24 sep. 2015

Soy "chusma"? La dictadura como problema terribilísimo

En un artículo que publica hoy en Página (acá), don ERZ critica como "elitista y racista" el fallo de la Cámara tucumana, y se coloca él mismo en la vereda opuesta, como miembro de la "chusma" a la que la elite quiere aplastar. No duda en decir:

Sinceramente, antes que pertenecer a la elite racista y pretender corregir los “errores” de las mayorías con una visión iluminada de minoría ilustrada, única capaz de percibir la realidad que se le oculta a las “mayorías ignorantes”, no dudo en ser parte de la “chusma” de Villafañe. Decididamente me hubiese sumado a desatar los caballos del coche de Don Hipólito y treinta años más tarde me hubiese refrescado los pies en la Plaza de Mayo. No puedo dudar en asumirme como “chusma”.

Suena excelente. El problema es éste: los números no dan para reclamar semejante linaje. Más bien lo contrario. O, más precisamente: no hay problemas en que uno se haya equivocado muy gravemente en una etapa de su vida, a cualquiera le puede pasar. O también: nadie es ajeno a errar el camino fieramente en un momento (serio) de la propia historia: no podemos reclamarle a nadie por un pasado heroico que hubiéramos querido verle. El problema es actuar como si uno, en lugar de tener detrás de sí una biografía imperfecta, maltrecha, como la de tantos, tuviera una vida heroica, estuviera entre aquellos que tienen historias que nos llenan de orgullo. O, más precisamente: el problema es estar muy lejos de tener una biografía heroica y levantar el dedo índice para acusar a los otros por lo que, esforzadamente, meditando en la dificultad, van haciendo. (Adviértase que la Cámara tucumana, muy muy lejos de pedir, como dice ERZ, el "voto calificado", vino a reclamar que todos voten de nuevo, para que no le arrebaten la elección al pueblo).

ERZ no tiene una biografía heroica, y no hay problemas con ello. El problema es qué se hace con ello. Cuando llegó la dictadura, ERZ no fue a desatar los caballos del coche de Don Hipólito, ni corrió a refrescarse los pies "con la chusma" en Plaza de Mayo, sino que -como intelectual público primero y como juez después- sirvió de modo perfecto al aparato ideológico represivo del Estado golpista. Hizo mucho más que la mayoría que guardó, temerosa o vergonzosamente, silencio. O, más precisamente: sin que nadie se lo pidiera, escribió y trabajó para avalar un golpe "elitista y racista", en lugar de estar en la vereda de enfrente, bañando sus pies en la fuente junto a "la chusma". Ahí está el problema: no dan los números para decir que uno hubiera estado en el lugar en que no estuvo, ni para impugnar de modo insultante a quienes, lejos están de haber hecho lo que -desde el púlpito sin legajo- se les dice que han hecho.

Llegó la dictadura y, lejos de ir a desatar los caballos del coche de Don Hipólito, ERZ, justificó a la misma por ocurrir en el marco de situaciones "terribilísimas", que tienen que ver con la "guerra" (¡¡). 

En su Derecho Penal Militar, que aquí leo, publicado en 1980, y agradecido con amor a un brigadier auditor y a un contraalmirante, ERZ dedica sus páginas centrales a mostrar de qué modo "La necesidad terribilísima genera una situación en que al Estado no puede reprochársele el acto político penal por el cual pone a cargo del militar...deberes jurídicos que convierten en atípica su conducta". Y no estamos hablando de militares repartiendo botellas de agua luego del terremoto, sino de "cuestiones referidas a la legitimidad de la conducta militar, especialmente cuando se trata de conductas que suprimen vidas humanas, y en especial cuando se trata de terceros inocentes" (p. 143). 

Las situaciones "terribilísimas" -que nunca sabremos cuáles son- permiten al "Estado disculparse a sí mismo lo que en idénticas circunstancias de necesidad eximiría de culpabilidad a sus habitantes" (p. 144). Se trata -nos aclara, de todos modos- de una concepción del derecho de contenido esencialmente "democrático y cristiano" (p. 34).

"La guerra" (léase bien, "la guerra") nos dice ERZ, tratando de justificar el inverosímil concepto que hace todo el juego -"terribilísimo", la guerra -decía, "da lugar a una necesidad enorme o terrible" (p. 85). Y luego aparecen las "necesidades que la guerra genera, porque no puede admitirse que el orden jurídico desaparezca, dando lugar a un caos". La guerra, entonces, "como situación socialmente excepcional, da lugar a que los principios jurídicos que rigen nuestras instituciones, se adecuen al estado de necesidad tremenda" (p. 87). Porque "no hay más que dos alternativas: derecho o caos" (p. 89) (mire usted¡).

Y acá está el núcleo argumentativo del libro (p. 90). Léase con atención, porque es la magia del derecho: Ocurre que "hay circunstancias especiales, dentro y fuera de la guerra, en la que no hay sólo una necesidad terrible, sino que se presenta una necesidad terribilísima. Se trata de situaciones en las que existe un peligro actual de absoluta inminencia o un mal gravísimo que ya se está produciendo y que es necesario evitar o detener" (en la Argentina, se supone, habría sido el ataque de las fuerzas marxistas y anticristianas). "Es en estas circunstancias de necesidad terribilísima" (fíjese lo que quedamos sabiendo sobre el concepto básico que recorre todo el libro y hace todo el ejercicio justificativo: nada) -es en estas circunstancias, decía ERZ- "cuando hacen su aparición en el derecho penal militar dos medidas que aparentemente" (léase bien, "aparentemente") "arrasan con las disposiciones constitucionales: la legislación por bandos y la llamada pena de muerte" (léase bien, "llamada") (p. 90).

Ocurre que "si la necesidad terrible da lugar al derecho penal militar que podemos llamar ordinario, haya o no guerra, la necesidad terribilísima da lugar a un derecho penal extraordinario"

Quiero decir: cualquiera puede tener una biografía imperfecta. Cualquiera puede haber dicho en un momento de su vida cosas terribilísimas, de las que debiera arrepentirse para siempre. Lo podemos entender, pasa. Hacemos acto de contrición, pedimos perdón, actuamos con humildad. El problema es éste: vivir como si aquello no hubiera existido. Levantar el dedo para impugnar con acusaciones insultantes ("elitistas y racistas") a quienes piensan diferente. Alegar que uno hubiera estado desatando los caballos del coche de Don Hipólito para recién luego, aliviado, ir a refrescarse los pies en la fuente, junto a "la chusma", cuando en realidad uno estuvo del lado de enfrente, esto es, dando apoyatura jurídica a la dictadura que mató a "la chusma", inventando de la nada, y como pleno respaldo conceptos tan inverosímiles como el de "necesidad terribilísima."




37 comentarios:

Anónimo dijo...

Impresionante.

Tomás

anibal segade dijo...

Impecable, Roberto. Incluso puede discutirse jurídicamente el valor o lo adecuado del fallo de cámara y su justificación; pero endilgarle un carácter racista y elitista cuando, como bien remarcás, no se pidió una intervención, no se proclamó vencedor a otro candidato, sino que se planteó la necesidad de votar de nuevo, y que lo hagan todos, presentándose otra vez los mismos candidatos que en la elección original, digo, llamar racista a esa propuesta, es, si no terribilísimo, misérrimo, ya que a don Zafa le gustaban los superlativos.
Pero lo de Zafa no es novedoso: tenemos en el gobierno a una familia que reivindica una lucha contra la dictadura que incluyó la participación de uno de sus miembros (la hermana Alicia) como viceministra del Proceso. Seguro que estaba haciendo "entrismo".

A2 dijo...

Gracias RG, necesario el post, muy necesario.
Realmente increible el artículo de ERZ. Hay un párrafo particularmente indignante:
"El pasado manda, los muertos mandan aunque no hablen, hay historia y memoria, no podemos borrar el pasado, porque siempre hay alguien que refresca la memoria"

Es imposible que lo haya escrito sin ponerse colorado.

Carlos Luque dijo...

Notable Roberto, felicitaciones.

Es una muy buena y breve por lo tanto dos veces buena narración de lo ocurrido en la historia de ERZ.

Me alegro porque no era tan acérrima esta objetividad sobre Zaffaroni hasta hace poco tiempo atrás (no es el punto acá), nadie pide ni escarnio personal ni que sea colgado en la plaza de mayo cual victima de la mazorca, todo lo contrario el simple e incontrastable relato de los hechos que vivió, e hizo vivir lamentablemente, ERZ y que ni el ni nadie puede/n hacer como que no ocurrio.

Lo que pasa es que una cosa es que lo digamos (digan) algunos pescadores de paneles y otra cosa es que lo diga Gargarella (esto es así permítaseme el racional y de publico y notorio elogio).

También me importaría saber que piensa, por ejemplo, Gustavo Maurino y otros mas sobre esta cuestión cual es la autoridad (o no) de Zaffaroni para calificar selectivamente y ya sin memoria alguna por lo que se ve las decisiones de la imperfecta justicia de la democracia, en este caso la cámara tucumana sobre las elecciones provinciales en dicho califato.

No todos podemos pensar de la misma manera pero cuando algo se decanta saludablemente para bien hay que hacerlo notar y si es con tanta lucidez mejor.

Un saludo profesor.-

loretta dijo...

magnifico, gracias.

loretta dijo...

magnifico, gracias!

Anónimo dijo...

Excelente y contundente Roberto. Amén de que calificar de racista y elitista el fallo implica no haberlo leído o ser un mentiroso ERZ no tiene aptitud moral para escribir el artículo que publicó.
Abrazo. Nico

Anónimo dijo...

off topic, pero totalmente vigente, frente a algunos que declaman la lucha contra las corporaciones, el capitalismo, y otros versos...
http://www.perfil.com/politica/Cristina-almorzara-con-el-CEO-de-la-Barrick-Gold--20100625-0015.html

Miguel A. dijo...

Bien Roberto, y admiro que hayas podido terminar de leer la contratapa de P/12. Ahora, creo que no estoy de acuerdo con el último párrafo. Si lo leo bien, parece que insinuaras que si ERZ se hubiera arrepentido por aquellas cosas que hizo (o dejó de hacer), si se hubiera disculpado por aquellas cosas que escribió entonces, si hubiera hecho su "acto de contrición", entonces habría readquirido la autoridad moral para volver a apuntar con el dedo. Creo que no es así. Esos actos del pasado lo incapacitan para volver a reprochar, con o sin arrepentimiento previo. No cambia tu evaluación de ERZ, pero incluye a los arrepentidos.

Anónimo dijo...

Eugenio Raúl es parte del relato de aquellos nacidos de un repollo que bajaron rodando de Sierra Maestra para liberar al pueblo del yugo.

Vicente

Anónimo dijo...

Juro que leí este posteo de Roberto y me pareció bastante fuerte. No errado, para nada: es justo en cuanto reconstruye fehacientemente el nefasto pensamiento de ERZ en 1980 (afortunadamente abandonado). Pero si me pareció salado que ante cada cosa que diga ERZ le estemos recordando su oscuro pasado, hoy irrelevante desde el momento en que no piensa más así y reconoce eso como un error (obvio que hoy por hoy, quiero creer, nadie con esas credenciales podría llegar a la Corte Suprema).

Pero después leí la nota de Zaffaroni... mi Dios! Se merece eso y más:

1. Qué es ese sancocho ideológico que tiene en el coco entre "liberalismo" vs. "populismo". Cualquier reconstrucción del "liberalismo" que incluya a Videla, fusilamiento de Valle, proscripciones partidarias, tortura, desapariciones, etc. como "liberal" es la reconstrucción más incompetente e ignorante que se pueda concebir y no se encuentra apoyada por ninguna concepción ni medianamente razonable del liberalismo, cuyo motivo principal es la protección de los derechos individuales (libertad física, debido proceso, dignidad, participación política). Me encantaría conocer qué tipo de notas de liberalismo encuentra ERZ en esos exponentes, o al menos -ya que lo suyo son las chicanas argumentales- quién defiende a Videla como liberal???

2. Qué ligera y falaz que es la identificación entre el elitismo del voto calificado anti-chusma y el fallo de la cámara de Tucumán! Esté o no de acuerdo con el fallo, una conexión tan berreta y de barricada es un insulto a la reflexión académica que ERZ que uno esperaría de una intervención de alguien supuestamente conocido por sus vinculaciones al rubro. Una cosa es que Verbitsky o Wainfeld (o Morales Solá, o Pagni,...) escriban payasadas plagadas de falacias. Son periodistas, representantes de una triste profesión muy venida a menos. Pero que un pretendido académico no haga al menos al intento por iluminar la recepción de la realidad con el cuidado de (o cuanto menos el temor por) no cometer falacias o atropellos es sinceramente decepcionante. Muy muy mal ERZ ponerse como punta de lanza de una embestida política del peor tipo. Que indignidad para el oficio!

Gustavo Maurino dijo...

Pucha, me relajo un rato, entro al blog a ver en qué anda don Robert y... zaz Carlos Luque me invita a ponerme serio.

Aquí va: Yo creo que saber hablar (y soy poco exigente en eso) es lo único quese requiere para ser un legitimo participante de cualquier debateun debate entre iguales, y creo que nada de lo que hagamos, por atroz que sea, nos priva de esa legitimidad. La autoridad moral que le reconozco a don Zafa...es la misma que le reconocería a usted, la que pediría para mí, para Don Julio Grondona, para un condenado por delitos de lesa humanidad, para el papa, etc. Así nomás.
De ahí en mas, cualquiera de nosotros es susceptible de decir cosas impresentables, claro. Algunas cosas que ha dicho zafa sobre cuestiones constitucionales, institucionales y morales en los últimos años me han parecido erradas, y algunas pocas incluso disparatadas, debo decirle.
Pero el punto interesante del post de Roberto en relación con su punto, Carlos, es que en este texto de Zafa, él decidió hacer un ejercicio de "autobiografía-moral-política contrafáctica"...planteando dónde los pondrían sus valores....y don roberto encuentra eso escandalizador, dado dónde lo han puesto realmente a zafa sus valores en algunos pasajes de su "autobiografía-moral-política-REAL". Y por eso lo impugna en su ejercicio.
Creo que Zafa se pone en situación de ser escrutado de ese modo por haber elegido discutir su biografía moral-política en el texto (no veo el texto de roberto como impugnando su autoridad moral para hablar sobre el punto, sino su novelización autobiográfica, impugnando que chapee contrafácticamente con sus valores, a la luz de lo que fácticamente ha hecho en relación con la dictadura). Así lo entiendo yo, al menos.
En todo caso, me voy a relajar leyendo neurociencias, porque esto no está funcionando. jeje
salute.

Anónimo dijo...

La misma contradicción se observa cuando habla de violencia de género y, por otro lado, regentea prostíbulos. Fue, es y será una contradicción caminando este hombre

Carlos Luque dijo...

Bueno, Don Gustavo, era lo que quería escuchar (leer en realidad): su respuesta, no lo que respondio.

No se censura de modo alguno a nadie, creo que todos, incluso los que hablan(?) mal, pueden expresarse y tratar de armar algún tipo de idea, esta claro que no viene por ese lado "la autoridad" "moral", tenemos en ese sentido Videlas, Filloles y hasta Capitaniches opinando (intendente y vice electos alla por sus tierras) y nadie se hace demasiado problema.

Yo estoy escrutando que Zaffaroni no tiene, no tendría, no podría hablar de la paupérrima (en general) justicia argentina como habla si mirara un segundo sobre su hombro derecho y viera su propia historia personal, ese es el tema.

Quiero agregar que, y aquí lo voy a rozar un cachito si me permite: para mi no tiene nada que ver aunque la construcción de RG sea sobre la "autobiografía, etc, REAL" de los valores de ERZ para impugnar sus dichos actuales, creo que finalmente no tiene que ver dicho texto en el fondo como si tuviese ERZ impoluta su foja de servicios, sin dicha "autobiografía REAL" lo ocurrido ocurrió si bien Zaffaroni se ocupo además de dejarlo escrito para la posteridad.

Y la raspadita de canilla viene porque en su blog, yo entiendo que no se puede contestar y dejar contentos a todos, le he preguntado por Zaffaroni específicamente y en ese momento (el año pasado, o ante pasado ni yo me acuerdo, asi que entiendo perfectamente la situación) yo lo "increpe" gentilmente sobre la autoridad moral de Zaffaroni para ocupar el alto cargo que ejercia y la respuesta fue, por todo concepto:
1."lo hubiesen impugnado en su momento (o sea 2003, cosa que ocurrió pero se me hace que pudo haber tenido mas fuerza la impugnación si se hubiesen incluido textos de este calibre)" la mas leve...
2.y la otra..."Estas diciendo que porque simplemente cumplió funciones en la dictadura fue complice de la misma y no es así" (no es textual, es lo que me acuerdo pero es la idea de fondo).

Por eso LA FORMA la utiliza y crea hoy Gargarella con brillantez y astucia aparte de muy conducentemente pero EL FONDO siempre fue el mismo.

Y me refiero al activo pasado pro dictadura de Zaffaroni, ese mismo que Ud. me espeto prácticamente que no existía y que mas digo, tampoco en este o desde este blog tampoco se había, hasta hace un tiempo, tomado clara posición como hoy se hace.

Es muy difícil estar en cada detalle, yo simplemente me atengo a lo que en su momento me devolvieron y no me gusto.

Como no me gusta ahora que todavía solapadamente le de entidad, por decirlo de algún modo, a Zaffaroni pero no para opinar, es una obviedad obvia mire sino será obvia la obviedad, sino para opinar y regalar valoraciones republicanas o no a diestra y siniestra como si nada hubiese ocurrido.

Suerte con las neurociencias.

MC U dijo...

Enoja y mucho ver la insultante hipocresía, pero alivia desenmascararla y dejar la falacia al desnudo...Excelente RG!!!

MC U dijo...

Enoja y mucho ver la insultante hipocresía, pero alivia desenmascararla y dejar la falacia al desnudo...Excelente RG!!!

andresvas dijo...

Todo bien (o más bien todo mal) con la crítica a la épica zafaroniana. También todo bien con la defensa de Roberto de los fundamentos del fallo, pero justamente creo que no por nada los que defienden el fallo se centran en todos los fundamentos menos el de la anulación por clientelismo y los que lo critican (como Zaffaroni acá y tantos más) se concentran sólo en el argumento del clientelismo. No soy un especialista,es sólo una opinión política: me imagino que estamos todos de acuerdo en que dejar que un juez decida si le gusta o no una elección por existencia de clientelismo es delirante ¿no?

Carlos Luque dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Andresvas da en el clavo. Sencillamente perfecto y muy simple.

rg dijo...

jaja, andrés, pero te mandás directamente al argumento "clientelismo", revelando dónde estás parado. para mí es increíble la interpretación que se le quiere dar al peso de clientelismo, cuando el dato recontra explícito es que el fallo pide OTRA VEZ elecciones, y si su argumento fuera "clientelismo", simplemente no podrían pedir eso, porque es estructural que no se va. Entonces, la gilada que critica el fallo por ahí, no tiene posibilidad de explicar lo que la cámara finalmente pide: cómo lo explicás??????? Se explica porque el juego de clientelismo es de "background", transfondo: sobre ese transfondo de la política atando las manos a la ciudadanía, se ven quemas de urnas, electricidad que se va, planillas truchas, fiscales truchos. Entonces: yo puedo explicar sin que se me mueva un pelo el fallo, y vos sólo lo podés explicar diciendo: son racistas y están locos. De hecho, es lo que dijeron los muchachos de página, y lo que dijo ERZ. Es tan fácil de ver, pero la época hace que sea imposible

andresvas dijo...

agrego a lo que dije recién después de haber leído con más cuidado tu comentario sobre el mío.
¿Tan débil es tu argumento que tenés que inventar el mío?, me contestás que dije que son racistas y están locos, eso ya está en Página, no es mío, ya se los contestaste, yo dije otra cosa y me asociás a lo que se te ocurre de la manera más arbitraria. Tanta deliberación y a la hora de bajar a discutir sólo podés dialogar con la caricatura de lo que digo, el binomialismo K/antiK te pasó por encima.

Anónimo dijo...

Bien por zaffaroni que se reconoce populista. De ahí que más se puede decir, el va para donde va el viento. Recién ahora la academia enpieza a criticarlo, excelente Roberto. Si hay alguien elitista ese es precisamente es nuestro Carl Schmitt argentino, Erz.

Anónimo dijo...

Erz es pueblo, estuvo con los familiares de las víctimas de once, en las dos inundaciones de la plata, se puso del lado de las hijas de nisman, con kostecki y santillan, julio lopez, mariano ferryra, sabe cuanto es la inflación, ataca al poderosos como boudou, si señores el es el pueblo, es nuestro Maradona del derecho penal. Dejenlo en paz. Jose

Anónimo dijo...

En un posteo en el que la figura de la que se habla es Zaffaroni la pregunta que me parece más importante hacerse, y que les planteo tanto a RG como al resto de los lectores es: ¿debería ERZ brindar explicaciones de cara a un tribunal por haber actuado como funcionario y colaborador del Proceso? Para ello propongo que la respuesta tenga en especial consideración la publicación del Derecho Penal Militar, y su intervención en el habeas corpus de Alicia Lisso.

rg dijo...

disculpame andres, si te sentiste maltratado o te malinterpreté. lo que te digo es que recociste dos bandos, en torno a la pregunta por el clientelismo, y terminás con una pregunta que uno de los dos lados (que vendría a ser el mío) ve como fuera de lugar. te diría: qué tiene que ver? te podría decir que es tan delirante que un juez decida de acuerdo con el clientelismo como que un profesor de derecho penal se convierta en ideólogo de un genoicidio que después condena. pero saquemos esas preguntas porque están fuera de lugar, creo. sobre todo, porque los jueces apoyaron su argumentación para pedir nuevos comicios en argumentos que muestran que el lugar que la pregunta le quiere dar a clientelismo impediría

Anónimo dijo...

Zaffaroni se pone en el centro de la escena, como si él fuera la encarnación de la chusma, a la que le atribuye los valores más heroicos posibles, claro. Roberto dice simplemente que mejor no se ponga en ejemplo, porque no llega ni a la altura de aquellos que no hicieron nada. Pero esto de chapear, de recurrir a la ideologizacion y dicotomia los buenos/los malos, el poder punitivo/el abogado cruzado, etc.etc. ya es marca registrada de Zaffaroni, que, como personalidad es producto de varias epocas, no importa cuan genocidas hayan sido esas epocas, si recien nos damos cuenta de ello, eso habla de lo poco critico somos hace tiempo. Recien ahora se dicen cosas por lo alto, cuando ya se decian por lo bajo. Como Zaffaroni ya no tiene datos, hace lo que mejor le sale, llenar las lagunas de conocimiento, es decir, su propia ignorancia, con politiquería para tilingos. Juan Pablos.

Gustavo Maurino dijo...

Gracias Carlos. Entiendo su punto y el alcance y fundamentos de su crítica a Zaf.

Personalmente establezco una distinción moral categorial importante entre haber sido (a) "funcionario público" (magistrado) de las dictadura del 76 -entiendo por tal, exclusivamente, el gob. de facto, inconstitucional; (b) simpatizante del advenimiento o del gobierno de la dictadura del 76 (c) simpatizante de la realización del plan "estatal" de violación masiva de DDHH de la dict. del 76 (d) cómplice,ejecutor, facilitador, avalador del plan de violación masiva de DDHH de la dict. del 76.

Rechazo la idea de que de (a) se sigue automática o necesariamente ninguna de las otras 3.

Y tiendo a creer que zafa entraba seguro (pero solamente) en la primer categoría.
Por eso, decir que alguien fue func. pub. en aquella dictadura a mí no me convence sobre su inidoneidad moral (y sí, creo que habilitaría, pensando en su ocupación de cargos públicos en la democracia argentina a preguntarle sobre punto, intensamente).
El contenido de su libro, hasta donde lo voy viendo, no me lleva a pasarlo a ninguna de las otras 3 ipso facto (pero sí da para la crítica que encuentro en el texto de Roberto, ala lo que escribió en página, según lo entiendo).

salute.

Anónimo dijo...

andresvas, creo que lo que ocurre es que el juzgado da por probadas las maniobras de clientelismo que reclama la parte interesada, es decir el frente de Cano. Cuando se prueba también el punto (d) (custodia de los votos) es que el fallo dice que "por este motivo" se decide anular los comicios.
Desde el FPV-fiel a su práctica de generar confusión vocifera que se quiere anular "porque los negritos no saben votar" y que "suponen que los negritos son tontos y no saben decidir" Es decir una cruel caricatura de la gente y de los argumentos. Como vos bien decís centran su argumento en el clientelismo. Pero del otro lado no se menciona el punto porque no es un elemento crítico o determinante del fallo. De todos modos el clientelismo no es una parte menor de todo el fraude.Te recuerdo que el cambio de prebendas por votos es delito.QUe el gobernador lo confesara en elos medios no es un detalle menor tampoco.
YO te pregunto, donde quedaría el norte si se controlara el cambio de prebendas por votos? Si realmente se metiera presos a los que se encontrara en ese procedimiento?
DOnde quedaríanlos famosos dos puntos que Scioli necesita para no ir al ballotage?
Vos creés que a mi me hace gracia que una minoría autoproclamada como mayoría se haga cargo por tercera vez consecutiva del destino de un país? frente al abierto rechazo de una gran mayoría de argentinos? Vos creés que es justo que este gobierno gobierne el próximo período basado en la ventaja que le dió el fraude de compra de votos, de robo de boletas de llenado de urnas y falsificación de actas? No te parece que es necesario que este fallo de tucuman quede firme para que se termine esa miseria que socava la legitimidad de cualquier gobierno?

m.c.

Anónimo dijo...

Muy bueno Gustavo, tu categorización me ayuda a pensar sobre este tema.
Ahora, decís que de (a) no se sigue necesariamente ninguna de las otras tres. Puedo estar de acuerdo en eso. Me resulta un poco más problemático (no digo erróneo) tu análisis en torno al contenido del libro.
Y para ello me gustaría preguntarte: qué entendés por "simpatizante", en el sentido usado en (b) y (c)? Te referís exclusivamente a un estado anímico? (que sería aprobación o visto bueno en relación a determinadas cuestiones). O, me pregunto, una colaboración intelectual con el régimen legal militar como la que efectuó Zaffaroni en su libro también podría encuadrar dentro del rubro de "simpatizante"?
Tomás

El angel de la coherencia dijo...

Che, Gustavo, papa, amigo, capo, de onda, no hagas papelones.
Me explicas como este fragmento (confiando en que el amigo Gargarella cita con buena fe) "como situación socialmente excepcional, da lugar a que los principios jurídicos que rigen nuestras instituciones, se adecuen al estado de necesidad tremenda (ah, sí?) (p. 87)." no queda dentro de "b", "c" o "d"?
Digo.
Por favor, solicito respuesta al punto, calculo que no te sera dificil explicarlo.
Salute, maestro.

Gustavo Maurino dijo...

el angel...no se si explica mucho, pero lo que diría es que no me alcanza con el argumento interpretativo en el libro de dogmática para afirmar apoyo político a la dictadura. Tampoco me alcanzara para afirmar apoyo la tortura/desaparicion/apropiacion masiva. Menos aun para afirmar complicidad. Eso nomas. Esto no implica afirmar que lo descarta, no lo considero concluyente en mi evaluacion moral. Tal vez sea que tiendo a interpretarlo con un beneficio de la duda fuerte. Algo así.
Tomás...me refiero por "simpatizante" a que "banque el proyecto" digamos (el de que haya dictadura en "b" o el plan de tort/desap/aprop en "c")...aunque no haga acción alguna de colaboración. Tu concepto de visto bueno me representa.
Colaboración intelectual sería complicidad, creo, pero yo no describiría escribir un libro (en el sentido de escribir libremente como un jurista que expresa sus ideas) como "colaboración intelectual" a los fines de "d".

Carlos Luque dijo...

Gustavo, gracias por las respuestas y por la sinceridad.

Veo que no varía lo actual en absoluto de lo que me respondiste originalmente alguna vez en tu blog y creo que te equivocas embarrando un poco la cuestión con las categorías que para mi, si existiesen, serian simplemente dos:
A. LA (a), LA UNICA ACEPTABLE PORQUE ESTAMOS RODEADOS DE ELLOS (FUNCIONARIOS PUBLICOS DE LA DICTADURA)Y NO VEO QUE HAYA DEMASIADO PROBLEMA EN GENERAL.
B. LAS OTRAS TRES (b), (c), (d) QUE, PARA MI SON UNA SOLA CON RANGOS(ALGO ASI COMO LA AUTORIA Y LA COMPLICIDAD PRIMARIA Y SECUNDARIA POR BUSCARLE ALGUN SIMIL JURIDICO ESCALONADO).

Por supuesto, como nadie tiene el argumentologo cada uno con su librito.

El problema es que cuando se rasga el telgopor en algún momento se hace un agujerito y me parece a mi, pero solo a mi, que siguiendo tu argumento Zaffaroni si se sigue indagando y analizando con objetividad e idoneidad la cuestión tranquila y comodamente entra en tu (b) mas antes que después y hasta me atrevería, de atrevido que soy nomas, a decirte que llegaría a un (c), quiza atenuado, pero (c) al fin.

La pregunta seria finalmente entonces y desde un punto de vista moral, ¿hay diferencia realmente entre (b) y (c) y entre (c) y (d)???

Un saludo.

Anónimo dijo...

Gustavo, yo creo que la situación de Zaffaroni roza el dolo eventual.

http://ayalaabel.blogspot.com.ar/2015/06/discurso-de-oposicion-de-terragno-la.html

Rodrigo Manuel Herrero Rosas dijo...

Estoy más de acuerdo con la postura de Maurino, y leí en el post más o menos lo que leyó él. Estudié otra carrera, aunque empezaría derecho por motivos laborales dentro de poco,con lo cual prefiero no opinar mucho del posteo, aunque Zaffaroni me cae bien y lo leo "en su mejor luz". Ni idea cómo será en lo personal o qué tan moral o inmoral es. Los textos de Zaffaroni me ayudan a pensar, aunque no está mal el posteo de RG en este caso. Ve una contradicción flagrante y la explota críticamente.

Gustavo Maurino dijo...

Saludos, Carlos.
Anónimo 7:37. Puede ser que un juicio completo sobre Zaf nos dejara en "b" o "c" (y no tengo por qué descartar a priori un "d").
Yo no estaba haciendo tal juicio, como seguro sabés. Y en todo caso, el texto de terragno ayuda para quien quiera hacerlo.
En particular la frase de zafa en la que asume algo así como "responsabilidad generacional" pero evita evaluar su resp. individual, basado en las determinantes culturales me parece horrible (no estaba mirando la época de los romanos)

Que el jurista no se olvide dijo...

"Finalmente, queremos hacer público nuestro agradecimiento al brigadier auditor Laureano Álverez Estrada, quien tuvo la gentileza de leer los originales, por las importantísimas observaciones que nos efectuara, y al contraalmirante auditor doctor Ramón León Francisco Morell, por posibilitarnos el manejo del material de la biblioteca que posee la Auditoría general de las Fuerzas Armadas"

E.R.Z. - R.J.C.; Derecho Penal militar (Lineamientos de la Parte General)
Buenos Aires, febrero de 1980.


ERZ, agradeciendo a las FFAA la revisión de los originales que establecían la justificación jurídica de los golpes de Estado, mientras los crímenes de lesa humanidad se sucedían. Inconcebible.

Dejo el link de otras dos interesantes notas sobre ERZ. Acá http://www.plazademayo.com/2015/06/zaffaroni-el-libro-de-la-mala-memoria/ y acá http://www.plazademayo.com/2013/07/11705/

A veces siento que criticar a ERZ en mi facultad (Derecho UBA), está prohibido.
Buen post. Saludos!

Francisco Villalba.

Anónimo dijo...

Algo impactante de la nota de Zafaroni es que dedica un largo artículo a un fallo, y no lo cita NUNCA. Ni una sola vez. ÉL es un especialista en la lectura de textos jurídicos. Si el fallo es un texto racista: ¿no le hubiera resulado más útil desmontar las argumentaciones inaceptables y demolerlo para siempre?
Pero no: en una práctica usual de los tribunos kirchneristas construye un hombre de paja para poder destruirlo sin hacer el esfuerzo de pensar. Es tristísimo.

FedericoR