18 jul. 2014

Periodismo para ellos

La carrera de periodismo ha dado algunxs de los peores y peor formados profesionales de la Argentina. La gran mayoría de periodistas locales -de cualquier tendencia- muestran un nivel de formación horrendo (para no entrar en temas relacionados con el modo en que venden su dignidad -otra vez, desde cualquier tendencia). Pero siempre se pueden hacer las cosas peor. La Facultad de Periodismo de la Universidad de La Plata viene a la vanguardia en este sentido (ayer, sin ir más lejos, distinguió con el premio Rodolfo Walsh (¡¡¡) a VH y a Maradona, por el modo en que ayudaron a "producir y circular información" desde una perspectiva latinoamericana -Rodolfo, perdona a los que mansillan tu nombre de este modo). A los muchachxs de La Plata: ojalá puedan escapar de allí¡ Lo siento realmente por lo que vienen haciendo con la carrera que es de ustedes¡

6 comentarios:

Anónimo dijo...

El periodismo en Argentina es una especie en extinciôn estimado Robertinho.

Anónimo dijo...

No tienen verguenza!! Lo mas triste es que no se dan cuenta de las pavadas que hacen.. VH está en la corniza mal! El otro dia tildó de nazis a los jugadores alemanes por un festejo que nada que ver.. Nazis y blablabla, discriminación, etc., por esa pavada.. el pibe esta mal de la cabeza

rg dijo...

los periodistas si, el periodismo no. y es un problema

Anónimo dijo...

Maradona cobró 1 millón de euros por ir a transmitir el Mundial. Qué es lo que se está premiando?

Anónimo dijo...

Que triste... pensar que este mismo premio se lo dieron al comandante chavez

andresvas dijo...

Más sobre la serie "periodismo en extinción",acá La Nación, que parece ya el Boletín Oficial del macrismo (http://www.lanacion.com.ar/1711536-el-deficit-publico-de-la-ciudad-de-buenos-aires-se-duplico-en-un-ano)no tiene más remedio que reproducir después de años de silencio lo que Página 12 sacó hace dos semanas acá (http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/cash/17-7768-2014-07-06.html)porque ya era alevoso su silencio,pero asumiendo al final como propias las (inverosímiles) excusas del macrismo. Esperable todo pero igualmente canallesco. brindemos por Gabriel Sued y su diario.