14 mar. 2014

Camporistas en el Consejo

La Cámpora llegó al Consejo de la Magistratura diciendo que iba a sorprender, mostrando su actitud cooperativa, y su trabajo a favor de la justicia y el pueblo. Su primer paso fue la protección del juez Oyarbide, el juez más salvajemente anti-popular y corrupto de la historia democrática argentina. De todos modos, no quiero centrarme en el ejemplo de Oyarbide, que es como el ejemplo del nazismo: por ser tan extremo, toda comparación que se haga a partir de allí pierde sentido. Pienso en la cantidad de arreglos y protecciones judiciales que son marca de este tiempo (aunque han existido con el menemismo o el delarruismo), y que el paso de la diputada Marcela Rodríguez por el Consejo, años atrás, nos ayudara a reconocer. Con esta gente, todo carece de sentido, todo está perdido. Lo único que les pediría, humildemente, es que sigan haciendo lo que hacen, pero sin hablar de democracia, pueblo o justicia. Eso ya es demasiado, hace mal, enferma el alma.   

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Cada vez es más evidente la existencia de una oligarquía política profundamente corrupta en la Argentina.

Los jóvenes de La Cámpora son su peor expresión, porque son jóvenes y se ha corrompido hasta la médula.

Wado, Álvarez, en vez de traerlo de las orejas a Oyarbide lo protegen a él y a Zannini. Y hay que saber decirlo: ¿Por cuántos dineros será, para proteger al corrupto y delincuente juez?

Causa un profunda sensación de asco y provoca arcadas esta izquierda fascista, pero más la bajeza moral total de esta gentuza "idealista".

Saludos,

rg dijo...

ok, el problema, lamentablemente, los toma a "ellos" en pleno, pero tambien va mas alla de ellos. los radicales no manejaron bien la cuestion de la justicia, y mucho menos el menemismo. uno se pregunta como salir de esto

Juan N dijo...

Yo invitaría a "anónimo" y a otros comentaristas habituales a que tratemos de sacar alguna conclusión un poco más útil que "son todos iguales", "hay que matarlos", o "montoneros sucios".
Lo que pasó ayer en el consejo es muy útil -creo- para hacer un ejercicio reflexivo.
Asumamos que Oyarbide es de cuarta, asumamos que no puede ser juez. ¿Correspondía que Consejeros que todavía no se habían podido familiarizar con la denuncia lo suspendieran? Me parece que no. Es cierto que ya sabemos que Oyarbide tiene que ser destituido, pero justamente, el debido proceso exige un poquito más que "ya sabemos que es corrupto". Lo señalo porque haber suspendido a Oyarbide como pedía la oposición hubiese sido una afectación muchísimo mayor al debido proceso que lo que ocurrió con Campagnoli. La vara no habría que ponerla en función de si el magistrado nos gusta o no.
Pero lo más interesante es que ayer sí pasó algo preocupante y no fue puntualmente lo de Oyarbide. Se aprobaron los reglamentos de concursos y subrogancias. Mientras están todos hablando de Oyarbide, el Consejo, con Wado (con quien milité hace muchos años y a quien estimo) y Julián Álvarez, aprobó un reglamento que perpetúa la endogamia judicial. Nadie dijo ni mu. La política de alianzas dentro del consejo pesó más que el deseo democratizador (en caso de que eso exista) y nuevamente se insistió en un sistema que privilegia en los concursos a los judiciales de carrera, consolidando así todos los sesgos (de clase, de género y profesionales) que tiene nuestro poder judicial.
Todo esto me hace acordar al proyecto de Alejandro Rossi que garantizaba que uno de cada tres exámenes fuesen sólo para abogados y al pedido de Piumato de darle a los trabajadores una silla en el Consejo. En aquella oportunidad, con el verso de que el kirchnerismo iba a echar a los "valientes" jueces que investigan al poder, se logró que ni la propia bancada oficialista apoyara una de las iniciativas con mayor impacto democratizador en el acceso. En síntesis, los problemas y las soluciones, son un poco más complejas de lo que dejan leer los diarios.

rg dijo...

de acuerdo. por eso, lo de oyarbide es un tema casi menor (aunque ojala no lo veamos mas desde este mismo momento), que puede confundirnos sobre lo que esta pasando

Anónimo dijo...

disculpá rg, lo de oyarbide no es un tema menor, es muy grave, sobre todo si antes lo sobreseyó a ese funcionario de legal y técnica por un enriquecimiento ilícito!

En todo caso, hay dos temas graves, pero uno es delictivo (el encubrimiento de oyarbide) y el otro es más institucional y si, es cierto, merecería más luz y más debate, pero no creo que lo de oyarbide busque tapar esto.

estos pibes "de la liberación" son cada vez peores.

Además, la clase de argumentos de Juan N, del estilo, "lo conozco a Wado de hace mucho anios y es un buen tipo", están bien para Sandra Russo, pero no para este foro.

Anónimo dijo...

La declaración de Oyarbide fue una advertencia al gobierno y este tomo cuenta. Oyarbide esta seguro que no le van a soltar la mano. Zannini, socio de Electroingenieria, tambien saben que no lo pueden tocar o se cae todo. Por eso actuan como actuan. Zannini es uno de los funcionarios mas corruptos, un extorsionador, hacia lo mismo en Santa Cruz. Extorsionar a la justicia y buscar negocios para Electroingenieria es es corrupción. Fernando

Anónimo dijo...

No hay que dejar pasar ni olvidarse de esto. Los letrados de la Cámpora, puestos en sus puestos para encubrir la corrupción K y cubrir a jueces venales y coimeros.

No son jóvenes idealistas. Son los nuevos Manzano.

Saludos,