27 feb. 2015

Que lo citen ahora


De Izquierda Diario, acá. Reportaje al padre de Darío Santillán
- Si bien Aníbal Fernández nunca se fue del gobierno, hace poco volvió al centro de la escena cuando lo nombraron secretario general de la Presidencia. Y ahora sube un escalón más, volviendo a ser Jefe de Gabinete ¿Qué opinás?
- Cualquier opinión que tenga sobre Aníbal Fernández nunca va a ser buena ni positiva. Hay que tener en cuenta sus antecedentes, desde cuando en los 90 lo buscaba la policía y él se había fugado, cosas que quedan en el pasado y la gente se olvida.
En lo que hace al asesinato de mi hijo, a él le cabe la misma responsabilidad que al resto de los funcionarios de aquel gobierno. Es uno de los tantos personajes sueltos que son culpables de las muertes de Darío y Maxi y siguen enquistados en el poder.
El pensamiento que tengo sobre él es el mismo que tengo sobre este gobierno. Yo estuve reunido con Néstor Kirchner, que se comprometió a investigar y no lo hizo. Así que en ese sentido este gobierno ha sido cómplice del asesino Duhalde.
Es otra de las tantas vergüenzas de este gobierno. Uno se pregunta cómo carajo pueden mantener a personajes como Boudou como vicepresidente. Y esa soberbia que no les permite reconocer el más mínimo error frente a tantas cagadas que se mandan.
Aníbal Fernández no sólo no tendría que estar ahí, ocupando ese puesto, sino que debería, cuanto menos, estar siendo investigado por la responsabilidad que le cabe en la Masacre de Avellaneda.
- Muchos de los responsables políticos de esa masacre, como Duhalde, Solá, Juanjo Álvarez, Atanasof y Aníbal Fernández hoy están enfrentados unos con otros. Pero a la hora de cubrirse las espaldas por aquellos asesinatos están todos juntos.
- Siempre lo hemos dicho. Nosotros sabemos que hacia fuera aparecen enfrentados o con distintas ideas, pero hacia adentro siempre se arreglan. Las complicidades de unos y otros son las mismas.
Duhalde, por ejemplo, ya casi no está. ¿Pero por qué Reutemann ahora vuelve a aparecer, con todas las responsabilidades que le caben por lo del 19 y 20 de diciembre de 2001 y por las inundaciones en Santa Fe? Con tanta gente inocente que murió. Y sin embargo vuelve a estar enroscado con el resto. Esta política les permite eso, decir una cosa y hacer otra.
- En septiembre del año pasado se desarchivó la causa que investiga las responsabilidades intelectuales y políticas de la denominada Masacre de Avellaneda, donde están imputados desde Duhalde hasta Aníbal Fernández. ¿En qué estado está esa causa?
- Si bien logramos que se desarchive, en realidad la causa prácticamente no se ha movido. En todo este trayecto lo único que hubo fue un entorpecimiento de las cosas y una falta de voluntad política y de la Justicia.
El papel que cumplió en su momento el fiscal (Miguel Ángel) Osorio, que ahora está ascendido, tuvo el objetivo de entorpecer las investigaciones. Lo mismo le cabe al juez Ariel Lijo, con quien tuve una charla y me reconoció que archivó la causa por pedido del fiscal sin siquiera haberla leído. Una causa con una enorme cantidad de irregularidades, brutalidades e hijaputeses, con pruebas que desaparecieron, conversaciones de la SIDE perdidas y tantas otras cosas. Yo no soy un letrado pero cuando vi todo eso me dí cuenta de cómo no fueron capaces de investigar y llegar hasta donde tenían que llegar.
Además está el hecho de que la acusación que tuvieron Fanchioti y Acosta (los policías condenados por apretar los gatillos, NdR) no es la misma que hay para Ruckauf, Duhalde y compañía. En el caso de los policías es “homicidio agravado por alevosía”, lo que permitió que los condenaran a perpetua. En cambio la carátula contra los políticos es “homicidio simple”. Y también está el tiempo que corre y puede terminar haciendo que la causa prescriba.
Nosotros estamos tratando de que, primero, cambie la carátula. Y en segundo lugar que quede determinado como un delito de lesa humanidad, porque el mismo Estado que supuestamente te tiene que proteger es el que te mata. Esta causa no tiene que prescribir y por eso seguimos luchando.
- Ustedes fueron víctimas, tanto con el crimen de Maxi y Darío como en la impunidad que le siguió, de un ataque conjunto de todos los poderes del Estado. ¿Qué opinás de la polarización que se plantea hoy entre el Poder Judicial y el gobierno?
- La complicidad entre la política, la policía y la Justicia es lo que permitió llevar adelante la Masacre de Avellaneda. No hay que olvidarse que mientras asesinaban a Darío y a Maxi salieron a los pocos minutos a decir que había sido un enfrentamiento entre piqueteros y se habían matado entre ellos. Ese mismo 26 de junio el hijo de puta de Solá recibe a Fanchioti y lo felicita por su labor, prometiéndole un cargo más alto.
Si no hubiese sido por las fotos que sacaron “Pepe” Mateos y Sergio Kovalevsky, que se las dieron a Página/12 porque tenían miedo que nunca salieran a la luz, todo se hubiera cajoneado y hubiese quedado como un enfrentamiento entre piqueteros.
Por eso la complicidad entre la Justicia, la política y la policía existe siempre.
- A fines de 2003, cuando tuvieron esa reunión con Néstor Kirchner, ¿hablaron de la culpabilidad de Aníbal Fernández en la Masacre de Avellanera? Recordemos que entonces era su ministro del Interior.
- Efectivamente Fernández dio un salto directo del gobierno de Duhalde al de Kirchner. Puntualmente ese día no hablamos de él. En realidad Kirchner conmigo no quiso hablar nunca. Pero como en ese momento estaba la cosa tensa con todo el tema de los desocupados, el movimiento Aníbal Verón (que era compacto y no se había dividido todavía) logró entrevistarse con él y, gracias a los compañeros, yo pude meterme en la reunión. Y ahí le planteamos directamente el tema de la Masacre de Avellaneda, aunque sin hablar puntualmente de Aníbal Fernández.
En ese momento las palabras de Kirchner fueron que él se comprometía a llegar hasta las últimas consecuencias. A mí me pasó la mano por el hombro y me dijo “Santillán, quédese tranquilo, que a mí no me importa el político de que se trate pero si es responsable de la muerte de su hijo y de Maximiliano, lo vamos a condenar”. Una gran mentira.
- Algo más que quieras agregar
- Les agradezco a ustedes. Para mí es importante que tengamos este espacio, porque sabemos que en esta prensa que hacen ustedes y en la que nace de los lugares genuinos es donde se dice la verdad. No en los grandes diarios donde todo tiene su precio.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

esta buena la nota...
sobre todo el parrafo final...
RP

Anónimo dijo...

Esta muy buena la nota al padre de Santillan.
En otro orden de cosas: llama la atención que no haya habido un solo comentario de este blog respecto del muy sólido fallo de Rafecas. Una consecuencia del mismo es que tira abajo el supuesto "crimen de estado" del que, desde esta trinchera, se habló hasta el cansancio...

Guillermo

Anónimo dijo...

Roberto, te la pasaste hablando de nisman y la denuncia, y cuando un juez al que respetás, en una resolución fundada, la desestima completamente, no decis nada?! ni un comentario?

rg dijo...

pensé que habían estado dando cátedra, esta semana, de que
1) si un juez firma una decisión a las apuradas (materialmente imposible escuchar las horas de grabación que desechó como inválidas)
2) no escribe él mismo el fallo
3) deja de decir parte crucial de lo que debe decir (no era una denuncia sólo sobre encubrimiento, sino también sobre abuso de autoridad)
4) se trataba de un juez golpista, entregado a fuerzas oscuras, merecedor de juicio político
5) pero de repente vemos que se trata de un maestro del derecho
6) me parece inaceptable que se piense en estos términos sobre la justicia, lo que sugiere el nivel de locura de nuestra discusión pública en estos años
7) finalmente, en lo personal, entiendo que hay razones para investigar las razones de un tratado inconstitucional, que involucra cuestiones esenciales sobre la vida y muerte de mis compatriotas, y que no puede darse por cerrada una investigación porque no están las pruebas que 'el debería buscar

Anónimo dijo...

en lo que màs puedo decir que concido con Roberto es en el punto 7 de su conclusion...
creo que nadie en los comentarios respecto de Rafecas o por lo menos yo no dije que fuera un maestro del derecho... simplemente trate de hacer una lectura coherente y analizada de algunos comentarios que me habian parecido muy agresivos...
no es cuestion de leer a la ligera espero que RG ME HAYA LEEIDO BIEN LO QUE QUISE PONER.
RP.

Anónimo dijo...

que làstima que aveces uno cree q se expresa bien y no se termina entendiendo la esencia de lo que uno con toda la mejor intencion trato de transmitir...

"lo esencial es invisible a los ojos"


rp

Hernán dijo...

Fallo imecable?, resolución fundada?, de verdad? Una sentencia que tiene este párrafo no puede ser tomada en serio:

"Si la grave acusación del Dr. Nisman fuera cierta, habría que admitir que una figura política, que actualmente reviste la Presidencia, que a lo largo de 20 años de trayectoria ha sido consecuente en la búsqueda en proveer verdad y justicia a las víctimas del atentado, conciba dar un giro en sus convicciones de 180 grados e instruya a sus subordinados a traicionar esos valores, a su país y, especialmente, a las víctimas"

Anónimo dijo...

Estimado Roberto,

Yo no estoy dando cátedra de nada, pero por favor reconocé que vos te considerás impoluto como para impartir clases de ética avanzada. Quizás te sorprenda y acaso moleste que alguien, en este caso yo, pueda hablar a título personal. Por lo tanto no me tengo que hacer cargo de los dichos o desdichas del gobierno u otros estamentos (tus puntos 4 y 5).
Me parece que leiste el fallo muy a la lígera como para no advertir su solidez y decir alegremente a) que es una decision a las apuradas y b) que él no fue quien escribió el fallo. De dónde sacaste esto último ?. La otra alternativa es que no lo hayas leido..., lo que a esta altura me parece lo mas probable.
Respecto de tu punto 6 me parece que sería justo que reconozcas que has contribuido en la medida de tus fuerzas a este estado de cosas al no mostrar el equilibrio que un debate basado en la honradez intelectual requiere. Es hora de dejar de mirarse el ombligo...
Lo que en verdad te fastidia e irrita es el contenido de un fallo tan contrario a las premisas sobre las que has tratado de dar catedra con muy poco fundamento y sobre las que has guiado tu acción...Lo importante no es el fallo sino lo que el mismo dice y el modo en que pone en evidencia como se puede montar una operación política, en la que -te guste o no- has participado.
Espero que publiques este comentario, si bien tengo escasas esperanzas de que eso ocurra.

Guillermo

Anónimo dijo...

¿Moreno Ocampo, Maier, Smuckler, Arslanian, Barcesat, Díaz Cantón, etc. son burros, tarados o hablan desde la mera ideología? ¿Quién puede creerse Dios para hablar desde la verdad pura incontaminada? ¿El memorándum es inconstitucional desde el originalismo, desde el pragmatismo, desde el intencionalismo o desde la hermenéutica? ¿Una constitución es ajena a las estructuras, intereses políticos y poderes fácticos de una sociedad (actuales y/o pasados)? ¿Se puede creer en una 'izquierda' que por un anti-pragmatismo ciego, en sus momentos, votó en contra de la participación obrera en las utilidades de las empresas (1957) o de la anulación del punto final y la obediencia debida (2003)?
¿No es extraño que ningún miembro del impoluto cuerpo de fiscales, jueces, consitucionalistas haya movido nunca un dedo para hacer cumplir dicha participación que está en un artículo de la constitución? ¿No será que lo fáctico de una constitución es sólo el juego de intereses (poder-dinero)? ¿Y que, en definitiva, muchas veces discutir sobre la 'constitucionaliad' de algo es apoyar a alguno u otro en ese juego de intereses? (Aunque uno no sea consciente de eso). Constitución: cuántos crímenes se cometen en tu nombre...