10 nov. 2010

Los 4 pilares de la inseguridad, ay!



Reafirmando que, en materia discursiva, de Narváez es kirchnerismo con power point, nos encontramos con este artículo sobre "las soluciones" al problema de la inseguridad, firmado por el coordinador de los equipos de gobierno de de Narváez, el ex director del CIPECC, ND. El artículo, acá.

Sobre la inseguridad, el discurso de Néstor (lo vimos, por ejemplo, acá), era más cárceles, condenas más largas y efectivas, más policía. En el texto denarváecista, se habla, de modo muy semejante, de "los cuatro pilares para combatir la inseguridad": policía, leyes, justicia y cárceles, en ese orden, ay.

El texto aclara, hacia el comienzo, que lo que sigue se afirma "sin olvidar que la base de una sociedad segura es la educación y el desarrollo, que posibiliten una mayor inclusión social." Ya acá tenemos algunos problemas: por un lado, puede haber educación y desarrollo, sin inclusión social; por otro lado, no se menciona la cuestión de la igualdad; finalmente, y, a pesar de lo anunciado, el texto avanza olvidándose al renglón siguiente de todo lo relativo a la inclusión social, para quedarse sólo en el aspecto represivo de la seguridad. Así tratada, la aclaración inicial parece más una patente de corso que un compromiso intelectual.

El tratamiento posterior de los cuatro pilares (ojo, pilares como sinónimo de "columnas," no del partido de Pilar) es, además, muy problemático. Primero, porque con niveles de pobreza y desigualdad como los que deja el kirchnerismo, los desafíos a la seguridad normalmente se entienden y en ocasiones se justifican. Para decirlo mejor, si el problema es social, la solución no es penal. La solución debe ser social.

Segundo, porque los estudios que todos tenemos nos dicen que la presencia policial desplaza geográficamente, y en el mejor caso comprime, al problema, en lugar de resolverlo.

Tercero, porque el "pilar" de las leyes, según se nos aclara en el texto, no es en verdad un problema -el problema al respecto, se nos dice, es ejecutivo y no legislativo, por lo cual no se entiende la mención al "pilar" de las leyes.

Cuarto, porque al tratarse el "pilar" de la Justicia, se habla de tecnología e independencia judicial, que es -lo digo con sincero respeto- lo más obvio, superficial e inútil que se puede decir al pensar en la relación justicia-inseguridad.

Quinto, porque la creación de "más plazas penitenciarias" ("plazas"??) es poner el problema cabeza abajo: cada país tiene el nivel de presos que quiere, y lo escoge en primer lugar definiendo el tipo de conductas que quiere criminalizar, y los niveles de responsabilidad a los que decide apuntar. Mientras la cárcel sea para los Favale y no para los Pedraza o Moyano, que son los que dan las órdenes, vamos a tener que seguir abriendo más y más plazas.

16 comentarios:

A 2 dijo...

Me parece que el principal problema de este tipo de enfoques no son las soluciones sino el diagnóstico. Para ellos el problema de la "inseguridad" se reduce a los delitos violentos contra la propiedad e ignoran que hay muchos otros delitos (violencia doméstica, homicidios culposos, delitos contra la integridad sexual, crimen organizado, etc.) que también forman parte del universo delictivo. Pero como piensan sus políticas públicas a partir del diagnóstico mediático y no de las estadísticas sólo ven una parte del problema. Además, las soluciones que proponen son ineficaces, además de reaccionarias.

rg dijo...

si, pero tampoco simplifiques vos sobre ellos, a partir de los propios prejuicios de lo que deben decir. violencia domestica lo menciona expresamente por ejemplo

Hildorien dijo...

perdón que diga una pavada, pero...¡qué bello que el especialista se llame Ducotè!!

Anónimo dijo...

A la gente que sólo conoce a Gargarella por su blog:

No se dejen engañar por la superficialidad con que saca conclusiones acá, el tipo en lo suyo (que no es ésto) es groso.
Y lo digo en serio.

rg dijo...

esta es una defensa, no? gracias!
en todo caso, propongo lo de siempre, no hablar de la biografia o prontuario del que escribe, ni decir que la culpa debe ser de clarin

Juan Pablo dijo...

De los creadores de "yo tengo un amigo judío" ahora llega "es necesario la inclusión social para combatir la 'inseguridad'" como intro de textos netamente represivos.

Anónimo dijo...

RG, En dónde tomaste esa foto?? por una agente policía como ella me dejo apalear con gusto!!

rg dijo...

de acuerdo juan pablo

la foto es de post-seminario en cartagena

Cristian dijo...

si bien tu lectura de la militarizacion urbana es correcta, no comparto el eje -q yo entiendo- subyace en tu analisis respecto a la policía. Una buena distribución geográfica en base a criterios criminologicos serios de la policía seria altamente beneficioso a la prevencion y conjuracion de conflictos. Ahora si me decis te tiro a la federal en la puerta de entrada a fuerte apache y te dejo liberado el country el carmel es muy probable tu politica criminal sea conteste con tu poltiica economica.
Igual aclaro la policía es un apendice del entramado seguridad.

gerardo dijo...

Roberto, mencionas un discurso de kirchner sobre la inseguridad, pero no decís nada sobre el rol de los medios de comunicación(Grupo Clarín fundamentalmente) en la definición del problema de la inseguridad y en la promoción de las políticas de mano dura. Estoy hablando de millones de horas de discurso y no de un discurso.
Saludos.

rg dijo...

gerardo, vas contra lo que digo en el comentario de 723. en todo caso, no es un discurso de nestor, en el blog le dedicamos varios temas a varios discursos de nestor, siempre en esa linea, que ademas es consistente con su apoyo y empuje a las leyes blumberg, en el peor momento de la era blumberg. o sea, de su lado, todo mal en la materia. lo peor.

y el rol de los medios, pesimo siempre. tampoco hablo de la oposicion, que no siempre jugo mal, y tampoco hablo, en este post (que se refiere al denarvaecismo), del pacto por la seguridad democratica, que me parece muy bien, y que aca ya comentamos y elogiamos mas de una vez.

A 2 dijo...

Es cierto que mencionan la violencia doméstica pero la referencia es casi al pasar, cuando es posible que sea la segunda causa de muerte violenta detrás de los accidentes de tránsito. O sea el homicidio doloso en ocasión de robo no es el principal problema de seguridad y todas sus medidas apuntan hacia ese lado. Pero también demuestra ignorancia sobre el estado del problema la referencia a los "menores". Los "menores" son responsables de menos del 10 por ciento de los homicidios en ocasión de robo y de ese grupo la amplísima mayoría son chicos de 16 o 17 años, que son imputables por esos delitos y que de hecho son condenados. O sea que ni siquiera es consistente en su propio diagnóstico. Ni hablar de que prácticamente ignora que el principal problema pasa por las fuerzas de seguridad, que no sólo no cumplen prácticamente ninguna función de disuasión y prevención sino que en general se ocupan de gestionar el delito. Ninguna política de seguridad que no parta de una severa intervención de la sociedad civil sobre las fuerzas de seguridad está destinada al fracaso.

SM-UNGS dijo...

opino con reserva y sin mucha convicción porque sé realmente poco del tema... pero
1) no me parece negativo que la corrección política obligue a la derecha a poner en agenda, siquiera como recurso retórico, la problemática social.
2) lo que sí me exaspera es que nunca esté en agenda el rol criminal de las fuerzas de seguridad.

nd dijo...

Roberto - gracias por tomarte el tiempo de leer y comentar la nota. Si sirve para alimentar el debate, van algunas consideraciones:

Empecé por lo de educación y desarrollo porque sinceramente creo que son lo primero, donde sin dudas debemos priorizar a los sectores de menos recursos en las políticas económicas y sociales, para ofrecer las oportunidades y la inclusión social que modificarían la raíz del problema a largo plazo. Pero aún con eso seguirá habiendo necesidad de políticas de seguridad. Si bien el problema es primordialmente social, las soluciones no son únicamente sociales. También hay que mejorar las instituciones y el funcionamiento del Estado en lo que hace a la seguridad, y acá, en Sudáfrica o en Suiza, eso implica trabajar sobre los cuatro pilares que menciona mi articulo.

Respecto de la policía, dado que la mayor violencia la sufren los sectores más vulnerables, proponemos destinar más policías a los barrios más marginados. Si en algún lado reducimos el impacto de la criminalidad, que sea en los sectores mas desfavorecidos que ya bastantes injusticias sufren como para que encima tengan menos presencia policial que otros sectores (menos de 2 policías cada 1000 habitantes en La Matanza, contra 7 policías en Ciudad de Buenos Aires).

Sobre las leyes, se mencionan porque son necesariamente parte de la solución, pero no creemos que, salvo casos puntuales (como las falencias de la normativa en temas de violencia doméstica, para lo cual presentamos media docena de proyectos de ley), el problema se resuelva con más leyes o leyes más duras, sino aplicando efectivamente las que ya hay. Y lograr la aplicación de las normas en una sociedad con tendencia o practicas anómicas, no es un punto menor en cualquier debate de políticas de lucha contra la inseguridad.

Decir que la justicia tiene ser mas independiente y contar con las herramientas y capacidades de resolver en tiempo y forma las causas que procesa puede ser obvio, pero no por eso deja de valer la pena seguir pidiendo, proponiendo y exigiendo que se avance en esos aspectos. Te invito a que nos hagas llegar tus propuestas en cuanto a justicia y seguridad si creés que la solución va por otro camino.

Finalmente, sobre cárceles, hablemos de "plazas" o metros cuadrados, estoy de acuerdo con vos en que cada país tiene el “nivel de presos” que resulta de sus políticas, y mi punto se refiere a que es indispensable que, sea cual sea la cantidad de personas privadas de libertad, la reclusión sea en condiciones dignas y sin hacinamiento, cosa que al menos en la Provincia sigue siendo una deuda, y con lo cual espero coincidas.

Gracias por la oportunidad de debatir estas cosas. Con respeto y aprecio,

Nicolás Ducoté

nd dijo...

Roberto - gracias por tomarte el tiempo de leer y comentar la nota. Si sirve para alimentar el debate, van algunas consideraciones:

Empecé por lo de educación y desarrollo porque sinceramente creo que son lo primero, donde sin dudas debemos priorizar a los sectores de menos recursos en las políticas económicas y sociales, para ofrecer las oportunidades y la inclusión social que modificarían la raíz del problema a largo plazo. Pero aún con eso seguirá habiendo necesidad de políticas de seguridad. Si bien el problema es primordialmente social, las soluciones no son únicamente sociales. También hay que mejorar las instituciones y el funcionamiento del Estado en lo que hace a la seguridad, y acá, en Sudáfrica o en Suiza, eso implica trabajar sobre los cuatro pilares que menciona mi articulo.

Respecto de la policía, dado que la mayor violencia la sufren los sectores más vulnerables, proponemos destinar más policías a los barrios más marginados. Si en algún lado reducimos el impacto de la criminalidad, que sea en los sectores mas desfavorecidos que ya bastantes injusticias sufren como para que encima tengan menos presencia policial que otros sectores (menos de 2 policías cada 1000 habitantes en La Matanza, contra 7 policías en Ciudad de Buenos Aires).

Sobre las leyes, se mencionan porque son necesariamente parte de la solución, pero no creemos que, salvo casos puntuales (como las falencias de la normativa en temas de violencia doméstica, para lo cual presentamos media docena de proyectos de ley), el problema se resuelva con más leyes o leyes más duras, sino aplicando efectivamente las que ya hay. Y lograr la aplicación de las normas en una sociedad con tendencia o practicas anómicas, no es un punto menor en cualquier debate de políticas de lucha contra la inseguridad.

Decir que la justicia tiene ser mas independiente y contar con las herramientas y capacidades de resolver en tiempo y forma las causas que procesa puede ser obvio, pero no por eso deja de valer la pena seguir pidiendo, proponiendo y exigiendo que se avance en esos aspectos. Te invito a que nos hagas llegar tus propuestas en cuanto a justicia y seguridad si creés que la solución va por otro camino.

Finalmente, sobre cárceles, hablemos de "plazas" o metros cuadrados, estoy de acuerdo con vos en que cada país tiene el “nivel de presos” que resulta de sus políticas, y mi punto se refiere a que es indispensable que, sea cual sea la cantidad de personas privadas de libertad, la reclusión sea en condiciones dignas y sin hacinamiento, cosa que al menos en la Provincia sigue siendo una deuda, y con lo cual espero coincidas.

Gracias por la oportunidad de debatir estas cosas. Con respeto y aprecio,

Nicolás Ducoté

nd dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.