9 ene. 2011

Una concepción no-militar de la soberanía

Bien para Hilda S., qué bueno leerlo, acá

15 comentarios:

Anónimo dijo...

La verdad es que es dificil hablar de soberania con un Ejército destruido (de lo que se encargo la sumamente incapaz de Garre; alguien pensaria que esta persona siquiera podria sentarse a hablar de defensa nacional con algunos de sus pares de otros paises?) Basta con leer el curriculm que tenia en el website de Defensa. Tampoco hay que echarle toda la culpa a este gobierno ya que fue una tarea iniciada por otros gobiernos. La soberania esta pisoteada hace tiempo...

Elvio Lento dijo...

Da la impresión de que la autora de la nota no sabe muy bien de qué está hablando.

Desde la Pax de Westfalia, existe una concepción de la soberanía nacional basada en el territorio.

¿Cuál es el problema de que Argentina reinvidique para sí la parte de la Antartida que cree que le corresponde, y así lo haga saber explícitamente en sus mapas?

¿Cuál es el problema con que se conmemore la batalla de la Vuelta de Obligado?

Hay una muy buena razón en haber preferido conmmerar el día de la soberanía nacional en ocasión de la Batalla de Punta Quebracho (http://es.wikipedia.org/wiki/Batalla_de_Quebracho), y no de la Vuelta de Obligado; pero lo que la autora cuestiona es que se celebre el día de la soberanía nacional porque "se conmemora una batalla" (!).

¿Y si también nos olvidamos de San Martín, que después de todo, era militar?

Los norteamericanos deberían hacer lo propio con el Gral. Washington, y ya que están, deberían destruir el Saratoga National Park... En fin.

Federico Fernández Reigosa dijo...

Patético artículo realmente. Una pena que tantos académicos sigan asociando la conciencia territorial, la importancia de la geopolítica con los golpes de estado o el militarismo...realmente una pena.

¿Y si alguien dijera que se necesita combustible para que los aviones de la FAA vuelen de tanto en tanto seguro esta autora nos diría que somos todos fascistas?

rg dijo...

elvio, la autora es una academica sensata, informada, con sentido comun. yo que vos me lavaria los dientes antes de largarme a hablar asi nomas de la gente

Federico Fernández Reigosa dijo...

PD: ...dónde fundamenta la autora que incluir el mapa de la porción antártica que la Argentina reivindica como propia tiene un trasfondo "militarista"?

Anónimo dijo...

http://www.archive.org/details/AdolfoKoutoudjian-Geopolitica-Malvinas2009-05-12-eag

Elvio Lento dijo...

RG:

Yo me lavo los dientes, pero ¿qué tal si discutimos un poco mis argumentos y no cuán limpia tengo (o no) mi dentadura?

Fijate que todo lo que dije es "da la impresión de que la autora de la nota no sabe muy bien de qué está hablando") y seguidamente dije por qué me parecía esto.

No parece que haya empleado un ad hominem o cosa parecida... BTW, ¿Por qué "sacralizar" de esa manera a Hilda Sábato?

Yo no creo mucho que haya algo así como "identidades nacionales" fijas e inmutables (entre otras razones, es por eso creo que es errada la siguiente línea: "la reiteración de una ideología que asocia la identidad nacional con el territorio, un territorio que se reivindica como eternamente propio y siempre sujeto a amenazas exteriores"), pero sí que la soberanía -desde Westfalia para acá- se asienta sobre un determinado ámbito territorial y que ese territorio debe ser defendido, si es necesario, por medio incluso de la fuerza. A menos, claro está, que queramos dejar de ser soberanos...

Entiendo que es de ese "sentido común" que reivindicás, que si no hacemos explícitas nuestras pretensiones sobre la Antártida, y no contamos con los recursos para (eventualmente) defender esa pretensión, es muy probable que nos suceda lo mismo que con las Islas Malvinas, ¿no creés?

rg dijo...

mira, si uno lee a la gente que publica en diarios de buena fe, a la mejor luz, ve en los buenos textos un esfuerzo por traducir, en poquisimas lineas y lenguaje entendible, una idea. eso es todo. este articulo la tiene, es interesante: basta de enseniar y pensar la soberania (como me la enseniaron a mi), vinculada solamente a caniones y barcos de guerra. basta de nacionalismo de cuarta. basta de pensar que sobernaia son los limites con chile

SM-UNGS dijo...

comparto el fondo de la nota de Sábato en lo que se refiere a la preocupación por una retórica más o menos perimida... pero también es cierto lo que dice Elvio cuando señala socarronamente que el anterior día de la soberanía también designaba una batalla.

En todo caso, esto me lleva a pensar en qué tipo de soberanía estará pensando Sábato y con qué tipo de soberanía (no territorial) podríamos estar de acuerdo. Por lo pronto, la versión constitucional a mí no me convence ni un poco... mal mirada, podría incluso ser más peligrosa (miren sino, el caso de EEUU y su delivery de democracia americana por todos cada rincón en el que hay petróleo).

En fin, un debate muy, pero que muy interesante-

Anónimo dijo...

Excelente el artículo de Hilda Sábato. Es una sobreviente de la izquierda ilustrada y republicana. De los pocos que no se confunden sobre el papel de Rosas, que no aplauden a los payasos criminales como Galtieri y como Rico.Y que entienden a la soberanía como la soberanía popular y no el dominio territorial. De quienes pueden pensar al casco Polar la Antártida como un bien universal a preservar.

Elvio Lento dijo...

SM-UNGS:

El anterior día de la soberanía no designaba una batalla, simplemente porque nunca hubo un "anterior" día de la soberanía.

Lo que señalé (sin ninguna socarronería) es que el actual día de la soberanía conmemora lo que fue al fin y al cabo una derrota militar (Vuelta de Obligado); mientras que es algo no demasiado conocido que ocho meses después, en Punta Quebracho, hubo una decisiva victoria sobre la Flota Anglo-Francesa.

Y es por eso que digo que hay una buena razón para haber preferido este último día, y no el primero.

RG:

Sacando todo lo de "mejor luz" y blabla, yo realmente no veo que la "idea" que contiene el artículo se sostenga.

La soberanía (post-Westfalia) se asienta sobre un determinado ámbito territorial. Así que soberanía también son los límites con Chile.

Eso a vos te parecerá "nacionalismo de cuarta", pero para muchos no es más que "sentido común".

En el mundo se conmemoran cientos de batallas, guerras y hechos violentos, que son los que generalmente dieron origen o aseguraron la supervivencia de los Estados modernos.

No veo qué es tan problemático con que se conmemore la batalla de la Vuelta de Obligado solo por el hecho de haber sido una batalla.

Con ese criterio, los franceses deberían olvidarse del 14 de Julio...

Anónimo:

"Y que entienden a la soberanía como la soberanía popular y no el dominio territorial."

No son excluyentes, pero para ejercer la "soberanía popular" primero necesitás el "dominio territorial".

SM-UNGS dijo...

ELvio... ¿no había un día de la soberanía? tengo en mi recuerdo el tener que escribir composiciones para la ocasión en épocas militares... ¿había pero no era feriado? ¿era una fecha que se dejó de conememorar con la dictadura? ¿mis recuerdos simplemente me traicionan?

fahirsch dijo...

Muchos años atrás, pasé por la ciudad de Washington y me compré un par de globos terráqueos que me envié por correo.
A su debido tiempo tuve que ir a la oficina de la Aduana (donde hoy está Puerto Madero). El empleado del correo-aduana al ver los globos y observar que incluían (obviamente) Falkland Islands (UK, claimed by Argentina), me dijo: "Asi no puede ser".
Le contesté: "Pero dice reclamado por Argentina"
"No importa" me dijo. "Tache la leyenda. Después en su casa la borra". Y una vez que taché las leyendas, me pude llevar los globos terráqueos a casa.
El porque deviene de la Ley de la Carta, de 1943, que obliga a que todo mapa que entre al país debe pasar por el IGM: mapas sueltos, mapas en libro, etc.
No por casualidad fue el mismo gobierno, que, con una particular visión de la soberanía, dictó una ley que le decía a los padres que nombres estaban autorizados a poner a sus hijos, como debían ser las letras de los tangos, que religión se debía enseñar en la escuela y otras medidas progresistas del mismo tipo.
Por supuesto que gobiernos posteriores se encargaron de mejorar esas leyes para hacerlas más progresistas, hasta convertirnos en unos de los países más progresistas del mundo, donde todo chico que nace tiene asegurada una cosa: un prontuario donde se le agregará las impresiones digitales cuando cumpla 6 años y en cuanta oportunidad renueve documentos, tal como solo se hace en el resto del mundo con los delincuentes.
Volviendo a los mapas: qué jamás la Antártida va a ser argentina se le ha escapado a los legisladores. No solo está el pequeño detalle del congelamiento de reclamos territoriales, incluyendo los de Chile y Gran Bretaña que solapan el "nuestro". Hay otro país que no ha hecho reclamos, pero no solo se guarda el derecho de hacerlos, sino que ocupa físicamente el punto más importante que solapa a todos los reclamos.
Pareciera que el problema es que nos enteremos que afuera piensan distinto sobre nuestros reclamos territoriales, cuando lo lógico, en mi opinión, es que los de afuera vean en los mapas de ellos, nuestros reclamos.
Y en cuanto a la Soberanía: la mejor manera de defenderla es respetando la Constitución y las leyes, no solo el gobierno de turno, sino cada uno de nosotros en el diario vivir.
Y mis disculpas por ocupar tanto espacio

fahirsch dijo...

Muchos años atrás, pasé por la ciudad de Washington y me compré un par de globos terráqueos que me envié por correo.
A su debido tiempo tuve que ir a la oficina de la Aduana (donde hoy está Puerto Madero). El empleado del correo-aduana al ver los globos y observar que incluían (obviamente) Falkland Islands (UK, claimed by Argentina), me dijo: "Asi no puede ser".
Le contesté: "Pero dice reclamado por Argentina"
"No importa" me dijo. "Tache la leyenda. Después en su casa la borra". Y una vez que taché las leyendas, me pude llevar los globos terráqueos a casa.
El porque deviene de la Ley de la Carta, de 1943, que obliga a que todo mapa que entre al país debe pasar por el IGM: mapas sueltos, mapas en libro, etc.
No por casualidad fue el mismo gobierno, que, con una particular visión de la soberanía, dictó una ley que le decía a los padres que nombres estaban autorizados a poner a sus hijos, como debían ser las letras de los tangos, que religión se debía enseñar en la escuela y otras medidas progresistas del mismo tipo.
Por supuesto que gobiernos posteriores se encargaron de mejorar esas leyes para hacerlas más progresistas, hasta convertirnos en unos de los países más progresistas del mundo, donde todo chico que nace tiene asegurada una cosa: un prontuario donde se le agregará las impresiones digitales cuando cumpla 6 años y en cuanta oportunidad renueve documentos, tal como solo se hace en el resto del mundo con los delincuentes.
Volviendo a los mapas: qué jamás la Antártida va a ser argentina se le ha escapado a los legisladores. No solo está el pequeño detalle del congelamiento de reclamos territoriales, incluyendo los de Chile y Gran Bretaña que solapan el "nuestro". Hay otro país que no ha hecho reclamos, pero no solo se guarda el derecho de hacerlos, sino que ocupa físicamente el punto más importante que solapa a todos los reclamos.
Pareciera que el problema es que nos enteremos que afuera piensan distinto sobre nuestros reclamos territoriales, cuando lo lógico, en mi opinión, es que los de afuera vean en los mapas de ellos, nuestros reclamos

fahirsch dijo...

Y en cuanto a la Soberanía: la mejor manera de defenderla es respetando la Constitución y las leyes, no solo el gobierno de turno, sino cada uno de nosotros en el diario vivir.