8 abr. 2012

Puras mentiras. Chicago IV

1. Esta mañana de sábado tomé los libros que había comprado el día anterior, y salí a caminar por la ciudad. La idea era recorrerla un poco a pie, sacar algunas fotos, sentarme a leer al sol en algún café medianamente amigable. Es el mismo plan que tuve tantas otras veces, en tantas otras ciudades. Pocas tan hermosas, y con una arquitectura tan deslumbrante, como Chicago.
2. Sin embargo, luego de cuatro horas de andar, no consigo un solo café que no pertenezca a la(s) gran(des) marca(s). Nada. Algunas cadenas menores, dentro de un shopping. Otras peleando el ascenso. Nada. El corazón de la ciudad está carcomido por los grandes grupos. Ellos son los únicos capaces de pagar los alquileres infernales; resistir los cambios del consumo; sobrepasar los momentos de baja.
3. Hay quienes dicen: el libre mercado lo soluciona todo. Si los consumidores demandan otros productos, más sofisticados, menos ligados a los grandes monstruos, la oferta va a salir a responderles. Pero eso no es cierto: las reglas del mercado, por definición, dejan que mueran las opiniones impopulares. Y esas mismas reglas del mercado, a la vez, dificultan la vida de los reclamos minoritarios, menos masivos. En el mejor caso, las expresiones minoritarias son relegadas o expulsadas a la periferia, donde no puedan afectar el sueño feliz de los "big ones," los realmente grandes.
4. La ciudad, que corta el aliento con sus edificios orgullosos, altivos, largos, bellísimos, queda en manos comerciales de los más poderosos. Se puebla entonces de publicidades, es decir de mentira. El motor del capitalismo no es el dinero, sino el engaño. Las empresas contaminantes hablan de "pensar en verde." Los prestamistas que mientan cláusulas ocultas hablan de "volver a lo simple, lo cotidiano." Los productos más dañinos para la salud se promocionan con imágenes vitales de naturaleza y aguas cristalinas. Los alimentos más grasosos se presentan como de calorías reducidas. Las mercancías más agresivas con el medioambiente ponen en su pecho cintas en las que se definen como "eco-friendlys". La ciudad se viste de puras mentiras. Todo es asombrosamente opuesto a lo que los carteles sonrientes gritan.

5 comentarios:

n dijo...

"las reglas del mercado, por definición, dejan que mueran las opiniones impopulares". El motor del capitalismo no es el dinero, sino el engaño.
...es demasiado cierto.

agrego otro caso perdido en la historia:
¿qué pasó con el teclado dvorak?
¿por qué nadie lo conoce o usa?
ya está el software preinstalado en todos lados desde 1982!

http://www.youtube.com/watch?v=Y41fTpeIgSE
Teclados convencionales y alternativos (Diseños) Qwerty + Dvorak + otros

fahirsch dijo...

N: Usted debe haber nacido ayer. El teclado QWERTY (usado en Estados Unidos) no fue inventado en 1982. Fue inventado en 1868. Tampoco fue el primer teclado de las máquinas de escribir. Primero usaban en formato alfabético. Y el Dvorak es de 1936. ¿Por qué se usa el QWERTY? Simple: durante 100 años se usó en las máquinas de escribir.
Y en 1982 tampoco se inventaron las computadoras personales. Fue cuando apareció IBM en ese mercado, la marca casi monopólica en el mercado de las mainframes. Y fue importante durante unos años. Ya no está más. Y en cambio se volvió importante una empresa de un par de pibes que le vendieron el sistema operativo (Microsoft).
Las marcas se mantienen y progresan cuando crean algo diferente que captura la imaginación popular por su bondad o lo que fuera. El engaño no es parte de ello.
Hoy, ¿quién se acuerda de las marcas de máquinas de escribir? Nadie.
Hasta ayer Motorola, RIM y Nokia eran los teléfonos celulares conocidos. Hoy son Samsung y Apple.

El loco de la Vespa dijo...

Publicidad = mentira... que es el motor del capitalismo/ engaño...

Me hizo acordar a este articulo cuya parte pertinente "corto y pego":

http://edge.org/conversation/a-universe-of-self-replicating-code

What's the driver today? You want one word? It's advertising. And, you may think advertising is very trivial, and of no real importance, but I think it's the driver. If you look at what most of these codes are doing, they're trying to get the audience, trying to deliver the audience. The money is flowing as advertising.

And it is interesting that Samuel Butler imagined all this in 1863, and then in his bookErewhon. And then 1901, before he died, he wrote a draft for "Erewhon Revisited." In there, he called out advertising, saying that advertising would be the driving force of these machines evolving and taking over the world. Even then at the close of 19th century England, he saw advertising as the way we would grant power to the machines.

If you had to say what's the most powerful algorithm set loose on planet earth right now? Originally, yes, it was the Monte Carlo code for doing neutron calculations. Now it's probably the AdWords algorithm. And the two are related: if you look at the way AdWords works, it is a Monte Carlo process. It's a sort of statistical sampling of the entire search space, and a monetizing of it, which as we know, is a brilliant piece of work. And that's not to diminish all the other great codes out there.

n dijo...

¿Dije que el qwerty nació en 1982? Me parece que no, por favor dígame dónde dije eso. Es un poco fuerte y gratuito que ud diga que nací ayer.
Es desde 1982 que el dvorak está preinstalado en los softs porque así fue el arreglo de la American National Standards Institute (ANSI) cuando aprobó la distribución como standard oficial, algunos años después de que el Sr. Dvorak muriera.
Mi punto es que el café que buscaba gargarella puede ser el mejor del mundo y puede ser diferente pero el mercado no siempre premia fácilmente, y en eso acuerdo con roberto, el libre mercado no es tan sabio ni justo. El pan lactal trozado no tuvo éxito inmediato.
También a ciencia cierta no se sabe a ciencia cierta quién o cuándo inventó qwerty.
Los no especialistas dicen que fue Sholes pero a realidad eso no está confirmado. Lo que sí se sabe es que Sholes diseñó variantes y una de ellas contemplaba vocales y consonantes a diferentes costados de la distribución, aún después de separar diágrafos... solo que Remington no gustaba la idea de hacer un cambio poco mercantil cuando la gente ya estaba acostumbrada al prototipo y había profesionales tipeadores.
Si la razón por la que se hacen las cosas es porque se hacen durante 100 años me parece que no estamos muy bien.

fahirsch dijo...

N: Mis disculpas. Tiene razón, no debería haber puesto la frase. Nuevamente, mis disculpas.
"Si la razón por la que se hacen las cosas es porque se hacen durante 100 años me parece que no estamos muy bien
Se trata de algo diferente. Se cambia cuando lo nuevo es suficientemente mejor o distinto como para que una persona invierte tiempo, dinero, esfuerzo en cambiar lo que fuere.
Las máquinas de escribir IBM Selectric en su época fueron una gran avance respecto de las meáquinas no-eléctricas. Era posible tener distintas tipografías. Eran más rápidas. Eran más caras. En cierto nivel económico de empresas las usaban. El grueso de los usuarios siguieron usando las mecánicas comunes.
No hubo "mentiras" involucradas.
RG dice"Y esas mismas reglas del mercado, a la vez, dificultan la vida de los reclamos minoritarios, menos masivos
En realidad hoy lo minoritario es más fácil de encontrar que ayer. Tiene en la tecnología un poderoso aliado. Ayer habrá habido mil cafés "diferentes" pero nadie sabía donde estaban (ni eran tan diferentes). Hoy habrá 10 que son minoritarios y realmente diferentes. Y de ubicación conocida.