16 jul. 2012

La Corte y los glaciares






POR 
MARISTELLA SVAMPA * Y ENRIQUE VIALE**


      
El reciente fallo de la Corte Suprema, que revoca aquellas medidas cautelares dictadas por la Justicia Federal de San Juan que suspendían los artículos medulares de la Ley de Glaciares, abre un nuevo capítulo en el interminable derrotero de esta norma , iniciado con el veto presidencial a fines de 2008. En un contexto político de gran desaliento para las luchas socioambientales , en el cual la ofensiva minera cuenta con el aval de gobernadores y Poder Ejecutivo Nacional, la resolución de la Corte Suprema es también una señal -la única buena señal institucional , junto con el reciente referendum de Loncopué, en estos últimos meses- para aquellos que hoy resisten en sus territorios el ingreso de la megaminería .
       
Ante tal resolución, la compañía Barrick Gold se apresuró en sacar un comunicado en el cual afirma que sus actividades no afectan los glaciares. Curioso modo de autoincriminarse, pues si los emprendimientos de Pascua Lama y Veladero no afectan a los glaciares, ¿por qué entonces cuestionar judicialmente la validez de la norma? Por otro lado, no es lo que señalan los propios Informes de Impacto Ambiental de la Barrick , donde se afirma que estos dos emprendimientos se desarrollan sobre glaciares y ambiente periglaciar . Y esto es algo difícil de negar, ya que los informes son anteriores a la presentación del proyecto de Ley de Glaciares, por parte de Marta Maffei.
Por ello la empecinada oposición de la Barrick Gold a esta Ley, pues es claramente comprobable que ésta está violando el artículo 6°, que prohíbe la actividad minera sobre glaciares y ambiente periglacial. Vale agregar que estos elementos, con una consustanciada prueba, están en poder de nuestro máximo Tribunal, el cual tiene en sus despachos dos causas judiciales -apoyadas por varias organizaciones ambientalistas- donde se solicita el cese inmediato de las actividades de Veladero y Pascua-Lama por la flagrante violación a la Ley de Glaciares.
Asimismo, hay que recordar que las medidas cautelares que acaba de revocar la Corte sólo suspendían la aplicación de la ley en la provincia de San Juan , por lo que en el resto del país tanto las auditorías ambientales como el inventario en las “zonas prioritarias” ya deberían estar concluidos, según lo establece su artículo 15. Sin embargo, estamos lejos de ello, pues no hay voluntad política del Gobierno Nacional para obrar como autoridad de aplicación.
Por eso, este contundente fallo de la Corte es importante , ya que no sólo es un mensaje a San Juan, sino también al Poder Ejecutivo Nacional, para que realice inmediatamente las auditorías y el inventario de glaciares, tal como corresponde.
Los nuevos escollos a la norma parecieran venir otra vez de San Juan, donde se pretende que el inventario de glaciares sea realizado por la provincia, al tiempo que se buscan limitar los alcances de las definiciones legales de los cuerpos y áreas a proteger, reduciendo la zona alcanzada por las prohibiciones de la norma, a fin de no incomodar los intereses mineros.
Todo esto trae al tapete el hecho de que en nuestro país los escollos son de alto nivel.
Recordemos que, en febrero de este año, la Presidenta anunció la apertura de un debate sobre la megaminería, aunque en realidad deberíamos hablar de un debate anunciado que nunca tuvo lugar, ya que inmediatamente después se creó OFEMI (Organismo Federal de Estados Mineros), a espaldas de la sociedad, con el fin de bloquear cualquier discusión real sobre el tema.
De esta manera, la Presidenta dio luz verde a la megaminería y lo hizo como suele hacerlo, sin admitir discusiones , incluso burlándose de aquellos que la cuestionan, visitando luego el emprendimiento de Cerro Vanguardia, en Santa Cruz, una provincia en quiebra … Hay que recordar, además, que la Presidenta siempre mostró más interés en reunirse con Peter Munk, el CEO de la Barrick, que en dialogar con los pobladores de Famatina, Tinogasta, Loncopué o Andagalá, por mencionar sólo algunos casos.
¿Será entonces que las cartas están definitivamente jugadas? Lo que queda claro es que, si hablamos de leyes, en minería, el mensaje del Gobierno a las poblaciones tiene menos que ver con la innovadora Ley de Glaciares, que con la nueva ley antiterrorista, la cual pende como una amenaza sobre todos aquellos que salen a cuestionar el modelo de megaminería , que hoy se impone verticalmente sobre las poblaciones.

*Maristela Svampa, Socióloga, investigadora del Conicet.
**Enrique Viale, Abogado ambientalista.
Ambos son miembros de Plataforma 2012.


6 comentarios:

Anónimo dijo...

No se ve que esten preocupados por el "campo popular." Si lo estan en pagar la deuda, y frenar la inflacion con recesion, ninguna de estas medidas son banderas del "campo popular."

Cualquier cosa que hagan no funcionara, ya que han perdido la confianza. Aun si se tomaran las medidas correctas estas tampoco tendran los resultados esperados. Ya perdieron su caudal mas importante que es la confianza y de esto no se vuelve.

Habra que esperar al 2015 - en caso de que esto no estalle antes.

Andres de la Cruz

Anónimo dijo...

a no engañarse. El gobierno maneja bien la economía, mucho mejor que los radicalest. Entendiendo por economía una distribución estable y creciente de recursos materiales entre la población.

La pregunta, me parece, es si lo único que debe hacer un gobierno, es cuidar la economía.

Si la democracia, como posibilidad real de alternancia, el medio ambiente, la libertad de expresión, la educación y la salud integral no son valores tan o más importantes, en algunos casos.

elbosnio dijo...

Enrostrarle al gobiermo la ley antiterrorista y no la de glaciares es demasiado discrecional. Una fue decision de la presidenta que maneja el congreso como una escribania y la otra es una imposicion del ONGs preocupadas por el tema?
Si creemos que la presidenta tiene cierta ascendencia en sus diputados y senadores, deberiamos suponer que podria haber detenido la ley de glaciares en su genesis, de haberlo querido. Un calculo facil permitia saber que su veto lograria ser superado, en especial si Filmus empujaba. A menos que alguien crea que Filmus se opone al interes estrategico de CFK.

El dialogo con los pobradores lo tiene cada 2 años y visto los resultados, pareciera que apoyan su gestion.

Permitanse pensar, no digo aceptarlo, que el tema de la megamineria no le importa a la mayoria de los argentinos y que puestos a elegir las mayorias prefieran 200 pesos mas en regalias y un par de cerros menos que al reves. Si ese fuese el caso, no es una critica visceral al gobierno que por otro lado ha apoyado la ley que mas avanzo en el tema, sino concientizando a la gente. Que creo es lo que hacen. Pero temo que intentando hacer dos cosas a la vez, concientizar del valor de la defensa de los glaciares a la vez que buscan concientizar que CFK es la ceaucescu de Sudamerica (exagero aqui) debilita el objetivo sobre los glaciares.

Si quienes empujaban por el matrimonio igualitario ademas en medio de cada consigna, hubiesen explicado que despues de 4 años los k no la habia implementado y son las misma bosta. Probablemente no lo habrian logrado. No por reaccion del gobierno (solo reacciona a la concientizacion) sino por el rechazo de todos aquellos que les produce rechazo la critica visceral a un gobierno del que comparte mucho sus grandes lineas.

Anónimo dijo...

Elbosnio: En tu afán por seguir a pie juntillas el método de reconstrucción histórica kirchnerista y reescribir los hechos como se te antoja, te recuerdo que el proyecto Filmus fue un manotazo de ahogado tolerado -y sólo eso- como mal menor por el Gobierno. Ese proyecto, bastante poco generoso en varios aspectos, fue sacado de la galera con el objeto de frustrar la iniciativa Maffei-Bonasso.
Eso es una muestra de que se apoyó el proyecto "mal menor" meramente tolerado por el Poder Ejecutivo.
Y allí el Congreso actuó, nuevamente, bajo los designios monocordes del PE.

Seguí así que vas bien! El método Verbitsky quien, sin ningún pudor, calificó a Daniel Reposo, en la columna de este domingo, como Daniel Penoso cuando previamente lo había defendido como un gran experto en Constitucionalismo Social.

elbosnio dijo...

Los proyectos que juzgamos virtuosos son manotazos de ahogado del PE o una imposicion de la realidad. (Seria analogo al viento de cola en la economia).
En cambio los proyectos que juzgamos negativos son imposiciones de la casa rosada a traves de mecanismos bien aceitados de sometimiento.

Lo bueno que nos ha ocurrido era inevitable. Lo malo fue voluntad de Zanini.

No lei al perro este domingo. Pero asociarme al "metodo verbitsky" me infla el ego. No por inmerecidos uno rechaza los halagos.

Anónimo dijo...

Pobre Verbistky, cambió de idea. Pero no se pone colorado. Hay mile$$$$ de razones para decir, primero, que era un pionero del constitucionalismo social en Argentina y, luego, por de$memoria, llamarlo Daniel Penoso. No le alcanza para ser caradura. Como Anibal Fernandez, que dice que Del Sel lo injurió porque no puede mostrar fotos de como salió oculto del baúl de un auto de la municipalidad de Quilmes perseguido por la justicia. Por chorro. Los giles somos nosotros.