1 mar. 2014

Improvisación y discurso anti-piquetes

Impresiona mucho el nivel de improvisación presidencial en los discursos de inauguración de las sesiones legislativas que, uno supone, deberían marcar los horizontes de la política nacional. Es una marca de estos tiempos: todo es hecho a las apuradas, con desdén, sin preparación alguna. El año pasado, de la nada, la Presidenta inventó sobre la hora la idea de la Reforma de la Justicia, y al día siguiente de su discurso, sus asesores empezaron a hilvanar los penosos proyectos que luego la justicia declararía rotunda, inexorablemente inconstitucionales. Este año, la idea improvisada más importante se refirió a la necesidad de una pronta legislación anti-piquete: el año viene de bajas de salarios, y hay que estar preparados frente al aumento de la conflictividad.

p.d.: Dijo Nicolás del Caño sobre el discurso presidencial: "La Presidenta marcó claramente a sus aliados y a sus enemigos en esta nueva etapa de Gobierno. Los grandes empresarios, el macrismo, los dirigentes sindicales que aceptan el cepo salarial, las multinacionales saqueadoras como Chevron y la Repsol, son sus aliados. En cambio el enemigo a enfrentar por parte del Gobierno son los cientos de miles de docentes, las familias sin techo de Lugano, los trabajadores que luchan por sus derechos, los familiares de las víctimas de la masacre de Plaza Once, los petroleros de Las Heras y la izquierda que, como nuestro partido, está en la primera fila de la causa obrera y popular". Cristina Kirchner "defendió la entrega de Vaca Muerta a Chevron y el pago de casi diez mil millones de dólares a los saqueadores de Repsol. Defendió la criminalización de la protesta social y atacó al PTS y al Frente de Izquierda".

3 comentarios:

javier r dijo...

hace un tiempo vienen construyendo las herramientas para enfrentar el nuevo enemigo construido: la sociedad movilizada, y al izquierda.. desde la ley antiterrorista,la reforma judicial, Milani y la triplicacion del presupuesto de inteligencia, Berni, Proyecto X,Granados,la militarizacion via Gendarmenria del conurbano y el trabajo fino de poner a los que reclaman como los que impiden "que la gente vaya a trabajar".Cuando la protesta escale, los va a encontrar bien parados.

Anónimo dijo...

Improvisación? Falta modestia en nuestros intelectuales. Tomar lo económico como excusa para lo político. Nobleza obliga! Qué importa el congreso si hay inflación, no? Bueno, parece que a nuestra presidenta sí le importa. Pecado: no hubo propuestas-proyectos. Pero... Y si presentaba un proyecto? "Claro!", dirían, "quiere usar el Congreso como una escribanía" o: "no dialoga". Pero no. Cristina buscó en su discurso un papel y un rol para la oposición. Al punto que la izquierda salió a decir que la presidenta eligió de "amigos" al pro y a los radicales y al punto de que Massa solito dijera que los k, el pro, los radicales y el fap están tramando un código penal que "dejaría libre(sic) a Videla". O sea, acusó a todos los partidos políticos de antidemocráticos.
La economía como excusa de lo político, la relevancia del congreso, de las bancas, de los poderes del estado, del control popular, de la unidad regional y de la democracia... Uh, no me van a publicar el comentario.

Hernán dijo...

Off topic man non troppo, provocado por la foto de Trotsky. Leíste El hombre que amaba los perros, de L. Padura? Muy recomendable si no lo hiciste.