3 dic. 2013

Esteche/escrache

La Corte Suprema dejó firme la condena de 3 años y 8 meses de prisión al líder de Quebracho y notorio kirchnerista Fernando Esteche, por ser autor ideológico del escrache contra el ex gobernador de Neuquén, Jorge Sobisch, luego del asesinato del maestro Fuentealba.

Primero, lo permanente: La respuesta de la prisión sólo puede empeorar las cosas. Es innecesaria, inútil e inmoral. (Esto, más allá de las penosas declaraciones de Esteche, cuando era arrestado: "Me tienen que garantizar condiciones que no son las de un delincuente común").

Segundo, lo habitual: El derecho a la protesta no ampara el cualunquismo (y Quebracho es cualunquista en sus protestas), pero incluye al escrache, y requiere de un cuidado, antes que de una reprimenda, especial. Frente a sistemas de gobierno degradados como el nuestro, ese derecho merece ser cuidadosamente expandido, antes que cercenado o desalentado.

Tercero, lo especial: Protestar contra el gobierno (todos los gobiernos: el nacional, el local) por el asesinato del maestro Fuentealba, no es un derecho, sino una obligación moral.

Primeras noticias sobre el tema, acá o acá, o acá

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Esteche es despreciable, pero ni un sorete como él merece la cárcel.

Anónimo dijo...

Alguien conoce los hechos en detalle? Qué hizo durante el "escrache"? Porque un escrache no es delito per se.

Anónimo dijo...

Por lo que se describe en el dictamen de la procuradora de la Corte para fundamentar el rechazo de la queja, ingresaron y destruyeron un local partidario luego de la marcha por la muerte de Fuentealba, y este acto fue coordinador por Esteche.

Anónimo dijo...

Aquí va el dictamen PGN en donde se desarrollan con lujo de detalles los hechos del caso:
http://www.mpf.gov.ar/dictamenes/2013/AGilsCarbo/octubre/E_Fernando_Luis_E_305_L_XLVIII.pdf

Anónimo dijo...

Sugiero leer el dictamen de la Procuracion en donde explica con claridad por qué el hecho por el que fue condenado Esteche (daños y realizacion de un incendio con peligro comun) no era una cuestion de protesta.

Juan Sabino dijo...

Gargarella: lo de "notorio kircherista" revela una "notoria ignorancia" de las posiciones de Quebracho que han sido en general muy críticas del gobierno nacional (basta tomarse el enorme trabajo de leer sus página web). por supuesto que Quebracho tiene vínculos históricos con la "izquierda kirchnerista" puesto que con muchos han compartido instancias de militancia desde principios de los años noventa. no obstante de ese dato a adjudicarle "kirchnerismo" a Esteche hay un abismo en el que caíste.

Anónimo dijo...

Al anónimo anterior:
¡Uy, claro! ¡Prendió fuego un local! ¡Que bárbaro! Eso si, al autor intelectual del asesinato de Fuentealba (Sobisch) lo dejamos libre...

Anónimo dijo...

Juan Sabino:
Es lo que le quise decir a Gargarella en otro comentario no publicado, ya que medio que me enojé y puse alguna que otra ironía violenta.

Daniel dijo...

El derecho a la protesta incluye el escrache????? Y el linchamiento también? Los polgroms???
En general estoy bastante de acuerdo con lo que escribís, pero en esta sinceramente me cuesta entender como podés decir semejante pelotudez.
Saludos

rg dijo...

daniel, decir que el derecho a la protesta incluye el escrache no quiere decir que se puede hacer cualquier cosa en un escrache. yo creo que con estos temas hay grandes malentendidos. decir que hay que proteger las expresiones criticas no quiere decir quedarse mudo, ni que el estado no pueda reaccionar. y reaccionar no quiere decir castigar, y castigar no quiere decir cárcel. es que todo es de una simplificacion escabrosa

Daniel dijo...

Concedo Roberto. Efectivamente toda la discusión es de un nivel lamentable. Y te aclaro que soy extremadamente liberal en mi pensamiento (por ejemplo derogaría la apología del delito, una figura lamentable).
Pero el escrache es por definición violento. Y cuando lo "amparaste" dentro del derecho a la protesta hubo una luz de emergencia que se me prendió de inmediato.
Gracias por tu respuesta
Saludos

Anónimo dijo...

Daniel: acá se recurrió al escrache porque Sobisch sigue libre. Si el que hubiera terminado preso hubiera sido Sobisch y no Esteche, no hubiera habido ningún local quemado. Que, por cierto, me parece muchísimo menos grave quemar un local que ASESINAR a un trabajador.