16 ago. 2011

El Parque Indoamericano y la criminalización de la pobreza


Carta pública

Los abajo firmantes deseamos expresar nuestra profunda preocupación en el marco de la reapertura de la causa que fue iniciada en el Fuero Penal, Contravencional y de Faltas de la Ciudad contra los referentes de las organizaciones sociales que participaron en diciembre de 2010, en los acontecimientos del parque Indoamericano.
Como es de público conocimiento, luego de hechos de represión en los cuales murieron 3 personas, los Gobiernos de la Ciudad y la Nación anunciaron en conferencia de prensa un plan que resolvería el conflicto que le dio surgimiento a la toma: el déficit de acceso a la vivienda en la Ciudad de Buenos Aires. El acuerdo, anunciado el 14 de diciembre de 2010, contemplaba la presentación de un plan integral de viviendas que diera solución a la problemática habitacional de la Ciudad, en un plazo de 120 días. El financiamiento para la implementación del mismo, correría por partes iguales, por cada peso que invirtiera la Ciudad, la Nación pondría otro tanto. Estos anuncios fueron sólo promesas, y hasta ahora no se ha dado a conocer ningún plan que tenga por finalidad hacer efectivas las medidas anunciadas. Además, respecto de las tres personas asesinadas, no ha habido avances que dieran cuenta de quienes fueron los responsables penales de estos hechos.

Sin embargo, sí ha habido avances en profundizar la criminalización de la pobreza y de la protesta social. En efecto, la única política implementada en relación con los sucesos de diciembre pasado consistió en el accionar del Ministerio Público Fiscal iniciando causas penales contra los referentes de las organizaciones que luchan por el acceso a la vivienda. Contrariamente con lo solicitado por la fiscalía, la jueza de primera instancia determinó la inexistencia del delito de usurpación del Indoamericano, bajo el entendimiento de que lo sucedido en diciembre excedía el marco del derecho penal y que se enrolaba en una cuestión social. De esta manera, y a pesar de contar con una resolución judicial que expresamente determina la inadecuación del derecho penal en estos casos, el Ministerio Público Fiscal de la ciudad insiste en juzgar a los referentes sociales que participaron del proceso, apelando la sentencia y solicitando el apartamiento de la magistrada.
Este enfoque y entendimiento de los conflictos no es exclusivo del citado Ministerio. En estos días, la sala I de la Cámara de apelaciones en lo Penal, Contravencional y de Faltas de la CABA resolvió que no se apartará a la jueza, pero sí se realizará la reapertura de la causa, ya que si bien en “la gran mayoría de los procesos subyace una cuestión social que puede justificar, agravar o atenuar el reproche penal, empero resulta excesiva esa invocación genérica y voluntarista para agotar, prematuramente, la investigación en torno a los hechos bajo análisis”. Es preocupante que los magistrados de la Cámara entiendan cómo una “invocación genérica y voluntarista” considerar que hay cuestiones sociales que exceden el marco penal en un contexto en el cual más de un 15% de la población de la ciudad no goza de una vivienda digna.

Por todo lo dicho, observamos con profunda preocupación que la única respuesta del estado provenga del derecho penal, ya que ante la vulneración de derechos fundamentales la única respuesta estatal valida debiera ser garantizar su efectivo cumplimiento.
Mientras éstas sean las únicas respuestas de los gobiernos, la conflictividad en torno a la vulneración del derecho a la vivienda y al suelo, seguirá presente y podría profundizarse, tal como queda reflejado en los recientes hechos en Jujuy. Estas respuestas estatales son contrarias a nuestra constitución local que reconoce ampliamente los derechos sociales y específicamente ordena desarrollar políticas para superar las condiciones de pobreza (cfr. art.17 CCBA).

Los poderes del Estado, por acción y omisión configuran una intervención pública que funciona como advertencia a los más pobres: el derecho a la vivienda es para unos pocos, los que se resistan a este estado de cosas serán disciplinados a través del derecho penal.
Es por ello que más allá de manifestar nuestra preocupación, por medio de estas líneas, llamamos especialmente a las autoridades políticas responsables a no continuar criminalizando la pobreza y las acciones de quienes luchan por el acceso a la vivienda digna y a cumplir, sin más dilación, los acuerdos que han anunciado en diciembre de 2010 a los fines de resolver la problemática habitacional existente en la Ciudad de Buenos Aires, en conformidad con el respeto a los compromisos internacionales de derechos humanos y a lo ordenado por las constituciones local y nacional.

Para adherir: villas@acij.org.ar

Adhieren:

Imputados: Mónica Ruejas – Alejandro “Pitu” Salvatierra – Diosnel Perez Ojeda – Luciano “Tano” Nardulli

Legisladores: Fabio Basteiro (Legislador CABA) - Laura Garcia Tuñon (Legisladora CABA) - Rafael Gentili (Legislador CABA) - Liliana Parada (Legisladora CABA) - Martín Hourest (Legislador CABA) - Rocío Sánchez Andía (Legisladora CABA).

Organizaciones: ACIJ (asociación Civil Por la Igualdad y la justicia) - Agrupación 14 Bis - Secretaría de Derechos Humanos, Facultad de Derecho (UBA) - La Usina - CTA Capital - Agrupación Jóvenes por la Igualdad - Grupo de Asesoramiento Jurídico (Ciudad Oculta) - Fundación por la Igualdad - Corriente Política 17 de Agosto – Frente Popular Darío Santillán – La Jauretche Capital – Corriente Clasista Y Combativa (Soldati, Lugano, Bajo Flores) – Centro Popular La Chispa (Villa 3) – Asociación Civil Nueva Esperanza (Los Piletones)

Personales: Roberto Gargarella (UBA, UTdT) - Paola Bergallo (UdeSA) - Mercedes Cristófol (Red Institucional de Lugano)



foto: amarillo naranja

3 comentarios:

Enrique Gabriel Kaltenmeier dijo...

Roberto, ahora van a venir a tildarte de K porque firmaste un documento junto con Salvatierra...

(obvio, es una joda)

Saludos!

Risieri dijo...

RG , decime por que es justo que una persona que ahorra , quiza trabajando de lo mismo que la gente de las tomas , la plata que alcanza para un lote en el conurbano en un lugar marginal (o sea , comparativamente barato), tiene que ser parte de quien financia a traves de sus impuestos la urbanizacion de quienes se toman las cosas por la fuerza. Ah! y doble castigo: el que compra el terreno, gasta en edificacion etc, termina viviendo a 2 hs del centro y durmiendo en los viajes de ida y vuelta , sin hospitales, etc.. y el que se toma un baldio en cap fed tiene muchidimos mas servicios a disposicion (¿acaso ves estas tomas masivas realizandose en Rafael Castillo, donde abundan los baldios no urbanizados?)

regalos originales dijo...

Lindo post, cuando tenga un poco mas de tiempo lo leo de nuevo y hasta lo publico en mi foro.

Seguí así!