9 abr. 2010

Aristocracia judicial, pueblo y gobierno


"La justicia frente al gobierno," un libro que redacté hace unos 20 años, fue de los primeros que se escribieron en el país criticando el carácter contramayoritario de la justicia y el elitismo judicial, y reivindicando el poder de la deliberación mayoritaria frente al poder de los jueces.

Con esa modesta autoridad, diría que me repugna ver ahora a los representantes del gobierno hablando -en vísperas de una nueva reforma sobre el Consejo de la Magistratura- sobre el carácter "aristocrático" de la justicia, y la necesidad de recuperar para "el pueblo" -en este caso, para el gobierno- el control en el Consejo de la Magistratura (ver acá) (en el libro, por lo demás, anticipaba los problemas de este tipo que iba a generar la adopción de un Consejo de la Magistratura -por entonces sólo un proyecto lejano).

La visión democrática de la justicia y el sistema institucional, que defendía entonces y que todavía defiendo, no implicaba dotar de mayor poder al gobierno de turno, frente a la justicia. Mucho menos implicaba asumir que dotar de mayor poder al presidente era dotar de mayor poder al "pueblo." La idea de "pueblo," en el libro, refería, nada más ni nada menos que al "pueblo," y no a quienes hablaban en su nombre, mientras actuaban en beneficio propio. Lo que pedía entonces, que es lo que ahora pido, era abrir mayor lugar para la ciudadanía, en el ámbito judicial, y no fortalecer al poderoso de turno. Se trataba de reforzar controles sobre el poder, y no de debilitarlos, destruirlos o someterlos, como quiere el gobierno.

Es indignante, en tal sentido, el bastardeo que se hace de la idea de "pueblo." Si nos importa algo el pueblo, abramos la justicia a la ciudadanía; cumplamos los mandatos constitucionales en materia de jurados; creemos más foros públicos; recurramos a las consultas e iniciativas populares que declamamos constitucionalmente; incentivemos en lugar de aplastar la participación ciudadana; démosle voz a los marginados, en lugar de enorgullecernos porque "no los reprimimos"; permitamos el control popular sobre la red de corrupción que hoy se ha extendido en cada esfera de gobierno, cada ministerio, cada secretaría. Hagamos las reformas institucionales que sean necesarias para que tengamos más gobierno del pueblo, en lugar de hablar en su nombre mientras compramos hoteles, casinos y aviones por millones de dólares; mientras dejamos crecer la pobreza y la desigualdad, y tapamos con las manos las cifras que lo denuncian.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Una pregunta, la presencia de un representante del Poder Ejecutivo es obligatoria en la composición del Consejo de la Magistratura de acuerdo a la CN? o es posible que en una eventual reforma legal se suprima ese representante?

juani bertomeu dijo...

Luego de años de rumores, se retira Stevens de la Corte norteamericana. El auto-denominado conservador nombrado por Ford que, fruto del corrimiento extremo a la derecha de casi todo el resto, terminó fuertemente asociado con posiciones de izquierda.

Vuelvo sobre lo que decía cuando se fue Souter: Sunstein no es un candidato; jamás podría atravesar una nominación.

Mi apuesta esta vez es Elena Kagan, la Solicitor General de Obama.

j.

rg dijo...

no sabia! epa. y martha minow?

juani bertomeu dijo...

Está ahí también. Pero Kagan tiene varias ventajas sobre ella. Escribió mucho menos (y en estos días, cuanto menos tengas para tirarle a las fieras del partido de enfrente mucho mejor), y ya atravesó bastante bien un proceso de confirmación. Es más fácil insistir con ella, pero veremos qué pasa.

j.

Anónimo dijo...

Es tan creible como si esa declaracion la hubiese hecho el jefe de Alak, Jaime.

juani bertomeu dijo...

Dicho sea de paso, gran nota ayer en el NYTimes.

La nota comienza contando que una persona sin recursos se acerca a una oficina de servicios legales gratuitos, y la atiende un tipo grande, vestido de jeans.

Le hace una pregunta sobre un problema que tiene, y el tipo responde que tiene que investigar el tema. La persona le pregunta entonces si es abogado, y el tipo responde que sí, pero que no maneja bien esa área.

El tipo en cuestión es Lawrence Tribe, el gran constitucionalista liberal de Harvard. Está trabajando en una oficinita creada por Obama, para mejorar la asistencia jurídica a la comunidad.

El tipo pidió licencia y se fue a trabajar ahí, por más que le habían prometido algo mucho más grande que lo que terminó siendo, con muy pocos recursos y capacidad de influencia escasa. Al tipo no le importó.

Gran valor.

j.

rg dijo...

tenes el linkage?

juani bertomeu dijo...

http://www.nytimes.com/2010/04/08/us/politics/08tribe.html?scp=1&sq=tribe&st=cse

Anónimo dijo...

Un buen libro para pensar la reforma, el de Duncan Kennedy, "Legal Education and the Reproduction of Hierarchy: A Polemic Against the System."

Anónimo dijo...

Pero ese articulo se publico ayer.

Cualquiera de los profesores aqui podria estar haciendo cinco veces mas en un estudio. Elegir la profesion academica es un "BIG cut" en la compensacion.

Pulpo dijo...

Buen post rg muy interesante...
seguro chalo que es un ferviente crítico del poder de los magistrados intentará retrucar.
Hace mucho no leía una defensa tan interesante del concepto "pueblo".

Bistiarj dijo...

Disculpas por mi escepticismo.
No me parecio una defensa "del pueblo" y como defensa de un concepto no me parecio tampoco tal.
Concuerdo con las criticas hacia el gobierno (el post fue escrito en mi opinion mas que nada para hacer eso) pero no me cierra de ningun modo el alegato sobre el "pueblo".
Saludos

PIC dijo...

Roberto,
Vos ya sabés que soy un crítico acre de muchas ideas tuyas.
Me parece un poco inapropiada la crítica al Poder Judicial por conservador, por oligárquico, etc., etc., que es lugar común entre cierta izquierda, me parece un lugar común inexacto.
El PJ argentino tiene mayor solidez intelectual que el PL. Hay menor corrupción entre los jueces que entre los legisladores. Los jueces hacen un trabajo realmente esforzado, al igual que la mayoría de los funcionarios judiciales, por salarios y prestigio menores que los de los legisladores. La formación técnica es mayor en el caso de jueces que de legisladores.
Yo creo que es injusto destratar al PJ, precisamente cuando el deterioro es MUCHO mayor en el PL que allí.
Saludos,
PIC