3 oct. 2009

Rimbaud

-
Hay mucho que decir sobre Rimbaud, autor del clásico "Una temporada en el Infierno" pero lejos estoy de ser, justamente, el más indicado para ello. Nada más devoré hace poco ese librito lisérgico y ahora estoy leyendo su obra poética (menos conocida que su prosa infernal y poética). Seguro que Jean Nicolas Arthur Rimbaud se hubiese llevado muy pero muy bien, o mejor dicho muy pero muy mal, con su alterego del hemisferio sur, el extraordinario rioplatense y montevidense, Conde de Lautréamont, autor de los fantásticos "Cantos de Maldoror". Ya "traeremos" algo de Lautreamont por acá.

Por ahora, dos poesía de Rimbaud escritas en 1871 con 16 años (??!!) (lo que agrega otra coincidencia con Lautreamont que publicó sus increíbles "Cantos..." con sólo 22 años).

Agradezco el Stencil a Christina H., amigo en el exterior que me lo pasó para expandir la colección propia con la colaboración de otr@s afortunadísimos viajeros por el mundo. También acompaña el post, el retrato/litografía que hiciese Fernand Leger de Rimbaud. Lo encontré en la edición de "Una temporada en el Infierno" de Editorial Argonauta, con otros de Pablo Picasso, Alberto Giacommetti y Paul Verlaine (amigo-enemigo íntimo de Rimbaud). Una clásica edición con nota introductoria (y a cargo) de Oliverio Girondo y Enrique Molina.

Los pobres en la Iglesia.

Acorralados entre bancos de roble, en los rincones de la iglesia
que entibia maloliente su aliento, todos sus ojos
hacia el coro chorreante de oro y la maestría
en veinte bocas gritando los cánticos piadosos;

como un perfume de pan aspirando el olor de cera,
felices, humillados como perros apaleados,
los Pobres al buen Dios, el patrón y el señor,
tienden sus oremus risibles y testarudos.

Para las mujeres, ¡están bien hechos los bancos lisos,
después de los seis días negros en que Dios las hace sufrir!
Ellas mecen, retorcidos en raras pellizas,
a especies de niños que lloran hasta morir.

Sus senos mugrientos afuera, esas tragonas de sopa,
una oración en los ojos sin rezar jamás,
miran maniobrar maliciosamente a un grupo
de chiquillos con sus sombreros deformados.

Afuera, el frío, el hambre, y además el hombre borracho:
esto está bien. Todavía una hora; después, ¡los males sin nombre!
-Sin embargo, alrededor, gime, ganguea, cuchichea
una colección de viejas con papada:

ahí están esos espantados, y esos epilépticos
de quienes nos apartábamos ayer en las esquinas;
y, hambrientos de nariz en los antiguos misales,
esos ciegos que un perro introduce en la sala.

Y todos, babeando la fe mendicante y estúpida,
recitan la infinita lamentación a Jesús
que sueña en lo alto, amarillo por la vidriera lívida,
lejos de los malos magros y de los malvados panzudos,

lejos de los olores de carne y de las telas mohosas,
farsa postrada y oscura de gestos repulsivos;
- y la oración florece con expresiones escogidas,
y los misticismos toman tonos apremiantes,

cuando, desde las naves donde perece el sol, pliegues de seda
banales, sonrisas verdes, las Damas de los barrios
distinguidos -¡oh Jesús!-, los enfermos del hígado
besan con sus largos dedos amarillos las pilas de agua bendita.

El hombre justo

El Justo erguía, recto, sus sólidas caderas:
un rayo le doraba los hombros; el sudor
me invadió: «¿Quieres ver bólidos que rutilan
y, puesto en pie, escuchar cómo zumba el fluir
de los lácteos astros y enjambres de asteroides?

»En farsas nocturnales alguien te está espiando.
Oh justo. Te es preciso un techo. Calla y reza,
tapado por las sábanas, dulcemente purgado,
y si algún errabundo llamara a tu ostiano,
le dices: “¡Márchate, Hermano, estoy lisiado”.»

Pero el Justo seguía de pie, en el espanto
azulón de la hierba, debajo del sol muerto.
«Y, ¿no pondrás en venta tus tristes rodilleras,
oh Anciano? ¡Peregrino sacro, Bardo de Armor,
Llorón de los Olivos, mano que el amor calma!

»Barba de la familia, puño de la ciudad,
creyente manso: ¡Alma que se derrama en cálices,
majestades, virtudes, amor y ceguedad,
¡Justo!, más tonto y más inmundo que una perra.
¡Yo soy aquel que sufre pero se ha rebelado!

»Me río a carcajadas, oh estúpido, me muero
de risa en la esperanza de tu burdo perdón.
Estoy maldito, sabes, borracho, loco, lívido.
¡Y qué quieres! Pues vete a dormirte, oh Justo,
¡Poco me importa a mí tu torpedo cerebro!

»¡Tú eres el justo, ¿no?, el justo, y eso basta!
Hay que admitir que, mansas, tu ternura y razón
resoplan en la noche igual que los cetáceos,
que te has hecho proscrito, y que vomitas trenos
por espantosas flautas, caducas y chascadas.

»¡Y eres ojo de Dios, cobarde! Pero, incluso,
si el frío de sus pies me oprimiera la nuca
eres cobarde. ¡Oh frente infectada de liendres!
Sócrates y Jesús, Santos y Justos ¡qué asco!
¡Respetad al Maldito supremo, en noches cruentas!»

Todo esto vomité sobre el mundo, y la noche
blanca y tranquila henchía el cielo en mi delirio.
Y, cuando alcé mi frente, el fantasma se iba,
llevándose el atroz sarcasmo de mis labios...
¡Venid, vientos nocturnos, para hablarle al Maldito!

Mientras, silencioso, bajo enormes pilastras
de azul, desperezando los cometas y nudos
del universo, enorme conmoción sin desastres,
el Orden, cual vigía, rema en el firmamento
y de su draga en fuego brotan hileras de astros.

¡El justo, que se vaya, atada la corbata
del oprobio a su cuello, rumiando mi pesar,
dulce como el azúcar en el diente podrido.
––Como la perra, tras la embestida del perro,
lamiéndose el costado del que cuelgan sus tripas.

¡Que invoque caridades mugrientas y progresos... ¡
––Yo desprecio los ojos de esos chinos panzudos­––
y luego tararee como un montón de niños
que van morir, tontos de imprevistas canciones:
¡Justos, nos cagaremos en vuestros vientres huecos!

Los originales acá y acá respectivamente.
--
Salud!!

9 comentarios:

Anónimo dijo...

hum! a falta de tema, no forcemos los posts a que digan algo "pertinente" al blog; terminaríamos publicando canciones de michael Jakson que mencionen la palabra justicia, o ley, o tribunales, o derechos, etc. Que cada quien lea y "descubra" clásicos en privado. Felicitaciones en todo caso... Basta L.A.!

Fernanda dijo...

A mi no me parece forzado! me re copa, por ahí a falta de otra cosa que hacer, no hay que tirar mala onda porque si. POr ahí, para que todos estemos contentos, usted/usteda anónimo quiera tener a bien no leer aquello que no le interesa, extraer del blog lo que le sirva y lo que no le sirva lo deseche! Igual obvio que nuestras opiniones no inciden en la libertad de los dueños del blog....pero lo digo para que no se amargue y se desimplique de las cosas que no le gustan, le causan bronca, pero no le hacen mal a nadie. Por su salud!

Cris dijo...

No me parece una falta de temas todo lo contrario diria que les sobran temas y que estan tratados con mucha altura y tambien me gusta encontrar poesias, cine, libros y lindas fotos ademas de lo juridico y filosofico que tiene el blog que es excelente. Es estar abiertos, es tener cultura y riqueza intelectual. Tambien me gusta los comentarios y criticas de los diarios del domingo.
Falta para mi gusto algo de arte, algun comentario de alguna muestra buena¡¡¡Cris

Miguel Abuelo dijo...

lindo consejos lo del anonimo primero
basta! basta!! los tuyos son los consejos del abuelo mierda!!! jaaajjaaa

http://www.youtube.com/watch?v=0ieaPer0-_Q

muy bueno el programa =D y vamos rimbó como se dice en mi rrioba

Cris dijo...

Muy bueno Rimbaud¡¡¡Su obra es simbolista, influida por Baudelaire, interés en el ocultismo, en la religión y en la exploración sobre el subconsciente individual. Me hace acordar en pintura la obra del pintor argentino Xul Solar, que tambien su obra es simbolica y tenia interes en el ocultismo y la astrologia.

Lucas A. dijo...

Guste o no, como dice Samara en "The Ring" (acá La llamada), tanto en su versión original como hollywodense: It won't stop/No se detendrá.

Salut estimada Cris, Fernanda, Miguel, Cris (bis, muy buena la comparación con Xul Solar, pero me parece que Rimbaud era más extremo) y anónimo disgustado. Buena semana!
Sigamos,
L.

Anónimo dijo...

Anónimo again: no es mala onda... es en serio, es el arte de hablar de lo que uno sabe... sólo eso. Rimbaud no "me copa", como si hablara de un G Cerati o una Pampita. Ese es el punto! Es el eje de la poesía moderna. Que si era un pibe, que si Verlain lo hacía sufrir.. es anecdótico, son lugares comunes, medio faranduleros. Recuerdo un post de LA donde publicó un poema de "un tal" E Cardenal, nada menos que uno de los mejores poetas y revolucionarios nicaragüenses!!, para colmo de males lo publica en portugués!! mejor hablemos del tema que sí manejemos, digo, no publicar por exhibir diletantismo... que sé yo... me llega ese tufillo, pero por ahi soy yo mismo... los míos no son misiles, ni bilis, ni mala onda... son comentarios. Disculpas.

Fernanda dijo...

Todos los comentarios y opiniones se pueden discutir hasta el infinito, pero justamente el problema es que lo tuyo no es un comentario, vos estás impugnando una entrada de un blog.....estás diciendo "a esto no lo pongas, sacalo", es un poco autoritario.....y a partir de allí SE TERMINA CON CUALQUIER TIPO DE DISCUSIÓN POSIBLE. Con me "COPA" quise decir que así como a vos no te gusta, a mi sí me gusta y por eso te sugerí que no leas si te molesta, si te causa rechazo, para no amargarte (como creo que todas las personas hacen, no a todos les gusta todo, y no por eso hay que sacarlo!)

El criterio del blog lo pone justamente el blog, y tenés que aguantarlo.

Saludos, y no te amargues!

Fernanda dijo...

autoritario lo cambio por mandón, en el sentido de dar órdenes.