28 sep. 2010

Leyendo (arbitrariamente) a Adam Przeworski


Retomando una vieja y casi abandonada costumbre, hacemos un rápido y arbitrario repaso por la obra del maestro de maestros Adam Przeworski, luego del seminario de hoy.

CAPITALISM AND SOCIAL DEMOCRACY (1985). Qué tienen que hacer los partidos socialistas en el capitalismo? Cómo promover el socialismo a través de las elecciones? Deben participar? Deben apoyarse sólo en la clase obrera? Deben ayudar a reformar la sociedad? Buscar la abolición del capitalismo? Este libro y el siguiente, nos dice AP, aparecieron motivados en verdad por los sucesos que se habían dado en Chile, durante el gobierno de Allende (AP vivió en Chile en dos cortas etapas de su vida, en 1968, y en 1970-1). Dice que entonces aprendió que nada era más importante que la democracia.

PAPER STONES (1986) Éste es un librito pequeño y mítico, donde Przeworski y John Sprague se hacen una pregunta crucial, bastante en la línea de Capitalism and Social Democracy. Se preguntan: cómo hacen los partidos de izquierda para atraer votantes más allá de la clase obrera (sobre todo, cuando la clase obrera tradicional deja de ser la mayoría de la sociedad)? La cuestión es, además de apasionante, preocupante, dadas las esperables consecuencias que se siguen del hecho de que los partidos de izquierda “rebajen” el contenido clasista de sus reclamos.

En DEMOCRACY AND THE MARKET (1991), otro gran libro (favorito de Carlos Nino), AP estudia las reformas “económicas y políticas en Europa del Este y América Latina.” El primer capítulo, sobre democracia, pasó a la historia de la ciencia política. El cuarto -sobre los programas neoliberales- fue indebidamente malinterpretado.

ECONOMIC REFORMS IN NEW DEMOCRACIES (1993). Coeditado con el hispano J.M. Maravall y el brasileño L.C. Bresser Pereira (ambos, ex Ministros de Gobierno), examina las recientes experiencias reformistas en América Latina, Europa del Este y el Sur de Europa, desde una perspectiva socialdemócrata.

SUSTAINABLE DEMOCRACY (1995) es un libro corto, con un texto único pero atribuido a una veintena de autores (entre los que figuran John Roemer. G.O.Donnell, Alfred Stepan, entre otros)! La idea era “identificar las principales elecciones políticas y económicas” enfrentadas por las “nuevas democracias, “evaluando sus méritos y también la viabilidad de las alternativas.” El propósito es bueno, el resultado no me entusiasma mucho.

STATE AND THE ECONOMY UNDER CAPITALISM (2002). Otra joyita desconocida, que una vez me pidió Ludolfo Paramio, ya que lo buscaba ansioso y no podía encontrarlo por ningún lado (tiempos previos a Amazon). De lo mejorcito de don AP.

DEMOCRACY, ACCOUNTABILITY AND REPRESENTATION (1999) -de la colección “Estudios de Cambridge en Teoría de la Democracia”- aparece editado con Bernard Manin y Susan Stokes. Tiene excelentes reflexiones sobre la cuestión de la representación, buen prólogo de los compiladores, y buen final por John Dunn.

DEMOCRACY AND DEVELOPMENT (también de la citada colección de Cambridge, 2000), está coeditado con M.Alvarez y mis ex-compañeros chicaguenses J.A.Cheibub y F.Limongi (dos grandes valores de la ciencia política brasileña). Regresiones, regresiones, regresiones. Y democracia (pero en una concepción "minimalista": elecciones competitivas sin violencia -un sistema con elecciones en donde no nos matamos unos a otros). Alguno criticó el libro diciendo que (así como AP había criticado a B.Moore por hacer "historia sin gente") él estaba haciendo "correlaciones sin gente" -una crítica que AP considera válida (aunque ahora, dice, tiene mejor la historia que le faltaba entonces).

LOGIC OF COMPARATIVE SOCIAL INQUIRY (2000), un librito que no circuló demasiado, y que se plantea problemas básicos de la investigación en ciencias sociales (sobre todo los estudios comparativos). "La (buena) política comparada no se refiere a la comparación entre países, sino a testear hipótesis en distintos países".

DEMOCRACY AND THE RULE OF LAW (2003) está coeditado con José María Maravall. Resultó de un súper-seminario en la Fundación Juan March en Madrid, e incluye artículos de unos cuantos latinos, entre los que están Robert Barros, I.Sánchez Cuenca, C.Smulovitz, y un servidor.

QUE ESPERAR DE LA DEMOCRACIA (2010). Es el último que salió en inglés, el que le acabamos de traducir, el primer libro de la colección de Igualitaria-Siglo XXI sobre Derecho y Política. AP pensando con absoluta libertad sobre las posibilidades y límites del autogobierno, yendo de aquí para allá.

16 comentarios:

sl dijo...

De las cosas que he leído de Przeworski, creo que su libro con Teune la lógica de la investigación comparada sigue siendo un punto de partida fundamental en el desarrollo del método en ciencia política. Libro claro si los hay, parsimonioso, útil.
Luego, democracy and development significó también un gran hito en el estudio empírico de las democracias, aunque muchos de sus hallazgos hoy han sido puestos en tela de juicio con nuevas evidencias o mejores contrastaciones. Por ejemplo, allí sugiere que el presidencialismo propicia la inestabilidad de las democracias, algo que Cheibub parece haberse encargado de refutar en su último libro. También Przeworski y sus colegas sostienen que el desarrollo económico hace más probable la democracia, pero a mi juicio Boix se ha encargado de mostrar que no es sólo el desarrollo económico, sino la interacción entre el desarrollo económico, la igualdad y la naturaleza de los recursos lo que hace más probable la transición a las democracias.
Un gran artículo de Przeworski, según creo, es su defensa minimalista de la democracia, en la que sostiene que la democracia, como un procedimiento de elecciones competitivas y libres, se justifica sólo porque evita la violencia en la alternancia en el poder. Allí dice que no hay evidencias de que la democracia así entendida tienda a promover resultados justos, sea cual sea el criterio de justicia que se use.
Un grande, que duda cabe

rg dijo...

si, con el ejemplo que comentabamos hace un tiempo: partido de basquet, reglas iguales para todos, arbitro imparcial, pero un equipo compuesto por jugadores 1,90m, el otro de petisos 1,50. Reglas iguales, arbitro justo, resultado determinado de antemano

sl dijo...

de acuerdo con vos! yo no soy minimalista. Creo que muchos defensores del minimalismo parten de una posición descriptiva (presuntamente científica) y terminan abrazando una posición normativa implausible.
Yo creo en la democracia como un conjunto de principios normativos con implicaciones prácticas diversas. La democracia electoral es una forma de plantear esos principios normativos, probablemente hasta ahora el mejor modo de hacerlo. Pero hay espacio para mejorarla, e incluso hay espacio para la innovación.
No compro el argumento de que si la democracia electoral está justificada sólo porque promueve la alternancia pacífica en el poder. Un sistema de loterías también aseguraría la alternancia pacífica en el poder. Si la democracia electoral está justificada, es porque hay algo más que la alternancia pacífica en el poder que la hace valiosa.

rg dijo...

un dia hacenos una nota de lo que decias en el primer comentario!

sl dijo...

ok, voy a intentarlo, a ver si algún día encuentro tiempo para eso.

Alejandro Hache dijo...

se extrañaban estas entradas, abrazo

rg dijo...

que yo sepa hay varios articulos traducidos, y esta democracia y mercado, y ahora acabamos de sacar uno mas, es un autor al que se puede acceder en castellano, hace mucho que transita en espaniol

Anónimo dijo...

No leí a AP, pero me intriga el repaso que hacés de sus libros en el sentido de que no veo allí el anuncio de ninguna crítica acerca del socialismo que realmente existió,

en realidad Roberto me pregunto cómo es posible seguir postulando al socialismo como sistema socioeconómico deseable después de 70 años de una experiencia que terminó como terminó

slds

luis

rg dijo...

mira, por eso mismo vale la pena leer a ap, porque el no dice eso, y tampoco suscribiria lo que decis en cuanto a que hablar de socialismo implica hablar de una sola cosa, en su peor version. si algo es ap es un tipo que ve la complejidad de los temas, en lugar de reducirlos a su version mas debil

Anónimo dijo...

voy a leer a AP,,pero mientras tanto, en cuanto a tu respuesta (y tampoco la quiero hacer eterna porque da para un debate interminable) digo:

"la versión más débil", "la versión más pobre" fue la que realmente existió, fue la que conocimos bajo el nombre de socialismo, las demás ¿qué son aparte de elucubraciones de laboratorio?

ojo, yo no digo que no sea parte de la tarea del intelectual pensar acerca de modelos más o menos ideales

lo que digo es que así como cada vez que se critica al capitalismo real (y vaya si merece críticas) se lo hace a partir de sus aplicaciones en cancha, en el caso del socialismo, mínimo habría que hacer lo mismo

mis respetos

luis

rg dijo...

bueno, pero no es asi luis. si alguien me dice capitalismo, asociado con estados unidos entrando en guyana o matando a allende le digo, ok, pero el tema es muchisimo mas complejo que eso, y la primera version esta bien para hacer un corto en television, pero no para reflexionar sobre que es y que implica el capitalismo

Anónimo dijo...

roberto,

yo simplemente quería hacer una moción de orden: si vamos a hablar de socialismo, todo bien, pero empecemos por hacernos cargo de lo que pasó los 70 años que se puso en práctica,

¿no es lícito hacerse la pregunta de porqué la gente que vivió bajo esos regímenes dijo "de esto no queremos más"

por alguna razón, la izquierda ha conseguido que en ámbitos intelectuales no se hable más de la caída del muro de berlín,

me resulta increíble, pero de eso no se habla

y al que pretende hacerlo se lo ningunea por simplista, porque, después de todo, aquello fue una anécdota de la historia (como Guantánamo, por ejemplo)
aberrante -sí- pero una anécdota desconectada de lo que de verdad es el socialismo

más si te lodigo:

en últia instancia lo que yo me pregunto es si no habrá algo en mi doctrina que hace que cada vez que la quiero llevar a la práctica termina con las libertades y la democracia

luis

Fernando dijo...

Hola, rg te hago una pregunta...¿el libro razones sobre el socialismo del cual sos compilador y del que hablaste en la última sesión del seminario? ¿está agotado? la verdad que me interesaba leerlo y pregunté en librería santa fer y me comentaron eso. Cualquier cosa que sepas o si se puede hablar con la editorial, te agradezco...saludos

Fernando

Fernando dijo...

Hola, rg te hago una pregunta...¿el libro razones sobre el socialismo del cual sos compilador y del que hablaste en la última sesión del seminario? ¿está agotado? la verdad que me interesaba leerlo y pregunté en librería santa fer y me comentaron eso. Cualquier cosa que sepas o si se puede hablar con la editorial, te agradezco...saludos

Fernando

rg dijo...

fernando, de casualidad leo esto. no se bien que paso con el libro, pero no me extranaria saber que esta agotado. un dia nos reencontramos y te lo paso para que loc pies, saludos

Anónimo dijo...

Lo que creo es que más allá de los nombres los partidos llamados social-demócratas, socialistas, laboralistas (o de los trabajadores), populares (o del pueblo), etcétera, etcétera. No tienen más que el nombre de lo que dicen defender, el socialismo, en definitiva, son fuerzas burguesas que defienden el capitalismo cuyos cuadros dirigentes provienen sin apenas exenciones de las clases acomodadas o pequeño-burguesas, su único objetivo es defender al capitalismo de los desmanes que él mismo produce para así asegurar su supervivencia.
Son en definitiva fuerzas capitalistas con un pequeño matiz social, visto desde la óptica de realizar caridad o beneficiencia y no reconocer derechos a los menos favorecidos para así asegurar la paz social y con ello la viabilidad del sistema, el capitalismo.
No tienen ninguna meta que trate de trasformar, revolución, la sociedad de una injusta y clasista a otra justa e igualitaria, comunismo, a través de la abolición de la propiedad privada de los medios de producción y la colectivización de esos mismos medios, socialismo.
Mientras existan desigualdades y desequilibrios sociales y no se intente acabar con esa perversa realidad, no existirá socialismo.
Con el capitalismo no se puede aliarse para poder superarlo, eso es lo más iluso que se puede ser, ya que es como intentar las ovejas cooperar y aliarse con los lobos para que éstos no las coman, el lobo sólamente se vestirá de cordero para cuando tenga su oportunidad sacar los colmillos y devorar a las confiadas ovejas.
Un saludo.
Ah!, los lobos disfrazados de corderos son los social-demócratas, por si no lo habías pillado.