22 abr. 2014

No discutir el derecho penal en la esquina (Zaffaroni)

Ayer citaba el testimonio de Arslanián, diciendo que la reforma del Código debía consultarse con intelectuales y especialistas (el pueblo, lejos). Pense que podia tratarse de un error, o una imprecision (asi me lo hicieron saber desde el nucleo duro de la reforma). Pero hoy leo las declaraciones de Zaffaroni diciendo que

"No se puede pretender que el Código Penal salga de la voz del pueblo" ni que "pueda discutirse en la esquina o en los medios de comunicación"... Zaffaroni cuestionó de esa forma "el desprecio y la subestimación a los juristas" y enfatizó: "El derecho popular llevó a ser la máscara de la experiencia más aterradora del siglo pasado"

Más allá del River-Boca, del kirchnerismo-antikirchnerismo, la disputa en torno a la reforma del Código Penal es bien interesante, porque muestra de un modo asombrosamente de manual, de qué forma la pelea involucra a los extremos del elitismo y el populismo, mientras que ambas posturas ignoran o dejan fuera de juego a la discusión pública en torno al Código, la única opción aceptable, para mi gusto. Los elitistas/welfaristas, como es habitual, defienden una posición más "científica"(y a mi gusto mucho más sensata que la de los populistas), mientras que el populismo suele defender una posición "mano-durista". Pero mientras los primeros descartan que el pueblo participe en estas discusiones, "porque el pueblo no entiende", porque "el derecho popular" es sinónimo de "terror", el populismo realiza una apelación de superficie al pueblo ( invoca entonces lo que el pueblo "seguramente quiere", o acepta, efectivamente, sólo a la pregunta irreflexiva: "más penas o menos penas", sin abrir la puerta a la posibilidad cierta de discutir, contrastar argumentos, ver los matices, debatir entre todos, finalmente).  

Los elitistas dicen saber cuáles son los intereses del pueblo. Los populistas dicen saber cuál es la voluntad del pueblo. Pero en este punto son lo mismo: ninguno está dispuesto a abrir la discusión al pueblo. (Aclarando por milésima vez: discutir popularmente no es lo mismo que plebiscitar, que puede hacerse sin discutir en absoluto).

35 comentarios:

Anónimo dijo...

No me opongo a que la discusion sea por la via academica, como forma de instrumentalizar la democracia. Uno puede discutir la metodologia, sin embargo. Para empezar no creo que el profeta del derecho penal, Zaffaroni, represente a nadie en la facultad, mas alla de los intereses del kirchnerismo, y de los oportunistas alrededor de el. Es que la facultad de derecho no tiene nada de democratica, empezando por el departamento de derecho penal, se sabe que Z. no ejerce porque... siempre tiene una excusa incuestionable y es incuestionable, incluso desde la mas pura intelectualidad (!!!), sin embargo hace años que no hay posibilidad de elegir otro director de departamento (democracia?) que se rige por L. Larrandart (que de academica tiene poco y nada) Tampoco representa a nadie el grupo de intervinientes en el proyecto de reforma, cual fue el criterio de seleccion? es muy legitima la cuestion tal como la presentas Roberto, creo que las normas tecnicas de derecho penal, no invalidan la discusion democractica. Aunque la discusion en la facultad de derecho ya indica para que lado se esta "marchando"... un abrazo, Rodolfo Moreno :)

Anónimo dijo...

Lo que voy a preguntar seguramente está desarrollado en muchos libros, pero creo que es importante brindar algunas respuestas, aunque sean superficiales, para encaminar bien la discusión.
Cuando se dice que el pueblo, o a la sociedad, debe participar en la discusión de la ley penal, qué concepto de pueblo o sociedad se está utilizando?
Si decimos "lo que dice la mayoría" creo que sería muy necio negar la tendencia punitivista que hay (tendencia que se podría corroborar fácilmente con el plebiscito de Massa). Si partimos de otra base y decimos que la sociedad es heterogénea y todas las voces deben ser tenidas en cuenta, probablemente se propondría darle intervención a distintas asociaciones, organizaciones, etc., pero es dificil determinar el grado de representatividad de estas y hasta qué punto su intervención otorga legitimidad al debate. Y por otro lado, si se le diera lugar a distintos sectores, cómo se solucionarían los (inevitables) conflictos de intereses? Pienso, por ejemplo, en las posturas disímiles del Opus Dei y algún movimiento social. Sería imposible hacer un rejunte de ideologías y principios y armar con ello un código penal.
Probablemente estas sean preguntas básicas sobre deliberación democrática que cualquier estudioso en el tema daría por sentadas, pero creo que sin una aproximación a estos interrogantes no queda muy en claro -para el oyente medio- como se supera el binomio populismo-elitismo.
Tomás

GerardoD dijo...

Esa pretensión de que la reforma penal no pueda tratarse en las esquinas o en los medios de comunicación es simplemente antológica. Evidentemente creen que en este tema, pueblo es solo sinónimo del populismo penal que encarna Massa, y así incurren en estas barbaridades que ilegitiman el derecho del pueblo a discutir sobre leyes que nos atañen a todos, no sólo a un grupito de "especialistas" ni menos a quienes se arrogan la voz popular.

rg dijo...

gracias tomas. mira, me parece que simplemente asumis, como todo el elitismo penal (no te acuso de elitista) que la mayoria del pueblo es punitivsta. pero ocurre que cada vez que se hizo un testeo en serio, que es via debates y no via encuesta de julio aurelio, los resultados que salen no son punitivistas. y sino toma las experiencias de los jurados populares, mismo en argentina. cuando se puede discutir, siempre "el pueblo" llega a soluciones menos punitivistas que los especialistas. es decir, me parece que hay que borrar ese prejuicio. y ademas: esta demasiado instalada la idea de que consultar al pueblo es via encuesta. yo hablo de debates. que se pueda escuchar sobre lo que hace efectivametne el der penal, lo que sirve y no sirve, quienes lo padecen, cuanto reduce el delito, despues hablamos

el rufián melancólico dijo...

Y no se quedó ahí, la comparación con la Comuna de París también fue bastante siniestra.

De hecho, ayer habló solamente de por qué lo teníamos que discutir entre nosotros y de cuánto admiraba a sus colegas. Una perdida de tiempo. Sólo Barbagelata comentó alguna que otra cosa interesante.

Dicho sea de paso, ¿alguien tiene la transcripción de lo dicho ayer, sin tantas comillas y ediciones como salió en Infobae, La Nación etc?

Anónimo dijo...

Yo mañana voy a ir a la Facultad para que me den el cargo de titular de derecho romano. Digo, como cualquiera puede opinar de cualquier cosa, ¿por qué van a negármela? ¿Por qué existen abogados, juristas, estudiosos si cualquiera puede opinar de cualquier cosa?
Un Código penal es una cuestión jurídica complejísima que requiere debate académico serio, estudio del derecho comparado, doctrina, jurisprudencia, filosofía, etc. No se trata de que dos o tres o cien ciudadanos de a pie se reúnan a discutir acerca de si quieren que el homicidio esté penado o no. Esa es una visión muy empobrecida de lo que significa un código penal.
Como se trata de buna cuestión técnica y muy compleja, hay que dejar hablar a los especialistas.
De lo contrario, bajo el manto de un supuesto "democratismos" se desemboca rápidamente en un "cualunquismo" en el que todos opinan de todo.

Anónimo dijo...

Si viviéramos en una comunidad compuesta por 100 o 200 habitantes y decidiéramos entre todos darnos unas normas simples de convivencia, allí la cosa podría ser diferente. Pero en sociedades habitadas por múltiples habitantes, tecnificadas y complejas en todo sentido -incluido el normativo claro-, el derecho penal y su definición debe estar en manos de aquellos que lo conocen. Aquí ha intervenido una comisión pluripartidista, lo cual ya es mucho decir. Podrá discutirse en el Congreso pero más que eso no podemos pedir. Dejemos trabajar a los técnicos en paz.

rg dijo...

que manera de hablar gansadas. del hecho de que la sociedad deba participar no se infiere que los titulos no sirven, que los profesionales no deben enseniar derechos, ni los tecnicos tener una participación central en la redaccion de los detalles de un codigo. que manera de decir cualquiera

Anónimo dijo...

En cualquier pais serio del mundo sentirian orgullo de que un jurista del nivel de Zaffaroni sea el encargado de presidir la comision redactora del Codigo penal. Aca lo criticamos porque Doña Tita no pudo participar en la deliberacion en vez de ver la novela. Argentina se llama eso.

rg dijo...

la presencia de zaffaroni no tiene por que descartar la de 30 millones de donias totas, pero bueno, asi es la politica de hoy: solo para entendidos, solo para "los que juegan en primera." los demas son donia tota: al descenso entonces!

David Zambrano dijo...

¿Me parece o decís que debatir en la esquina es público? Yo creo que pueden surgir muchas ideas del café de la esquina: grandes libros, grupos, revistas, canciones, empresas, etc. Sin embargo, decir que ese espacio configura el carácter público al que aspiramos para los graves debates que nos debemos... Absurdo.
La esquina (hay un libro de Bernardo Verbitsky) es sinónimo de una unidad social que ya no existe hace tiempo: vivimos en sociedades complejas. Pero la persistencia del autor en discutir -valga la paradoja (¡y viva el conflicto!)- la iniciativa institucional (una comisión pluripartidaria) de un gobierno populista(!), ¿no será producto de una concepción funcionalista (total, organicista) de lo social?

Anónimo dijo...

En torno a las reformas de nuestro sistema de justicia, ¿no se apela últimamente a la acción directa del pueblo al estilo: "que se maten entre ellos y que todo siga igual dentro de 'la justicia'"? ¿Proponés que el pueblo en sí debata la reforma penal mientras la familia judicial está intacta desde la última dictadura militar y el presidente de la corte ningunea a Justicia Legítima?

rg dijo...

david, la idea de la esquina la enuncia zaffaroni para quitarle autoridad a la discusión extra-académica. la tomo de ahí, y como metáfora de un modo de pensar: para pensar, las universidades y nosotros , los científicos. estoy en desacuerdo con esa visión anti-popular aunque no lo admita

rg dijo...

no anónimo. pido, desde hace años, reformas al sistema de justicia, y pido desde hace años cambios en el código penal. pero acá si hay cambios en la justicia es para ponerle el pie encima, y si hay cambios en el código penal son impermeables a todo lo que huela a pueblo: el pueblo es terror, nos dicen, acuérdense del nazismo. eso es lo que dijeron ayer

David Zambrano dijo...

Creo que tu discusión pasa por otra lectura que va más allá de lo que diga zaffaroni. Además, ¿qué es extra-académico? ¿O lo académico no es una construcción social? Cuando hablás de extra-académico me suena a antipolítico. Creo que lo académico puede tener una dimensión popular. No sé: parece que pedaleás en el aire (extra-académico, des-orbitantante, anti-popular) y que nos obligás a decir cosas por el estilo.



rg dijo...

y a mi me parece que sos un facho. decís lo que se te da la gana david¡ si querés entender el sentido en que se usa el término, preguntales a arslanián y zaffaroni. arslanián lo dijo claro: tenemos que discutir esto con la gente que piensa, los intelectuales, los profesionales del derecho. construcción social? fijate si esa construcción social incluye un morochito

Anónimo dijo...

No discutan tanto gente ni se quemen los pelos: la posta la dio el intelectual Luis D'elia "Hace falta más amor, AMOR, AMOOOR, AMOOOR ..."
(Sergio C.)

Anónimo dijo...

Roberto: Se supone que para discutir de algo seriamente se requiere buena información sobre lo que se discute y no veo que el pueblo (no solamente los taxistas, sino también los ingenieros o contadores, por poner un ejemplo) esté demasiado informado sobre el tema del codigo penal. Si discutieran con vos, seguramente ocurriría que en muchas ocasiones los mandarías a leer,como ocurre bastante seguido en este blog.
Por eso no veo equivocada la posición de ARslanian y Zaffaroni.
Un dialogo serio sobre estos temas que involucre a toda la sociedad parece bastante ideal. ES como si todos nos pusieramos a discutir sobre medicina, etc.

Anónimo dijo...

Roberto: suponiendo que se abriera el debate "al pueblo" y el resultado fuera un codigo punitivista, mas que el actual. ¿Qué dirías en ese caso? ¿Lo aceptarías porque es la opinión popular? Porque tu interes en la apertura parece apoyarse en que el pueblo no tiene una vision punitivista. No estás diciendo "que el pueblo opine y si tiene una opinión punitivista, aceptaremos las consecuencias". EStas diciendo, "dejen hablar al pueblo van a ver que piensa como nosotros".

Anónimo dijo...

es increible con las barbaridades que se dicen el 98 por ciento del tiempo en la tele, en la radio y en los diarios que tu enemigo sea Zaffaroni. Es increíble adonde llega la envidia intelectual

rg dijo...

ante todo, el hecho de aceptar la democracia implica reconocer que el punto de vista de los otros es crucial. luego de estudiar durante años el constitucionalismo latioamericana, reconozco en muchos de los argumentos que leo acá (muchos de ellos no convencidos, sino solo impulsados en el seguidismo kirchnerista: si lo hacen ellos esta bien) exactamente la misma linea de pensamiento que leia en los tipos que querian suprimir el voto: la gente no sabe, hay que buscar a los expertos, no son especialistas, no han leido, no son técnicos, son brutos, piden horrores

rg dijo...

es gracioso que vean en este algo contra zaffaroni. a zaffaroni lo admiro en mucho de lo que escribió (no en su tarea como juez). el problema es el gobierno, de ningun modo zaffaroni, que hizo bien lo que le pidieron

rg dijo...

pasa que muchos reducen la cuestion al tema personal, porque es la logica con la que piensan: no importa que se dice sino quien lo dice: estan equivocados

Anónimo dijo...

Yo digo que tienen que llamar a elecciones en el departamento de derecho penal, y que el "elitismo" de derecho penal, es falso, simplemente es la imposicion por la fuerza de las ideas de zaffaroni, que respetables o no, en la facultad de derecho se imponen por pura fuerza. Esto es un hecho facilmente comprobable. Gracias.

Anónimo dijo...

Creo que el mejor ejemplo de eso ha sido la designacion de Slokar y Alagia como titulares de catedra, en concursos totalmente digitados. Eso tampoco es envidia, simplemente es una demostracion de la falta de democracia en la facultad de derecho. otras vez Gracias.

Anónimo dijo...

La verdad que ERZ es un desastre (sí, es la primer palabra que me sale para definirlo). Un Juez que siempre estuvo del lado del Poder político, un académico que siempre predicó teorías que trajo de afuera y nunca fueron de gran aporte, un mediático, un egocéntrico que tiene una banda de chupamedias atrás, un mentiroso, un prostibulero, un tipo que siempre trató mal al que no piensa como él, un farsante, un tipo que como Ministro de la Corte no está nunca (vive de viaje), un tipo que firma los proyectos de sentencias que le mandan sus letrados sin saber ni mierda (salvo en temas penales), un irresponsable....

Entre este y Arslarobo, perdón arslanian estamos perdidos.

Juan Carlos Cabrera

rg dijo...

jcc, por esta vez pasa, por la virtud de estar firmado. pero la idea es no aceptar insultos sino argumentos, saludos

Anónimo dijo...

Yo iba a decir lo del voto calificado. Es así. Los argumentos que pueden leerse acá son análogos a los que podrían usarse para quitarle a la "chusma" su derecho a sufragar. Me quedo pasmado con lo que dice Rg acerca de que esos argumentos fueron utilizados para justificar esa exclusión.

Para los que quieran profundizar dejo el link de este trabajo de Roberto donde expone las líneas de lo que está diciendo.

http://www.derecho.uba.ar/publicaciones/pensar-en-derecho/revistas/0/necesidad-y-procedimiento-de-la-reforma-legal.pdf

Anónimo dijo...

No se trata de elitismo penal, al margen de Zaffaroni, el resto no tiene lugar en la academia, y esto no es despectivo. Creo que elitismo academico es otra cosa, y coincido con eso de que la facultad de derecho dista de ser democratica. Lo de Zaffaroni es triste, pero hay que reconocer que siempre quiere caer bien parado, incluso en los gobiernos militares. Preguntenle a Bergalli a ver que piensa de ERZ. Digo, a Bergalli lo secuestraron, no le dieron la oportunidad de ser magistrado ni de escribir libros justificando la idea de la "legitima defensa del estado frente a la agresion reaccionaria", pffffffff tan facil nos olvidamos de las cosas otra vez R. Moreno

Anónimo dijo...

Robert, me parece que la critica al Zaffa se hace desde el punto de vista etico, si el tipo negaba habeas corpus en la dictadura (nadie se cree eso de que no tenia la opcion de renunciar, y eso de la lucha desde adentro me parece que tiene un limite, no?). En todo caso, para ser juez de la corte se podria haber elegido a otro que no tuviera ese antecedente.... Si esa es la elite de DP en el pais, como sera el resto....

Anónimo dijo...

No es lo mismo votar que hacer leyes! Como no es lo mismo, elegir dentista que sacarse uno mismo las muelas.. O sea que no es el mismo argumento. Me parece que la idea de la democracia no es que el pueblo participe directamente en la elaboración de las leyes.
Luis

rg dijo...

votar significa reconocimiento de la capacidad como igual. es una tonteria querer deducir de eso que somos todos cientificos nucleares, o que podemos participar en el armado de la bomba. lo que si podemos hacer es discutir si queremos tener bombas o no.

David Zambrano dijo...

Me quedó claro el nivel del blog. Despedida con una frase:

"Si fuiste rechazado muchas veces en tu vida, entonces otro rechazo más no va a hacer una gran diferencia. Si sos rechazado, no asumas automáticamente que es tu culpa. La otra persona pudo haber tenido varias razones para no hacer lo que le estás pidiendo: quizá ninguna tenga relación con vos"

Bye.

rg dijo...

gracias david, cuando quieras volver a pasar, te esperamos

Anónimo dijo...

Pido disculpas me ganó la "bronca". La próxima me contendré.

Sinceramente no me gusta que un grupo que se llama "intelectuales y académicos del derecho penal" sean los que armaron este anteproyecto con encuentas (?) de 15 personas que mandaron mails. Es una verguenza y más bronca me da que ellos quieran hablar por todos!

Nuevamente pido disculpas a Ud. Gargarella.
Juan Carlos Cabrera