28 nov. 2015

Notas críticas sobre el gobierno que viene 1. El gabinete. Del decisionismo político al decsionismo económico?



Publicado hoy en LN


Para quienes hemos sido críticos del menemismo primero, y de la Alianza y del kirchnerismo después (un raro privilegio compartido con pocos), el anuncio del próximo gabinete representa una buena oportunidad para retomar el camino trazado. En tren de inaugurar dicho análisis, comenzaría con una referencia sobre el pasado, tal vez imprescindible para entender el presente. En cuanto a su personal de gobierno, el kirchnerismo puso un listón tan bajo, tanto nos acostumbró al maltrato y a la presencia de funcionarios inaptos, que dejó al Presidente entrante frente a una oportunidad única. Con sólo designar a personas medianamente competentes (pongamos, sujetos con algún vínculo relevante con la tarea asignada, o indispuestos a ejercer su poder con una pistola sobre el escritorio, o incapaces –frente a una tragedia como la del Once- de impugnar moralmente a las víctimas, antes que a su propio gobierno) el Presidente electo ya está en condiciones de hacer una enorme diferencia. Sin embargo, es mi impresión, la oportunidad sólo se aprovechó parcialmente. 

Hay, sí, un virtuoso llamado al trabajo en equipo, que contrasta con el antidemocrático verticalismo propio de los gobiernos peronistas. Por lo demás, el Presidente electo acertó en la designación de su Jefe de Gabinete (aire fresco en un ambiente hoy putrefacto); tuvo sus mayores aciertos políticos (antes que técnicos) en la confirmación del Secretario de Ciencia y Tecnología o en Cultura (áreas sensibles en donde hábilmente desarticuló críticas fáciles, que ya se habían activado); e insinuó un buen camino con la designación, en Cancillería, de una mujer que (nos guste más o menos) no muestra al alicate en mano como herramienta de diálogo. También fue un modesto acierto lo que no hizo: nombramientos irritativos en Defensa o Agricultura, que fueron reemplazados por otros menos agresivos a partir de los cuales tendió puentes hacia las fuerzas aliadas.

Sin embargo, todas las virtudes sugeridas contrastan con defectos que las ponen en riesgo -defectos auspiciados en ese mismísimo acto. Me refiero a nombramientos de personas que –con independencia de sus cualidades personales- se muestran manifiestamente incapacitadas para su cargo (Ambiente); otras que –con independencia de sus cualidades para el cargo- expresan una modalidad de acción que ha sido políticamente irritativa (Seguridad); y, sobre todo, una alta gama de personalidades “puramente” técnicas que contradicen la disposición democrática con la que se propone regir al trabajo en equipo. 

Quienes consideramos que el proceso de toma decisiones debe resultar definido por el debate público (debate que en todo sentido contrasta con las encuestas de mercado), no lo hacemos con ingenuidad sino convencidos: entendemos que la naturaleza de las dificultades que se enfrentan requiere de una construcción que debe ser colectiva. Por eso criticamos al autoritario decisionismo político propio del menemismo y del kirchnerismo, y por eso nos disponemos ahora a criticar al más pulcro decisionismo económico, que amenaza con quedar envuelto en disímiles pero emparentados problemas.






6 comentarios:

Anónimo dijo...

Del lado de los mejores nombramientos destaco a Fabiana Tuñez, una feminista proveniente del movimiento de mujeres, a cargo del Consejo Nacional de las Mujeres.
Competente , formada, respetada.. Toda una novedad en esa area.
Tambien valoro a Isela Costantini ex a cargo de Aerolineas Argentinas. Alguien q sabe manejar una empresa.... Otra novedad!

JERRY dijo...

Sin perjuicio del contenido de la nota, con la cual coincido en pocos aspectos, me detengo en una cuestión preliminar. Me parece que, dado el editorial nefasto publicado en la edición de La Nación el pasado lunes, que vuelve a reafirmar la línea pro indulto a los genocidas, agregando nuevos elementos, como la intencionada y falaz equiparación de los procesos de lucha armada desarrollados en Argentina en la década del 70, con los atentados terroristas cometidos por el ISIS,no se debe ya publicar en tal medio.

rg dijo...

oootra vez la crítica sobre el medio. tenés una mirada muy k de la vida: el diario es la cabeza, y no los trabajadores? los trabajadores que se levantaron dignamente a protestar contra la nota? ellos siguen escribiendo ahí, con todo derecho y dignamente

andresvas dijo...

Roberto, ¿no te parece relevante el tema del conflicto de intereses? (xej.. caso Aranguren/Schell manejando energía y varios otros)

Anónimo dijo...

robert, porque pensas como un acierto lo de lino barañao?
alejandro h

rg dijo...

a mí no me gusta la designación. creo que le sirve políticamente, para taparle la boca a un sector que ya se hacía que lloraba en masa por esa pérdida