1 abr. 2014

Duro penal

En la nota que agrego, como en tantas salidas a la luz de los linchamientos de estos días, vuelven a tomar protagonismo las leyes Blumberg, y las políticas de mano dura. Es notable que Página 12 se anime a hablar de diez años de endurecimiento del derecho penal...citando a Massa en lugar de al kirchnerismo¡ (la nota, acá). El endurecimiento penal, consistente, a lo largo de diez años, tiene un solo responsable político, el kirchnerismo.

Para que nadie lo olvide: diez años de kirchnerismo significaron muchas cosas en materia penal, pero todas en la misma dirección, y con dos grandes hitos a mencionar, uno de Néstor y otro de Cristina:

1) Néstor llegó al gobierno y prontamente dictó las leyes Blumberg, porque era un populista penal y no un garantista. Recibió presiones? Sí, claro, como cualquier gobierno recibe presiones de sectores reaccionarios, tanto para la economía, como para la política o las reformas penales. Pero él estuvo siempre convencido de la necesidad de endurecer penas: era un "duro" en materia penal: que nadie toque la propiedad de nadie.

2) Cristina llegó al gobierno y la primera ley que dictó fue la Ley Antiterrorista. Otra vez, no hay ninguna presión que invocar, porque lo que dominaron fueron las convicciones, en este caso vinculadas con los conflictos mineros por venir.

Ni en el caso de Néstor ni en el de Cristina podemos hablar, como lo ha hecho Página, de políticos bajo presión: no hay una sola declaración de ninguno de ellos (y ha habido muchísimas, en materia penal) que no vaya en la misma dirección, del populismo más pacato: "acá el problema es que los jueces dejan que los delincuentes entren por una puerta y salgan por la otra").

Que nadie lo olvide, en momentos en que se quiere volver a hablar sobre la reforma penal: es importante saber quién está de qué lado. Tienen que tomar responsabilidad por el desastre penal que nos dejaron, pero sin embargo quieren venir a culpar a los de enfrente (iguales o peores) por lo que son faltas propias. Háganse cargo de la barbarie penal que dejan, dejen de mentir.

13 comentarios:

Rodrigo Manuel Herrero Rosas dijo...

Sos demasiado optimista: pareciera que gran parte de los problemas de los argentinos se solucionarían si el kirchnerismo no existiera.

rg dijo...

no, si el menemismo era lo mismo. soy totalmente pesimista. el kirchnerismo solo ha sido una estacion que empeoro muchas de las políticas. y lo peor es que lo ha hecho con la retorica de la liberación

Anónimo dijo...

Yo matizaría un poco tus afirmaciones. Es cierto lo que decís pero también es cierto que el kirchnerismo, en sus inicios, eligió a Zaffaroni para la Corte Suprema, sabiendo lo que eso iba a significar en términos de interpretaciones penales. Lo hizo para contentar al progresismo? Puede ser. Por oportunismo? Puede ser, pero lo cierto es que lo hizo. Y más allá de las peleas de estos últimos tiempos, la Corte kirchnerista ha sido bastante progresista en temas penales. Nunca vi a los kirchner putear por eso.
Me parece que tomás dos datos que son ciertos pero omitís un contexto que suaviza mucho las cosas que decís. Solo mi humilde opinión.

rg dijo...

arranquemos por reconocer lo importante: en materia penal, nos dejan dos reformas madre (...), las leyes blumberg, y la ley antiterrorista. luego, nos dejan a nivel simbólico un discurso tras otro, en linea con lo mas patético de la burguesía asustada argentina: hay mucho criminal suelto, porque los largan los jueces. luego estan los puertos en casos de protesta social, casi una veintena, multiplicando por 5 los muertos durante el menemismo o el duhaldismo. esa es la base, hay que reconocerla, y despues empezamos a matizar.

Anónimo dijo...

El artículo es un recordatorio necesario. Néstor y Cristina se cansaron de echarles la culpa a los jueces ("la policía detiene, detiene y los jueces liberan, liberan)aunque con un comportamiento errático y esquizoide encumbró a garantistas, muchos de los cuales pasaron a formar parte de la squadra jurídica conocida como Justicia Legítima. Su misión era facilitar la concentración del poder y el gobierno ilimitado.
Todavía no se sabe en qué mutará ese conglomerado vocinglero hoy silente.
Habría que ver quiénes se opusieron en el Congreso a las leyes Blumberg que Néstor adoptó como bandera oportunistamente.(Trabajo de investigación).
Unas fueron formalmente promulgadas por Scioli y otras por silencio. Y eso ocurría en una época de menor conflicto social.
Ahora el kirchnerismo mira para otro lado como diciendo "yo no fui",mientras deja el camino alfombrado para una derecha peor.
Belisario

Anónimo dijo...

Anónimo 9.55 a.m.
Afortunadamente la Corte no es kirchnerista.
Eso le ha valido numerosas denostaciones, al pleno y en especial a su Presidente, por parte del Gobierno y de sus voceros.
Con sus limitaciones, la Corte es la mejor de que tenga memoria y es un mérito de Néstor haberlos nombrado.
Parece que después se arrepintieron, salvo en el caso del quintacolumna que vota en disidencia o se va a Italia de licencia.
Belisario

Anónimo dijo...

hablar de "barbarie penal" es un pleonasmo; de izquierda a derecha cuando hay algo "malo" siempre apelan al castigo como la única solución, se agitan las banderas de ... hasta que los genocidas no sean "castigados" no se pone "justicia"; solo se hará "justicia" cuando sean "castigados" los responsables de la masacre de once, mariano ferreyra, puente avellaneda... las marchas siempre son para castigo. La izquierda siempre se mueve con cinismo cuando se trata conflictividad violenta.

Anónimo dijo...

los que dejan el camino alfombrado para una derecha peor son ustedes que no tienen ni idea de como construir poder. Salvo atrincherarse en una catedra de la facultad

Anónimo dijo...

Leyendo las noticias de los linchamientos, en estos días, mis pensamientos fluctúan entre las virtudes del garantismo y las del punitivismo. Sé que ningun pibe nace chorro y conozco las razones sociales de la delincuencia pero me pregunto si en una sociedad con políticos, polícias y jueces corruptos, no habría menos violencia con un Estado (hobbesiano si se quiere) que castigue duramente el mínimo delito. ¿No es mejor la violencia concentrada y dirigida por el estado que la violencia en manos de la gente?
Creo que mis pensamientos son torpes, pero pienso en alguien que viene de laburar y se encuentra con un pibe chorro que le apunta con un arma o lo golpea, que impotencia que produce.

rg dijo...

y fijate que no, anonimo. la universidad puede no existir ni ser tomada en cuenta por nadie. pero la política k le aceito el camino a la peor derecha, le dejó el camino limpio limpito, fijate vos, y eso está escrito, y son normas (ley antiterrorista, código blumberg) que ya no podés borrar con el codo, están ahí desde hace años, las dejaron bien intactas. 10 años de barbarie k

Alberto Bovino dijo...

Al anónimo de la 1:36:

El problema del delito excede, en muchísimo, al de los pibes chorros. Si uno le pide a cualquier persona que dibuje un "delincuente", un porcentaje altísimo dibujará a un hombre joven, humilde y, si se entra en detalles, de piel oscura, desprolijo y con ropa remendada.

Este prejuicio nos cabe a todos, en más o en menos. Pero nadie dibujará a un agresor sexual que tiene o ha tenido algún tipo de relaciones con su presa, muchísimo menos a su pareja o ex. Tampoco dibujarán a jueces o funcionarios judiciales con corbatas, ni a políticos, ni a autores de grandes defraudaciones, ni a traficantes de armas o de personas.

Reducir lo delictivo al pibe chorro es como reducir la dieta de los argentinos a las milanesas. Es cierto que comemos milanesas, pero no es lo único que comemos.

Saludos,

AB

m a r t h a c. c. dijo...

¿Puede hacerse una asociación entre el debate que surgió sobre el nuevo código penal y los violentos ataques y linchamientos posteriores? ¿podríamos establecer alguna relacion causal? ¿Podríamos considerar esa polémica instalada en los medios como un disparador para la violencia que se desató en las calles?
El nuevo código que se proclamó que bajaba las penas y suprimía las reincidencias ¿no fue percibido como una imposición violenta de parte de la sociedad?¿La reacción violenta de estos días surgió por generación espontánea o hay antecedentes causales? invitando a una explicación racional y en lo posible científica, y no las respuestas facilongas del tipo que es la barbarie propia de la chusma ignorante.

UnX antropólogX allí por favor...!

Pablo M dijo...

Verbitsky y Pagina tropiezan dos veces con la misma piedra. Con montoneros se tragaron la teoría del cerco a Peron. Ahora, la teoría de políticos bajo presión, otro cerco. Suficientemente inteligentes para creérsela de vuelta.