20 nov. 2010

Martino

Hoy a las 18 vamos con Maristella S. a la carpa por Roberto Martino, en el Congreso. Martino lleva más de una semana en huelga de hambre, en espera de la decisión que va a tomarse sobre su situación.
Osvaldo Bayer escribió sobre su situación, hace unos días, diciendo:

"Me da mucha pena cuando se persigue a la juventud con encarnizamiento. Relato el episodio: el 19 de mayo del año pasado hubo una protesta de grupos políticos argentinos, en el acto de conmemoración de la fundación del Estado de Israel, por la política de este Estado en cuanto a los palestinos. Ante los gritos y los coros de esos grupos intervinieron la custodia propia israelí y la policía local. Fueron detenidos varios de los participantes de la protesta y se hicieron allanamientos no autorizados. De todas esas intervenciones se solicitó además la captura de Roberto Martino. Debemos decir que Roberto Martino, a quien todos llamamos el Negro, no tiene antecedentes penales y siempre vivió en el mismo lugar declarado. Es decir, se ha llegado a una criminalización de la protesta que es exagerada dentro de las libertades que se debe dar en una democracia. El Negro Martino no hizo ni ostentación de armas ni participó de agresiones. Diversos intelectuales, entre ellos el premio Nobel de la Paz Pérez Esquivel, y la misma organización Apemia, que se organizó para el esclarecimiento de la masacre impune de la AMIA, se han pronunciado a favor del cese de la persecución de Roberto Martino.

Una democracia debe dar libertades a la protesta política, es un derecho de todo ciudadano; claro está, siempre que no se llegue a la agresión ni al deterioro de objetos, como es el caso de aquella protesta en la que estuvo presente Roberto Martino.

La democracia no tiene que temer a la palabra aunque venga en coro de protesta, especialmente de jóvenes que desean ser protagonistas de la vida política de un país.

Esperamos, pues, los amigos del Negro Martino, que de una vez por todas se levante su persecución, así él puede volver a sus estudios y trabajo. Es un pedido también a los miembros de la embajada israelí: un pueblo como el de Israel, que ha sufrido en su larga vida tantas discriminaciones y persecuciones, debería aportar aquí su mano abierta a quien sólo expresó su opinión en un acto público.

La democracia también se funda con generosidad, que en este caso sería verdadera justicia."

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Bien rg, y buena nota de Osvaldo.
Presos políticos en la argentina nac&pop.

Ya que hablamos del sionismo, es llamativo como ninguna fuerza política de importancia hace nada concreto respecto a la intromisión de un Estado ajeno en la "recomendación" de funcionarios, como el caso de Palacios para Macri. Esto no le quita responsabilidad a este, es un cómplice, pero el rol de la CIA y el Mossad (que también entrena a los policías tucumanos) es inocultable.

entidad dijo...

Sobre la declaración citada, me parece que es algo necio pedir que la Embajada de Israel apoye a un grupo antiisraelí -y antisemita, por qué no, por su patología enfermiza y selectiva de protestar solamente contra Israel- que deslegitima su existencia y aclama organizaciones terroristas y, explícitamente, antijudías.

Anónimo dijo...

antisionista = antisemita, antijudios, antiisraelí
Todo dicho.