22 abr. 2013

Ley de Medios, otra vez y van..


Interesante la nota de M. Becerra sobre el reciente fallo.
http://www.perfil.com/columnistas/Un-fallo-picante-20130421-0059.html
Me gustaría volver sobre el tema pronto, pero esta semana estamos ahogados por otra urgencia: la reforma por menos justicia, menos democracia.

Adelanto, en todo caso, una idea: desde hace décadas defendemos la regulación democrática en materia de medios de comunicación, en línea con los viejos fallos reguladores que se encuentran en la jurisprudencia internacional. Ahora bien, también es cierto que los criterios y fallos que desde acá hemos defendido en cantidad de artículos, han sido desplazados por otras líneas jurisprudenciales que nos gustan mucho menos, y que el reciente fallo de la Cámara se ata a ellos. Es decir, el fallo argentino es consistente con la jurisprudencia avanzada en la materia, con la que aquí en buena medida disentimos (pienso, en particular, en los casos que terminaron por aniquilar la línea jurisprudencial de Red Lion).

De todos modos, y por otro lado, la defensa que hacemos acá de un derecho de regulación amplio (que puede llegar a tocar, incluso, los contenidos, para asegurar la diversidad de voces), está sujeta (como Red Lion) a un "caveat" muy importante (y lo cito): "si la experiencia con la administración (de estas medidas) indica que ellas tienen como efecto neto el de reducir en lugar de aumentar el volumen y la calidad de la cobertura, habrá tiempo suficiente entonces para reconsiderar sus implicaciones constitucionales (e invalidar las medidas)". Esto es, aún defendiendo la postura regulatoria dura, y por ello mismo, el examen de lo que ha hecho el gobierno con la Ley de Medios y el AFSCA no aguanta un minuto, por haber trampeado la regulación, a favor de los propios amigos (propongo aquí como apoyo los propios análisis que ha hecho MB sobre el desarrollo de la Ley). Es decir, como los jueces pro-regulación de Red Lion le diríamos: vuestro tiempo ha llegado, por haber aplicado la Ley como lo han hecho (por esto mismo, también, disentimos con algunos análisis de estos días, sobre la Ley, que -tanto desde posiciones defensoras como críticas de la misma- le corren el cuerpo al análisis de la práctica efectiva de la norma -impulsada desde la política y desde la economía- para quedarse sólo en el examen de la constitucionalidad de su letra).

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hay que entenderlo de una vez por todas.

Toda regulación en argentina (con funcionarios argentinos) más allá de las buenas intenciones que se pretexten, siempre terminan en lo mismo: quitándole derechos al ciudadano/usuario y creando un laberinto jurídico por el cual algún vivillo se la termina llevando de a kilos.

La única posibilidad real que tenemos como país de salir adelante, es garantizando plenamente las libertades ciudadanas, y con un Estado eficiente que intervenga poco, lo necesario y bien.

Anónimo dijo...

Hay que entenderlo de una vez por todas.

Toda regulación en argentina (con funcionarios argentinos) más allá de las buenas intenciones que se pretexten, siempre terminan en lo mismo: quitándole derechos al ciudadano/usuario y creando un laberinto jurídico por el cual algún vivillo se la termina llevando de a kilos.

La única posibilidad real que tenemos como país de salir adelante, es garantizando plenamente las libertades ciudadanas, y con un Estado eficiente que intervenga poco, lo necesario y bien.

Francisco dijo...

Sostengo que en Argentina no se puede ser otra cosa que liberal porque el estado, que acá se confunde con gobierno, actúa siempre en forma arbitraria, aún cuando actúa sin maldad (el dictamen de Soler en Cine Callao lo describe muy bien).

Juan Ignacio dijo...

Roberto:
¿Habrá posibilidad de acceder al video de tu participación en la Comision de Asuntos Constitucionales en el día de ayer? Sería muy importante para mostrar a alumnos de colegio como se trata a los académicos en estos ámbitos. Muchas gracias.