19 sep. 2012

Dos miradas sobre la protesta



Página 12 mostró, en estos días, dos modos muy disímiles de pensar la masiva protesta del jueves. Por un lado (texto 1), la columna de hoy de M.Wainfeld. A pesar de que comienza con una frase de reminiscencias nefastas, el texto es reflexivo, abierto, sensible a las diferencias, atento. Por otro (texto 2), la columna de los lunes de E.Aliverti, que termina con un párrafo que pasará a la historia del periodismo argentino, por la cerrada inhumanidad que transpira y quiere hacer visible. Vale la pena comparar los textos. Pego aquí un párrafo de cada uno de ellos:

Texto 1
Un riesgo, cree este cronista, acecha al oficialismo. Es suponer que la protesta sólo aglutina a exaltados gorilas, que los hubo y se dejaron oír. También presuponer que sólo el odio mueve a los participantes, aunque unos cuantos lo destilaron en dosis pestilentes. Y, sobre todo, desdeñar todas las críticas o creer que éstas se encierran en la burbuja de la minoría que se expresó.
En toda sociedad siempre hay disconformidades, broncas, intereses heridos que pueden llevar al reclamo. La sociedad argentina, en promedio, es mandada a hacer para reclamar en calles y plazas. Minimizar la expansión del reclamo, con recursos políticos democráticos, es un objetivo lógico del Gobierno. Lo que es muy distinto a creer que eso se puede hacer sólo subestimando a quienes lo cuestionaron o cuestionarán o simplificando su repertorio de demandas u objeciones. O emitir señales que excluyen la introspección, que no es una debilidad sino una sabiduría.
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-203719-2012-09-19.html
……………………………………………………………………………………….

Texto 2:
Esta columna termina en primera persona, como es de estilo y pertinente aclarar cuando un periodista –más aún en rol opinativo– se dispone a violar una regla básica de la profesión. Me importa una infinita cantidad de carajos tener el más mínimo grado de consenso con esta gente. Casi desde que el mundo es mundo, el mundo se divide en clases. Y en las más postergadas, por obra de las dominantes de la pirámide y sobre todo en las medias, que son el jamón del sandwich, hay franjas asemejadas que hasta salen a la calle para defender intereses que no les son propios sino de quienes las sojuzgan. Se puede creer que vale convencer a los privilegiados y a sus loritos por vía del “diálogo”, siempre desparejo gracias a los medios de comunicación que pertenecen a la clase de punta. O practicar el “centralismo democrático” de dar la batalla a través de los hechos, tal y como toda la vida hicieron ellos. No quiero saber absolutamente nada de pacificar relaciones con esta gente. No quiero ni diálogo ni consenso con quienes vociferan “yegua, puta y montonera”. No quiero sentarme a soportar, ni por un solo segundo, a los que quieren para Cristina el final de De la Rúa. Me repugna que salgan a manifestar muchos de los que hace poco más de diez años canturreaban que entre piquetes y cacerola la lucha era una sola, porque les habían pasado la cuenta de la fiesta de la rata. No quiero saber nada con esa gente que a la primera de cambio apoyaría el golpe militar del que ya no disponen. Quiero tener con ellos una profunda división. Y concentrarme en de cuál manera se garantizaría mejor que se hundan en el fondo de su historia antropológico-nacional, consistente en que el negro de al lado no porte ni siquiera el derecho de mejorar un poquito.
Quiero a esa gente cada vez más lejos. Y cuanto más los veo, más seguro estoy.
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-203553-2012-09-17.html



37 comentarios:

loa dijo...

Entiendo que imponer lecturas a las personas puede ser autoritario primero e incorrecto después, pero qué bueno sería obligarlo a Aliverti a leer al menos un par de páginitas de Waldron. Así se entera que eso de estar en desacuerdo no es tan malo.

Anónimo dijo...

Roberto,

Yo llegué a la columna de Aliverti gracias a un compañero de trabajo K- que me dijo que era lo más ecuánime y razonable que había leido sobre la marcha!!!
Después de leerla me quedé preocupado del abismo cada vez más profundo que me empieza a distanciar de un sector importante de la sociedad que cree eso.

Anónimo dijo...

Bueno, en general Roberto tus comentarios son inteligente, tus clases casi encantadoras, tu actitud absolutamente valiente siempre, pero en el último tiempo hay algo de señora indignada en cada escrito, algo que suena un poco pequebú. Los que hacen política o periodismo pueden asumir posiciones radicales y hasta putear. No es tan grave.
Los que analizan la realidad desde un lugar académico también, lo que no está bueno es jugar a escandalizarse, al menos en tu caso es una pena porque, más allá de compartir o algunas opiniones de fondo, no le hace honor a tu inteligencia.
Abrazo
Sofía

Anónimo dijo...

Cada vez cuesta mas entender como piensa esta gente (asumiendo que lo hacen de forma honesta...). Es en serio: gente use defiende intereses de quienes los sojuzgan? Gente que apoyaria el golpe militar???

Tanta movilidad social esta promoviendo el modelo que ahora es la mejor manera de que progrese "el negro de la derecha"?

P

rg dijo...

pero no me escandaliza, me muero de risa. y en este caso, resalto que en el mismo medio un tipo dice son todos golpistas, y otro al otro dia dice que si alguien ve solo golpistas esta leyendo mal la cosa. esto ultimo me parece sensato, lo primero una brutalidad, dicha en el marco de un discurso inhumano

Ramiro dijo...

Que lindo que una mujer, Sofía, hable de "señora indignada" como algo despectivo. ¡Cuanto se ha avanzado en la materia y cuan fácil retroceder!

Anónimo dijo...

En realidad, no hay ninguna contradicción entre los dos párrafos. Uno expresa un análisis político y otro su opinión personal. Lo que escribe Aliverti podría ser tranquilamente lo que piensa Wainfeld. Sin embargo, Mario cree la descalificación no es una estrategia adecuada para un presidente, porque no es respetuoso de los derechos de muchos ciudadanos. Obama seguramente tiene desagrado por una gran proporción del electorado americano que es abiertamente racista. Seguramente escribiría cosas peores que Aliverti. Sin embargo, y correctamente sus sentimientos no contaminan su forma de actuar como presidente.

En todo caso, te devuelvo la pregunta roberto: qué pensás de la gente que fue a protestar? Eran todos ciudadanos que tenían ganas de deliberar para sacar adelante a la república acosada por el peronismo asesino y la corrupción para pasar a una etapa plena de derechos?

GerardoD dijo...

No solo es una brutalidad lo que dijo Aliverti, sino que se contraponen abiertamente con lo que él mismo y todo Pagina 12 ensalzaban hace solo 10 años respecto de las movilizaciones espontáneas de la misma clase media contra De La Rua (que por si alguno no recuerda también había sido elegido por mayoría popular).
Que políticos de este gobierno apliquen cotidianamente un doble standard para medir idénticas cuestiones o historias es casi esperable, pero que lo haga un periodista por más militante que sea..

rg dijo...

entre los que fueron a protestar, habia gente maravillosa (algunos amigos mios), gente de izquierda, gente de derecha, militantes de derechos humanos, afiliados al pro, tipos que pedian por seguridad porque le habian matado al hijo, madres que habian perdido al esposo, etc etc. cual es el problema? desde cuando la manifestacion tiene que ser otra cosa? los criticamos porque eran ordenaditos y no pisaban el pasto, o porque eran violentos y exaltados?

Anónimo dijo...

Y si le agregamos la referencia al "pequebu", vemos que Sofía tiene varios varios prejuicios. Y seguro que se cree "progresista".

PD: Roberto, por favor borrá el mismo mensaje que por error puse en tu otro post.

Anónimo dijo...

Bueno, si la nota era para hacer un contraste en tono cómico, mis disculpas, el problema de falta de humor en ese caso es mio. Avisá cuando estes por Cba
Beso
prejuicios progresistas es un lindo título para algo, no?
Sofía

Arte. dijo...

una marcha que reclama "seguridad" es una marcha de derecha. yo todavía no entiendo cómo un tipo de izquierda puede estar en esa marcha sin que se le revuelva el estómago. reclamar seguridad, decir que no hay libertad para salir a la calle porque te matan de un tiro son consignas y reclamos de derecha. y la macha se caracterizó por eso. y estoy hablando del perfil de la marcha. no de tus amigos.

Arte. dijo...

no publicaste mi comentario...

Anónimo dijo...

Y tenés ganas de sentarte a deliberar con la gente de derecha, o los votantes del PRO que piden mano dura y que preferirian un gobierno militar? Yo no. Creo que tienen derecho a protestar y por eso se equivoca el gobierno (como dice Wainfeld). Pero personalmente me repugnan y no quiero ser parte de ningún proyecto que defiendan (como dice Aliverti). Vos te sentís bien en una marcha predominantemente dominada por sensibilidades de derecha?

Anónimo dijo...

si roberto, pero todos iban por la persona de cristina. Creer que los problemas polítcos serios (que brillaron por su ausencia) tienen solo que ver con el presidente de turno es demasiado funcional al arco de oposiciones tradicionales en Argentina

rg dijo...

me parece que siguen haciendo un analisis tremendamente superficial de la marcha, pero es problema de ustedes, no mio, que les va a costar en todo sentido.
entre otras cosas: el reclamo de seguridad no es inaceptable, lo inaceptable son las soluciones que algunos piden para remediar los problemas de seguridad. por ejemplo, las soluciones blumberg que el kirchnerismo convirtio en ley. eso es ser de derecha, no preocuparse por un hecho real, que es que pueden matar a tu hijo. otra solucion de derecha es la de culpar a los extranjeros, y otra es la de infiltrar a la sociedad con civiles armados, las dos nuevas soluciones cristinistas al tema de la inseguridad

pensar que la inseguridad no es un problema serio es realmente ser pequebu, protegido por su seguridad privada, o lo suficientemente blanco y acomodado para no temer al poder punitivo estatal. es un problema serio como lo es usar recursos para vivienda para destinarlos al propio enriquecimiento, o recursos sociales para hacer negocios. es tremendamente serio.

son demasiado fito paez me parece, demasiado elitistas

Arte. dijo...

por supuesto, porque seguramente la gente que estaba en la marcha estaba pensando en otras soluciones que no eran ni la de blumberg ni la de echarle la culpa a los extranjeros. sus soluciones seguramente eran muy diferentes a ésas... y mucho más cercanas a las tuyas seguro. seguro estaban pensando en no construir más cárceles y en eliminar las penas de prisión...

pd: sí publicaste mi comentario.

claramente los pequeños burgueses protegidos por su seguridad privada y blancos que jamás irán a la cárcel estaban en esa marcha.

rg dijo...

tu ultimo comentario es una buena expresion del problema en que estan metidos: como fito paez, supones que deben estar pensando cosas horribles. y lo cierto es que hay cosas expresadas que son de muy diverso tipo. pero son tus prejuicios, no lo que han dicho en un comunicado. en cambio, yo la tengo mucho mas facil frente al gobierno, porque tengo las declaraciones de su vice ministro de seguridad, tengo los numeros de gente que han matado en la represion, tengo el mamarracho de las leyes blumberg que aprobaron, tengo la ley antiterrorista que aprobaron, tengo constancias del proyecto x para espiar a la izquierda. o sea, esta es la realidad, pero vos estas preocupado por lo que seguramente, segun tus prejuicios, debia haber estado en la mente de la gente malisima que se manifesto. las leyes penales nefastas que aprobo el gobierno, la gente que mató, y las declaraciones racistas y xenofobas que se hacen desde la cupula del ministerio de seguridad no te dan asco. que raro!

Anónimo dijo...

Hola, perdón por el off-topic. Pero...¿Qué es eso de los civiles armados? La verdad ni me enteré. ¿Alguno sería tan amable de pasarme un link que hable sobre el tema por favor?

¡Saludos!

Arte. dijo...

quería aclarar algo:

lo que yo no entiendo (y es la razón por la cual hice varios comentarios) es cómo no ves lo elemental. lo elemental es que esa marcha era de derecha.

sos un tipo al que admiro realmente. doy en mis clases varios capítulos de tu libro Las teorías de la justicia después de Rawls. les imprimo a mis alumnos varios de tus posts sobre G. Cohen y Sandel, en contra del mercado y del capitalismo. me gustan las cosas que escribís sobre las cárceles y la justicia restaurativa, aunque aún no entiendo muy bien la propuesta. como dije, me parece que sos un tipo muy inteligente que sobresale de la media de los académicos y profesores.

pero no entiendo cómo no le estás dedicando grandes esfuerzos a separarte de esa marcha de derecha y en lugar de eso, quedás pegado a ella. yo no te digo que te hagas k. ni siquiera yo sé si lo soy. mi único motivo para comentar era interpelarte sobre el tema de la marcha.

saludos.

Anónimo dijo...

de pronto es curioso como para muchos esto se convirtió en si rg considera que la protesta fue o no homogénea. Pareciera que están viendo si pisa el palito para atajar un madruguero "ey!! ahi ta, te salió el derechín de adentro!". A pocas personas respeto académicamente más que a vos rg pero a diferencia de lo que muchos demuestran, no busco en vos las pruebas de algo que obvio. Pregunten en sus laburos y en una muestra de cinco tipos van a comprobar que sus opiniones representan distintos intereses y pelajes de distinta vereda. Y, en todo caso, el sólo hecho de que miles de tipos tengan ganas de ir chupar frío medio que da la muestra que hay algo que no funciona del todo bien. No sé, para la próxima tal vez quieran implemenar algún censo estilo "indique con una cruz si votaria a la pando o a altamira"... en fin, esa rara costumbre de tapar bosques con arbustitos....

Anónimo dijo...

"Quiero tener con ellos una profunda división", afirma Aliverti, refiriéndose a los manifestantes. Yo le pregunto: ¿qué nos espera como sociedad si todos afirmamos lo mismo en relación a quienes no piensan como nosotros, o aún en relación a quienes no sólo no piensan como nosotros sino que lo expresan con un odio visceral? ¿No hace lo mismo Aliverti, es decir, expresar lo que siente con un odio visceral?
Aliverti podría decir: claro, eso es lo que hago, al igual que los manifestantes; sin embargo, hay una diferencia mayúscula entre el hecho de que yo lo haga y el hecho de que lo hagan los manifestantes: yo estoy del lado de la verdad, del igualitarismo y de la justicia; los otros están del lado de la mentira, de la desigualdad y de las peores tradiciones argentinas.
¿Qué contestarle? Creo que una cosa muy sencilla: él, como comunicador que es (no muy bueno, está claro), tiene todas las herramientas para intentar convencer a los que no piensan como él, o aún a los que no piensan como él y lo expresan con un odio visceral, que existen más que razones fundadas para que cambien de parecer y se acerquen a sus posturas. No obstante, diciendo lo que dice, y expresándose como se expresa, parece abandonar de plano su rol de comunicador sin ni siquiera haber intentado asumirlo. Al igual que muchas de sus expresiones previas (como cuando llama a Carrió 'paciente psiquiátrica', que es más o menos lo mismo, sino peor, que llamar 'conchuda' a Cristina), su último 'artículo de opinión' es una noticia muy pero muy triste para todos los amantes de la comunicación social. Quien dice 'quiero' y 'no quiero', como insistentemente dice él, básicamente no dice nada. En una democracia republicana como suponemos que debe ser la nuestra, lo importante es 'qué puedo querer' y 'qué no debo querer'. Pero claro, a Aliverti las cuestiones normativas parece que hace rato que se le pasaron por alto, incluidas las que promovía un número más que importante de los manifestantes de la marcha del jueves.
El Imparcial del Norte

Adrián dijo...

Aliverti no tiene nada que envidiarle a los más exaltados de la marcha, son tal para cual, unos descerebrados que todavía no entendieron lo que implica vivir en democracia. La diferencia central que veo entre ellos es que Aliverti no es un ciudadano cualquiera, todo lo contrario, es parte del aparato de propaganda del Gobierno, escribiendo eso en un medio favorecido por la publicidad estatal, por lo tanto en la práctica opera como un funcionario del Estado, pese a que juegue todavía con la idea de que es un "periodista", por lo tanto sus palabras son mucho más graves institucionalmente que las de los exaltados a quienes critica.

Anónimo dijo...

y para agregar algo más a mi propuesta de censo cacerolero: terminemos con el pretendido "insulto" de pequebu, son dardos de plumas gente!!! basta del fake progresismo, eso ya suena a personaje de disney chanel (las aventuras de pequebu y su pandilla se me ocurre), a mi da verguenza el que mantiene niveles de vida monegascos a costa de un discurso falsamente popular... canallesco

rg dijo...

sobre berni y civiles armados pone las dos cosas en google y te enteras,es muy reciente, y lo dijo al mismo tiempo que decia, desde el ministerio, que los peruanos, paraguayos y colombianos son culpables del delito

arte.no necesito elogios. me preocuparia saber que en tus clases tenes este nivel de simplificacion para hablar de la marcha: debe ser de derecha! yo escuche no solo a mis amigos, sino a cantidad de testimonios que niegan eso. y es una simplificacion pensar que la inseguridad no es un tema para la izquierda. lo es y de enorme importancia, lo que hacemos es pensarla desde otro tipo de soluciones. no es un tema de derecha, aunque el gobierno trate al tema con recetas de la derecha.

lo mismo la corrupcion. la derecha hoy esta robando (preguntarle a los manzano, vila, de vido, cristobal lopez), y merece ser denunciada.

lo mismo que el uso de los medios coercitivos estatales (incluyendo la afip) para silenciar opositores: eso tambien es de derecha, y denunciarlo es importante.

lo mismo la discrecionalidad y la concentracion de poder para tomar decisiones: es antidemocratico y elitista.

todas estas fueron consignas de la marcha, y consignas que merecen estar en cualquier marcha progresita.

no tengo dudas de que fue una marcha heterogenea, con gente de derecha y gente que no lo es, que esta a favor de la auh y de los derechos humanos. y me basta con eso. hay algo importante ahi, por mas que a la hora de pensar en soluciones debamos hacer otra discusion, para poder terminar con el recetario de derecha que aplica el gobierno en materia de seguridad, justicia, distribucion de la riqueza, u organizacion del poder

Anónimo dijo...

Lo peor de la derecha, hoy en día, esta mamando de la teta K.
Así que, por favor, eviten difamar a la gente que se manifestó por las tremendas contradicciones de éste gobierno.

Anónimo dijo...

RG por favor dedicá grandes esfuerzos a separarte de la marcha y lo que Arte opina de ella y lo que considera elemental y lo que vio ahí por la tele y cual era efectivamente el tema de la marcha, dale que sino no te va a usar más en sus clases y vas a transformarte en un académico promedio y mediocre como el/ella.

Anónimo dijo...

che, no se nos está yendo un poco el pedal?? esta cosa de rg esto, rg aquello suena a becerro de oro. Argumenten y respondan pero dejemos en paz a este pobre hombre que se le debe estar cayendo la piel de tanto atribuirle ideas-pensamientos-razonamientos-yuyos-chamanismo-y-la-lista-sigue....

El ñacurutú dijo...

Tito, sumate una tercera visión de la manifestación.

Desde nuestra interpretación ontológica de lo afectivo, sostengo que desprecio profundamente (humanamente) esta marcha, obra de la civilización burguesa e individualista de las ciudades, de las classes moyennes, que ha perdido sus raíces para ser en el mundo desde nuestro mundo criollo.

Nosotros hemos destacado a los existenciarios que constituyen la existencia humana y su operacionalidad sobre la política, en particular, como categorías ontológico-políticas. Y aquí hemos siempre señalado la capacidad de la disposición afectiva (Befindlichkeit) de abrir un espacio de juego a la afección como cooriginaria con la comprensión (Verstehen) y el habla (Rede) como determinación fundamental del Dasein.

En este orden de ideas, corroboramos cómo es en las ciudades donde Dasein se desarraiga (entwurzelt) constantemente, y vuelve inaccesibles las vivencias de lo gaucho, ya que practica la autodenigración de nuestras raíces criollas, de la que tanto se quejaba Jauretche. A esta existencia impropia de las ciudades, nosotros oponemos una filosofía que comience por el existenciario Befindlichkeit. Este Encontrarse no puede enseñarse en los libros, sino en la escuela de la vida de nuestras costumbres gauchas, que es nuestro modo de ser más primario: como nos dice Heidegger, este Befindlichkeit “No viene ni de ‘fuera’ ni de ‘dentro’, sino que como modo de In-der-Welt-sein emerge de este mismo. Así se establece una estructura dinámica del ser-con encontrándose-comprendiendo, que es comunicación del descubrir o el abrir aquello de lo que se habla. Por ello, el hablar del Dasein “no es nunca nada como un transporte de vivencias, por ejemplo, opiniones y deseos, del interior de un sujeto al interior de otro”, ya que la comunicación de lo hablado por el Dasein lo es con otros Dasein. O como nos repetían nuestros viejos padres criollos: Lo que Natura non da, Salamanca non presta. Tal expresión de lo gaucho se manifiesta primariamente de manera espontánea, no como un interior que se exterioriza, sino porque el Dasein es ya fuera, ahí, en estado de yecto, y éste abrirse mismo es el abrirse su existencia, su mundo y su ser-con los otros, en el encontrarse y el comprender. La clase media está radicalmente abierta de un modo opuesto a la actitud existencial del gaucho, y en cambio permanece maniatada a la comprensión por la metáfora del Sujeto (que todo lo calcula, todo lo medita, todo lo mide, en términos institucionales, en la “ética del trabajo”, en la mecánica de las sanciones, en la indignación sacerdotal de las manifestaciones recientes).

El ñacurutú dijo...

Y es que, frente a la cultura de la galera y levita, nosotros debemos oponer lo más profundo que tenemos en Nuestra América. Como nos enseña el maestro Fermín Chávez: “[Los caudillos] patentizan la superioridad de sus valores morales, por encima de la ‘civilización de levita’. El bárbaro americano es, salvo excepciones, un testimonio de conducta en el que resaltan virtudes de solidaridad social, de fidelidad al pueblo y de rectitud política incomparable”. Por ello, es hora de que venga un criollo a mandar a la Ciudad, a gobernar a estos gringos alborotados.

En oposición a esta pequeño burguesía, nosotros resaltamos lo más propio de la identidad del ser criollo, que es la villa nacional, de la cual se mofaba Sarmiento.

La villa tiene una plétora de valores que la ciudad perdió: la solidaridad, el espíritu de barrio, el compromiso con el otro, el encuentro y el compartir, el espíritu de la fiesta. Los porteños están en decadencia frente a nuestros compadres criollos. En ningún otro lugar se da la convivencia y la solidaridad que se vive en la villa. La villa tiene también mucho para dar. Sobre todo valores, que son absolutamente necesarios para una sociedad tan individualista como la nuestra. Las clases medias tienen mucho para aprender de los valores de la villa.

Y tan es así, que en las villas no se vieron cacerolas. Por ello, lo digo visceralmente: ¡Basta de clase media! Cuando todo el país sea villero, se habrá liberado de esta laya de gringos inmigrantes que trajo la oligarquía del siglo 19 (el populacho europeo, como le llamaba el Cro. Ignacio Pirovano), y volveremos a nuestras raíces hispanoamericanas que nos sitúan en el fértil suelo de nuestra tradición nacional.

Saludos,

Intelektual

Profesor del Grupo de Investigaciones Ontológicas "El ñacurutú" (nuestro búho de Minerva criollo).

Profesor de Ontología política y Teoría social justicialista.

Desocupado mental en la era del blog dijo...

1) Adhiero al artículo de Wainfeld. Es más, me gustó mucho; 2) Los reclamos de la marcha fueron heterogéneos, y algunos eran indudablemente justos; 3) Intuitivamente diría que la mayoría de quienes fueron tenían una ideología de "centroderecha", pero no tengo elementos como para afirmar eso de modo concluyente. Los lazos sociales en la Argentina, en muchos segmentos, están atados con alambre. La falta de solidaridad de gran parte de nuestra población, fogoneada por el "consumismo", el imaginario neoliberal y la herencia de la dictadura, sigue siendo bastante tangible; 4) El tema de la inseguridad no es "de izquierda" ni "de derecha". Coincido con RG que hay soluciones "por izquierda" y "por derecha". En lo personal, me gusta el enfoque de Marcelo Saín, que critica tanto las soluciones "progresistas" como las soluciones "derechosas"; 5) La política de seguridad del gobierno mejoró con la designación de Nilda Garré, pero en muchos aspectos sigue siendo una tremenda cagada. Hasta que no exista una reforma policial profunda, sobre todo de nuestras policías provinciales (que son una mafia muy jodida), entre tantas otras cosas, no habrá una política consistente; 6) Hay cierta desconfianza, incluso diría que "jauretchiana", de cierto sector del peronismo/kirchnerismo/cristinismo hacia la "clase media"; 7) Al respecto es interesante leer el libro de Ezequiel Adamovsky; 8) ¿Cómo puede ser que Sabella haya puesto un planteo tan cagón contra Brasil? ¿En el segundo tempo puso a Somoza por el Burrito Martínez y dejó a Sánchez Miño y a Montillo/Mugni en el banco!!!!.
Saludos

Anónimo dijo...

Hmm...bueno pero veamos esta otra frase de Wainfeld

"El veredicto de las urnas sigue vigente, el Gobierno está legitimado para implementar su proyecto. Revocar la expropiación de YPF, la reforma del Banco Central, dar pasos atrás en la ley de medios y muchos etcéteras equivaldría a traicionar el contrato electoral. Exorbitante es pedirlo, defección sería acatarlo"


Muy lamentable, por cierto.

Anónimo dijo...

Este, sin lugar a dudas, ha sido tu post más coherente en mucho tiempo, Desocupado. Y a mí también, como a vos, me preocupa mucho la situación de Argentina... no podés seguir convocando a semejantes perros sólo porque fueron tus soldados en el Estudiantes campeón. Lo de Sabella eligiendo a sus dirigidos tiene verdaderos ribetes de política doméstica. Como diría un viejo oyente del programa de don Niembro: no pido que Sabella renuncie, pero por lo menos que dé un paso al costado...
El Imparcial del Norte (más destituyente que nunca)

diego dijo...

Quizá sea honesta la simpatía por los "negros" de Aliberti. Pero el gobierno de Cristina Fernández quiere a essos "negros" en el fondo de la pirámide socio económica, sino, qué otro significado tiene anunciar desde la Casa Rosada sentada al lado de Peter Munck que la Argentina produce la onza de oro más barata del mundo, cuando el único componente en su costo es el salarial porque la actividad está totalmente desgravada?.

Unknown dijo...

Como cuesta dar una vision no antagonica a la protesta en este pais campeon del antaganismo... En caliente se escribe Casi desde que el mundo es mundo, el mundo se divide en clases. Y en las más postergadas, por obra de las dominantes de la pirámide y sobre todo en las medias, que son el jamón del sandwich, hay franjas asemejadas que hasta salen a la calle para defender intereses que no les son propios sino de quienes las sojuzgan". Intereses antagonicos e irreductibles siempre! Por que no reclamos transversales? La inflacion, por ejemplo, afecta a todas las clases menos a la gobernante. Lo mismo con la inseguridad. Hasta el denostado dolar cuya adquisicion pareciera una avarienta codicia... jamas pensar que los inmigrantes bolivianos, paraguayos, etc. los necesitan para hacer sus remesas a sus familiares en paises de origen. El hartazgo por el maltrato a la palabra (en criollo, las tomaduras de pelo del INDEC y de ciertos discursos) no puede ser multiclasista? El planteo de las ISLAS no es correcto, hay demandas que recorre un amplio expectro de la sociedad, por mas que la protesta la canalice solo ciertos sectores de ella. Asi, dificil entenderse.

aldo luis dijo...

Evidentemente Aliverti involucionó en su capacidad de diálogo y tolerancia. En los 90 coconducía el programa de televisión Palabras Cruzadas con Carlos Varela, quien expresaba el pensamiento de "derecha" y Aliverti el de "izquierda". ¿Era eso debate robusto en el sentido que lo exige la democracia?. Al menos era mejor que los programas actuales donde no se cruzan perodistas con visiones opuestas sino es para agredirse. Es curioso, en una nota en Página en el 99 ambos periodistas decían que los mejores programas eran aquellos en los que coincidían y no en los que expresaban sus diferencias. Evidentemente Aliverti ya no cree en el diálogo con los que no piensan como él.

Anónimo dijo...

QUE TIENE PARA DECIR ALIBERTI DE LA NUEVA lEY DE RIESGOS DE TRABAJO ENVIADA POR CRISTINA AL CONGRESO, CON APLAUSOS DE LA UIA Y DE TODA LA CORPORACIÓN EMPRESARIA?