2 jun. 2014

Correr por derecha

Horacio V., acá, coincidiendo en los hechos en la condena a las espantosas declaraciones que fuéramos punteando por aquí en días pasados (Pichetto contra los senegaleses y los inmigrantes; Julián Domínguez bastardeando a la mujer; Kunkel hablando de bataclanas; Randazzo enloquecido contra los grafitteros). Es curioso el modo en que la misma gente que se escandaliza cuando desde el blog llamamos la atención sobre la gravedad de todos esos dichos ("por qué poner la atención ahí¡" "es la agenda de los medios¡"), se derrite cuando HV afirma los mismos dichos. En todo caso, bienvenido el listado de HV, y bienvenido también el tardío deshielo. 

3 comentarios:

Bruno Arias dijo...

Gran verdad Roberto. Me gustaría ver un comentario suyo sobre el fallo del Superior Tribunal de Justicia de Chubut que obliga a los abogados a asistir con corbata a las audiencias. Sería excelente, saludos y gracias.

m a r t h a c. c. dijo...

Lo más triste es cuando desde la derecha te quieren correr por izquierda, enarbolando teorías abolicionistas o teorías críticas del derecho originadas como una reacción ante los sectores del poder (RG dixit debate con carcova) y que son usadas desde el poder para defender a los poderosos.
Léase, condenar la cárcel cuando se trata de delitos de corrupcion y no moverseles una mota de sus calvas para condenar la acción directa y responsabilidad directa del estado contra esos sectores desprtegidos, léase,condiciones carcelarias, condiciones de persecuciónde minorias étnicas, leyes antipiquetes etc...

Osease, eso, eso nomás, que te corran por izquierda, da escalofríos ...
(aclaro, por eso de calificar a LCarrio y a Argumedo como neopunitivistas)

Anónimo dijo...

Aclararía, podemos discutir si es legítimo la privación de la libertad como forma de castigo pero no debería estar en discusión la necesidad de castigo y de juzgamiento que se encuentra obstaculizada por los mecanismos de poder. Lo que debería llevar plantearnos si no es necesario suspender las prescripciones de juicios de corrupción cuanto menos donde haya asociación ilícita probada.
Por otra parte podemos cuestionar la ética burguesa o la moral capitalista dominante, pero desde qué ética? Si los nuevos obispos dela liberación van a cuestionar esa moral yo pido como mínimo que expongan su moral.
Entiendo que H.V. como partícipe de una organización que adoptó el secuestro como un modo de financiarse pueda tener otros criterios de lo que es ético o no. No lo juzgo, lo pongo en contexto, repito, puedo poner en contexto una ideología revolucionaria que considere que debe suspender momentánea o definitivamente garantías o derechos individuales surgidos de la ética liberal. No lo acepto pero lo entiendo. Lo que no acepto ni entiendo y condeno desde todo punto de vista que en nombre de una ideología de igualdad como es la marxista alguien considere lícito o admisible que una minoría de elite, reserve para sí prerrogativas y fueros en nombre de la igualdad. Tal como groseramente expusiera Feinman en aquel reportaje.
Es el resorte interno que proteje a la intelectualidad que simpatiza con este modelo y se autojustifica con un y si, pero clarín y el capitalismo son los verdaderos demonios.
Bueno, mirá H.V., yo te digo No. Feinman, No. Yo tengo una lógica muy simple y muy sencilla. Me ayuda a vivir en este entorno enloquecido y te digo: igualdad. Igualdad repito, y sino arreglátelas con la justicia del capitalismo dominante, y si no, arreglátelas con las cárceles de la ideología burguesa y capitalista dominante. No me pidas a mí que desgaje una sola palabra en tu favor, ni una lágrima, porque de última, sos otro de ellos. Sos uno más de ellos.
Y sino y si después de todo eras un verdadero revolucionario, entenderás el sacrificio como necesario, como imperiosamente necesario en nombre de nuestro ideal de igualdad.

m.c.c.