28 nov. 2008

Aplauso para Daniel P., quien nunca leerá este post










Entre las cosas que más me han alegrado, en estas dos temporadas por Columbia U., se encuentra el fútbol de los viernes. Allí conocí a una de las sorpresas del barrio, Daniel P., quien es el que cada semana organiza los partidos, y con quien apenas cruzo algunas palabras cada vez Cuando conocí a Daniel se me prendieron todas las luces de alarma de los prejuicios: venezolano de clase media alta, el tipo enseña en la Business School de Columbia. Y sin embargo, desde el primer día, Daniel desmontó mis prejuicios uno a uno, hasta llegar a merecer este aplauso. Algunos de los puntos altos, que justifican el premio:






* Cada miércoles es el que asume la carga de mandar un mail a todos, para ver si juntamos suficiente gente. Cuando tenemos número, manda otro mail y nos dice que se juega.

* Es el que arma los equipos, y siempre pone en el equipo rival a los mejores jugadores (Daniel y yo siempre jugamos juntos)

* Tiene como principio no llevar la cuenta del marcador (ok, esto suele favorecernos, pero no siempre)

* Cuando el que llega hace que los equipos queden impares, lo manda a jugar en el equipo rival, y nosotros quedamos con uno menos

* Si el número de jugadores es demasiado alto, nadie queda afuera: se agranda la cancha

* Recibe a cada nuevo jugador con una sonrisa, y le da la bienvenida

* No festeja sus goles, sino que a veces se sonríe diciendo "uy, me salió de casualidad"

* Obvio, nunca comete un foul, ni hace trampa, ni se enoja con nadie

* Elogia a todos los de su equipo. A cada rato un "well done," "good job"

Todos los equipos necesitan gente así. Estas personas, sin que se den cuenta, están salvando al mundo

45 comentarios:

JJL dijo...

Llegaste a mencionarle estas cualidades ?

rg dijo...

no creo que lo necesite, porque estan en su naturaleza. pero siempre, indirectamente, le hago saber que es un maestro. una comunicacion silenciosa

Anónimo dijo...

Sólo el que tiene el corazón igualmente grande tiene la sensibilidad para reconocer estas cualidades en otro. Saludos. Armando

rg dijo...

:)

jh dijo...

Me llamó la atención lo que dijiste acerca de que cuando conociste al venezolano, se te prendieron todas las luces de alarma de los prejuicios. Creo que eso nos pasa un poco a todos,no? A muchas personas se le prenden las luces de los prejuicios cuando conoce una "feminista"; o un "católico practicante", o un "piquetero", o un "homosexual" o "una persona de clase alta", etc etc. Pero es fundamental tener presente que una de los presupuestos esenciales del sistema democrático es el diálogo. Y ese diálogo tiene que hacerse con las personas que son diferentes a nosotros. De nada sirve juntarse exclusivamente con los que piensan igual que uno. Como dice Sunstein, eso solo lleva a ser cada ver más radical en las ideas propias.

rg dijo...

si, totalmente, yo soy super prejuicioso. por suerte, todavia, me quedan ventanas abiertas, pero reconozco que deberia estar mucho mas abierto mentalmente

Martín Juárez Ferrer dijo...

tal vez sea una obviedad, tal vez sea una boludez...
pero que lindo post!!!
es como "la buena noticia del día", pero más real.
me gusto mucho

y roberto, q grande, me gusta q reconozcas tus prejuicios, todos los tenemos, yo tengo un montón.

nada, me estaba por despachar con una serie de consideraciones morales sobre el reconocernos equivocados, el pedir perdón y demás...

solo aplausos!

saludos!

martín

rg dijo...

despachate, despachate

Gustavo Arballo dijo...

Ayer me pasa algo parecido.

Salí del Superior Tribunal, después de relevar un fallo bastante largo sobre la apasionante cuestión de la prórroga de jurisdicción en un juicio de ejecución hipotecaria.

Dando vueltas en auto, veo que en el club están entrenando. Trepo unas tribunas de cemento y me quedo un rato de incógnito a ver el entrenamiento de los chicos (algunos no tan chicos) de Atlético Santa Rosa. Gloriosa institución, hoy jurídicamente en quiebra, con sus expresidentes condenados por administración fraudulenta, tratando de salir del pozo.

Ví como en el equipo se trataban bien, cómo cuidaban pequeños detalles, cómo el técnico les hablaba sin mandonearlos y ellos le explicaban cosas que habían visto sobre cómo se movían los rivales.

Después me cuentan que en el vestuario el DT mandó a poner un espejo grande, y que antes de entrar al partido se miran ahí de a uno para verse que tienen puesta la camiseta de un club con historia y que tienen que honrarla.

No sé qué resultados traerá esto, pero pensaba, verbatim, lo mismo que vos: "estos tipos están salvando el mundo, y yo no".

El domingo iré a Villa Iris a ver esa semifinal, queda medio lejos -230 km- pero no puedo menos que seguirlos.

Martín Juárez Ferrer dijo...

me despacho:

digo, de los actos difíciles, uno de los más difíciles, y de los que menos comunmente se hacen, es el decir "me equivoqué". me parece absolutamente valioso que alguien lo haga, que tenga la suficiente autoestima y respeto por los demás de decir "me equivoqué".

pasa poco, lamentablemente. Cuanto más poderoso me parecería un gobernante que da marcha atrás con una medida x, no por presión, sino por haberse dado cuenta de que se equivocó, y lo admita...

alguien podría decir que políticamente reconocer un error sería "anti-político". Pero creo que eso sería reconocer que hay una moral diferenciada para la política, como opinaba Maquiavelo.

así en muchos ámbitos. Ejemplo de ello lo académico, no creo que un profe que se equivoca y a la clase siguiente dice, "che me equivoqué en esto" sea menos bien visto, o pierda autoridad por eso, sino todo lo contrario. Peor es visto quien no reconocer su error, como una profesora legendaria de la UNC que dijo que el vicepresidente era una incorporación de la Convención de 1994.

creo que reconocer la equivocación no solo no empequeñece, sino que ennoblece a quien lo hace. en fin, me despache mucho.

saludos!!

martín

rg dijo...

totalmente martin. arballo, buenisima la anecdota!

rg dijo...

lo de salvando el mundo venia por este poema hermoso de borges, que alguna vez comentamos

LOS JUSTOS

Un hombre que cultiva su jardín, como quería Voltaire.
El que agradece que en la tierra haya música.
El que descubre con placer una etimología.
Dos empleados que en un café del Sur juegan un silencioso ajedrez.
El ceramista que premedita un color y una forma.
El tipógrafo que compone bien esta página, que tal vez no le agrada.
Una mujer y un hombre que leen los tercetos finales de cierto canto.
El que acaricia a un animal dormido.
El que justifica o quiere justificar un mal que le han hecho.
El que agradece que en la tierra haya Stevenson.
El que prefiere que los otros tengan razón.
Esas personas, que se ignoran, están salvando el mundo.

mm dijo...

Voy y vengo con este post. Primero, como dice jh, me sorprendieron las luces de alarma de rg con Daniel como “tipo”: venezolano clase media alta. En relación a los prejuicios, y sí, mientras menos mejor; deconstruirlos o andarlos en la mochila pero conscientes que están y que toman partido sin convite mediante. Luego volví con las alarmas y recordé que mis luces a veces funcionan pero dicen “fijate si esto es así”: como en todos los congresos en donde las relaciones sociales se entremezclan entre miles de desconocidos y uno conversa con el que está sentado al lado y con el otro que conoció hace dos sesiones atrás; y así va la red que se amplía y mezcla en hall central.. sucedió en un congreso en el que compartí cenas, conversaciones con un grupo estable de "desconocidos que fuimos conociéndonos”, entre ellos 3 venezolanos/as radicados en mexico y otros en caracas. Como estábamos en mexico, la noche previa al regreso, cenamos en casa de la venezolana con su familia: ella historiadora/politóloga y antichavista ( su familia y las venezolanas también), hablamos y tmb discutimos bastante. abrazo, nos vemos. ok. ok. Otro congreso, QUITO, otra red de relaciones, otro hall central, otro grupo: pro-correa, pro-chavez, discusiones pero sobre proyectos “comunes”, y en ese hall central el grupo que conocí en mexico, tmb con su grupo ampliado: abro el círculo y agrando la ronda, presentaciones, dos cruces de palabras entre los presentados – dificultades en el registro- pero las formalidades ayudan. Nueva sesión de trabajo. En la noche, mientras espero en el hotel, me llama la venezolana de mexico que están en la cantina de la esquina- me cruzo y aviso al conserje que notifique a los conocidos/ amigos “hechos en quito” que estoy allí y que los espero. Mientras comparto un caldo delicioso quiteño, con el grupo ampliado de nuevos venezolanos a quienes escucho y preciso como activos “antichavistas”-tomo el caldo- doy alguna opinión- me miran. Como escuché algunas ponencias de los presentes referidas a la situación política de venezuela, digo algo más. Me miran. Hablan de la “ contra - desde afuera” Llegan “mis amigos quiteños” y algo muy particular:uno de los de la mesa retira hacia afuera las sillas vacías. Otra particularidad: los quiteños (de otros países de LA,claro) ni corporalmente manifestaron interés en sentarse – vienes? te quedas? o, termina tu caldo y te esperamos afuera. Saludo a todos allí en la cantina. Salgo e inicio recorrida por las calles nocturnas quiteñas, y cenamos en una casa y continuamos discutiendo, y conversando así hasta el final de ese congreso. todavía seguimos en contacto.
Recuerdo algunos ítems de la conversación en la cantina y pienso:
Qué cantidad es suficiente para el futbol de un viernes ? ¿ se puede a partir de dos?: se llama “mareadita”, o no?
¿Ubicar en el equipo rival ( y acrecentarlo en número con los que se acercan para jugar) a los mejores jugadores podría modificar la percepción sobre el ”tipo” clase alta venezolana que prendió las luces de rg, y cuya alarma se desactivó para mirar a Daniel y tal vez a los futuros “danieles” de clase alta venezolana?
Y tal vez sí, porque (en el futbol d elos viernes) juegan siempre de minoría contra los mejores que son rivales y crecen en cuantía, y a quienes aún así jamás (Daniel)deja afuera como coordinador del futbol de los viernes; porque se solidariza con los menos favorecidos (para jugar al futbol) y los alienta; que nunca hace trampa; pero que tampoco legitima la victoria del juego de los rivales( nadie conoce el resultado final) porque implica su derrota, pero que tampoco festeja sus goles porque tal vez su minoría en cuantía no podría asociarse con debilidad para el juego...Es otra posible, fantástica, lectura del “juego de Daniel”, como “tipo” clase alta venezolana.
Pero, me gusta más, claro, pensar en el poema de Borges, en los ignorados, no héroes, que salvan el mundo…

(ya, ocupe mucho espacio,perdón, salva que es casi (in)finito el espacio por la web..)

rg dijo...

che, gracias por el relato. solo una cosa con el tema de mis prejuicios. mis prejuicios venian contra la gente de la business school. esos todavia me permean, es mas fuerte que yo. ahora, el hecho de que sea venezolano no me genera ningun problema y, si algo, simpatia.

mm dijo...

ok, está claro que no es su nacionalidad el motivo del prejuicio, decis:"venezolano de >clase media alta>, el tipo enseña en la >Business School de Columbia>".. el atributo de clase y lugar de enseñanza resignifican "venezolano"..

rg dijo...

y, en tren de aclarar, lo que me gusta del tipo no es que se convirtio en el che guevara sino que...es una buena persona :)

la vida abierta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
mm dijo...

:)

mm dijo...

ta, coincido en la perspectiva de lo colectivo y las potencialidades para transformar, pero creo, hay potencialidad también en lo personal,en el pequeño espacio, en lo micro-

mm dijo...

el comentario anterior estaba relacionado con una entrada de "la vidabierta" que se suprimió, saludos

la vida abierta dijo...

Perdón, lo había suprimio porque me parecía que tenía poco que ver, pero lo vuelvo a poner así se entiende el comentario de mm. Acá va:

Es muy graciosa la descripción de los justos de Borges. En general, las enumeraciones de Borges se caracterizan por lo arbitrario y lo provisorio. Las listas de Borges tienen un carácter heterogéneo y hasta absurdo (una reunión de cosas disímiles, sin aparente razón), pero en este caso, en los justos, parece haber una constante: son "cultos", gente que hace que la cultura siga en movimiento. Ya fue bastante cuestionada por la historia misma la idea de que sean justos per se los cultos, los que se vinculan con el arte o el pensamiento, no?
La idea de que los seres anónimos son los que cambian o salvan el mundo a primera vista parece un poco mejor, pero es interesante ver qué clase de seres o actividades elige, quizás sea un poco elitista. Por otro lado, es posible decir como algo general que un individuo en su actividad privada cambia el mundo? No es necesaria una actividad colectiva, grupal, social, para cambiarlo, salvarlo? Me parece que el mundo del que habla Borges es el mundo privado, y no le interesa otro cambio que el que se ejerce en un ámbito muy restringido. Por supuesto, alguien que escribe y que escribe magistralmente bien, como Borges, sí cambia el mundo, pero esa es una actividad pública o de trascendencia pública (y acá no habla de los que escriben). Creo que eso tiene que ver con cierto énfasis de Borges en el individuo. No estoy muy de acuerdo con las posturas que plantean un cambio del mundo basadas en el individuo. Por supuesto que es posible decir si una persona es buena, mala, moral, inmoral, etc, y eso puede cambiar mi vida, pero en la medida en que no haya algo colectivo o público no cambia el mundo. No creo en que la suma de cambios individuales, privados, pueda alcanzar una totalidad social, creo que la totalidad social se debe alcanzar mediante colectivos. Los cambios en derechos para los trabajadores, para los homosexuales, para los discapacitados, etc. se alcanzaron mediante movilización de esos grupos, éstas llevaron a que las instituciones tuvieran que dar respuesta. Esto no es contradictorio con la idea de que en la vida privada haya que tener una ética y una calidad humana, por supuesto que hay que tenerla, eso define a la buena gente o mala.
Creo que las listas de Borges más interesantes son las menos morales, o con "mensaje" menos evidente, como la magistral enumeración del lenguaje que distingue entre el gato de perfil y de frente, o la que aparece en el Aleph.
A esta yo la tomaría menos en serio, pero son distintos acercamientos a un texto.

la vida abierta dijo...

Quizás haya potencialidaddes de cambio, mm, en lo privado, aunque no estoy tan segura respecto de la posibilidad efectiva.
Creo que fundamentalmente el juicio de mala o buena persona se produce en relación con la vida privada y las prácticas.
Yo no sé exactamente en qué sentido planteás vos esas potencialidaddes sociales de cambio desde lo privado, cómo se producirían, quizás lo puedas explicar mejor. Gracias.
Yo lo que cuestiono es el anclaje de lo político y de la posibilidad de transformación en lo individual, aunque eso no quiere decir que no sea importante que yo haga ciertas cosas que tienen alcance social en mi vida (separar la basura, no pasar en rojo para no matar a nadie, darle prioridad a los peatones, etc, etc). Lo que digo es que no sé hasta qué punto voy a producir transformaciones sustanciales si me quedo en mi ámbito privado, individual. De hecho creo que no, que voy a mantener la situación tal cuál está.

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Lucas A. dijo...

Ya lo dije, por otra vía, pero este post, es buenísimo! Sobre todo porque nos marca como personas y como jugadores de deportes, y dentro esa zona vasta, de fútbol, y lo digo, porque soy un especialísimo jugador de fútbol, jaja..

Por supuesto que tenemos prejuicios, por supuesto, por supuesto. Pero sobre todo, como dice Tony Kronman en este vidoe abajo con la Dra. Banaji, tenemos que controlar los que conocemos y los que no conocemos, los que ignoramos, los prejuicios incoscientes, en este videito que estamos siempre por subir por acá, porque es buenísimo, junto con algunas anécdotas de Kronman.

Sobre los prejuicios inconscientes..
http://www.youtube.com/watch?v=LiH71VXHu7w

En fin, un aplauso para Daniel P y otro continuado por este post. A ver cuando armamos un partido con una cancha con márgenes extendibles..

Sigamos (tengo luz nuevamente, bra-vo!),
Lucas.

Anónimo dijo...

Y si el futbol seria preferible a lo que nos marca la vida de hoy de ir a encerrarnos en un gym (algo de lo que me considero culpable)con los oidos tapados concentrados en nosotros mismos. El problema es encontrarse el tiempo (para el picadito de futbol) en medio de las abrumadores obligaciones que nos marca la vida de hoy.

De cualquier manera la leccion de humildad de acercarnos aun a quienes odiamos por ejemplo, a los aborteros, a las feministas, los homosexuales y las lesbianas, etc. y todas las lacras de la modernidad (mas por lo que reresentan o defienden)es un paso en la direccion correcta.

rg dijo...

anonimo, recorda la regla de moderacion puesta en el blog, o te cae la supresion del comentario. punto. la vida abierta, buenisima la puerta que abris. pero debe ser compatible que uno quiera cambiar el mundo colectivamente, y que otros -o todos- hagamos intentos de ser buenas personas, porque vemos que nada es mas importante que el trato con el que tenemos al lado. para mi, por otro lado, la enumeracion de borges es hermosa, como suelen serlo sus enumeraciones (la del aleph siendo mi favorita)

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Anónimo dijo...

tenemos que ser un poquito mas tolerantes con la opinion de los demas , si estamos predicando la tolerancia. Por lo que lei del posting anterior no existian motivos para ser borrado. Juan

rg dijo...

juan, el comentario borrado es de una persona que fue expulsada del foro (la unica) hace un tiempo, por sus comentarios antisemitas. entonces no era un juicio sobre ese comentario, sino la regla que habia decidido aplicarle despues de insistirle cien veces con que terminara con ese tipo de comentarios.

Lucas A. dijo...

Quedó un comentario que está al borde (sino pisa la raya) de ser ofensivo, que habla de "lacras".

Si no lo hacía Rg, lo hacía yo. Afortunadamente no llegué a ver el comentario que dejó. Pero para ver algunos ejemplos, todos muy ofensivos y a diferentes grupos, uno puede ver pasadas conversaciones.

En fin, sigamos con fair play
Saludos,
Lucas.

Anónimo dijo...

Disculpame RG pero yo no lei nada por aqui que fuera antisemita aqui, mira vos!!!...y los citas nada menos que a Borges... ese si que era antisemita!!! Juan.

rg dijo...

juan, si este es el modo en que lees, entiendo que no hayas leido nada antisemita. lee bien mi respuesta.

Lucas A. dijo...

Juan. Hubo, hubo, justamente lo que comenté arriba se acerca, está "ahí"...

Tus comentarios sobre Borges, bueno, justamente reinciden en el tema que le discutíamos a esta persona.. sólo falta que menciones a Marx. Ya lo discutimos, también.

Y como dice el aviso, podemos discutir de lo que sea, como la discusión entre MR-RG, pero sin ofensas a grupos o sectores particulares, con razones, sin ofensas, sin insultos. Se puede discutir si Borges, Shakespeare o Marx, dijeron tal o cual cosas, pero me pareceq ue mucha gente ya sabe eso y no es la parte de su persona (ni siquiera de su obra) que nos interese más. Vale reiterar eso, aunque me parece que en la práctica de discutir se observar con mayor claridad, también.

Saludos,
Lucas.

Anónimo dijo...

Gracias por recordarme lo de Marx, Lucas. Yo por eso cuando lo menciono hago el disclaimer de que nada tengo que ver con sus ideas. De acuerdo con vos que no se puede separar a la persona de lo que escribe. No se quien esa esa persona tan misteriosa de la que hablan vos y RG.

Lucas A. dijo...

Por supuesto que se pueden separar personas y obras, texto y contexto, dichos aislados y obras literarias y científicas, teatrales o fílmicas, se puede, totalmente se puede, justamente por eso, te decía, no interesa (en estos casos) lo demás.

Lo que importa acá no son las personas (que importan también, porque como dijo RG somos partes de comunidades, donde conocemos y reconocemos) sino discutir, comunicarse, debatir e intercambiar ideas, por eso le pedimos a todos que nos mantengamos en esos que como el post dice, es un cancha muy inclusiva....

El resto, es barrabrava, tongo con el árbitro, cosas por el estilo que no suman para un picado interesante, como sabemos, sino restan. No restemos..

Lucas.

Anónimo dijo...

Entonces estamos siendo selectivos a quien acusamos de esto o aquello. Claro que no se puede separar. Asi a Marx, Borges, Hegel, etc., segun vos, no se los puede calificar de antisemitas porque sus obras estan muy por encima de lo que hayan pensado de los judios. Estoy en desacuerdo con lo que decis pero mejor la cortamos ahi. Juan

Lucas A. dijo...

No, no estamos siendo selectivos. Y se puede separar, porque expresiones aisladas y mundos intelectuales, literarios y teóricos son dos cosas bien diferentes.

Ahora, si como aquí vimos se insiste en que tal o cual era antisemita, no se discute ideas y eso es, en definitiva, lo que queremos, lo que intentamos.

Lucas.

Anónimo dijo...

Muy lindo post Roberto. Este venezolano nos hace la vida mas grata a todos.
Si te contara las veces que me he avergonzado de argentinos (aunque no solo de argentinos) calentones, discutidores y ventajeros jugando picados en USA. Uno casi se agarra a trompadas con un profesor una vez! La etica de "aguantar los trapos" nos hace mucho mal...
Es gracioso, pero en mi afan de adaptarme a las convenciones del lugar en el que vivo me he hallado respetando el "personal space" hasta cuando voy a un cruce.
Me estare americanizando?

Saludos

Frontispiece

la vida abierta dijo...

Perdón, pero acabo de leer que se dice que Borges era antisemita. Dónde está el antisemitismo de Borges? En ningún cuento, ensayo, poema, reportaje que leí de él pude notar un antisemitismo, creo que algún personaje judío aparece alguna vez en un cuento, pero, de hecho, no es lo que más le interesa, sí le interesan los gauchos, los pueblos con historias de guerras (para él heróicas). Borges era, sí, antiperonista, detestaba el populismo peronista y era un hombre conservador, pero no un conservador recalcitrante. Respecto de la reunión con Videla, él mismo después se arrepiente y dice que no sabía todas las atrocidades que se estaban cometiendo (actitud muy diferente a la de Sábato, que se dedicó a negar esa reunión), y yo creo que es posible que haya sido así, de hecho fue la actitud de la mayor parte de la sociedad argentina en relación con la dictadura: la negación, la complicidad mediante la negación. (Ya empiezan a aparecer libros y películas que marcan esto. Es muy interesante ver cómo operó la negación de la gente, cuáles fueron sus procedimientos, pero no es el tema acá).
También están los textos de Borges. No era un escritor panfletario (tiene algún cuento antiperonista panfletario que es muy malo, pero no es la norma), por lo tanto, es perfectamente posible separar sus ideas de su escritura. La postura de su escritura es renovadora, revolucionaria, y en ese sentido, nada conservadora. De una forma mediada podemos ver cierta ideología social en sus textos, pero hay que tener cuidado, porque la relación no es directa. (Hay autores que se dedican a sistematizar la forma en la que se puede ver la ideología de una época en la narración, no necesariamente la del individuo aislado, en la forma en la que se construye al personaje, a partir de qué ideologías, en la distancia respecto de éste y el lector que se establece, en la distancia también respecto del autor, etc. Lo que digo es que es un gran tema de estudio.) Justamente en este poema, Los Justos, yo veía una conexión entre los justos y los cultos que me parecía elitista, y cierto énfasis en el individuo (culto, no cualquiera) como el que lleva a cabo el cambio o el salvataje del mundo. Este poema sí me parece que tiene un mensaje ideológico conservador, pero no es la norma de Borges.

rg dijo...

no te hagas problema lva, el comentario borges antisemita entro por este blog mas de una vez. hay gente que se da cuenta de que no actua bien y trata de ensuciar a todo el mundo como modo de salvarse a si. pero en todo caso, knut hamsun era nazi e igual hambre me parece buenisimo, que se yo. no entremos en el juego al que nos invitan, de hacer prontuarios de todo el mundo

la vida abierta dijo...

No, claro que no, prontuario no, todo lo contrario. Pero es importante seguir insistiendo (algo que se viene insistiendo hace mucho) en la diferencia entre las ideas de una persona y su obra artística, o en la diferencia entre las ideas de un personaje, los elementos con los que se construye a un personaje, y el autor. Hay que tener mucho cuidado con buscar en forma directa las ideas de un autor en su obra literaria. Es posible buscar cierta ideología de época, y el autor puede usarla para construir a sus personajes, pero eso no habilita a decir que el autor adhiera a esa ideología sin más, esa es una extrapolación equivocada, una mirada sobre el arte que va a llevar a muchos juicios equivocados. Es posible también hacer una lectura de una obra para ver qué dice del mundo, qué ideas, sentidos, tiene, si tiene ideas conservadoras o no (la OBRA, no el autor), pero eso implica una interpretación cuidadosa de la obra, que también estaría sujeta a discusión.
Pero hay algo que el arte tiene que tener en primera instancia: interés artístico y sentido interno. No habría que olvidar esa especificidad fundamental (que es lo que hace que su relación con el mundo, con el autor, sea más mediada. Yo sigo creyendo en ella, aunque algunos ya postulan que no existe más).

rg dijo...

estamos, estamos. necesitamos mas vida abierta

sl dijo...

borges antisemita? qué acusación más falsa, por favor. Recuerdo haber leído alguna vez una nota -que hablaba de Martin Buber- en la que Borges decía que los judíos innovaron la cultura occidental porque en todos los sitios que vivieron supieron observar y evaluar la la cultura con cierta distancia y objetividad, lo cual les permitió mejorarla. Y los poemas a Spinoza, el Golem, la cábala, en fin, ahí hay amor a la cultura judía.
También, por supuesto, a la cultura musulmana (su cuento sobre averroes) y árabe (las mil y una noches).

la vida abierta dijo...

Exacto. Estaba la Cábala también.

Tomás B.G. dijo...

Y claro que personas así cambian el mundo...(no sé por qué el poema de Borges me llevó DIRECTAMENTE a la "Canción del jardinero" de María Elena Walsh)

Inspiran, dan la oportunidad de, al menos durante una hora a la semana, hacer las cosas bien, realmente bien...

[suspiro reflexivo]

Me sumo al aplauso a Daniel, aplaudo la alegría, aplaudo el entusiasmo, la energía, la sinergia, la justicia, el respeto, la conciencia...

Y por tercera vez en este comentario repito lo mismo; qué GROSO cuando una persona nos invita a vivir una situacion en la que la única consideración importante es hacer lo moralmente correcto en el momento presente... Hacer las cosas bien y ahora...

En este caso voy a citar a un maestro espiritual que, además de decirnos "chetos pechos frio", nos dios permiso para ser Hombres adentro de una cancha:

"Chicos, esto es lo que hizo que salga feliz y orgulloso de todas las canchas que pisé: "Haz lo que debas hacer, siempre que debas hacerlo, lo mejor que puedas hacerlo""
Daniel Vazquez - Entrenador de Basket de la UTDT.

Saludos desde la burocracia estatal, la Superintendencia de AFJP (imaginense el tole tole que hay acá atroden, jajajaja)

p.d. Borges no era antisemita, era complejo en su entendimiento y un hombre comprometido con verdades que deben decirse sin tintas medias, a los genios así siempre nos entienden mal...