2 ene. 2011

Contra los Consejos Económico-Sociales


I

Si la teoría igualitaria (desde J.Habermas a J.Rawls) piensa la igualdad a partir de "situaciones ideales de habla" o "acuerdos hipotéticos", ello se debe a que en conjunto repudia el contra-modelo hobbesiano, de acuerdos "actuales" o presentes, entre actores "reales", como base para reconocer las obligaciones que impone la igualdad. La teoría igualitaria ve a estos acuerdos hobbesianos como reproductores de la desigualdad -y peor que eso. Resulta sencillo ver por qué: si el primer día se crea una desigualdad mayor e injustificada, y el segundo se llama a un acuerdo entre todas las partes, podemos estar seguros de que en el día 3, el acuerdo alcanzado va a dejar a los de arriba bien arriba, y a los de abajo bien abajo. Muchísimo peor que eso. El acuerdo va a ratificar la injusticia y la desigualdad, pero con una carga moral-simbólica mucho más difícil de sobrepasar: ahora se trata de "un acuerdo firmado entre todas las partes" (claro, no nos dicen, algunos desde su poder extorsivo, otros desde la desesperación que le generaron primero). Rechazamos a esta alternativa, que se la dejamos para el mundo neo-liberal, y los amantes de la realpolik.

II

Los que no están de acuerdo con lo que acabamos de decir tienen una réplica fácil: sugerir que pedimos que se haga política desde "una situación ideal de habla," o avanzar con ironías del tipo "le dije a Moyano del acuerdo hipotético rawlsiano pero no lo convenció mucho." Bueno, chicanas habituales: sirven para salir del paso, mientras ponen cemento en la avenida de la desigualdad. Acá nadie pide hacer política con el libro la Teoría de la Justicia en la mano, sino en todo caso seguir algunas de las directivas que desde ahí También se aconsejan. En lugar de actuar la justicia social pidiéndole permiso a los Franco Macri, los Moyano, los Pedraza, los Cristóbal López, cumplir impiadosamente, y caiga quien caiga, con la política de derechos sociales sustantivos, ordenada por la Constitución. Nada más ni menos que eso.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Que anticipes replicas no las invalida. Invocar realpolitik Moyano mediante es muy relevante y algo que te pone on the spot. Tu analisis ciegamente constitucional ignora la logica basic de la accion colectiva y en ese sentido las condiciones politicas de representacion de Los trabajadores. De todos modos, me parece bien que muestres tus cartas. Ahora, El post en contra de la existencia de sindicatos para cuando?

rg dijo...

no se que quiere decir on the spot. pasame el diccionario y seguimos. igual, trata de no mezclar dos palabras en ingles cada tres en castellano, digo

rg dijo...

por lo demas, es extrania tu mirada. porque la justicia social, desde el 49, esta incorporada en la constitucion como un mandato, y si algo la viene bloqueando es la entente gran empresariado-burocracia sindical. yo llamo justicia social a lo primero, vos a lo que decida franco macri con pedraza

Anónimo dijo...

A ver... el anonimo usa solo 3 expresiones en ingles ("basic" es error de tipeo porque de lo contrario la hubiera escrito antes del sustantivo "logica"):
1. "realpolitik", que esta tambien usada en el post de rg
2. "post", termino de uso habitual en este y otros blogs
3. "on the spot"...
no es para tanto no?
Y sobre el tema de fondo, siempre es util separar la descripcion/explicacion (para eso nos entretenemos con realpolitik) de la evaluacion moral en la que se embarcan rawls, habermas y tantos otros.
Es cierto, la CN incorpora todo eso que dice rg sobre justicia social. Y???? tambien dice que las Malvinas se llaman Malvinas y que son argentinas...

rg dijo...

mira, en el "mundo feliz" que se invento anonimo 1, si estas en contra del gobierno, "debes" estar en contra del sindicalismo, a favor del gran empresariado, en contra de la protesta social. y no es asi. aca estuvimos toooodo el tiempo, a favor de la protesta social, por los derechos humanos, por el sindicalismo, y contra las diversas formas de la derecha que ampara y promueve el gobierno: la derecha fascista (rico), la trasnacional (gioja), la catolica (uturbey), la ucedeista (boudou), la videlista (echegaray), la criminal (insfran, pedraza), y siguen las derechas...

SM-UNGS dijo...

las situaciones contractuales al estilo de Hobbes son, como dice rg, propias de la derecha, porque fosilizan situaciones inequitativas y restrictivas de la libertad (releamos si no, a Gauthier, a Hayek, a Buchanan y a Tullock...)

las situaciones contractuales ideales son eso, ideales. Y como tales, regulativas. Presentan horizontes más o menos deseables, pero tanto en el caso de Rawls como en el del último Habermas no ofrecen muchas herraientas para allanar los caminos hacia esos horizontes.

uno podría trabajar, como rg, en tratar de avanzar sobre esos caminos, porque confía en la inagotabilidad del mundo de la vida (como el Habermas de Facticidad y Validez) o porque cree que la política puede reñir con la metafísica desde un plano normativo. o también podría hacer a un lado la lógica contractual y tratar de pensar desde el paradigma del conflicto.

la verdad es que tanto un camino como otro resultan problemáticos casi en la misma medida en que son estimulantes. en cualquier caso, lo único que parece seguro es que el modelo hobbeseano es inadecuado para quienes procuramos sociedades más igualitarias y más libres. diría más, desde una perspectiva incluso levemente progresista, el modelo hobbeseano no sólo es mala política, es ante todo, mala fe.

Quintín dijo...

Rg. Con todo respeto. Si le pedís al quía ese que no use palabras en inglés, vos podrías poner los acentos y las mayúsculas. Ayuda a la lectura.

rg dijo...

tenés razón, pero es una cuestión de mera vagancia

Elvio Lento dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Quintín dijo...

Dale, rg, unos acentitos, unas mayúsculas no cuestan nada. Es cuestión de costumbre y trae un beneficio de la san puta.

rg dijo...

mi principio era "en los post, cuidado ortográfico, en los comentarios, al voleo, como venga". pero bueno, lo voy a pensar, lo voy a pensar.

Anónimo dijo...

Y te olvidate del Canciller Timmerman (alias twitermann) ex-propagandista del Almirante Massera, o consideras a Massera de izquierda?...y de un monton!... Anibal Fernandez, etc.

cain dijo...

que barbaro.el solo hecho de darle letra a habermas y el hobbesiano hobbess es una sanata.porque en lo concreto te llena la panza hasta el punto de hacerte sentir que estas al borde de un ataque de higado.

pero lo que realmente resulta chocante en el escrito de seminario garga garga garga la estrella rella, es la utilización de la siguiente metáfora:

¨Bueno, chicanas habituales: sirven para salir del paso, mientras ponen cemento en la avenida de la desigualdad.¨

Maestro. ni Tu fu ha sido capaz de metáfora semejante.morite, por favor.

Todos los acuerdos políticos(pero todos de todos)SIEMPRE JODEN A MUCHOS.

Por eso escribir lo siguiente:

El acuerdo va a ratificar la injusticia y la desigualdad, pero con una carga moral-simbólica mucho más difícil de sobrepasar: ahora se trata de "un acuerdo firmado entre todas las partes" (claro, no nos dicen, algunas desde su poder extorsivo, otras desde la desesperación que le generaron primero)- es una perogrullada.

a esta altura del partido salir con semejante cloaca te muestra que (pufffffffffff)estamos en un retroceso terrorífico.

¿ y este es un seminario? menos mal que los odio. los odio hasta el punto de que si presenciara una ensalada parecida, le tiraría con cajitas de fosforos al tipo que estuviese a cargo.

Cajitas de fosforos para que los encienda y se suiciden.dios que no existìs,estos tios escriben cada porqueria. no hay con que tirarles!!!

Gaucho cacho dijo...

SM-UNGS,

Hayek no era contractualista. Era humeano.

Estoy de acuerdo con lo que dice RG. Las situaciones ideales de diálogo tienen un uso regulativo, no son descripciones del mundo como hecho.

Al bolastraca que dice lo de abolir los sindicatos, le diría que en un sistema sindical tan elitista como el argentino, donde hay trabajadores de primera y de segunda (lo cual es reforzado por la rigidez del mismo, pensado para proteger a un puñado de actividades tradicionales), la mejor manera de negociar salarios no es la negociación sindical sino el Congreso.