25/4/2008

El culpable no es sino el instrumento que lo ejecuta



En su "Fragmento Preliminar al Estudio del Derecho," Juan B. Alberdi, que no es santo de mi devoción, escribió cantidad de cosas que, al menos, pueden servir de advertencia o llamado de atención para quienes hoy siguen escribiendo sobre el tema. Por un lado, decía “pensar que una pena, por dura que sea, puede extinguir una habitud criminal, es no conocer el hombre.” Luego, propuso acabar con la ignorancia y la miseria del pueblo, a las que identificaba como causas habituales del delito, dado que -sostuvo- [debe preferirse] “prevenir los males a tener que curarlos…Porque es la sociedad, como dice Quetelet, la que prepara el crimen, y el culpable no es sino el instrumento que lo ejecuta.”

2 comentarios:

Rex dijo...

Y si han habido sociólogos para quienes eliminar el crimen no sería beneficioso para la sociedad. Durkheim, por ejemplo. Se podria sostener tambien que si se elimina el
crimen, es algo que podria ser sera malo para las empresas de seguridad. Tambien como podria decirse que la Ministra que escondio la plata en el banio, eran "solo un instrumento que ejecuta"

CAMINANTE dijo...

Rex, creo que tengo motivos para no estar de acuerdo: si mi ligera memoria no me falla, cuando estudie Durkheim en la facu, el tipo aludia al efecto cohesionante de la idea de crimen.
Describir que cierto fenomeno social genera (entre otros) un efecto que puede ser valorable para algunos, no significa comprar todo el paquete y decir que 'el crimen es beneficioso para la sociedad'.
No quiero ponerme quisquilloso y menos cuando no estoy muy seguro de lo que digo, pero esa distincion no me parece taaaan sutil como para no verla.
Comparto plenamente tu segunda afirmacion, aunque la hagas parte de un argumento llevado al absurdo. Creo que la idea de 'crimen' encubre mucho mas de lo que muestra, con lo cual la reaccion estatal termina siendo casi siempre bastante torpe, ya que aplica la misma reaccion para hechos muy disimiles: mas o menos unidades de tiempo. Pero esto es otro tema.
Lo de la ex Ministra, nuevamente es un buen ejemplo de lo imbricadas que estan ciertas pautas culturales (la idea de anomia de Nino, por ejemplo) en comportamientos individuales absolutamente reprochables. Lo que quiero decir es que poner toda la carga del reproche en la infractora es funcional a toda una estructura corrupta, porque 'individualiza' lo que debe leerse contextualmente. Para perdonar a la ex Ministra? no, para extender la condena moral a los que ejercen alegremente cierta forma de manejar el poder.
Abrazos.