19 sep. 2012

La pequeña diferencia entre la Argentina y Uruguay

Poner el hombro junto al pueblo
http://www.clarin.com/mundo/Temporal-Mujica-lesiono-ayudando-arreglar_0_776922561.html

o burlarse de él desde una kabina de primera clase
http://www.lanacion.com.ar/1509837-soy-un-hombre-de-este-modelo-dijo-el-intendente-k-que-viajo-a-miami

15 comentarios:

Anónimo dijo...

A ver cuantos comentarios pasan sin que el apologista K de turno transforme un post sobre la hipocresia del kirchnerismo en una discusion sobre el monopolio Clarin, las esvasticas del cacerolazo o el 54% de Cristina.

F dijo...

Pero el problema es Abal Medina, ¿qué problema hay con que un Intendente viaje en clase ejecutiva a Miami con el hijo?

andresvas dijo...

Idealizar a Uruguay (el Pepe),Brasil (Dilma), antes a Chile (me parece que ahora con Piñera ya no da: formas evasivas de antipolítica que van a hacer que el K dure 50 años (salvo autodemolición por crisis económica capitalizable sólo por algún otro peronismo más derechoso)

rg dijo...

el problema es que el hdp estuvo en la vanguardia de la critica a los caceroleros por oligarcas

andres: a piñera solo le pegamos con un canio. de dilma elogio su pelea anticorrupcion, que demuestra que en nuestros paises no es necesario tranzar con todos los corruptos para mantenerse en el poder, como piensan los k

andresvas dijo...

Roberto, está claro lo de Piñera, nunca pensé ni dije que lo defendieras; pero la impresión que me da es que esa idealización de lo ajeno que proponés es como una fuga antipolítica, es como imaginar cómo habría sido Argentina si en 1942 no se morían Alvear y Ortiz.
Cualquier brasileño sabe que Dilma saca a los ministros corruptos pero la coalición del PT con partidos exclusivamente basados en la corrupción no se altera (por motivos de sostenibilidad que pueden gustar o no pero distan de la idealización mencionada). Lo mismo con "el Pepe" dentro de Uruguay,etc.
Sinceramente me parece poco productiva esa manera de encarar el análisis político, habría que entrar a explicar y comparar procesos políticos y sociales y nos encontraríamos con una realidad bastante menos romántica.

rg dijo...

andres, el post es una ligereza, pero no deja de referirse a algo en lo que creo. el presidente uruguayo es una caricatura de la honestidad, y el elenco gobernante una caricatura de lo contrario. es curioso pero es asi. lo del intendente de florencio varela, partido extenso si los hay es ridiculamente asombroso, luego del tipo de insulto a los caceroleros por los que el y el gobierno optaron, asombroso realmente. y pensar que es solo una anecdota es un problema, porque la protesta es uno de los hechos politicos del anio, y asi fue como eligio posicionarse el gobierno frente a ella. entonces deja de ser todo un chiste para significar algo distinto

GerardoD dijo...

Y las explicaciones que dio Pereyra no podían ser más pobres y cínicas:
Si mis hijos también me piden ir a Miami/Disney y el médico me recomienda no viajar en butacas duras para no sufrir de la espalda.. Alguien me tira unos mangos para viajar en primera a Miami con mis pibes? Ah y seguro que por orden médica también se hospedará en hoteles 5 estrellas, si es que no tiene la residencia que le adjudican en Miami. No tienen vergüenza alguna

Anónimo dijo...

Ahora resulta que comparar a la Argentina con paises de la region es una "fuga antipolitica". Las cosas que hay que escuchar, por favor.

ECG dijo...

Que bueno que pueda llevar a sus hijos a Disney el intendente de Florencio Varela.. por suerte no es tan amarrete como el abuelito ese que solamente le quería regalar unos pocos dolares a los nietos! ¡ratón!
¡Que caradura!, pensar que metió un amparo para comprar un puñado de papeles imperialistas! Es el modelo! y en Florencio Varela no suenan las cacerolas porque hasta ahora no les tocaron los precios de first class.. la gente sale a la calle cuando le tocan el bolsillo nomás..

Desocupado mental en la era del blog dijo...

No me parece un tema de gran importancia, pero coincido en que sería mejor tener un presidente con un patrimonio más humilde como el de Mujica. La política también está hecha de símbolos.
¡Abrazo de gol!

Anonimo 912 dijo...

Coincido con F. Si el intendente de uno de los municipios más pobres del conurbano se puede gastar $37.000 en pasajes, está en su derecho. Serán ahorros o guita de la mujer o se ganó la lotería (todas estas extrañas suertes de la dirigencia peronista).
En cuanto a Abal Medina, uno siempre cree que vio lo peor, pero nunca es así.

Anónimo dijo...

No es cuestion de simbolos, seria bueno tener una presidente que no fuera una ladrona.

pablo dijo...

Roberto: más allá de lo particular que puede resultar el personaje Mujica, esta utilización que se hace del mismo como contraejemplo de la clase dirigente nacional, termina por obturar las cualidades propias que presenta el proceso político uruguayo, y en que circunstancias se inscribe la figura mítica del Presidente Oriental. Antes de continuar, me parece oportuno señalar mi condición de Uruguayo de nacimiento, al igual que mis padres y la mayoría de mi familia (mucha de la cual hizo y hace su vida en el paisito como nos gusta llamarlo a quienes por determinadas condiciones nos vimos en la obligación de exiliarnos –que tener presente que el exilio es uno elementos constitutivos del Uruguay desde sus propios orígenes allá por el 1811 cuando Artigas y su pueblo provocan lo que denominados la redota, el exodo, hasta la decada de los 70 que generó una suerte de uruguayos sin país que navegan en el mundo teniendo al retorno como el horizonte final de sentido) a lo que también convendría agregar que buena parte de la misma hizo de la política parte esencial de su vida, incluso militando dentro de las organizaciones que conforman el Frente Amplio. Dicho esto, a los fines de que sea explicitado desde uno habla y la mezcla de razones y emociones que alientan estas palabras, creo que, retomando lo dicho, estas cualidades que se ponderan de Mujica, y que se utilizan siempre como las ausencias propias, siempre termina por impedir, a los fines de que la comparación, la evaluación de lo propio sea lo más honesta posible, una comprensión acaba del proceso que ha venido llevando adelante el FA, y visualizar su correlación con ese “discurso” que se desprende del propio mito Mujica. Así, y esto ha sido objeto de numerosas discusiones en el seno familiar, creo que muchas veces esas mismas cualidades que ponderamos se utilizan para bloquear determinados faltantes del proceso iniciado por el FA. A diferencia de nuestro país, el Uruguay (a pesar de su republicanismo del cual incluso los sectores más radicalizados llegaron a ponderar) no ha iniciado proceso alguno tendiente a llevar adelante los juicios contra los genocidas por delitos de lesa humanidad. Aún más, cuando puso a consideración plebiscitaria la denominada LEY DE CADUCIDAD se lo hizo en forma conjunta con la elección presidencial, de modo tal que el debate publico alrededor de la misma quedó opacada por la contienda por la primera magistratura, generando como resultado que no se alcanzó al porcentaje necesario para derogarla, incluso Mujica sacó más votos. Recién con un fallo de la Corte Interamericana, el Parlamento tuvo la oportunidad de tratarla, la que quedó truncada por el retiro de un representante del FA (¡!!) imposibilitando de esta manera el desempate. A ello se le suma la visita de Mujica a unos de los primeros militares procesados de delitos de lesa humanidad (Dalmao) con esa especie de “legitimación” dada por su condición de ex detenido (igual que Menem con el indulto, misma lógica). También el Uruguay se encuentra enmarcado en procesos extractivistas (Bosnia es un ejemplo) como el caso de Mineria, Forestación o la soja, con lo que ello implica en términos ambientales, sociales, culturales y económicos. Con ello solamente quiero alertar respecto de estos enunciados que se lanzan respecto de las cualidades de A que en realidad nos hablan de B, pero que impiden tener una perspectiva acabada del contexto desde el cual se producen las condiciones que se alaban. No discuto el atractivo de Mujica, es quizá el más uruguayo de los presidentes que hemos tenido, en el sentido, que concentra en si aquellas representaciones que los orientales nos hemos dado a lo largo de los años de nosotros mismos, solamente quiero poner en debate que la imagen, y su pretensión especular, no terminen por impedir u obturar lo real que existe detrás del personaje, ello a los fines de que la comparación aparezca como más honesta.. Abrazos. Pablo Fernández Barrios

rg dijo...

pablo, yo no se si votaria por mujica, y estoy en contra de muchas de sus politicas (aunque no coincido con tu lectura de la ley de caducidad). pero no es un marciano, y da muestra de una manera diferente de vivir la politica. no tenemos por que obturar la discusion y critica de sus politicas, pero dejame decir que prefiero vivir bajo la presidencia de 20 mujicas a seguir viviendo bajo la presidencia de multimillonarios, para colmo enriquecidos a costa de la explotacion de los pobres y el abuso de sus poderes (1050)

pablo dijo...

Comparto con vos Roberto, a lo que voy es que observo cierta utilización del personaje (incluso en el Uruguay) que terminan por obturar la discusión de cuestiones sustantivas. Ojo que concuerdo con vos respecto de las criticas al ejercicio del poder en nuestro país, e incluso encuentro similitudes entre el discurso "progre" nacional y la imagen del amigo Mujica, ambas se encuentran destinadas a impedir "ir hacia lo real de las cosas". Muchas gracias por la oportunidad de expresarse sobre todo en una cuestión que para un uruguayo hijo de la generación que constituyó el frente amplio en el "paisito" es de vital importancia. Muchos saludos y abrazos.