30 ago. 2011

ADC/ Publicidad oficial y Plus

La ADC pidió a la Justicia que ordene la suspensión de la publicidad oficial durante la campaña electoral

La medida fue solicitada en el marco de un amparo colectivo interpuesto por la ADC y por un grupo de votantes. Se fundamenta en la necesidad de garantizar la equidad de los partidos políticos en la competencia electoral, asegurando de ese modo el derecho a la libertad de expresión de los ciudadanos y su derecho al voto.

(Buenos Aires, 27 de agosto de 2011) - La Asociación por los Derechos Civiles (ADC) solicitó que la Justicia dicte una medida cautelar que ordene la suspensión de la publicidad oficial del Poder Ejecutivo Nacional en medios audiovisuales durante la próxima campaña electoral. La ADC considera que la medida es necesaria para garantizar la equidad de los partidos políticos en la competencia electoral, así como la libertad de expresión de los votantes y su derecho a sufragio, que sólo puede ser ejercido adecuadamente si cuentan con información partidaria plural.

La medida cautelar fue solicitada en el marco de un amparo colectivo interpuesto por la ADC y por un grupo de votantes ante el Juzgado Federal Nº 1, con competencia electoral en el distrito Capital Federal, a cargo de la jueza María Servini de Cubría. En dicha acción, se advierte sobre el uso de la publicidad oficial como instrumento de propaganda y autopromoción por parte del gobierno nacional, en violación de estándares constitucionales y de derechos humanos. Dicho uso otorga una ventaja al partido gobernante al momento de usar los fondos públicos como herramienta de captación del voto, perjudicando el debate electoral.

“Las prácticas del gobierno nacional en materia de publicidad oficial desvirtúan los propósitos de la última reforma política, que dispuso un sistema estatal de reparto de espacios publicitarios en medios audiovisuales para promover la igualdad de oportunidades entre los partidos durante la campaña y garantizar así el ejercicio informado del derecho al voto”, señaló Alvaro Herrero, director ejecutivo de la ADC.

En el amparo, la ADC solicita que se ordene al PEN adecuar sus prácticas en materia de pauta oficial a los estándares constitucionales e internacionales fijados por el sistema interamericano de derechos humanos, y que “se adopten los remedios judiciales idóneos para resolver la situación de inconstitucionalidad planteada por la falta de regulación adecuada de la publicidad oficial”. Hasta que se resuelva el fondo del asunto, la ADC pide el dictado de una medida cautelar que ordene la suspensión de los avisos oficiales en radio y televisión durante los 25 días previos a los comicios del 23 de octubre, a excepción de los que sean imprescindibles para garantizar la seguridad y la salud pública de la población o para informar sobre cuestiones vinculadas al desarrollo de las elecciones.
Principales argumentos

El régimen electoral argentino contiene una enorme cantidad de normas destinadas a equilibrar el campo de juego electoral. Tienen ese objetivo las regulaciones que restringen los gastos de campaña, los modos de financiamiento de los partidos políticos y las que limitan el tiempo de las campañas electorales. Una de esas normas es la contenida en la ley 26.571, que prohíbe a los partidos políticos contratar espacios publicitarios en medios audiovisuales y dispone que el Estado distribuirá espacios en forma equitativa.



Este esquema que busca nivelar el campo de juego electoral se ve desvirtuado por el uso de la publicidad oficial con fines de propaganda de cara a las elecciones. Este uso ilegítimo de la publicidad oficial se ve agravado por (a) el incremento constante del presupuesto publicitario registrado en los últimos años y (b) el desarrollo de campañas publicitarias que tienen por objeto captar el sufragio de la población, confundiendo la campaña del partido gobernante con la publicidad del Estado.

La violación de ese esquema de igualdad creado por el Congreso a través del marco jurídico que regula nuestras elecciones viola ciertos derechos específicos: (a) el derecho a la libertad de expresión, garantizado por los artículos 14 y 32 de la Constitución Nacional y 13 de la Convención Americana y (b) el derecho al voto garantizado por el artículo 37 de la Constitución Nacional y el artículo 23 de la Convención Americana y



La violación de la libertad de expresión:

La Corte Interamericana de Derechos Humanos ha reconocido que la libertad de expresión tiene una dimensión individual y otra social, según la cual este derecho es un medio para el intercambio de ideas e informaciones.

Desde ese punto de vista, todas las propuestas partidarias deben poder expresarse en condiciones de equidad durante la campaña electoral, para que todos los ciudadanos puedan recibir información plural. Precisamente, la legislación argentina, al nivelar las posibilidades de acceso de los partidos a los medios de comunicación, promueve un debate público robusto y equitativo, en el cual todas las voces puedan ser escuchadas y los más poderosos no puedan tapar a quienes no cuentan con tantos recursos.
La emisión de publicidad oficial sin limitaciones frustra el propósito de dicha legislación, ya que permite al partido que ejerce el gobierno acceder a los medios de comunicación con su mensaje en condiciones que los otros partidos no pueden hacerlo. Dicha situación impide el ejercicio pleno del derecho a la información de la ciudadanía.



La violación del derecho al voto: las prácticas en materia de publicidad oficial del PEN violan las condiciones de igualdad que preceden el ejercicio del derecho al voto, e impiden que éste se ejerza con información plena y plural.



La restricción de la capacidad del gobierno de emitir avisos publicitarios, entonces, es necesaria para garantizar el derecho a la libertad de expresión en su dimensión social y el derecho a voto. Se trata de una medida indispensable para promover un debate público abierto y robusto en época electoral, donde todas las voces puedan ser escuchadas, sin predominio de la voz gubernamental.
En su acción, la ADC remarca que la medida cautelar solicitada encuentra respaldo en las normas de otros países que, para evitar distorsiones en el debate político y desigualdades entre los distintos contendientes, suspenden la publicidad oficial durante un tiempo determinado antes de las elecciones. La Relatoría para la Libertad de Expresión de la CIDH específicamente recomendó este tipo de medidas y señaló que en épocas deelecciones es necesario que la ley establezca mecanismos que impidan que se utilice la pauta estatal con fines electorales, tales como la “suspensión de la publicidad por un tiempo razonable durante las campañas políticas”.



Plus: Nota de A. Herrero sobre el tema:

http://www.clarin.com/opinion/uso-proselitista-publicidad-oficial_0_546545418.html

47 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Y cuál es el problema de tener un gobierno que labura a dos manos y que te inaugura por lo menos una obra por día? Está bien, dejemos afuera la publicidad oficial de la época electoral. Ahora, ¿qué deben hacer los medios? ¿Meter la cabecita en la tierra como el avestruz y no informar de lo que se hace? Claro, qué ingenuidad la mía: precisamente eso es lo que hacen los medios opositores (me viene a la mente en este momento, por ejemplo, la nula divulgación que se le dió a la inauguración reciente del gasoducto Juana Azurduy, que le va a posibilitar a miles de compatriotas contar con gas natural). De todos modos, me parece que allí se abre una disyuntiva: o informás como debés (y terminás favoreciendo indirectamente al gobierno, más allá de la publicidad oficial) o seguís desinformando y vendiendo el mensaje de que todo es corrupción y abuso del poder.
El Imparcial del Norte

rg dijo...

un gran problema es el periodismo obsecuente. en la gran definición de horacio v., de hace unos años, la misión del periodismo "es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es...molestar"

Anónimo dijo...

y a vos no te parece otro gran problema el periodismo mentiroso y ocultador, que hace sistemáticamente campaña contra el gobierno y a favor de macri? notable que ese no te parezca un gran problema.

rg dijo...

me parece que el periodismo oficialista es algo patetico, y que mas alla de eso los medios deben ser democratizados, lo cual no significa mas canales para el gobierno sino para las voces que hoy todavia no se escuchan, porque al gobierno no le interesa que se escuchen

Anónimo dijo...

Hola roberto, me gustaría preguntarte por la relación que ves/hay entre la postura que fijaste en este post http://seminariogargarella.blogspot.com/2009/08/defender-al-poderoso.html
(que por cierto me pareció muy interesante) y la figura de Alejandro Carrio, hasta hace muy poco presidente de esta ong, y creo que hoy siguie teniendo un cargo directivo. En algún momento habíamos intercambiado opiniones y una respuesta que ensayaste fue, si mal no recuerdo, que el personaje en cuestión, no tenía una injerencia concreta o directa en asuntos como estos. Más allá de la (im)probabilidad fáctica, de que no estuviera involucrado directamente en este tipo de acciones, y que su condición de abogado de la Sra Herrera de Noble estuviese ceñido a la defensa de la causa por el adn de los nietos, te pregunto si no hay puntos de contacto con la contradicción que marcabas hacia rusconi (pero hacia tantos otros también) en el post que te cito.
En lo personal, me llama poderosamente la atención el constante sesgo que esta ong hace de su defensa a la "libertad de expresión", vinculado estrictamente a la pauta de la publicidad oficial. Entiendo que pueda ser su caballito de batalla, y que incluso le haya dado muchos réditos en foros locales e internacionales, pero entiendo que la libertad de expresión, es algo mucho más abarcativo, y no encuentro nada de lo hecho por esta ong que involucre a Clarín, siendo este último un actor muy importante a la hora de hablar de este tema. Desde ya que no podríamos hablar de un conflicto de intereses, en sentido estricto como lo marca la ley, porque Carrio no es un funcionario público. Pero en todo caso ese sería un dato menor, si lo que se quiere es evaluar desde qué lugar se habla.
Perdón que insista una vez más sobre el tema, pero también se que estás o estuviste vinculado a ellos, y por eso te consulto.
Saludos
Martin

PIC dijo...

Habría que ver quiénes son los que firmaron ese amparo. Seguro son gente opositora y de los mass media.

rg dijo...

martin, no se que queres que te diga. primero, por que no le preguntas a la adc, en lugar de a mi. segundo, me parece que estas muy mal informado de las actividades de la adc, que incluyen cantidad de campanias por los derechos de los presos, de las mujeres a abortar, de los menores, derechos sociales, derecho a la protesta. esto es, me parece que no haces el minimo esfuerzo de estudiar aquello que queres criticar,y yo no tengo por que resolverte ese problema, que se debe a tu vagancia o a tu deseo de decir lo que tenes ganas de decir, sea verdadero o falsa. y finalmente, ya me tiene harto la estrategia de eliminar los problemas atacando al que enuncia el problema. es patetico, farsesco, ademas de muy molesto y poco original

Anónimo dijo...

Mira roberto,
Me parece que resta que me tildes de vago,y si sé qué hace y qué no hace la adc, conozco personalmente a mucha gente que trabaja ahi y el punto que quiero marcar, que no es un planteo patético o farsesco, fue efectivamente una contradicción importante para muchos de sus integrantes, e incluso por eso Carrio ya no es el presidente.
Pero el planteo, que no es una falacia ad hominem, va dirigido a vos, porque sos el mismo que escribió ese post ("Defender al poderoso") y sos el mismo que difunde este tipo de acciones de esa ong (y ya sé que tambien difundís otras).
Insisto en decir que me parece muy sintomático que un ong sesgue su militancia por la defensa de la libertad de expresión en nuestro pais, en el subcapítulo de la pauta oficial, con lo poco que ello representa, frente a un universo de aspectos vinculados al mismo tema tan rico como el que hay. y ni hablar de que parte de sus integrantes abocados a la materia, Bertoni por caso, se sienten en los paneles que la Sip arma por distintos lugares del continente.
Pese a todo, entiendo que te pueda molestar. Disculpá, pero va con buena leche.
Saludos
Martin

Anónimo dijo...

Para Martín, la posición de la ADC durante la discusión sobre la ley de medios: http://www.adc.org.ar/images/fck/file/Aportes%20para%20la%20discusi%C3%B3n%20legislativa%20-%20Ley%20de%20servicicios%20de%20comunicaci%C3%B3n%20audiovisual-%20ADC.pdf

rg dijo...

pero martin, es que no entiendo lo que decis. yo hace un par de meses participe en la presentacion del libro de la adc sobre derecho a la protesta, conozco el renovado interes de ellos en el area, como conozco el notable trabajo que hacen para difundir y pensar criticamente el tema del aborto, en donde tambien hay discursos silenciados, o el trabajo que hacen de monitoreo en las carceles. y me salis con que estan sesgados hacia el poderoso. me parece que es ver lo que tenes ganas de ver. eso es independiente de las polemicas o crisis que les haya generado el tema adn. lo que me parece simplemente falso es decir que estan sesgados ahi, cuando han hecho muchisimas otras cosas piolas, que incluyen por supuesto el monitoreo sobre el gobierno que otras ong de derechos humanos silencian, encubren o defienden, lo cual es parte del problema tambien

Anónimo dijo...

Martín ha conseguido su propósito. No debatir el tema de fondo.
El día que el PRO esté en el gobierno Nacional seguramente la gente como Martín va a redescubir la importancia de los límites a la publicidad oficial y de la injusticia manifiesta de un sistema electoral que ata de manos a los opositores y deja al gobierno de turno libre para gastar sumas millonarias en publicidad. Mientras tanto, son temas que no valen la pena ser discutidos. Por favor, de ahora en adelante que la agente de la ADC previamente le consulte a Martín cuáles son los temas de libertad de expresión que valen la pena ser litigados en este momento.

Saludos
Julio

Estudiante crónica dijo...

estoy a favor de transparentar/ regular la publicidad oficial, el planteo de la ADC me parece logico (aunque dificil de definir que es esencial para la seguridad y la salud publica de los ciudadanos y para el desarrollo de las elecciones: entra un anuncio sobre como sacar la auh o la asignacion para embarazadas, esencial para la salud? o un anuncio sobre como teamitar el DNi, esencial para votar? y la ADC decide que pueden decir y que no?). lo unico que es llamativo es que no lo hayan hecho en las elecciones de la CABA, donde uno de los principales reclamos de la oposicion local era contra la publicidad oficial de PRO. puede ser que se les haya ocurrido recien ahora, aunque vienen trabajando con estos temas hace tiempo. si es asi, que oportuno!

otra cosa: la vision del periodismo como watchdog del poder exclusivamente esta basada en la concepcion liberal de la democracia. Para otras visiones (participativas, deliberativa) el periodismo deberia, ademas, informar sobre otro temas (no necesariamente temas que molesten), represenatr al espectro de la opinion publica y ser un foro de discusion, ademas de, claro, hacer de watchdog del poder politico y de otros poderes.

Anónimo dijo...

Pero roberto, qué tiene que ver que hagan tantas cosas buenas, que sí creo que las hacen, con el punto que focalizo sobre el enfoque que tienen sobre libertad de prensa, que aparte, es sobre lo que trata el post. Si querés agregale que también son todos excelentes personas, aún más, todos de Boca. Y???
Lo mismo de siempre con vos, confundir Poder con manejo del Estado. Entonces no existe Poder por fuera de aquel que no detente formalmente el manejo del Estado. Me hace gracia aparte que me cites los trabajos desarrollados sobre esta ong en materia de aborto, protesta, etc. Si querés también las discutimos, y me parece bien lo que hicieron, yo no estoy diciendo que lo único que hacen es esto, pero no tiene que ver con la "molestia al poderoso" de la que yo hablo. Esa agenda le importa un rábano a Clarin, quizás menos a La Nacion. Y es más sorprendentemente, a esos medios les agarra un ataque de importancia solo cuando pueden utilizar el tema para pegarle al gobierno de turno, sino no. El tema en si mismo no figura en su agenda. Y es más, me desdigo, figura tanto en su agenda que lograron un dnu, de materia penal, nunca visto, con la firma del Jefe de Gobierno, para eivtar una protesta sindical. Y Adc? bien gracias.
De hecho el paper que me cita el anónimo anterior, que ya lei en su oportunidad, es justamente una muestra de esa contradicción. Una ong, cuyo presidente -era en esa época- patrocina a la dueña del grupo económico y mediático más poderoso del pais, en el marco de una causa en la que sistemáticamente negaron y obstaculizaron la labor de la justicia para que las familias y las abuelas, accedieran a información sensible vinculada a la identidad de sus hijos desaparecidos, me objeta, desde una vara perfecconiista, mil y un aspectos formales y no tanto de una ley, que sabemos que puede haberlos tenido, pero era importante que saliera. Y en términos reales esta organización hizo poco y nada por ello.
Pero insisto, entiendo que el punto te moleste.
Saludos
Martín

Anónimo dijo...

Pobre Julio che, yo no lo dejo debatir. Y no hace falta que espere a que Macri esté en el gobierno nacional para que maneje pauta oficial. Ya lo hace desde el Gobierno de la Ciudad, y para eso tengo el pormenorizado análisis que de ello hacen las ong vinculadas a la materia.
A no?, no está? Bua
Beso grande a Julio.
Martin

Anónimo dijo...

Ok, retomemos la definición de Horacio V.: la misión del periodismo "es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es...molestar".
Pues bien, ese 'alguien' puede ser desde el gobierno de turno hasta algún despiadado empresario monopolizador y careta. Y ese 'no quiere que se sepa' también puede estar referido a las acciones silenciadas de un gobierno que trabaja para la gente pero que toca intereses que afectan a ciertos poderosos (desde ya, reconozco que no a otros).
El Imparcial del Norte

Anónimo dijo...

los medios deben ser democratizados, por eso es importante la ley de medios. lo cual significa menos poder para esos medios mentirosos, ocultadores y monopólicos.

rg dijo...

lo de siempre martin (mas imparcial, a quien veo muy perdido): ves lo que tenes ganas de ver. quien esta en el gobierno detenta un poder especialmente peligroso, siempre, porque no solo tiene mucho dinero (el nuestro), sino que ademas maneja la policia, el ejercito, la gendarmeria, define a quien se manda a reprimir, a que opositor se asesina. o sea que es muy importante que el foco este -como lo definia muy bien hv- en controlar de modo muy especial al gobierno. y esto es compatible con preocuparse obviamente por el poder de los empresarios (no me cabe ninguna duda al respecto, y me parece que tampoco a la adc, por lo que se de su posicion sobre la ley de medios). peor la prioridad debe ser el control del gobierno, y no salir a cuidarlo al pobrecito, mintiendo sobre las estadisticas, ocultando la corrupcion, diciendo que no provocó las muertes que provocó

Anónimo dijo...

Pero el datito que vos no comunicás, Roberto, es que no es lo mismo un gobierno dictatorial que un gobierno democrático, siendo que la democracia actúa como un poderoso mecanismo restrictivo. En donde hace muchos años no actúa la democracia es en ciertos sectores empresariales, los que ejercitan un poder lobbístico realmente escalofriante. Claro, incluidos aquí todos los sectores que han hecho negocios con los Kirchner (y antes con los Menem o con los Duhalde; y en los ámbitos provinciales, con los De la Sota, los Rodríguez Saa, los Alperovich o los Das Neves). Tomá un poquito de mi imparcialidad que no te va a hacer nada mal.
El Imparcial del Norte

Anónimo dijo...

claro que también le das importancia al poder económico, pero siempre lo subestimás en tus análisis, cuando eso te sirve a lo que querés transmitir. Y mi punto aqui, es que la importancia que se le asigna al reparto de la publicidad en lo que a "libertad de expresión" hace, es muy mayor al lado de la real significancia que tiene ese porcentaje en la torta de toda la pauta en general. El resto, muy mayoritario, lo aportan los privados, pero claro, cuando conviene al análisis y lo que se pretende decir, esos privados tienen el poder de hacer vetar leyes ambientales, y ahi se les dá entidad. Y cuando no convienen (como cuando digitan dnu's en materia penal) son prácticamente inexistentes.
Pero claro, todos vemos lo que queremos ver, en especial yo.
Saludos
Martin

Anónimo dijo...

Sí Martín, los abusos del PRO sobre publicidad oficial están siendo analizados por la ADC.
Un ejemplo: http://www.lanuncamenos.com.ar/tag/denuncia-contra-el-pro/

Hay que leer más sobre el trabajo excelente que hace la ADC sobre este tema, antes de salir con los tapones de punta.
Saludos
Julio

rg dijo...

martin, obvio que estas equivocado. en lo que a mi respecta en particular. siempre defendi una posicion socialista basada en dos puntos: democracia economica y democracia politica. lo dije mil veces, aca y en cualquier lado. escribi las primeras cosas sobre ley de medios hace mas de veinte anios, con nino. lee la ley de medios que escribimos y compara con la actual. fijate cual es mas favorable a las voces diversas y a la democratizacion de los medios por favor (aquella lo era, y muchisimo. igual, una cosa es esa buena propuesta, y otra lo que yo defenderia si escribiera esa propuesta a mi exclusivo gusto. para saber sobre esto, podes leer las cosas que escribi en la materia).

rg dijo...

imparcial, me haces reir. primero, porque para salvar a este gobierno lo tenes que comparar con la dictadura. que mal que venimos! segundo, porque los peores regimenes democraticos a nivel provincial, particularmente en terminos de ahogo de voces opositoras (cuando no se las fusila o se las controla con los servicios de inteligencia, como en formosa) son todas las del fpv. en todos estos casos, lo que destaca, son los pactos entre gobiernos provinciales y empresariado corrupto. jaja, o pensas que el fpv esta enfrentando al empresariado corrupto provincial (en cualquier nivel, en relacion con la prensa o mas alla de la prensa, vease sino ejemplito de la union ferroviaria)

Anónimo dijo...

Si yo tengo un periódico en Jujuy de poco más de 7000 ejemplares por tirada y me canso de ver cómo todos los días el Gob. Nac. inaugura obras por doquier, ¿qué debo hacer? ¿Llamarme al silencio y no comunicar estas obras en época de campaña? ¿Hablar de los hechos de corrupción tal como son puestos sobre el tapete por algunos opositores y a la luz distorsionada de los grandes mass media? De repente, comunicar las acciones de un gobierno que resultan tan evidentes, ¿implica asumir el oficialismo como postura política? Si el gobierno de los K obtuvo victorias tan contundentes por todo el norte argentino (las cifras en Santiago del Estero son apabullantes), por algo será. A mí, como director de un periódico con muy poca llegada a lo que ocurre en el centro del poder, en los nichos donde se genera la corrupción, sólo me constan las obras palpables y ostensibles. Y no son pocas las que se han hecho y se siguen haciendo. Hablar de eso también es hablar de política.

p dijo...

Me resulta muy interesante el problema de fondo en esta discusión, que es esencialmente un problema de teoría política:

(a) los que -como los k- entienden que la política es un juego salvaje de intereses en el que varios pesos muy pesados intervienen en relativa paridad de condiciones: uno es el gobierno con sus corporaciones aliadas, otro las corporaciones independientes, otro la oposición con sus corporaciones aliadas, etc. Como hay poder en todos lados, y de hecho es relativamente equivalente (el gobierno tiene mucho, pero los medios y las corporaciones también), esta gente postula que hay que ser balanceados en cuanto a quien se "ataca".

(b) los liberales -como RG- que entienden que *estructuralmente* el gobierno es peligroso porque concentra el poder público, y que el control social e institucional tiene que ser especialmente severo con el gobierno. Sin desconocer que hay otros factores de poder contra los que también hay que ser severos, los liberales descansan en este caso en el poder del gobierno para contrarrestarlos, si es que no transa con ellos (si transan, obviamente, el gobierno es más peligroso y es razón de más para ir contra él).

De buena leche y para entenderlo mejor, tengo algunas preguntas:

1. El argumento liberal tiene fundamentos estructurales (el gobierno tiene por construcción el monopolio de la fuerza pública, los recursos, etc.), pero el argumento de equivalencia de fuerzas parece partir de una observación coyuntural: en el presente argentino las corporaciones (que no están con el gobierno) tienen mucho poder; esto puede no ser así, pero ahora es así y hay que aceptarlo.
De ser así, entonces la posición (a) depende permanentemente de una evaluación constante del equilibrio de las fuerzas. Tal vez por esto, la retórica kirchnerista abona sistemáticamente la idea de su debilidad con respecto a otras fueras, como Clarín. Ahora bien, ¿no estaría en problemas esta ponderación constante por los últimos acontecimientos? Estar al 38% del segundo casi que garantiza el poder público en un grado que dificulta en extremo pensar en la equivalencia de fuerzas: si la prensa es opositora y no pudo hacer nada por "sus delfines políticos" entonces tanto poder parece que no tiene... De nuevo, el contexto de discusión no es "gobierno v. clarín" sino el de una ONG o el de prensa "independiente" que buscan controlar al gobierno en el ejercicio de su poder (y no dicen nada sobre las corporaciones enemigas).

2. Es interesante cómo, en un contexto distinto, el argumento utilizado del mismo lado K fue uno de tipo (b) estructural-liberal. El principal argumento para la no extensión de la categoría de "crimen de lesa humanidad" a los actos de terrorismo de organizaciones no-estatales como Montoneros (Apablaza es similar) es estructural: no importa si los crímenes son fácticamente similares (torturas, asesinatos violentos por causas políticas), el asunto es que unos venían de parte del estado, con los recursos del poder público, que es *por construcción* más grave que lo que viene desde un particular.

Anónimo dijo...

Vos decís que lo peor de la mafia política está en los gobiernos pro K. ¿Pero por qué no hablás de Schiaretti, o de Das Neves, o de Rodríguez Saa? ¿Por qué no hablás de toda la pobre gente a la que los empresarios sojeros de Córdoba, con complicidad del gobierno de la provincia, les robaron los terrenitos de las manos? Siempre con el mismo sesgo racista: que los Qom de acá o que los Qom de allá. ¿Y qué hay del resto? Si el empresariado es una usina de corrupción, al igual que los gobiernos provinciales, eso no es responsabilidad de los K. Es un problema estructural de la Argentina del que, por lo que veo, vos sólo tomás una partecita, la que cierra con tu discursito (la que implica a los K -que, por supuesto, también son corruptos).
El Imparcial del Norte

rg dijo...

jaja, imparcial: no es responsabilidad de los k, pero son los k quienes pactan con los que matan a los qom, los que pactan con schiaretti, los que pactan con el gobierno de chubut, los que sostienen a insfran y sus servicios de inteligencia, los que bancan al represor alperovich o el represor barrionuevo. el hecho de que despues todos ellos ganen elecciones, no quita que sean asesinos y represores, lo siento pero es asi. y si negocias con ellos y permitis que mantengan intacto su poder de inteligencia y represivo, sos complice, te guste o no, y no un perejil sino de los principales

Anónimo dijo...

Perfecto. Porque soy Imparcial (y del Norte), te concedo este punto. Sólo me gustaría que lo remcarcaras un poco más en tus intervenciones. Así como Víctor Hugo Morales parece estar obsesionado con Clarín (viendo el problema 'Clarín' hasta en el paso del Huracán Irene), vos algunas veces parecés obsesionado con los Kirchner. Si Schiaretti es corrupto, la responsabilidad primordial la tienen los ciudadanos, que lo siguen votando (o a su sucesor directo), y lo mismo con los Alperovich, los Insfran o los que se te ocurran. No veo que remarques demasiado estas indubitables cuestiones que hacen a la responsabilidad ciudadana.

Anónimo dijo...

Todo bien Roberto. Insisto, el punto no es discutir sobre vos y tu trayectoria, que conozco y valoro, sino sobre aspectos o hechos del presente, aqui la lucha del adc por "la defensa de la libertad de expresión", vista a los ojos de un jurista (vos), quien interesa por muchas cosas que escribió y por su muy buena disposición para intercambiar opiniones, como lo hacés aca habitualmente. Y puntualmente por la relación entre la figura de Alejandro Carrió (quien conduce a la ong ADC que protagoniza la pelea por la redistribución de la pauta oficial)y el post que alguna vez escribiste llamado "defender al poderoso" (que linkee más arriba).
Quedará para otro debate entonces.
Abrazo
Martin

Anónimo dijo...

La pauta privada general está concentrada geográficamente en Capital Federal y GBA y unos pocos centros urbanos más, aparte de esa concentración geográfica existe la concentración referida a los pocos medios que acaparan la mayor parte de esa publicidad porque también acaparan las mayores audiencias. En cambio la pauta oficial es la que le da sostén (o debería hacerlo, como caso paradigmático no sucede así en Santa Cruz donde hay un monopolio informativo oficialista) a miles de medios de todo el país, ahí es donde se ve que la publicidad oficial tiene demasiada importancia a la hora de sostener o borrar miles de "pequeñas" voces, generalmente son las voces críticas las que se quedan sin sustento.

rg dijo...

es que estoy totalmente en desacuerdo imparcial: en absoluto responsabilizo a -nosotros- los ciudadanos, si nos dan unos instrumentos de porqueria para decidir. con el voto querriamos hacer mil cosas, pero el voto no da para eso, y nos privan de instrumentos alternativos, y todavia nos quieren hacer responsables principales de aquello que no nos permiten decidir

rg dijo...

pero es que sigo sin entender martin. no hablemos de mi, hablemos de la adc. primero, yo no me llamo juan adc. no soy la adc. no suscribo cada cosa que hace la adc. ahora, si vos decis: tienen una vision de la libertad de expresion que es favorable al poderoso, te digo, no, en absoluto. favorable al pro: no, en absoluto. solo obsesionada con el gobierno: no, en absoluto. ahora bien, podemos criticar cosas que ha hecho alejandro c., o podemos querer que haga la adc mas cosas. si, obvio

Anónimo dijo...

Los instrumentos, Roberto, están. Vos los empleás y muchos de nosotros también intentamos emplearlos. En todo caso, creá o proponé los que vos quieras; el problema va a ser el mismo: la falta de cultura cívica de nuestro pueblo. Utilizar los mecanismos democráticos implica invertir tiempo y esfuerzo y no la veo a nuestra ciudadanía muy comprometida al respecto. Para ella, mejor es delegar.
De todos modos, tampoco podés desconocer que el mecanismo más importante en una democracia representativa sigue siendo el voto. Es claro que muchos de los que escriben sobre 'deliberación', cuando dirigen su atención hacia la votación, dejan entrever una sensación de disgusto palpable: las comillas despectivas que R. Dworkin coloca a la frase "la cruda visión estadística de la democracia" es un buen ejemplo. Ahora, siguiendo a Jeremy Waldron, a mí me parece que la votación (junto con sus mecanismos) es lo que debe estar en el centro de atención de una teoría política, incluso de una deliberacionista. Lo que necesitamos, en todos caso, como dice Waldron, es "una teoría de la deliberación que encaje con la votación, y no una teoría de la deliberación que se sienta incómoda con ella".
El Imparcial Analítico del Norte

rg dijo...

no, no estan. en cientos de anios, se destruyeron decenas de mecanismos que supieron existir, para el control de las autoridades, para la responsabilizacion de los que estan en el poder , para la participacion popular. y se dejaron de construir otras decenas de mecanismos imaginables, sencillos, al alcance. por que? para favorecer que los que estan en el poder sigan con poder

andresvas dijo...

sin hablar de la ADC sino del contenido de lo que dice creo que si lo que interesa es la libertad de expresión entonces el problema es la regulación de toda la publicidad, no sólo la oficial, no se puede ser de izquierday al mismo tiempo afirmar que la plata que maneja el gobierno es "nuestra" y la que maneja una corporación, mediática o no, es "suya", por lo tanto se debe regular toda la publicidad para defender la pluralidad de voces y no el mercado de voces.

Anónimo dijo...

Sinceramente, RG, no sé a qué te referís con 'en cientos de años'. Si nos comparamos con la época del despotismo ilustrado, me parece que sin dudas estamos mejor (aunque nuestros gobernantes disten demasiado de ser ilustrados y tengan bastante de déspotas). Si nos comparamos con las épocas anteriores a la sanción de la ley Sáenz Peña o a la universalzación del voto femenino, me parece que no hay dudas de que estamos mejor. ¿Acaso tu ideal sería el de una democracia plebiscitaria al estilo de la que viene promoviendo Luisito Zamora? Dudo que algo así sea realizable en cualquiera de nuestras vastas sociedades multiculturales. En fin, si hablamos de control de autoridades, a mí me parece que evidentemente dimos un paso atrás con la reforma constitucional del 94, vía Pacto de Olivos, que amplió las facultades presidenciales. Ahora, qué sé yo, mecanismos revocatorios los hay y han funcionado (pensemos en el caso de Ibarra, por ej., sin juzgar lo despiadada que pudo haber sido la oposición con él). Desde ya, siempre puede hacerse más para ampliar el poder ciudadano. De todos modos, creo que todavía adeudás una respuesta a una observación que te hice: ¿no te parece que la ciudadanía, apática como es, sería incapaz de apelar a todos esos mecanismos aun si ellos se les sirvieran en bandeja? He sido fiscal en las últimas elecciones presidenciales y me dió escalofríos comprobar cómo vota cierta gente (no por los candidatos que elige, claro está, sino por las incoherencias nulificadoras que comete). En fin... da para largo el tema.
El Imparcial del Norte

rg dijo...

la apatia -que vos supones y yo niego- es, en la medida en que exista, en buena medida producto, antes que causante. y producto sobre todo, del sistema institucional anti-mayoritario que tenemos

Anónimo dijo...

Roberto, me parece que ahí tenés un error o sesgo de percepción, producto, quizá, de tu labor como académico, jurisconsulto, escritor y activista político. A lo que voy es que si estás todo el día rodeado de gente que vive para pensar la política, seguramente te va a costar percibir más la apatía política reinante. Pasate un par de días en la oficina de cualquier empresa, o pasate un par de días en un aula de Ciencias Económicas o de Ingeniería, y te vas a dar cuenta de lo que te digo. Y ni hablar si pasamos a enfocarnos en los sectores más rezagados de nuestra sociedad. Ni los nombres de los candidatos conocen. Recuerdo a propósito de todo esto un debate entre R. Arneson y M. Nussbaum sobre la conveniencia de distribuir recursos aún entre aquella gente que tenés la certeza de que no va a usarlos. Por ej., ampliar cupos en colegios para que vayan los hijos de los amish a pesar de que sabés que no los van a mandar. Creo que algo similar ocurriría si hoy en día te dispusieras a ampliar los mecanismos democráticos de participación. La gente no tiene ni tiempo ni ganas; claro, hasta que se arma la hecatombe y las calles se transforman en una turba iracunda movilizada.
El Imparcial

rg dijo...

pero eso es consistente con lo que digo: que va a pasar despues de cientos de anios de educacion en la exclusion politica, el castigo o la represion al que se pasa de la raya, el desaliento a la militancia, el premio al dinero y al lobby?

Anónimo dijo...

Para mí, uno de los grandes problemas que tenemos en Argentina es precisamente el de la falta de sanción al que se pasa de raya (no hablo del ladrón de gallinas o del que corta una calle, aunque también ellos merecerían una pequeña sanción; hablo de los delitos de corrupción más aberrantes que cometen los que provienen de las clases más acomodadas). Con lo de la militancia tengo mis serias dudas: sinceramente, no quiero ni imaginarme lo que puede ser un asadito rodeado de los muchachotes de La Cámpora. O sea, la militancia en masa y acrítica es tanto o más problemática que la no militancia. La única salida es, por supuesto, más y mejor educación. Pero el camino es larguísimo y mucha gente cree que los K han empezado a transitarlo.

Anónimo dijo...

El gobierno debería cumplir con el fallo de la corte respecto de la publicidad oficial en el caso Perfil. Antes de ponernos a revisar la publicidad privada deberíamos ver qué autoridad tiene un Estado que asigna discrecionalmente dinero, y ahora pese a un fallo de la corte, para pretender revisar los canales de asignación de recursos de los privados. Pero siempre es asi con los enamorados ciegos del estado, justifican o limitan cualquier critica buscando el problema afuera.

andresvas dijo...

Anónimo, no se trata de ser un enamorado ciego del estado, me parece que no hay un antes y un después, si regulás a una parte del espacio de comunicación y dejas a su arbitrio a la otra no vas a lograr pluralidad de voces y acceso democrático a la información, lo mismo si sucede lo inverso, ni deformación estatalista ni mercadista, cualquier asimetría lesiona la posibilidad de una comunicación democrática.

Anónimo dijo...

andresvas: precisamente, ese es el foco de la cuestión. el congreso reguló la asignación de espacios en televisión para propagadanda partidaria, prohibiendo la contratación privada y estableciendo fuertes restricciones a los partidos, q son relevantes para fomentar la equidad electoral, la igualdad de oportunidades, y en consecuencia la libertad de expresión. pero no hay limites con el uso de pauta oficial durante las elecciones.

Anónimo dijo...

Andresvas, hay un antes y un después, no es lo mismo un anunciador privado (sea una transnacional o el almacenero de la esquina) y el Estado, no puede haber simetría entre un actor y otros absolutamente asimétricos. Y en el caso específico de nuestro país pretendés darle legitimidad a la idea de que el mismo Estado que es incapaz de ser imparcial y respetar un fallo de la corte regule la distribución de publicida privada, cuando como te señalan en el último comentario se prohibió la publicida privada con ánimos de generar equidad en el espacio de la comunicación política y el gobierno no frenó la pauta oficial. Tu comentario en medio de una discusión por la publicida oficial lo único que hace es desviar la discusión.

andresvas@sion.com dijo...

Ningún desvío,aquí va la parte del comunicado con la que difiero (estoy de acuerdo con el resto):
"Este esquema que busca nivelar el campo de juego electoral se ve desvirtuado por el uso de la publicidad oficial con fines de propaganda de cara a las elecciones. Este uso ilegítimo de la publicidad oficial se ve agravado por (a) el incremento constante del presupuesto publicitario registrado en los últimos años "
Si estamos hablando de nivelar el campo de juego electoral debemos regular la publicidad pública y la privada, sino no va estar nivelado sino que va a estar desvirtuado (se supone que el comunicado tiene como objetivo evitar esa desvirtuación). Esto porque el sector privado no es neutro políticamente hablando y está lleno de publicaciones y periodistas bancados con publicidad privada en la medida en que respondan a determinados intereses políticos y también existió y existen casos inversos de publicaciones y periodistas con audiencia que no tienen publicidad privada porque no responden a los intereses del sector privado (que coherentemente banca lo que le conviene siguiendo su interés). Eso está muy bien, pero por eso mismo debe existir una regulación que acote el interés privado para que tenga mínimamente algo que ver con el interés general. Nada nuevo bajo el sol.

Anónimo dijo...

La verdad que no andres, nada nuevo bajo el sol, seguís siendo incapaz de ver la diferencia entre un actores, y obviás el dato evidente de que se prohibió la contratación privada de espacios publicitarios para esta campaña y sin embargo eso no evitó que el gobierno sacara ventaja con la pauta oficial. Frente a eso, regulación total de la contratación privada de espacios audiovisuales para elecciones (que comparto) que funcionó en favor del más fuerte: el gobierno, vos insistís con que hay que regular toda la publicidad privada cuando acá se publica que hay que regular ya mismo aquello que falló, estamos hablando de elecciones y el comunicado habla de elecciones, estás desviando la discusión.

Ramiro dijo...

Para el ultimo comentario: está regulada la publicidad privada, lee completo el comunicado. La ley prohíbe contratar espacios televisivos y radiales en forma privada, es justamente por esa regulación que se defiende que la PO está mala, vis a vis ese régimen legal.

andresvas dijo...

son dos asuntos distintos,uno la obligación de cumplir con el fallo y acatar la ley, no hay discusión sobre esto. El otro, recordar que aún cumpliendo con ese fallo, no se va a nivelar el campo electoral porque tal como está diseñado el régimen de regulación actual ese objetivo no se va a cumplir por todo lo dicho antes.
Estaba asumiendo que también nos interesaba discutir ese asunto.