6 jul. 2013

El nuevo gran test

El gobierno ya falló cada uno de los tests o disyuntivas que se le presentaron en la materia. Falló el test con Timmerman, con Berni, con Echegaray, con algún juez supremo: Cuando tuvo que poner a prueba su compromiso efectivo con los derechos humanos, falló siempre. Ahora vuelve a tener una oportunidad para decidir bien: qué hace con el Jefe del Ejército, de probada presencia en el Operativo Independencia en Tucumán, de obvios vínculos con la desaparición forzada de personas. Lo mantiene porque es amigo, o deja en claro que no quiere a personas directamente comprometidas con los crímenes masivos en áreas del poder relevante. Cómo decidirá? Apostamos a que decidan bien.

7 comentarios:

Eduardo Reviriego dijo...

Esperemos que el nuevo jefe no tenga en su biblioteca la obra "Derecho Penal Militar", del dr Zaffaroni, y menos que haya subrayado la frase: "habiendo desaparecido cualquier autoridad, o siendo incapaz la que resta, un grupo militar puede usurpar justificadamente la función pública."
La cita la tomé de la nota del dr Terragno, aparecida recientemente en Clarín, y que también la había leído cuando se debatía el pliego del integrante de la Corte en el senado.

Anónimo dijo...

Suelo coincidir con la posición de rg y de muchos comentaristas respecto del gobierno. En esta ocasión, que se habla de tests, me sorprende la omisión de toda referencia al caso "avión de Evo" y los buenos reflejos del gobierno. Me sentí representado. Estuve esperando unos días el tratamiento del caso, aunque más no fuera desde el punto de vista jurídico. Mutis por el blog. Belisario

Anónimo dijo...

Por qué te sorprende? Ya hay muchos foros para aplaudir y realmente no hay controversia que tratar. Qué buenos reflejos? Nadie va a cambiar el sistema con una declaración. Realmente a las potencias ni les va ni les viene lo que diga un país esquizofrénico (diplomáticamente) del hemisferio sur (a menos que tengas gas/petróleo y te juntes con los nenes malos de oriente, lo cual te pondría en el radar... que fue realmente lo que pasó con Evo). Sí, la estructura geopolítica actual hay muchas injusticias de las que hablar... pero más valdría visitar un foro de derecho internacional o relaciones internacionales que uno de derecho constitucional.
B.

Eduardo Reviriego dijo...

Nuestro Gran hermano nativo, H.V., que maneja el archivo de inteligencia más importante del país (el del CELS, más todos los estatales y privados que han infiltrado), ¿para nuestra desilusión?, nada ha aportado sobre el nuevo jefe del ejército, aunque, eso sí, dos acotaciones, de indudable peso, sobre el de la Fuerza Aérea:
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/223888-64156-2013-07-07.html
Francisco ya lo ha perdonado y lo seguirá haciendo.

Anónimo dijo...

http://www.cels.org.ar/comunicacion/?info=detalleDoc&ids=4&lang=es&ss=46&idc=1641

Anónimo dijo...

ah bueno me eliminas mi comentario de hace un par de dias y pones el de este Eduardo Reiviriego, toda una postura, por suerte ya casi no coincido en nada con vos y eso que siempre pense lo mismo.
que "Francisco " te perdone, ja

Anónimo dijo...

Visiblemente contrariado por mi comentario , Anónimo B. 7:46 a.m. me manda a consultar un foro de derecho internacional y no en éste que es de derecho constitucional. Afortunadamente, este libérrimo blog trata de muchas cosas (foto, cine, literatura, jazz y filósofos varios)lo que lo hace sumamente atractivo. También da generosamente un espacio al pensamiento crítico y hasta al no pensamiento en estos comentarios.
En mi caso, me pareció oportuno destacar el alineamiento del gobierno junto a la mayoría de los países sudamericanos respaldando a Evo. No es cuestión de andar pidiendo permiso cada vez que uno ve algo elogiable en la acción de gobierno (del cual tengo una opinión crítica). rg lo dice con frecuencia: no ataca la acción del gobierno en bloque. No es maniqueo.
El contrariado parece tener una visión muy chiquita del derecho constitucional, que tiene que ver con todo. Y negar el valor instrumental de las declaraciones cuando corresponde tomar posición es no entender cómo funciona la política internacional en tiempos de paz (aunque sea limitada. Belisario