8 jul. 2012

Ley de Medios hoy

Del interesante reportaje al especialista, afín al gobierno, M. Becerra. (El reportaje, que vale la pena, acá: http://www.lanacion.com.ar/1488209-el-kirchnerismo-alberga-tensiones-politicas-y-comunicacionales)


-¿Cuánto de lograda y de desilusión tiene la ley de medios hasta el momento?
-De lograda, muy poco. Si tomo el período octubre de 2009 a junio de 2012, diría que la propiedad está incluso más concentrada que entonces. La falta de funcionamiento de la Comisión Bicameral, la no designación del defensor del Público, la ausencia de la oposición que debería controlar al oficialismo en el Directorio de Afsca y de Radio y Televisión Argentina Sociedad del Estado merecen destacarse como déficits. La ausencia de transparencia en el accionariado de las empresas de medios; la operación en redes privadas que la ley prohíbe; el funcionamiento de los medios de gestión estatal, que tiende a ser gubernamental; la no aplicación del artículo que exige que los licenciatarios que reciben publicidad oficial informen sus montos y las campañas en que fueron empleados. Todos éstos son artículos que no se cumplen. Tampoco la cláusula que obliga a los operadores de TV por cable a ofrecer un servicio con "tarifa social" para la población de menores recursos. Los medios sin fines de lucro a los que la ley reserva nada menos que el 33% de las licencias, hasta ahora siguen siendo los convidados de piedra en el sistema de comunicación masiva de este país

15 comentarios:

elbosnio dijo...

Muy interesante la nota.
Sobre tu extracto, coincido que hay que empujar al gobierno (ejecutivo y judicial) ha poner la ley en vigencia. Es una buena ley, solo falta aplicarla.
Las discusiones sobre su origen y legitimidad solo da letra para quienes se niegan a aplicarla.

Rescato otras frases de Becerra:
"No solamente la ley no pone en juego la libertad de expresión sino que pretender la desconcentración la favorece".

"Un sistema atomizado sería funcional al gobierno de turno, pero eso es pensar en un extremo que avala su propio extremo: como un sistema atomizado sería funcional al gobierno debe prevalecer un sistema hiperconcentrado". Esto da para un debate interesante sobre cuan atomizado deberiamos intentar que sea el sistema. En la Argentina que conocimos donde siempre existio el problema contrario, probablemente no hayan debates sobre el limite a este extremo. Pero me resultó interesante, yo hubiera sostenido que cuanto mas mejor.

"Hay una lectura equivocada desde los medios críticos de la supuesta uniformidad que tiene el oficialismo tanto en los medios que le son proclives como en sus cuadros políticos.
Y veo colegas que, cansados porque han sido injustamente maltratados por uno u otro lado, se rinden, abandonan ese esfuerzo para comprender lo que sucede y recolectan de la realidad sólo aquellas evidencias parciales que confirman sus prejuicios y descartan todo elemento que pueda relativizar su postura".

"Los periodistas son en buena medida alimentadores de las visiones conspirativas al decir que el adversario está comprado, que es un vendido. Es evidente que Lanata y Víctor Hugo cobrarán muchísimo dinero, estén donde estén. La explicación, entonces, de que Víctor Hugo está con el Gobierno y Lanata, en contra, sólo por una cuestión económica me parece hiperpobre".

Anónimo dijo...

buen posteo. Ahora pone el grito en el cielo para que Clarin la cumpla

Anónimo dijo...

Cómo la va a cumplir Clarín si el propio Gobierno-Estado que la impulsó no la cumple.

Anónimo dijo...

Elbosnio "Las discusiones sobre su origen y legitimidad solo da letra para quienes se niegan a aplicarla."
Es medio inconsistente andar diciendo que estás de acuerdo con una ley que permite abrir más debates y luego andar cerrando discusiones con argumentos falaces. Quienes no discuten "el origen o legitimidad de la ley" tampoco la aplican, todo lo que señala Becerra podría aplicarse en los medios oficialistas o paraoficialistas y sin embargo no lo hacen. Discutir el origen de la ley permite entender por qué no lo hacen, de otra forma lo único que queda es la ignorancia sobre la base de una falacia basada en buenas intenciones.

elbosnio dijo...

Anonimo, dar argumentos falaces no cierra debates. A lo sumo los empobrece.

"Las discusiones dan letra a quien no quiere aplicarla" no se refuta con "quienes no la discuten no quieren aplicarla". Son dos sentencias que pueden convivir.
Yo creo que discutir la legitimidad de la ley ayuda a quienes buscan no aplicarla.
Quizas quienes no discuten la legitimidad de la ley, tampoco quieran aplicarla. No lo afirmo, pero mi frase no lo niega. (O al menos es lo que a mi me parece leyendolas).

Lo que no entiendo entonces es quien queria esta ley?
Un gobierno totalitario se enfrenta contra la prensa libre y la libertad de expresion, pero luego sus medios controlados no discuten su legitimidad para asi poder no aplicarla?
Clarin y el gobierno coincidirian en no aplicar la ley de medios?
Me faltan un par de clases de pilates para poder seguir un razonamiento asi.

Se puede discutir sobre la legitimidad de origen (mas alla de la legalidad), se puede discutir sobre la intima intencionalidad de los actores. Son discusiones ideales porque se eternizan y nadie puede ser refutado. Quien podria decirme a mi que la intencion intima de Pinedo al oponerse no era la de seducir adolescentes con esa movida?
Pero en algun lugar no deberiamos distraernos o compartir la discusion sobre temas como Qué hacer para que se aplique ya? (como dice este post); Qué problemas apareceran cuando se aplique? Que temas deberian debatirse antes de aplicarse? Como puedo hacer guita con el nuevo escenario que se abre? (Ups! Esto era solo para mi).

No lo tomes como que quiero cerrar el debate de las intenciones. Solo quiero abrir otros.

Anónimo dijo...

El bosnio si querés hacer análisis del discurso hacelo, pero hacelo de verdad, porque no es lo mismo decir "yo creo que" que tirar una sentencia con un "solo" y después decir que no quisiste cerrar un debate cuando tiraste una sentencia absoluta, que no se sostiene con el contraejemplo que te di porque quienes "aplican" las leyes son los estados, no los medios. Quizá a vos no te importe, pero a mí sí me importa esta construcción discursiva tonta donde siempre hay enemigos contra los que luchar, cuando son (dentro del sistema político) quienes impulsaron la ley quienes no la aplican. Y precisamente discutir el origen y legitimidad de la ley (y de los actores que deben aplicarla) permitía y permite entender lo que pasa actualmente con la ley, bastaba ver lo que sucedía y sucede en Santa Cruz con los medios o acercarse hasta la universidad de Lomas de Zamora. No se trata de un debate de intenciones sino de un debate de prácticas políticas y comunicacionales.
Esta ley la queríamos muchos que entendemos la comunicación como algo más que una guerra con Clarín. Por eso la crítica a tu argumento falaz.

elbosnio dijo...

Anonimo, estas en lo cierto, no me importa la discusion sobre mi construccion discursiva tonta.
Analizar la ley de hoy viendo que hizo antes, es creer que los actores politicos solo se repiten y que bastaria ver quien promueve algo para sostener que es virtuoso o una mierda. Sin duda facilita el analisis, pero nos trae problemas cuando dos personas con pasados diferentes, uno virtuoso y otro vicioso, proponen la misma ley. Que hacemos?
Es mejor analizar los hechos, los proyectos de ley o las leyes. Cuesta menos, pero erramos menos.
Si nos quedaramos con el pasado, sostendriamos cualquier accion de Pedrazza porque fue un gremialista progresista alguna vez, no importa si hoy apoya el control de tercerizadas a los tiros.
Menem elimino la colimba, podia tener todas mis dudas sobre sus intenciones, su pasado y su futuro. Pero aplaudi la medida porque sabia que era una buena cosa. No cambie mi opinion sobre Menem, solo festeje lo que hizo.

Si esta ley es la querian mucho, aplaudila. No te pierdas de apoyarla, nadie te pide que votes K, que los adores. Basta que digas "esta ley es extraordinariamente buena por lo mucho que la esperamos. Igual los K son unos chotos".

GerardoD dijo...

El derecho a la libre expresión y a la información son cuestiones esenciales que exceden -y con mucho- a una ley de medios entendida y buscada solo como una venganza contra un ex aliado.
En suma un regulamiento sobre la comunicación serio y que a la vez sea comercialmente viable, debió ser algo que la guerra contra Clarín.
Y eso fue y es el único fundamento del kirchnerismo. Sino, no se entiende porqué practicamente nada de la ley de 2009 se aplica hoy.

GerardoD dijo...

El caso es que la ley no es "extraordinariamente buena". Es uno de los motivos de su imposible aplicación, más allá de ser utilizada como venganza contra el ex socio del gobierno. Nada más. Una política de comunicación seria, exige algo más.

elbosnio dijo...

Gerardo, el anonimo de 3:58 dijo que esta ley la queriamos muchos por eso use lo de "extraordinariamente buena". Pude haber exagerado.

Los motivos por los que un partido promueve una ley no hablan en nada de la ley. Si la ley Saenz Peña fue propuesta por un regimen corrupto y como un intento por desarticular el fenomeno anarco-sindicalista o popular y con la intencion intima de prolongar el regimen con mayor legitimidad en nada disminuye el valor de la ley. Por el contrario el decreto de estado de sitio de De La Rua fue hecho por un presidente electo con la intima intencion de pacificar y reencauzar el reclamo social por vias civilizadas y no la de causar muertes, desolacion y, quizas, su propia caida.
Creo que las leyes y normas tienen que analizarse por sus efectos, no por su origen ni por las secretas intenciones de quienes las implementan.

Concluir que la ley no se aplica porqué el unico fundamento del Kirchnerismo fue la guerra con Clarin, solo porque de no ser esta la razon no entendes porqué no se aplica, es una argumentacion debil. Por defecto. "Como no encuentro otra explicacion, acepto esta que tengo como valida". Como no puedo explicar quien hizo el mundo, el mundo lo hizo ese barbudo que esta clavado en la cruz.

Yo tengo otros argumentos que podrian explicar porqué no se aplicó. Pero si los creo validos son por su propio peso, no porque no tenga otros.

GerardoD dijo...

El bosnio: tus creencias y razonamientos respecto de la ley solo buscan maquillar las motivaciones del kirchnerismo, los cuales, conforme anteriores comentarios tuyos sobre el tema, compartís sin pudor. Y si lo que vos crees es que las leyes tienen que analizarse por sus efectos únicamente (lo que no comparto, pues se asemeja mucho a esa máxima nefasta de que el fin justifica cualquier medio), justamente los efectos son los que no se ven por ningún lado. Ello por defectos insitos a la ley y por las sesgadas motivaciones e intereses (oia) de quienes deben aplicarla.
Y el descalificar a mi argumentación por débil, sin contestarla ni rebatirla, habla por sí solo. Qué tienen que ver De la Rua o la Ley Saenz Peña?

elbosnio dijo...

Gerardo, no se me ocurre como compartir una idea con pudor. Si la compartis porqué tendrias pudor? Si te da pudor, no deberias dejar de compartirla?

Las motivaciones del Kirchnerismo me son inexcrutables, quizas tanto como a vos. Tambien me son intrascendentes. Si al crear las AFJPs, Cavallo tenia la intencion intima de acabar con la desnutrición infantil me es tan imposible de saber, como carece de interes saberlo. Me basta creer que su creacion hizo pegar un salto en la desnutrición infantil. Si efectivamente creyese en sus intenciones, tampoco le volveria a dar el manejo de la economia del pais.
Me pasa lo mismo a la inversa. Si los K promovieron la AUH para poder distraer a la gilada de los afanos de Jaime, aplaudo la medida por como impactó en la realidad y en nuestro futuro. Rezo porque Jaime sigue cometiendo fechorias de las que los K quieran distraernos promoviendo medidas que cambien nuestro futuro. Y, quien te dice, al final tenemos tiempo de ocuparnos de las fechorias y todo.

De La Rua y la ley Saenz Peña eran ejemplo de leyes con genesis diferentes, intencionalidades inexcrutables (como todas) y que en el tiempo gozan de valoraciones ciudadanas muy distintas y contrarias a como valoramos su genesis.

GerardoD dijo...

Inescrutables, así con s, son tus respuestas. O mejor, son evasivas floridas que no van al punto.
Tus razonamientos acerca de la futilidad de las motivaciones e intereses del kirchnerismo con esta ley siguen siendo lo mismo: un subgenénero de la visión según la cual el fin justificaría cualquier medio. Siguiendo tu razonamiento, no importaría si fue una ley, un decreto o un bando militar, mientras logre esos efectos tan benéficos...
Y el que esas motivaciones no fueron intrascendentes ni ajenas al texto vigente, y en definitiva a sus efectos, se evidencia en numerosos artículos redactados con la mira en Clarín y no en trasparentar y democratizar el ámbito comunicacional.
Que la ley no se cumple y se c*gan en lo que no le importa al PEN? Va un ejemplo, ínfimo si querés:
ARTICULO 75. — Cadena nacional o provincial. El Poder Ejecutivo nacional y los poderes ejecutivos provinciales podrán, en situaciones graves, excepcionales o de trascendencia institucional, disponer la integración de la cadena de radiodifusión nacional o provincial, según el caso, que será obligatoria para todos los licenciatarios.
Las cadenas nacionales de Cristina de frecuencia casi diaria, para inaugurar cualquier mínimo emprendimiento privado, no entran en ninguno de los supuestos permitidos por la ley de medios.

elbosnio dijo...

Gerardo, la ortografia me tiene sin cuidado. Preferiría no cometer errores, intento no hacerlo, pero no es algo que me perturbe (quizas como autoproteccion, por la frecuencia con los que los cometo).

La máxima es El fin justifica los medios. Que yo comparto. Vos la tergiversas por El fin justifica Todos los medios, que por supuesto no comparto ni tampoco nadie sostiene. Si es una maxima, puede ser personal.

Mi razonamientos es que no importa si es una banda o una ley si el efecto total es positivo. Seteris paribus, es mejor una ley votada por amplia mayoria, que una decreto. Pero si restamos esa "desventajas" y sumamos las ventajas que traiga el decreto, y nos da positivo entonces para mi lo hecho es positivo. Seria aun mas positivo si eso mismo hubiese sido hecho por ley con amplia mayoria y aun mas si fuese incluido en tratados internacionales.
Pero con que el saldo me de positivo, juzgo una medida como positiva.

Te gusta el articulo 75 o te parece malo? Es un argumento a favor de la ley o en contra de la ley?
Si la ley es buena y CFK no la cumple, significa que han establecido una ley que les produce restricciones a ellos mismos. Si ademas te gusta, no entiendo porque no estamos aplaudiendo el haber sido promovida.

Y por supuesto, si no la cumplen, deberemos silbarles desde los balcones por no hacerlo. Cosa que no duda que haras. Pero no te escucho aplaudir una ley que tiene ese articulo que tanto te gusta y que lo han promovido en contra de su propio interes que es, como sabemos, poder usar la cadena nacional todas las mañanas para cuanta boludez quiera anunciar.

Creo que hay que articular una critica que se sotenga sola. No algo cuyo unico aglutinante sea criticar la accion personal de la presidenta. Porque la posicion tendra todas las incoherencias que tiene una persona. Tolero mas las incoherencias de las acciones humanas que de las ideas. No sé bien porqué.

GerardoD dijo...

Que facilidad tenés para tergiversar las cosas!! Y para presuponer que pienso o siento yo, mientras evadis contestar lo esencial de lo planteado. Ah, uno sólo: para vos el fin justifica los medios. Y en esta materia, el que no te importe distinguir entre una ley y un bando del soberano, es porque incluís a todos. Te importan en suma tres carajos la opinión popular, las minorías, los partidos politicos, la división de poderes; la democracia en suma.
Y respecto al mentado art. 75, quedaba bien claro que el argumento iba por el lado de que no la cumplen, ni tienen interés en cumplirla, salvo en lo que pueda servirles en su guerra privada contra Clarin. No si ese artículo o la ley toda es fantástica o no.
Ni tampoco voy a aplaudir una ley -esta o cualquier otra- por un artículo, como a vos te gustaría que hiciera.