29 sep. 2010

Toma de escuelas

Ayer tomábamos posición sobre la toma. Nota en The Nation, acá

7 comentarios:

Racinguista dijo...

De lo poco que transcribe el texto sobre tu posicion, estoy 100% de acuerdo. Pregunta: que canales institucionales serian los adecuados para este tipo de problemas, existiendo ya centros de estudiantes?

PIC dijo...

Me parece que no tomás posición. En todo caso, reiterás tu fórmula sobre cortes de ruta (la gravedad del derecho afectado y las alternativas para hacer visible la protesta). Lo cual no me dice nada sobre los casos concretos que se discuten.

En este caso, yo agregaría que deberían ser los padres los principales encargados de los reclamos, y no los menores.

Por otra parte, tomar escuelas no me parece una buena medida, porque impide, paraliza la (ya deficiente) educación pública. En cambio, sí estaría a favor de campamentos en la plaza de la Legislatura o marchas de los padres. Pero yo no marcharía sólamente por más presupuesto, también lo haría para que haya exámenes de ingreso estrictos, exigencia académica y sanciones disciplinarias para los violentos. Consignas que los progres no aceptarían.

Ámbar.- dijo...

"Aplaudo que quienes están en una situación de desplazamiento hagan un esfuerzo por reinsertarse, especialmente en Buenos Aires, que tiene una constitución muy exigente sobre los derechos básicos y omisiones por parte del Estado muy graves".

Quedó clarísima la posición. Y concuerdo, Roberto.

"En este caso, yo agregaría que deberían ser los padres los principales encargados de los reclamos, y no los menores." Justamente los menores los afectados por la situación, ¿quién más que ellos para denunciarlo? ¿O además del derecho a la educación se les quiere coartar el derecho a la libertad de expresión? Déjenlos defenderse que ya bastante tienen los pibes.

"Pero yo no marcharía sólamente por más presupuesto, también lo haría para que haya exámenes de ingreso estrictos, exigencia académica y sanciones disciplinarias para los violentos." Cada reacción tiene una causa, ¿y si en vez castigar nos preocupamos en entender y remediar? Sólo cuando la sociedad tenga un punto de partida socioeconómicamente símil e inclusivo podremos hablar con seriedad de estos temas. Mientras tanto haremos agua y sólo castigaremos de una manera arbitraria y demagoga.

Un abrazo, Roberto.

Gustavo Maurino dijo...

pic: qué son los "examenes de ingresos irrestrictos" y para acceder a qué los utilizaría?. Sería la única condición de ingreso a donde fuera que los quisiera utilizar? o estaría dispuesto/a a defender programas extensos de acciones afirmativas para promover el acceso de los más desaventajados?.
Celebro que usted "haría" (marcharía, o haría algo supongo) para promover la exigencia académica (lo quiere cambiar por "excelencia"?, o es la "exigencia" lo que realmente quiere). Es algo que haría o que hace? (si es algo que haría, lo invito a que lo haga, y si es algo que hace, me cuenta qué hace?). En todo caso, creo que los progres bien marcharían codo a codo con usted por la "excelencia" académica (no sé si marcharían a favor de la "exigencia"). Tiene un punto con las sanciones disciplinarias, al pensar que desde un punto de vista genérciamente progresista difícilmente se apoyaría una agenda de reclamo por sanciones disciplinarias a los estudiantes que realizaran conductas violentas (en el sentido de protestas agresivas, díficilmente más allá). Y la razón que imagino para declinar la invitación a marchar pidiendo sanciones consiste en pensar que ciertos presupuestos que legitimarían la sanción no están dados, particularmente, la inclusión genuina de los estudiantes en una comunidad de diálogo respetuoso...expresada visualmente en el hecho de las condiciones edilicias inmundas en las que -desde hace muchos años- son obligados a estudiar. Al menos, la cosa es lo suficientemente poco clara como para adoptar un principio de precaución antes de pedir sanciones.

Alejandro Hache dijo...

por que los padres y no los "menores" ?. Los "menores" son plenos sujetos de derecho y como tal sujetos y actores politicos plenos. Aqui cada vez que en las instituciones educativas hubo cambios que valieron la pena fueron los estudiantes los que se constituyeron en actores principales (el 18 por ejemplo). Los padres nos vamos poniendo viejos y conservadores, dejeme con los "menores" nomas

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con Roberto.
PIC, todos toman una posición hasta el que no quiere entrar en la dicotomía del si o el no.
El tema es muy complejo, así como la realidad lo es. Estoy a favor de: apoyar y fortalecer la participación de los sectores en los reclamos de sus derechos, más todavía siendo jovenes estudiantes; concientizar a estos como a cualquier otro actor de un reclamo, de las posibilidades, consecuencias y alcances de cada medida (es decir que haya información para que nadie sea defraudado o manipulado...).

Por lo menos así lo vivo yo, estudiante de derecho con amigos militantes en el PO, SUR, CEDyCS, habiendo participado en la marcha del 16, y teniendo una facultad no tomada.
(No saben la cantidad de gente desinformada que hay en mi facultad)
Saludos, Gonzalo Tanaka.

SM dijo...

De acuerdo con el doble criterio para juzgar la protesta que proponés Roberto. En base a eso, como evaluás las tomas de facultades que se están produciendo hace mas de un mes en Sociales y FFyL (en términos generales, se reclama mejorar las condiciones edilicias y el presupuesto)? Soy profesora e investigadora-becaria en sociales y veo que la cosa está caldeada, y no se avizoran chances de llegar a un acuerdo, ni entre agrupaciones de estudiantes, ni entre estudiantes y autoridades.}
Saludos
SM