23 mar. 2008

Eugene Debs: Socialismo y "fuego en el teatro lleno"




En una de las decisiones más conocidas y vergonzosas en la historia de la libertad de expresión, "Debs v. US," de 1919, fue condenado a prisión el extraordinario líder socialista y pacificista Eugene Debs. Fundador del Partido Socialista Democrático en los Estados Unidos (agrupación que luego, en 1901, se convertiría en el Partido Socialista), Debs ofreció un impactante discurso anti-bélico durante los momentos más tensos de la Primera Guerra Mundial. Y, aunque se cuidó puntillosamente de no violar con su discurso la represiva "Espionage Act" (que venía a criminalizar a buena parte de las acciones de los pacifistas de entonces) la justicia norteamericana consideró que Debs había querido obstruir la convocatoria a la guerra, y por lo tanto violado el "Acta" en cuestión. En su penoso fallo, el famoso juez Oliver Wendell Holmes pronunció una frase que pasaría desde entonces a la historia (trágica) de la libertad de expresión: se pueden decir muchas cosas, pero "no se puede gritar fuego en un teatro lleno." La frasecita sirvió para cargar 10 años de prisión sobre el heroico Debs. Poco después, y desde la cárcel, Debs participaría en la carrera presidencial de 1920, obteniendo casi un millón de votos.

Luchador anti-capitalista, Debs repudió su condición de líder de masas. Sostuvo "Yo no soy un líder de los trabajadores; no quiero ser seguido por nadie; si alguno de ustedes está buscando a su Moisés para que lo libre de este capitalismo salvaje, entonces va a quedarse allí donde está. No los llevaría a la tierra prometida ni si pudiese, porque si los hiciera llegar hasta allí, algún otro los haría salir. Deben usar sus manos y sus mentes, y librarse ustedes mismos de su actual condición."

En su audiencia frente al tribunal, y a punto de ser condenado, Debs pronunció uno de sus discursos más conocidos. Dijo entonces: "Su señoría, años atrás sostuve...que yo no era ni un poco mejor que el peor en la tierra. Dije entonces, como digo ahora, que mientras existiera la clase baja, yo pertenecería a ella, y mientras hubiera un elemento criminal, yo sería parte de él, y mientras se encontrase todavía un alma en prisión, yo no sería libre."

Liberado por el presidente Harding en 1921, Debs continuó promoviendo el socialismo en los Estados Unidos, hasta su muerte, en 1926. Gloria y honor al gran Debs!!

9 comentarios:

Ulrich dijo...

Roberto, me parece que tu inferencia no está bien. Que no se puede gritar fuego en un teatro lleno no justifica de por sí la condena a Debs. La sentencia fue un gravísimo error, pero no quita que puedan existir límites a los derechos constitucionales.

rg dijo...

pero Ulrich, por supuesto que el fallo no es una linea. si es cierto, sin embargo, que al fallo se lo recuerda por la fracesita. holmes desde entonces cambiaria abruptamente de posicion, y pasaria a defender una postura hiper protectiva. pero entonces, no tuvo empacha en condenar al pobre debs y encajarle diez anios. fueron tantos los palos que recibio de sus colegas academicos que parece que el tipo dijo "debo haber metido la pata"

SebaE dijo...

nada raro, en Holmes, un "unabashed majoritarian judge"..."Debs" es, claro, una de las perlitas que le dejo al derecho...

rg dijo...

ahi hay una buena discusion, porque yo soy majoritarian y lo hubiera protegido a debs, por majoritarian. porque ser majoritarian requiere que el mayoritarianismo pueda ser posible, con gente que nos ensenie a ver puntos distintos a los nuestros mayoritarios

SebaE dijo...

Si, es una simplificacion. Pero Holmes, convengamos, hiciera bien o mal en sus decisiones sustantivas, iba para donde habia decidido la mayoria. No dudo que vos los hubieras protegido a Debs (que duda cabe!), pero el mayoritarismo irrestricto a veces tiene estos problemas. Holmes, por lo demas, esta BIEN lejos de mi ideal de juez. Tiene varias inolvidables..."las tres generaciones de imbeciles son suficientes"...bah...hay para divertirse...

Redacción / Radio Tosco dijo...

Sí! recuerdo lo de las tres generaciones de imbéciles... Flojardo eso...!

Sobre el teatro. A fines de los 60, en Estados Unidos, uno de los miembros del Youth International Party publicó un libro titulado "Steal this Book!" ("Robe este libro"). Resumía ahi no solo un programa politico hiper-radical (con acento en la primera "a"), sino tambien algunas técnicas concretas (cómo armar bombas molotov, entre otras pacíficas páginas...).

El libro, si mal no recuerdo, se abría con esta frase, retruécano al texto de Holmes (lo traduzco abajo, pero mal):
"Freedom is the right to shout 'theater' in a crowded fire"

(La libertad es el derecho de gritar "Teatro!" en un incendio lleno)

Horacio,
de Radio Tosco

Esculapio dijo...

En vista de los últimos acontecimientos por estas horas, en los que la prensa muestra el alarde que hacen quienes impulsan los flujos patoteriles de signos contrarios, siempre más proclives a recurrir a las vías de hecho que al diálogo, y tal vez resignado frente a los ciclos de intolerancia que una y otra vez han erosionado este país, me parece genial el derecho a gritar TEATRO!!!! en un incendio lleno.

Redacción / Radio Tosco dijo...

Esculapio,

por supuesto, hay que rechazar el patoterismo. Pero en un incendio... hay que gritar "fuego"! Es la mejor alternativa.

Un abrazo

Esculapio dijo...

por el puro placer de polemizar, o por fe en el diálogo, -dicho ésto sin perjuicio de que, como decía Foucault, los valores no son verdaderos ni falsos, pero son lo que tenemos- la pregunta que me parece interesante sigue siendo si gritar -con fuerza- TEATRO!!! es una alternativa válida en tiempos de incendios no muy claros.-
Vaya como muestra surrealista la experiencia al menos desconcertante de ver al partido comunista movilizado para eliminar las retenciones a las exportaciones del agro.