15 ene. 2011

FIAT: Perder derechos vía referéndum



El 54% de los 5400 trabajadores de la famosa sede de la FIAT en Mirafiori (votó el 94% de ellos) se pronunciaron a favor del acuerdo firmado por la empresa, con todos los sindicatos, salvo el comunista. El propio mandamás italiano, el innombrable, presionó en defensa de la aprobación, diciendo que si ganaba el No, la empresa haría bien en abandonar Italia (hacia Serbia) en busca de mejores condiciones para desarrollar sus negocios.

Por el acuerdo, la FIAT se compromete a trabajar en conjunto con la Chrysler, en la fabricación de nuevos autos, pero a cambio de la aceptación, por parte de los "lavoratori," de condiciones muy detalladas, que el sindicato comunista consideró "esclavistas": se limitan las ausencias por enfermedad a casos gravísimos, que requieran internación hospitalaria; se regulan las pausas de 10 minutos en la cadena productiva, y los almuerzos de media hora; la empresa se compromete a reducir el ausentismo a su mínima expresión; se establecen nuevos sistemas de turnos, que serán ajustados conforme a las necesidades del mercado; en definitiva: fin del derecho laboral.

Qué pena verlos yendo a votar en un referéndum semejante: perder el trabajo o la dignidad

2 comentarios:

Gonzalo dijo...

Si no se saca de aquí la conclusión de que cuando el débil "negocia" en situaciones de mayo debilidad aun, acepta cosas que no deberían ser admisibles (lo que confirma que lo son), no sé que cosa lo haría. Esto es, en escala, lo mismo que -por un lado- fueron las leyes de impunidad y -por otro- la aceptación de dádivas cuando no hay otras opciones.

Gabriel Puricelli dijo...

¡Qué tristeza, Rober! ¡Y qué conmovedora la lucha de la FIOM-CGIL!