17 feb. 2015

Las razones de la marcha

(publicado hoy en La Nación acá)

Como todo acontecimiento público de importancia, la marcha convocada para el 18f ayuda a revelar el estado de situación de la vida colectiva en el país. En un país definido por sus niveles de movilización política –un país que puede enorgullecerse por los modos frecuentes y vigorosos de la protesta social- se escuchan hoy, sin embargo, voces que critican la convocatoria alegando razones que cuesta tomar en cuenta como objeciones de buena fe. Pero haremos el intento.

“La marcha es política”, sostienen algunos, como si alguna marcha pudiera no serlo y, lo que es peor, como si dicha afirmación descalificara a la marcha, en lugar de calificarla en lo que tiene de digno: hace décadas que aprendimos a no desautorizar a una marcha desde el embustero lugar de la no-política. Agregan otros: “Es insólito que los fiscales marchen: los fiscales son parte de la Justicia, tienen que dar respuestas en lugar de hacer reclamos”. La queja es pobremente engañosa: por supuesto que tiene sentido que quienes están encargados de administrar justicia se quejen –con documentos, proclamas o marchas- si reconocen que el poder que debe facilitar su trabajo, en realidad lo bloquea. Por lo demás, la molestia que han expresado algunos fiscales que convocan a no ir a la marcha resulta algo sorprendente, y se hace merecedora de la respuesta obvia: “Los fiscales marchan porque un colega suyo, mientras investigaba al poder, encontró su muerte. Lo extraño es que a Ud. se le ocurra no hacerlo -o es que su negativa revela algo más, acerca de las investigaciones que Ud. ha encubierto?”

“Todo se trata de una operación de los servicios de inteligencia”, siguen otros adherentes al gobierno, tapándose los ojos frente a los hechos que gritan. Los hechos gritan que hace diez años que el gobierno utiliza a los servicios para el espionaje interno, alimentando con recursos infinitos y sofisticado aparataje a ese “nido de víboras”. Como colectivo social, somos víctimas de esa decisión gubernamental (gobernar de la mano de los servicios de inteligencia), como lo han sido, protagónicamente, los opositores y luchadores sociales que vienen siendo escrutados desde las cavernas del Estado, desde hace años.

De modo similar, quienes se oponen a la marcha han empezado a examinar con lupa los CV de cada uno de los fiscales convocantes, y a señalar con espanto a este fiscal o a aquél individuo que han decidido formar parte de la misma: “aquél es golpista,” “éste de aquí es un oportunista”, nos gritan horrorizados. Pero, otra vez, la crítica es desafortunada. No sólo porque está sujeta a una obvia réplica inversa (des-convocan a la marcha desde el General Milani y Berni, hasta el partido nazi argentino), sino porque fundamentalmente yerra en el blanco. Cuando marchamos por la muerte de María Soledad –por tomar un caso- lo hicimos junto con sectores conservadores de la política y de la Iglesia de Catamarca, y nadie debió sonrojarse ni pedir disculpas por ello; ni nadie se convirtió en lo que no era (un religioso ultramontano, pongamos), luego de hacerlo. Estábamos unidos por una muerte, y marchamos bajo la convicción de que el poder no era ajeno a la misma –como nos ocurre en este momento. Por eso, también, resulta ofensiva la pregunta acerca de si la marcha “es (o avanza una causa) progresista.” Frente a la muerte intolerable no hay izquierda ni derecha –aunque sí suele haber ideología partidaria o sectaria detrás de la muerte (en este caso, vinculada con los servicios de inteligencia). Por eso tenía sentido marchar en Francia, ante la masacre provocada por el extremismo religioso, sin necesidad de pedir previamente el ADN ideológico de quienes marchaban –entonces lo hicieron muchas personas y figuras públicas con quienes uno no querría compartir una cena. Lo mismo ocurrirá ahora, y es bueno reconocerlo. Pero otra vez: lo que nos une es otra cosa, la muerte es la que traza el límite, sin por ello “clausurar la política”: el acto de marchar sigue expresando un compromiso público contra la impunidad, profundamente político. (Por lo demás: la lucha contra la impunidad, frente a la muerte de María Soledad, del fotógrafo Cabezas, o del fiscal a cargo de investigar la masacre de la AMIA, es obviamente “progresista”, por más que, en cada caso, los sectores conservadores de la Iglesia o la oposición quieran salir beneficiados a partir de ello).

Algunos críticos de la convocatoria dicen que se pretende “convertir en héroes” a Nisman, a los fiscales convocantes, o a ciertos sectores de la justicia. En lo personal, y como tantos, no me sentí seducido nunca por la investigación de Nisman (sobre todo, por el modo en que el ex presidente Kirchner decidió contaminar desde el primer minuto dicha investigación, al obligar al fiscal especial a trabajar de la mano de los servicios de inteligencia); ni creo en el carácter angelical o ingenuo de nuestros jueces y fiscales. No confío, como tantos, en muchos de ellos (y más allá de los nobles funcionarios que siguen enalteciendo a la justicia) por lo que el menemismo y el kirchnerismo quisieron hacer del Poder Judicial durante veinte años: un mero instrumento al servicio de la impunidad del poder. Ello así, a partir de los indefendibles nombramientos que, en la vasta mayoría de los casos, promovieron (Daniel Reposo venía a servir a la Justicia? Vinieron a hacerlo los Oyarbide que hoy, más allá de sus nombramientos, son mantenidos firmes en sus puestos?). No confío en mucho de ellos, además, por los modos en que menemistas y kirchneristas intervinieron sobre la  justicia, a través del dinero y del miedo (con ascensos prometidos, “sobres” entregados, “llamados” y “carpetas” revoleados). Somos muchos los que marcharemos contra todo ello. Resulta, en todo caso, tan revelador como molesto que, frente a cualquier acto judicial que no sea servil al gobierno (un recurso presentado; un llamado a declaración; una indagatoria; la marcha del 18), prestos funcionarios y periodistas se atropellen entre sí para revelar los antecedentes de horror del funcionario judicial ahora impugnado. (Uno se pregunta entonces: Y por qué no mostraron esos antecedentes ayer? Sería que por entonces todavía sacaban provecho de ellos?).

Otros más se apresuran a señalarnos con el dedo para denunciar que, si marchamos, lo haremos como lo que hicieron “los viejos golpistas desde los años 40”. Como tantos, y por razones de edad, recuerdo haber marchado en democracia muchas veces –en primer lugar, y aún o por razón de las simpatías que sentía por él, contra el gobierno de Raúl Alfonsín. Nunca nadie nos llamó golpistas, aunque allí sí existían riesgos serios de golpe de estado. Marché, como muchos, por María Soledad, por Cabezas, por Arruga, por Julio López, por Mariano Ferreyra, por Kosteki y Santillán. Como tantos otros, no necesito que me digan cuándo debo marchar, o por qué y en nombre de quién es que estoy marchando.

Finalmente, he escuchado a cientistas sociales y periodistas oficialistas decir que si marchamos volveremos a demostrar que formamos parte de la “clase media desagradecida” –una descalificación no sólo sociológicamente imprecisa, sino enormemente reveladora de la mentalidad del momento. Ahora queda en claro: el dinero o las ventajas “recibidas” estaban llamadas a desmovilizarnos. Lo que se buscaba era, simplemente, comprarnos. Larga vida a quienes, frente al dolor que padecen, y sobreponiéndose al mismo, salen a la calle a manifestar su protesta –a los gritos, en silencio o llorando. Frente a la impunidad, la injusticia social y la muerte, que otros se queden con la algarabía y el canto.



31 comentarios:

Anónimo dijo...

Gargarella, en un mes hay una marcha organizado por los represores de lesa alojados en Marcos Paz.
Es por las condiciones inhumanas de detención.
Es válida la consigna, pero no me cierran tanto los convocantes.
Que haces, te subis tambien?

rg dijo...

no, no iría para nada. me convoca el hastío frente a las presiones y la impunidad

Anónimo dijo...

En la cárcel hay presiones e impunidad. La consigna también es super válida. Seguramente estarías hastiado de eso también. El punto es quien moviliza y con que propositos.
Con todo respeto, creo que la pifias en esta.

rg dijo...

te equivocas primero asumiendo que hay un solo objetivo, y es el peor. y te equivcoas en pensar que si muere un perseguido sindicalista opositor y llaman a marchar los sindicatos, tengo que ver el cv de los que convocan

Anónimo dijo...

Roberto, respetuosamente, no comparto tu postura sobre este tema.
Creo que el comentario del (lamentablemente) anónimo deja en evidencia tu incongruencia en ese punto.
Sí, importa, a la hora de manifestar nuestro apoyo o adhesión, quien convoca la marcha, con qué consigna, con qué objetivo, desde donde se la promueve. Hay reclamos que podemos compartir y otros no. Yo no soy un defensor a ultranza del gobierno, pero no veo el sentido de esta marcha más que para las tapas de Clarín y La Nación del día siguiente, por lo cual nunca se me ocurriría asistir, así como tampoco asistiría a una marcha organizada por Blumberg para subir las penas. Y estoy en todo mi derecho -como todos los demás, integrantes del gobierno, del poder judicial, o de donde sea- de manifestar mi desacuerdo con la marcha. Esto no implica criticar el acto de manifestarse en sí. De hecho, Anibal Fernandez se ha mostrado crítico de la marcha,siempre sosteniendo que valora el hecho de que la gente se pueda movilizar y que ello constituye una verdadera victoria del pueblo, la cual nunca debería ser censurada. Pero volviendo al tema del contenido de la marcha, no veo cual es el sentido de ir a protestar por una muerte que no sabemos si fue suicidio o suicidio inducido o asesinato, y en la cual hay una investigación en curso. Pareciera más bien un aprovechamiento de una situación trágica por parte de algunos grupos con intereses propios. Hacerles el juego es mostrar una ingenuidad terrible, tal como ha demostrado la izquierda.

Tomás

rg dijo...

bueno, a mi me parece increíble lo que decís tomás, aunque sea totalmente legítimo no ir a la marcha. el fiscal que presenta denuncia de la presidenta y muere, luego de que -nos consta- fue seguido y perseguido por el gobierno, con cámaras, por donde iba; luego de que nombran como 2 de la side a su nexo con la justicia, haciendo explícito que los servicios están para eso: apretar a los jueces díscolos. entonces, no me importa la denuncia si es buena o mala, ni se es suicidio o no. es inaceptable lo otro. con independencia de ello, es totalmente legítimo que los fotógrafos pidan marchar por cabezas, e inaceptable preguntarse si era de la revista gente o eran paparazis los fotógrados convocantes: se trata de un muerto¡ alguien que había puesto -bien o mal- su foco sobre el poder, y al que el poder acosaba

Anónimo dijo...

Roberto, me canse de escuchar como repitieron tu columna sin citarte en todos los programas de tv, desde Adrián perez hasta los panelistas de intratables. Creo que les diste una justificación valida para ir a la marcha a aquellos que solo iban a debelitar al gobierno.

rg dijo...

igual quedate tranquilo que si el gobierno se debilita no es por mi nota ni por la oposicion, sino por la cantidad de desastres que han hecho

Anónimo dijo...

Si hay una marcha por los represores por las condiciones inhumanas habría que acompañar...o qué pasa? somos tan soretes que la constitución no nos importa pero después nos llenamos la boca diciendo que la vamos a defender?. Qué pasa que no podemos separar las cosas?. Tan necios somos?.

Ante condiciones inhumanas hay que manifestarse, aunque sea el mas deplorable personaje que las esté sufriendo.

Respecto a la marcha de hoy, coincido con R.G.

Yo estoy a favor de manifestarme, no creo que solo tenga que ir a votar cada 4 años y ahí termine mi "participación ciudadana".

Iría a una marcha contra el gobierno que sea, me chupa un huevo Cristina y todos los candidatos. Como también me importa nada que digan que soy golpista o boludeces así.

Marcho porque quiero y punto.

Dejen de hacer cagadas y ya no necesitaremos ir a marchas.

Saludos
Antonio

Anónimo dijo...

El gobierno se debilita? somos pelotudos?

Es el gobierno más poderoso que tuvo este triste país. Si se debilita un poco seguro habrá más democracia o más represión quizá. Este gobierno mató por omisión o acción más gente que el de Menem.

De débil no tiene nada. Los débiles somos nosotros.

Santiago

Anónimo dijo...

RG, ¿vas a ir a una marcha convocada por la muerte, cuya causa dicen que es un suicidio, de un fiscal oscuro, corrupto, vinculado a la side, etc, convocada por otros fiscales oscuros, corruptos, vinculados a la side, a la que ni las organizaciones de familiares de víctimas de la amia van? Saludos, Ariel

Anónimo dijo...

Marchar desde la izquierda en homenaje a un funcionario argentino que le preguntaba al Departamento de Estado a quién debía perserguir penalmente es dificil de explicar. (Wikileaks no es invento K).

Que haya muerto en una situación nada clara tampoco lo explica.

Tampoco es irrelevante quiénes van. No es que debas compartir con todos cada tema, pero sí es obvio que sos compañero en la coyuntura de la visión del país y de los intereses que se defienden. El peronistas que va a una marcha y va la UOM no tienen que tener tatuado al Loro, pero si hacerse cargo, sin beneficio de inventario.
Acá tenés que hacerte cargo de Comodoro Py que convoca. Y de ahi para abajo, lo más rancio de lo más reaccionario de la sociedad argentina.

Marchar por la no impunidad. La encabezan quienes dicen que hay corrupción e impunidad y durante 20 años ejercieron la acción penal pero... ¡no metieron preso a nadie!

El objetivo es de oposición al gobierno (para muchos en lo posible de destitución)y en la interna de la derecha, de instalación de los fiscales de Comodoro Py como reserva de la derecha en reemplazo de los ya desgastados jueces de Cdoro. Py; hasta aprovecando la reforma del código procesal penal.

Rosa

rg dijo...

No; voy porque es la muerte de un fiscal que acababa de denunciar al gobierno (como sacarle una foto a yabran) cuya muerte, segun la presidenta, sin dudas no fue un suicidio

Anónimo dijo...

Che Robert, podes explicar que le pasa a Maier escribiendo tanta boludez en pagina 12? no somos tontos cuando habla de que el ministerio publico no es imparcial... Quiere ir a la Corte? esta Gaga? es increible en lo que se convirtió todo, ahora lo unico que falta es que Zaffaroni defienda a Boudou.
Jose Manuel

Anónimo dijo...

Rosa, blanqueá...

Zaffaroni, Garrigós, Slokar, Gils Carbó son la honestidad? de qué hablas? es una cargada y una mala defensa de tu empleador.

Hay que marchar, no contra el gobierno, a favor de la democracia, a favor de que si un fiscal (corrupto o no, o lo que fuese) no se lo puede matar!, hay que juzgarlo si es corrupto pero no matarlo. Y no me corran con el sucidio que es una mentira...

Un abrazo
Santiago.

Marcho porque quiero. Marcho contra quien quiero. Esto es democracia, aguantate si quiero marchar, o matame si te animas que es lo que te gustaría. O preferís que me mate el gobierno verdad?. ASí no te ensucias las manos!

Anónimo dijo...

La dialéctica del gobierno es vergonzosa. Más vergüenza da quien la copia y entra en ella, por tonto o por deshonesto.

Anónimo dijo...

ok, RG, entonces supones que la responsabilidad por su fallecimiento es del gobierno: una conclusión que no resiste un análisis serio.

Hablar de impunidad, presiones, hastío, corrupción y marchar convocado por Comodoro Py es como ir a una marcha de derechos humanos convocada por Astiz.

Rosa

Anónimo dijo...

Santi, marcha tranquilo, nadie te esta amenazando ni extorsionando para que no marches. No sos un mártir por marchar. Dejame tambien vos a mi, y a todos los que quieran, decir que la marcha me parece una boludez. Y si Nisman no se suicidó y estás tan seguro de que lo mataron me gustaría escuchar con un poco más de detalle tu hipótesis certera sobre como fue el asesinato (a mi y a todo el país nos interesaría).

Tomás

rg dijo...

rosa, quien aseguró que no fue un suicidio fue la presidenta, no? y obvio que por omisión o acción, el gobierno -que espió y siguió a nisman todo el tiempo- es responsable de ese "no suicidio", más o menos directamente

GerardoD dijo...

Tomás habla de la supuesta ingenuidad terrible de la izquierda que vaya a a la marcha. Lo dicen ellos que se bancan tener a Milani, Berni, Granados a cargo de la seguridad (?) de un gobierno que se jacta de progresismo. Y que ingenuamente aceptan/aceptarían compartir palcos y actos con esos mismos personajes y con otros como Insfran, Zamora y hasta el mismo Scioli. Los ingenuos son siempre los otros...

Anónimo dijo...

comparto una Interesante reflexión
http://www.po.org.ar/prensaObrera/473/politicas/18f-convocan-encubridores

Anónimo dijo...

tu forma de atribuir responsabilidad por una muerte que ni se sabe cómo ocurrió es muy peligrosa.

Rosa

rg dijo...

aclarame, rosa, si la forma segura sería la de la presidenta "sin dudas pero sin pruebas." no te escuché diciendo críticas al respecto. rarísimo

Anónimo dijo...

Roberto, tu ultimo argumento contra Rosa es similar a cuando a vos te remarcan en este blog que no críticas lo suficiente a Macri y si al kirchnerismo, a lo cual contestas "yo no tengo porque opinar de todo". Bueno, el discurso de cristina podrá ser pésimo, pero eso no sirve como argumento a favor de tu postura. Yo, o rosa, puedo criticarte a vos sin tener que opinar sobre lo que dijo cristina

Anónimo dijo...

GerardoD, quizás me exprese mal, yo quería decir que comparto la postura de la izquierda que no se suma a la marcha (pitrola el otro día manifestó eso en intratables). No critique a la izquierda, la aplaudi por no sumarse a esta marcha que tiene mas de marketing que de principios.
Tomas

rg dijo...

es que es un argumento kirchnerista chicanero, al que respondo con una chicana, sobre todo cuando di un monton de argumentos ya y no se discuten esos argumentos sino prejuicios.

es que yo no tengo que atribuir a nadie la muerte de nisman. puedo firmar que se suicido, si a alguien le gusta. es que ese no es el punto, sino el modo en que han infiltrado a la justicia con los servicios, empezando por nestor que hizo de eso su modo de hacer politica por atras

Anónimo dijo...

No es la sociedad espontánea la que marcha. No son fiscales prestigiosos los que convocan. Si Gargarella me lo permite publicar -digo que la sociedad dormida y los fiscales desprestigiados se van a dar la mano hoy. No importa la razón de la marcha, sino las razones que hoy harán causa común en ella.
Por más razones propias que se tengan, hoy se delegará su representación a los fiscales que convocaron a marchar. Una sublimación.

No una sublevación.

El gobierno no va a la marcha por las razones verdaderas de la marcha. Gargarella va a la marcha por las razones verdaderas de la marcha. Es el tipo de consenso político que busca la oposición. Hasta la izquierda huele que aquí no hay ningún conflicto. No hay conflicto social. Es una lucha por el equilibrio social.

Es una marcha especulativa.

Marchamos porque...

Y... sí. No hay nada que afirmar. Nadie se autoafirma o autoconvoca. No habrá que cortar ninguna calle para que vengan los medios. Ni habrá que hacer mucho silencio.

Anónimo dijo...

No es la sociedad espontánea la que marcha. No son fiscales prestigiosos los que convocan. Si Gargarella me lo permite publicar -digo que la sociedad dormida y los fiscales desprestigiados se van a dar la mano hoy. No importa la razón de la marcha, sino las razones que hoy harán causa común en ella.
Por más razones propias que se tengan, hoy se delegará su representación a los fiscales que convocaron a marchar. Una sublimación.

No una sublevación.

El gobierno no va a la marcha por las razones verdaderas de la marcha. Gargarella va a la marcha por las razones verdaderas de la marcha. Es el tipo de consenso político que busca la oposición. Hasta la izquierda huele que aquí no hay ningún conflicto. No hay conflicto social. Es una lucha por el equilibrio social.

Es una marcha especulativa.

Marchamos porque...

Y... sí. No hay nada que afirmar. Nadie se autoafirma o autoconvoca. No habrá que cortar ninguna calle para que vengan los medios. Ni habrá que hacer mucho silencio.

rg dijo...

estoy en completo desacuerdo. es una marcha en homenaje al colega muerto mientras acababa de denunciar a la presidenta. un colega de quien la presidenta nos da su certeza de que no fue un suicidio, sino un asesinato. eso basta para marchar, aunque para mi lo mas importante sea denunciar la impunidad reinante

Anónimo dijo...

Comodoro Py, decís Rosa.

Seguís jodiendo y mientiendo a todos¡?. Comodoro Py, te referirás a los jueces supongo, es el lugar donde deberían haber pasado varios y a los que siempre se benefició.

Por qué no blanqueas Rosa. POné grande y que te leamos: Aguante Oyarbide, Aguante la corrupción, Aguante el aguante, Aguante que te matamos y aguante un país mediocre. Decilo y discutimos lo q quieras pero sincerate!

SAntiago

Anónimo dijo...

Tomás "alias remo", imberbe, no me victimicé para nada. Eso es lo que hace tu jefa y el séquito que viven hablando de golpe y no se produjo nada de ello. Andá y hablá en silla de ruedas.

Santiago