-politico-del-gobierno-pero-la-democratizacion-bien-gracias

Anónimo dijo...

Respeto la postura, pero dejo a continuación mi desacuerdo.
Creo que la Corte fue prudente en postergar la decisión hasta después de las elecciones, de modo de no inclinar la balanza hacia ningún partido político (criterio declarado públicamente por los miembros de la Corte).
Ahora, no veo en qué medida erra en sacar el fallo pocos días después de las elecciones.
Se supone que debería haber esperado más tiempo para que la gente asimile bien la mala elección del kirchnerismo? No termino de comprender..
Creo que, en general, todos somos lo bastante inteligentes como para poder reflexionar y extraer conclusiones sobre el resultado de las elecciones y sobre la decisión de la Corte en este fallo como dos sucesos políticamente importantes, en alguna medida yuxtapuestos pero no excluyentes, y no me parece que el timing de la Corte "nuble nuestro juicio" en alguna forma.

Tomás

Anónimo dijo...

Coincido con RG en que la oportunidad y el modo merecen atención:

1. Lo de la reflexión democrática de la CS es una ironía en un fallo de 300 páginas que solo lee una elite (y salteando considendos...). Una sentencia de 300 páginas viola la publicidad republica.

2. La oportunidad es muy divertida, se ganó el odio de massa, macri, biner & cobos (que si tienen medio dedo de frente deben festejar que lo frenen a Clarín).

Lo claro es que ocupan el centro político de la escena cuando la única con mando legítimo está convaleciente. Dato no menor.

Y todos quieren ser importantes, los jueces de la CS también. ¡Y ni hablar de Lorenzetti! que sueña con ser él (y no massa, macri y cia) la esperanza blanca.

Tito.

Anónimo dijo...

Por eso digo que la Corte no ha hecho más que obsequiarle al gobierno un triunfo simbólico que compensó la derrota electoral del domingo. Allí se ve muy bien su carácter contramayoritario.

martha c.c. dijo...

Creo que una larga cadena de razonamientos no nos puede llevar nunca a la conclusión de que hay que sacrificar a un individuo en la cima de una pirámide para complacer a los Dioses y si nos lleva a esa conclusion deberiamos revisar muy bien lo razonado. Aqui leí un comment (aqui o en otro post) que no se puede juzgar una ley por sus consecuencias ¿no? Cómo que no! Y no mencionaron aqui hasta el hartazgo el basamento moral que debe tener toda legislación y toda justicia ¿?. No está sustentada nuestra constitución, atada a todo lo dictaminado por la declaración universal de derechos humanos y los tratados americanos sobre lo mismo?
Cómo es posible que una legislación que tenga por consecuencia el cierre del unico canal opositor por aire, el unico ojo,el único, como eso puede ser correcto? Y la amenaza sobre el único canal opositor por cable? Y el acoso y la persecusión a ese grupo que es el que cuestiona abiertamente al gobierno?
Cómo es posible que el sustento último de la democracia que es la libertad de opinión y de información no va a estar sujeta a un análisis minuciosísimo por parte de la corte. Qué me importa si lo sancionó el congreso con amplio consenso. Y vuelvo a repetir qué-me-importa si ese consenso está violando un derecho fundamental y un presupuesto fundamental para la democracia? Pido disculpas por mi ofuscación, le doy las gracias al dueño de este espacio por permitirme expresarla aún las mas acusatorias (vertidas atras). Saludos a todos y buen debate.

rg dijo...

es un tema no crucial, pero no irrelevante. y creo que, dada la propia logica calculista de la corte, pudo y debio hacer otra cosa, no abortar el debate politico como lo hizo, obligandonos a discutir otra cosa y a olvidarnos de las elecciones. pero la discusion pasa por otro lado

Negro dijo...

Puede que en este caso no haya dado en el clavo con respecto al momento en que dio a conocer el fallo.
Ahora, en cuanto al cálculo en sí, no es lo mismo que ha hecho la Corte de EEUU en determinados momentos? Pienso en "Brown" y en el esfuerzo de Warren para que saliera en forma unánime...
Saludos.
Negro.

rg dijo...

negro, pero no está mal que la corte haga cálculos, y sin duda, todas o la mayoría de la corte son estratégicas. esta, por un lado, creo que lo es demasiado, y además me parece que esta vez hicieron un cálculo complicado respecto a los valores que ella misma alega

Enrique dijo...

Por favor, alguien me explica como se esta aplicando ya la ley, NO existiendo un ente regulador imparcial e independiente sino todo lo contrario ???
Enrique

Anónimo dijo...

Anónimo, no creo que la corte o nadie haga un regalo político como el mencionado porque sí. En cuanto a Sabella, la corte dice sigan litigando los derechos de propiedad de Clarin están amparados. Los derechos de opinion y de acceso libre a la informacion bien gracias.

Desocupado mental en la era del blog dijo...

Yo creo que debió haber esperado así el pueblo salía corriendo a imprimir las 400 páginas del fallo para deliberar y digerir tranquilos. Eso hubiese fortalecido la democracia.
¿Entendí bien?

rg dijo...

no, no entendiste nada. hablaba de la deliberacion politica sobre la elección

Eduardo Reviriego dijo...

¿Qué me cuentan de este texto, parte del considerando 20 del fallo del Dr Carlos S. Fay?:
Advertía Alberdi que: “No basta que la Constitución contenga todas las libertades y garantías conocidas. Es necesario, como se ha dicho antes, que contenga declaraciones formales de que no se dará ley que, con PRETEXTO de organizar y reglamentar el ejercicio de esas libertades, las anule y falsee con disposiciones REGLAMENTARIAS. Se puede concebir una Constitución que abrace en su sanción todas las libertades, pero que admitiendo la posibilidad de limitarlas por ley, sugiere ella misma el medio de faltar a todo lo que promete” (Alberdi, J.B. Bases y puntos de partida para la organización política de la República Argentina, Plus Ultra, Buenos Aires, 1981, pág. 247).
La advertencia de Alberdi muestra con claridad que la ausencia de una norma constitucional como la contenida en el artículo 28, podría conformar un fácil atajo para desvanecer la vigencia del Estado de Derecho y atraer las sombras de la razón de Estado. Precisamente, cuando a comienzos del siglo XVII, Arnoldo Clapmarius desarrolló, como una rama de la Razón de Estado, los arcana imperii, (“métodos íntimos y ocultos para mantener la tranquilidad del Estado, según Manuel García Pelayo), concedió “…una importancia de primer orden a los simulacra, es decir EL ARTE DE HACER UNA COSA Y APARENTAR OTRA, pues en política tanto vale, y a veces más, aparentar como ser; entre los simulacra se cuenta, siempre según Clapmarius, LA SUSTRACCION DE DERECHO Y LIBERTADES REALES, PERO APARENTANDO QUE SE MANTIENEN, y sustituyéndolas por bladimenta, libertatis umbra, iura inania e imago sine re, es decir, por la adulación de los despojados, por sombras de libertades, por naderías jurídicas y por imágenes vacías de realidad” (García Pelayo, Manuel. Prólogo al libro “Constituciones europeas”, en Obras Completas, T.III, pág, 3202. Centro de Estudios Constitucionales. Madrid. 1991).

Anónimo dijo...

Premonitoria nota del turco asis sobre el tema: http://www.jorgeasisdigital.com/2013/10/05/aprietes-cotidianos-a-lorenzetti/

Anónimo dijo...

Adhiero totalmente al comentario sobre lo de ver River-Boca. En la tele pasa eso, tal cual. Se brindan posturas absolutas, sin matices ni reflexión. En ese sentido, los blogs cumplen una gran función de expresar opiniones con fundamentos, matices, alternativas de funamentación, etc. En radio también se percibió algo de esto en algunos programas, pero lo de la TV, en gral., es patético.

Martín L. dijo...

Me pregunto si el comentarista de arriba que se lamenta del carácter "contramayoritario" del fallo de la CSJ por la ley de SCA también se lamentaba cuando la misma Corte declaró inconstitucional la reforma judicial y acá afirmaban que era correcto que la Justicia sea contramayoritaria.

Anónimo dijo...

No se trata de que nos obligue la Corte, ni el Congreso, sino de cumplir la ley; ni siquiera. La ley también es información; luego, dato privado e insumo para tú opinión y la mía. Aunque no quisiera dar este estatus a cualquier expresión de la sociedad: opinión. Por eso es inconsecuente (un epíteto) referirse al texto del fallo para muñir o enmendar la valoración que cada uno se hace sobre la Ley de medios. Esa diplomacia del lenguaje que incurre al estilo de "no leí el fallo, pero creo.." o "no lo leí completo, sin embargo..." o "es demasiado reciente, empero...", muestra el rabo: o todos coludos o todos rabones.

La ley es un texto, cabría obviar... Pero otro día sigo...

...Acabo de dar con una entrevista de Zaffaroni. La comparto: http://goo.gl/UDWiDY

Besitos