4 dic. 2013

Córdoba no va (con pd responsabilidad excluyente)

Es muy notable que luego de un rato sin policía, estallara en Córdoba (como pudo estallar en cualquier otra provincia del país) una noche de terror y saqueos. Símbolos de la década ganada. Más allá de las disputas políticas, el hecho es que después de 10 años del daño neoliberal, las heridas siguen todas abiertas y sangrando, aunque se las llene de palabras sanadoras: esto es lo que nos dejaron.
pd: que frente a la tragedia terrorìfica de un saqueo masivo en la ciudad, el jefe de gabinete tenga como respuesta que "se trata de un problema exclusivo y excluyente de Còrdoba" parte el alma del dolor. como pasara con las inundaciones (cuando creìan que la tragedia se daba sòlo en la ciudad) queda claro que al gobierno no sòlo no le angustia sino que celebra que haya muertos, hambre, saqueos, y violencia por doquier en territorio "enemigo." Capitanich tambièn pasa a la historia por lo dicho.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo más lamentable de todo es que entre los saqueos del 2001 (y el "que se vayan todos") y los saqueos que están ocurriendo en Córdoba luego de doce años (son las 11 am y todo sigue en la misma)parece no haber pasado nada: los políticos que ayer se pasaban la pelota son exactamente los mismos que hoy se la pasan. Entre Capitanich y De la Sota no hay diferencias. Los dos son las caras visibles de un modo de hacer política (más perecido a la politiquería) que la Argentina debió superar hace mucho, mucho tiempo. Y a no dudarlo tampoco: los mismos delincuentes que hoy y entonces saqueaban kioscos, supermercados, comercios y domicilios son los que explican que sean Capitanich y De la Sota los que estaban y siguen estando.

El Imparcial del Norte

Maria José Flores dijo...

Para nada es Córdoba la que no va. Aún cuando se haya convertido en un fantasma; sí, es asfixia de carácter 'local' pero que le llega de todos lados y la manifiesta padeciéndola a todas las horas de la noche, del día. Sí es un saqueo a Córdoba, en Córdoba, pero concierne a todos los que habitamos en suelo argentino; Lo peor que le puede pasar a mi provincia es creerse sola en esta desgracia, pues no lo está. Es una farsa nacional y Córdoba sólo tiene la fortuna, buena o mala, de gritar alto.

Anónimo dijo...

Roberto, ¿no queda claro que el paro de policias es un aviso ante la eventualidad de que se metan con su narco-kiosco?

Anónimo dijo...

Vergonzosa la actitud tanto del gobierno provincial como del nacional. Capitanich me dió vergüenza ajena con lo que dijo...

Gerardo Tripolone dijo...

Pero, ¿puede intervenir el gobierno federal con la gendarmería sin pedido de la provincia? El pedido no se efectuó según lo dijo el mismo gobierno de Córdoba. http://www.perfil.com/politica/Meaculpa-del-gobierno-cordobes-por-errores-en-la-crisis-de-seguridad-20131204-0059.html

rg dijo...

no se trata de intervenir¡ se trata de ayudar incondicionalmente. el mensaje que toda la argentina recibio del gobierno fue clarísimo: que se embromen los cordobeses, el problema es de ellos

Anónimo dijo...

entonces la torpeza de de la sota perjudica a los cordobeses! que me importa que pida o no ayuda!
cualquier gobernante nacional decente llama, dialoga, pregunta -incluso insiste- y hace lo que tiene que hacer, brindar protección frente a una conmoción interior! no perdió de la sota, se murieron dos personas y otras miles estuvieron en zozobra todo un día, son unos h de p!!!

rg dijo...

pero que importa que muera gente¡ o que la ciudad se inunde¡ mejor asi, no ves que no estan alineados¡ pagina 12 sacó su tapa histórica con la inundación de la ciudad y macri culpable. lastima que al otro día se le inundó la plata, y el intendente de fiesta en brasil. ahí titularon catástrofe natural. gran muestra de lo que importa la gente, los muertos, el hambre, la pobreza

fahirsch dijo...

El gobierno nacional debió ofrecer la ayuda de entrada, sin pedido formal primero. Debió ordenarle a Gendarmería que ofrezca la ayuda o salir a colaborar apenas el gobierno provincial lo solicitara.
En cambio prefirió hacerse el burro. Y es porque es un gobierno sin vergüenza