18 jul. 2014

Campagnoli & los chapuceros del poder

El jury repuso, provisionalmente, a Campagnoli en su cargo. Una gran nueva muestra de que los "genios del mal" lo hacen todo realmente mal. Son eso, sobre todo: chapuceros, papanatas. La causa que le armaron a Campagnoli (finalmente, acusado por "investigar en exceso") fue tan penosa, que ni los "propios" se animaron a acompañar al grupo de sobre-excitados de la Procuración que impulsaron todo esto: todo el mundo sabía que sería inadmisible remover a un fiscal por investigar "en exceso" al poder. Los "genios del mal" volverán a la carga, con otras acusaciones, y habrá que ver hasta dónde llegan. Pero lo ocurrido es muy revelador sobre los niveles de la propia torpeza. 

p.d.: La torpeza es una nota bien distintiva del período k: Como este jury contra Campagnoli. Como Boudou dejando marcas de la corrupción en cada papel que firmó. Como las mentiras en cada palabra pública, que terminaron alienando hasta a los propios. O como las candidaturas testimoniales que promovió Néstor, y que llevaron a que su facción perdiera las elecciones de un modo nunca antes visto, hasta en la Provincia de Buenos Aires: somos tontos, pero no tanto¡¡ En todo caso, propongo pensar sobre el tema de la chapucería gubernamental (Pienso, por caso, que el menemismo asentó la propia corrupción en personal más sofisticado, una tecnocracia del mal -grandes estudios entrenados desde hacía años para mentir y robar. Estos, en cambio, han despreciado aún a ese personal idóneo para el mal, y por eso la chapucería hace que todo quede en evidencia más prontamente -comparemos, por caso, a Dromi o Barra con Fariña o Báez).

p.d.: El caso Boudou llega a Cámara, y uno puede esperar lo peor de ellos.  A ver a qué se animan. A ver si se animan.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hablando de estudios jurídicos para el mal, nuevamente vemos al personaje Rusconi que ahora defiende a la otra cara de la corrupción que son los empresarios que con tal de obtener negocios juegan todas las fichas posibles. Lo peor que en este caso encima, en vez de defender su caso se alía con el funcionario para criticar al juez en vez de contestar con argumentos la decisión. De hecho la respuesta que les dio el juez pretende ponerlos en su lugar -pero vaya a saber cual es el ellos...- Una Pena, esperemos que haya más ética profesional y menos profesionales del dinero.

Eduardo Reviriego dijo...

Son chapuceros, siempre los han sido desde sus tiempos sureños, pero no podemos dejar a un lado lo fundamental que ha sido en este caso -y en otros, como la "reforma" de la justicia, p.e.- la movilización en respaldo del fiscal. Sabemos que estos "populistas de salón" le tienen miedo al pueblo.