22 sep. 2012

No todo espionaje a favor de la dictadura es tan malo

Finalmente, sobreseyeron al sindicalista k Gerardo Martínez, en la causa en la que fue probado que trabajara como agente de inteligencia del Batallón 601, durante la dictadura, espiando obreros. Hoy, por suerte, es un dignísimo líder gremial oficialista, y con una foja de servicios a la dictadura blanqueadísima. No siempre espiar a los obreros de izquierda es malo, como prueba nuestro Ministerio de Seguridad. No siempre espiar a favor de la dictadura está tan mal. Bravo Martínez! Este gobierno ha salido adelante, defendiendo lo suyo! Ningún medio oficialista dirá nada contra ti: los obreros espiados algo habrían hecho. Serás un buchón de la dictadura, pero de los nuestros, bien k, y bien argentino!

1 comentario:

Ale dijo...

hoy casi de casualidad me encontré con tu blog. Totalmente de acuerdo. te robo este comentario!