12 nov. 2010

Por Martino


A la Cámara Nacional de Casación Penal, Sala N° IV, por la causa Manuel Roberto Martino:



Los abajo firmantes queremos manifestar nuestra profunda preocupación por la privación de libertad que viene sufriendo Roberto Martino, histórico dirigente social que se encuentra acusado y detenido a partir de hechos surgidos por una situación de protesta social.

De acuerdo a lo que surge de la propia causa, Roberto Martino fue acusado de una gran cantidad de delitos de suma gravedad por parte del Dr. Bonadío, entre ellos el de “prepotencia ideológica”, queriéndose establecer la ilegalidad de la organización de la cual es referente. Además se lo acusó de violar la ley “antidiscriminatoria”, alegando que Martino y su organización sostenían públicamente posiciones antisemitas.

Sin embargo, en el marco del cuestionamiento a la gran cantidad de acusaciones contra él, el 15 de julio pasado la Sala I de la Cámara Federal tuvo que reconocer que la organización de la cual es dirigente no tiene como objetivo imponer sus ideas por la fuerza y que tampoco la organización ni Martino tienen posiciones antisemitas.

La causa en su contra sigue y no han caído todavía todas las acusaciones. En ese sentido, por una parte denunciamos que la situación que viene sufriendo está enmarcada en la criminalización de la protesta social. Por otra parte, exigimos que ante el cambio de carátula de la causa, se ordene la libertad de Roberto Martino ya que no existe motivo alguno para que continúe detenido.

Adolfo Pérez Esquivel, Osvaldo Bayer, Elia Espen (Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora), Norman Briski, Padre Farinello, Maristella Svampa, Carlos Aznarez, Gerardo Romano, Pablo Micheli (CTA), Roberto Gargarella, Pablo Bonavena, Luis Zamora (Autodeterminación y Libertad), Atilio A. Boron (Director del PLED, Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales); Diego Cardias, Pablo Villalba y Andrés Padellaro (Comisión negociadora de la Asamblea de trabajadores tercerizados FFCC Roca “Mariano Ferreyra”)Néstor Kohan, Christian Castillo (PTS), Javier Hermosilla (Comisión Interna de Kraft), Marcelo Parrilli (Legislador de la Ciudad de Bs. As.), Myriam Bregman (CEPRODH), Arturo Blatezky (MEDH), Vilma Ripoll (Legisladora MC de la Ciudad de Bs. As.), Héctor Bidonde (Legislador MC de la Ciudad de Bs. As.), Dr. Roberto F. Cipriano García (Coordinador Comité Contra la Tortura Comisión Provincial por la Memoria, Provincia de Buenos Aires, Argentina), siguen las firmas

5 comentarios:

jh dijo...

Éste tipo de cosas debería hacer reflexionar a cierto sector del progresismo que está enamorado de los delitos de opinión cuando se trata de combatir la discriminación. Por cierto, el proyecto aprobado en Diputados amplía muchísimo más el tipo penal de la ley antidiscriminatoria. Por ejemplo, de acuerdo con el proyecto, pasaría a ser delito incitar a la discriminación contra una persona en razón de su "opinión política o gremial", "posición económica o condición social", "trabajo u ocupación", "orientación sexual", "estado civil", "edad","responsabilidad familiar", "caracteres físicos", género", "perfil genético" etc. Todo a contramano del principio del derecho penal como última ratio.
Saludos
Julio

chueco dijo...

RG: Lo que te voy a decir nada tiene que ver con el texto. No porque no esté bueno y no haya nada que decir, pero necesitaba contarte otra cosa.
El miércoles la policía bonaerense de MDP ingresó al frigorífico SADOWA tomado hace mas de tres meses por los trabajadorxs, procediendo a un brutal desalojo con alrrededor de 30 efectivos para cinco compañerxs.
Es que este sector de trabajadorxs rechaza la liquidación de la empresa en la quiebra dispuesta por el juez CyC nº 6 de la ciudad, lucha por la expropiación para poder llevar su producto a los barrios de "la feliz".
Desde el blog colectivolagrieta.blogspot.com estamos buscando adhesiones.
Hay que tener en cuenta que el sindicato de la carne ha coptado un grupo de trabajadores y son ellos los que fogonean la venta de la empresa a otra privada (imaginemos quien está tras esto).
Gracias RG por la lectura del presente

rg dijo...

gracias chueco, muy importante la informacion

Alejandro Kafka dijo...

Y esto es lo que viene pensando el enemigo mortal:

"Uno de los peores legados que dejarán las administraciones de los Kirchner es la incorporación a un nivel, casi diríamos cultural, de que “no se debe criminalizar la protesta social”. Con esta frase se ha instalado en el país una suerte de impunidad hacia todo lo que sea protesta, sea ésta promovida por cientos de personas o por unas pocas. La mayoría de nosotros hemos sido testigos de cortes de calle, avenidas y rutas donde se reclamaban desde cuestiones muy particulares (abandono de edificio, falta de higiene, reclamo de más subsidios, etcétera), hasta razones de índole laboral (reincorporaciones de personal despedido, eliminación de impuestos), y otras causas.

Hace ocho años escribí una pequeña nota publicada en la sección de Cartas de Lectores del diario Clarín donde decía: “¿Aceptaríamos los cortes de calles y rutas de los piqueteros porque consideramos justos sus reclamos, ya que la desocupación es uno de los más grandes males que puede sufrir el ser humano? ¿Deberíamos aceptar que ocupen casas quienes no la tienen, porque carecer de una vivienda digna es una situación denigrante? ¡Y ni hablar sobre la posibilidad de asaltar comercios para proveerse de alimentos! ¿O quizá podríamos aumentar aún más la apuesta de la demanda, justificando que nos asalten por la calle para robarnos porque tenemos dinero para comer y un techo donde dormir? Para evitar esta escalada, y hasta que podamos resolver nuestros conflictos con los límites que impone la convivencia, el Estado debería limitar con autoridad toda trasgresión a las leyes. Si no, podríamos convertirnos en una nación donde la violencia de los otros sería un justificativo para utilizar la nuestra.”

El Estado tiene el monopolio de la fuerza. Si no la usa para hacer regir la ley, energúmenos de todo tipo se sentirán con derecho a usarla como un mecanismo legítimo para preservar sus propios derechos.
La Constitución marca bien claramente los caminos a seguir para que la población pueda defender sus derechos constitucionales. Cuando no se cumplen ni se hacen cumplir, el camino que la sociedad sigue es el de la violencia sectorial porque los hombres se rinden ante ella y no ante la ley. Cuando un gobierno no utiliza a las fuerzas profesionales que están obligadas a resguardar el orden público y proteger vidas, “incurre en ese horror doblemente al reconocer que toma esas medidas para evitar “criminalizar la protesta” y para que “no haya derramamiento de sangre”, como si la única manera que una fuerza legal pudiera actuar fuera con el desborde ilegítimo o como si no se aprovecharan las “protestas” para colar criminales, como ha quedado demostrado en los hechos en que perdió la vida Mariano Ferreyra." (1)." (Néstor Kirchner nos dejó un país irascible, Enrico Udenio,13/11/2010, http://losanteojosdeltata.com.ar/home.php)

Anónimo dijo...

¿el "enemigo mortal"? ¿el "tata" que no pincha ni corta? justo después del asesinato de Ferreyra por parte de patotas que venían de estar en un acto con Moyano y Kirchner, es como un poco de mal gusto la utilización del adjetivo "mortal".