13 mar. 2014

No a las marchas

Maduro prohibió las marchas de la oposición. Para quienes defendemos la democracia y las protestas, este tipo de prohibiciones son siempre inaceptables, vengan con el discurso que vengan. Si se van a producir incidentes: a prevenirlos. Si se van a producir desmanes: a controlarlos. Si va a favorecer a la derecha: a hacer las cosas mejor. El orden no precede a la protesta en la escala de prelación democrática

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece muy bien tu defensa de las protestas pero ¿qué tenés para decir de lo que pasó ayer aquí en el puente? Tiraron a un discapacitado que iba con su mujer embarazada y, no contentos con ello, le rompieron una prótesis carísima. Tu tesis es muy interesante pero puede resultar muy injusta. El ejemplo de ayer me da la razón.

rg dijo...

no entiendo nada. lo de ayer en el puente me parece una barbaridad atroz, incalificable, una desmesura vergonzoza. pero no tiene nada que ver con las protestas, como si en una huelga matan al patron y alguien dice que hay que terminar con las huelgas. simplemente, nada que ver