28 jul. 2012

Crónicas Colombianas VII: Caminar derecho por atriles torcidos



i) No puede ser que la casi totalidad de los films que se producen en Colombia traten sobre la violencia y/o la droga. Subleva saber que la única manera realista de conseguir buenos y prontos fondos para filmar, aquí -como, igual, en México- sea dirigiendo la película a alguno de esos temas excluyentes. El resultado es siempre idéntico: trabajos que no representan bien las realidades que dicen retratar; que son incapaces de agregar nada interesante a lo una y otra vez dicho; y que se pierden de tratar las incontables historias extraordinarias que florecen bajo las piedras de estos mil veces fascinantes países.

ii) Se abre un tiempo para ir al cine y aprovecho para ver la única película colombiana que tengo a mano: "Sanandrecito" se llama. Ruego que no vuelva sobre lo mismo de siempre. Por favor, por favor, esta vez no. Primera escena de la película, antes mismo de los títulos: Matón tira abajo puerta de tugurio y saca arma mientras comienza a los gritos: "Salgan de ahí, comemierdas". Sopa otra vez. No hay salida.

iii) Aventuro que se da una relación inversamente proporcional entre a) el blindaje de los autos y sus vidrios polarizados, y b) la transparencia y apertura de los negocios hechos para adquirirlos.

iv) Tan blanca, tan dulce, tan codiciada. Llego aquí y mi vida gira en torno a ella. Si pudiera me la inyectaría, pero no puedo. Si me dejaran, me la llevaría en pala para la Argentina, pero no me dejan. La guanábana me está matando.

v) Sí. Hay algo peor que la clase alta argentina.

vi) Como cierre de este post que gira levemente en torno a realidades narcotizadas, una de las letras más alucinadas del tango argento (letra que no tiene una sola frase que no esté loca, maravillosamente enrevesada), escrita para uno de sus protagonistas más estimulados:

El Gordo Triste (letra: Horacio Ferrer)

(acá la extraordinaria versión de Goyeneche/Piazzolla: http://www.youtube.com/watch?v=ufgoZh1Mupg )


Por su pinta poeta de gorrión con gomina,
por su voz que es un gato sobre ocultos platillos,
los enigmas del vino le acarician los ojos
y un dolor le perfuma la solapa y los astros.

Grita el águila taura que se posa en sus dedos
convocando a los hijos en la cresta del sueño:
¡a llorar como el viento, con las lágrimas altas!,
¡a cantar como el pueblo, por milonga y por llanto!

Del brazo de un arcángel y un malandra
se van con sus anteojos de dos charcos,
a ver por quién se afligen las glicinas,
Pichuco de los puentes en silencio.

Por gracia de morir todas las noches
jamás le viene justa muerte alguna,
jamás le quedan flojas las estrellas,
Pichuco de la misa en los mercados.

¿De qué Shakespeare lunfardo se ha escapado este hombre
que en un fósforo ha visto la tormenta crecida,
que camina derecho por atriles torcidos,
que organiza glorietas para perros sin luna?

No habrá nunca un porteño tan baqueano del alba,
con sus árboles tristes que se caen de parado.
¿Quién repite esta raza, esta raza de uno,
pero, quién la repite con trabajos y todo?

Por una aristocracia arrabalera,
tan sólo ha sido flaco con él mismo.
También el tiempo es gordo, y no parece,
Pichuco de las manos como patios.

Y ahora que las aguas van más calmas
y adentro de su fueye cantan pibes,
recuerde y sueñe y viva, gordo lindo,
amado por nosotros. Por nosotros.

3 comentarios:

Guille dijo...

uh qué bueno recordar este tango (y la versión de Piazzolla y Goyeneche, curtidos de años pero nunca viejos, esplendorosa), gracias RG por eso. hay quienes gustan todavía de fustigar a Ferrer y su poesía a veces demasiado artificial, pero en versos como estos -que la voz ajada del Polaco conduce a su mejor intensidad- todo atisbo de polémica queda pulverizado de belleza, ¿no?: Grita el águila taura que se posa en sus dedos / convocando a los hijos en la cresta del sueño / a llorar como el viento, con las lágrimas altas. Tremendo. Abz, Guille

miguel dijo...

uh! guanábana! es lo más!

Anónimo dijo...

Rg, que opinas de los dichos de Binner de que hay que dejarse de jorobar con el glifosato, que no hace nada al medio ambiente y que son todos inventos. Me parece que si es así como piensa enfrentar a la derecha sojera estamos fritos.
gracias
Oscar