9 abr. 2014

La locura/ Verón

Página 12 titula su ejemplar de hoy "algo de paz para Marita" (Marita Verón, y las condenas de entre 10 y veintipico de años para quienes secuestraron y mataron a su hija). Por dentro, el primer titular es "llegó el día de la justicia," y el segundo "la reivindicación de las víctimas." Como lo único que le interesa al diario es apoyar al gobierno, la sugerencia es que con este gobierno llega la justicia, y además con un toque de género. 




Todo es una locura: 
Una locura seguir equiparando "justicia" con años de cárcel, y por tanto más años de cárcel con "más justicia".
Una locura la postura contraria, de muchos jueces con el garantismo idiota de pensar que la respuesta alternativa al populismo penal es la impunidad. Este garantismo idiota es directo responsable del hiper-punitivismo que nace en la sociedad.
Es una locura pensar que la alternativa al hiper-punitivismo dominante (y promovido por la Presidenta desde siempre) es el no hacer nada, levantar los brazos del Estado opresor: ésta es la peor versión, la más ingenua, del liberalismo y el progresismo penales.
Son una locura los linchamientos, el entusiasmo de jugar a ser Batman frente al pobre pelagatos, en patota.
El derecho debe responder a las graves faltas, y reprochar, y condenar: nunca impunidad, nunca olvido. Locura es pensar que el único modo posible del reprochar una conducta es el castigo, y la única forma posible del castigo es la cárcel.
El resultado lo tienen a la vista: los jueces que le quieren hacer un favor a la Presidenta o a la prensa de derecha, se convierten en hiper-punitivistas; los jueces "de avanzada" liberan sin siquiera prestarle atención a lo que hacen; el diario "progre" llama justicia a la cárcel; la prensa opositora alienta al hiper-punitivismo en respuesta a su única ideología, que es el dinero; los medios oficiales siguen en su campaña de siempre: mentir y ocultar, mentir y ocultar; y cantidad de gente que percibe los abusos del poder y la impunidad que el poder garantiza para sí mismo, avala los linchamientos. Ninguno de estos resultados es sorprendente, dados los mecanismos que han puesto en marcha, que alimentan desde todos lados, cada día.

20 comentarios:

Anónimo dijo...

Pregunto con todo respeto y buena fe. Yo no soy abogado, y por eso mi duda. Desde mi punto de vista, por ejemplo en un caso de violacion seguida de muerte, la mejor justicia es que ninguna otra victima pase por lo mismo, a manos del mismo sujeto. Entonces si mas años de carcel no es justicia, que hacemos para evitar que esa persona vuelva a violar/matar etc... que hacemos si la persona en cuestion no se rehabilita y ante la libertad vuelve a a lo mismo?
Gracias y mis respetos a los que aportan buenos debates en el blog.

rg dijo...

pensalo de este modo. primero, frente a crimenes tragicos, como estos, no hay respuestas irreprochables, ni magicas, sino flojas, malas y horrendas. ahora bien, si alguien dijera: la respuesta es torturar a los culpables, muchos de nosotros diriamos: de ningun modo!! si vos lo dirias conmigo, entonces pensa que la carcel, hoy por hoy, significa tortura cotidiana, de mil modos distintos. si decias no antes, no veo por que no dirias no ahora. si alguien dijera: la tortura en guantanamo es la unica manera de sacar informacion. diriamos: nunca es permisible la tortura, de todos modos, y punto. no aceptemos la extorsion moral. luego. el derecho probo montones de respuestas alternativas (ponele: toda una larga linea de estudios sobre justicia restaurativa, reparadora). los resultados han sido muy buenos, pero por supuesto, necesitamos pensar en casos dificiles, situaciones complicadas, situaciones que pueden no garantizar los resultados optimos que querriamos. y si, vivimos con esa angustia. pero no resolvemos el caso cerrando los ojos y aceptando la tortura, "porque no hay otra." otras hay

Anónimo dijo...

Buen día. No te entiendo R. Criticás por altos y por bajos pero cuando te preguntan si la cárcel no es la vía la rechazas por su tortura endémica al mismo tiempo que en la nota -sin ningún tipo de explicación, justificación o señal del origen de tu data- rechazás que en un caso de robo tentado el juez reconozca la inmediata libertad del imputado... si esa era tu cita...

rg dijo...

es que me parece increible que un intento de robo que implico violencia grave sobre la victima, reciba como respuesta la nada. mi postura en esto trata de ser super consistente: el ofensor merece reproche, pero tenemos que sacarnos de encima la idea de que el reproche unico posible es la carcel. nuestros jueces tienen metido en la cabeza un modo de respuesta binario: carcel o nada. aca no iba carcel, entonces nada. una locura en los dos casos

Anónimo dijo...

epa, perdón que me meta... pero cuál fue la violencia grave sobre la víctima?? la violencia sobre la víctima estaba en el robo, sino hubiera sido hurto que tiene el mismo mínimo... pero Roberto, sin ánimo de ofender... ¿la cárcel para vos, en todo caso, no viene después de la sentencia firme? digo, me desubicás.

Anónimo dijo...

Qué alternativas legales tendrían los jueces para salir del binomio carcel o nada en estos casos?
Tomás

rg dijo...

el derecho ha explorado desde hace anios alternativas a la carcel, y no tengo por que ponerme a resumir esa literatura: si les interesa, hay que agarrar los libros, por caso, sobre justicia restaurativa. ahora estamos traduciendo el de braithwaite y pettit, pero no todo se aprende en un blog y 10 renglones

Anónimo dijo...

Por supuesto que no pretendo convertirme en un experto sobre las formas existentes de reproche penal a través de un blog. Mi pregunta, sin ánimo de vagancia, apuntaba más a indagar qué herramientas le brindan las leyes penales al juez (código penal, códigos procesales), más alla de mantener preso al imputado o excarcelarlo, para poder luego evaluar su accionar. Imponerle al imputado algún tipo de caución patrimonial, o la obligación de comparecer periódicamente ante el juzgado (art. 160 del codigo procesal de bs as), serían, bajo tu criterio, opciones superadoras del "nada", o no mejorarían mucho la situación?
Tomás

rg dijo...

las normas existentes son compatibles con miles de caminos alternativos. hace anios, cuando abogabamos por la convocatoria a audiencias publicas desde la justicia se nos reian en la cara diciendo que no entendiamos nada de derecho. ahora, lo hacen las cortes de todo el mundo, incluso la argentina, y solo reciben elogios por eso. quiero decir, la excusa de que "el derecho no lo permite, el derecho no les deja lugar, el derecho le obliga a tal cosa," es eso, una pesima excusa para no pensar.

Anónimo dijo...

Soy el anonimo del 1er comentario. Gracias Roberto por tu respuesta.

Es claro que viendolo de afuera, hoy dia la sociedad solo ve carcel o nada. Y al parecer los jueces tambien lo ven asi. Me asombra la gente que pone en duda la violencia en un robo, y si a esto se le suma carcel o nada, tenemos a tipos que son arrestados 4, 5, 20 veces por un delito menor (que pareceria que implica no violencia) y basicamente se hace nada en la espera que finalmente por accion directa o indirecta termina lastimando o matando a alguien. Me acuerdo el caso de un tipo que habia golpeado y violado a su mujer, fue preso, un tiempo despues salio libre y la mato. Lo mas sorprendente fue cuando el juez dijo publicamente que ante la decision de darle la libertad condicional o no, nunca se tomo en consideracion a la mujer, "porque su integridad no estaba en juego" algo asi...

rg dijo...

s2 no veo ninguna contradicción: el juez es el que sigue actuando con el esquema bobo de todos los jueces: carcel o nada. en este caso fue nada. sigan asi, sigan con su locura, seguiran teniendo estos resultados de cuarta. aprendan a ver que hay mil caminos intermedios, vias de salida, para investigar, reprochar, conciliar,entender, reparar, despues hablamos

Anónimo dijo...

Pero Roberto, te parece que eso no tiene que venir después, digo, después que alguien pueda afirmar conforme el 18 de la CN... la respuesta del estado no puede estar a las 12 hs sin una grosera manifestación de arbitrariedad y ausencia de defensa, tu reclamo -a 12 hs- va junto papas medianas y un big mac...

rg dijo...

me parece realmente que no entendes nada. tenes frente tuyo, como juez, a un hecho que pasa a la historia de la argentina, como resumen de violencia cruzada, y te lavas las manos, y mostras tu falta de involucramiento e interes. creo realmente que la clase abogaderil que tenemos esta totalmente perdida, encerrada entre dos articulos del codigo procesal

Aníbal Corti dijo...

Roberto: te pregunto una cosa que en serio no entiendo. Ni siquiera soy argentino, soy uruguayo, así que no hay chicana ni trasfondo político en mi pregunta. Vos decís que los jueces argentinos "tienen metido en la cabeza un modo de respuesta binario: cárcel o nada". Mi pregunta es: ¿no es efectivamente binaria la opción del juez a la hora de dictar un procesamiento, en este caso y en todos los demás? O procesa con prisión o procesa sin prisión. ¿Tiene otra alternativa? No soy abogado y mucho menos conozco las leyes procesales argentinas, por eso te pregunto. (Entiendo perfectamente que hay miles de alternativas a la cárcel, eso lo tengo claro, pero no pregunto por la pena o el castigo o el reproche, sino por el procesamiento, por el inicio del proceso penal, como en este caso. Según entiendo, hubo un procesamiento, pero sin prisión, y eso es lo que generó el escándalo.)
Muchas gracias. Saludos.

rg dijo...

hola anibal, mira, yo soy bastante favorable a la literatura anglosajona contemporanea, pero para estas cosas un buen primer paso es el viejo nordico nils christie, conflicts as property, tan viejo como 1977. no se si lo encontras acá, pero esta muy traducido que yo sepahttp://static.squarespace.com/static/5033029a84ae7fae2e6a0a98/t/50efa90ae4b02cdfa2b2cfa6/1357883658343/Conflicts-as-Property-by-Nils-Christie.full.pdf
obviamente que no tienen una alternativa binaria adelante, obviamente que, antes de decidir pueden hacer mil cosas, desde llamar a las partes para que concilien, desde tomarse el caso a pecho y mostrar que reconoce algo serio ahi, y que el estado no va a correr el cuerpo, y que hay una ruptura de lazos sociales frente a lo que puede hacer algo o , como dice christie, que es un conflicto de ellos que no debe expropiar el estado, y que el estado puede ayudar a que lo solucionen. pero me parece claro que nuestra clase judicial y abogaderil esta para comprarse una nueva corbata. no pueden pensar mas alla de la inercia, estamos listos, estamos perdidos con ellos, y son los que controlan nuestro derecho. son incapaces de pensar y se rien si uno les dice me parece que tenes un mundo por delante que no estas viendo. gracias anibal, saludos

Aníbal Corti dijo...

Entiendo el punto. Gracias a vos por la aclaración y por la referencia bibliográfica.
Saludos.

Mariano T. dijo...

Desde el origen de la civilizacion hay penas alternativas a la carcel, pero son todas demasiado atroces.
Pero no hay que perder de vista las prioridades. El reo no es una prioridad, la prioridad es evitar futuras víctimas.
Ok, no lo podemos matar, lo encerramos hasta que se nos ocurra algo mejor.

rg dijo...

mariano, me suena como decir, tiempo atras, "lo torturaremos para que confiese, hasta que encontremos algo mejor." capaz que la via elegida es inaceptable, capaz que te equivocas fiero cuando decis "todas" son demasiado atroces las alternativas. simplemente es falso

m a r t h a c. c. dijo...

Pasa que al transgresor de la norma de nuestra norma no lo podemos objetivizar tratarlo como una cosa. Como una variable que vamos a ajustar hasta que la función nos de lo que queremos porque está en juego la dignidad humana de esa persona y de todos nosotros en esa persona. El portero que defendió al preso lo dijo "A un perro no se lo patea así"
Aquí la única variable que debemos ajustar es la de la violencia generalizada. La violencia podría modelizarse como un virus una bacteria que se contagie. Cualquiera que se tome el trabajo de hacerlo seguramente encontrará que se expande como una endemia.
Está comprobado que padres violentos y golpeadores tendrán hijos violentos y golpeadores. Hay mucha evidencia científica de cómo la violencia se transmite como una enfermedad de transmisión verbal y por contacto.
Entonces -creo yo- debemos combatirla tambien en nosotros como estado como sociedad, amortiguarla progresivamente hasta acercarnos a la sociedad utopica que pregonan los abolicionistas.
Pero pensemos un poquito y sobre todo para el ambiente abogadil que está refugiado en sus certezas, no nos precipitemos tras la certeza mínima "la violencia es mala" listo andate a tu casa.
Eso es como ir en un tren desbocado y frenar instantáneamente. Frenar instantaneamente es chocar contra una pared que va a lastimar a muchas personas.

Mariano T. dijo...

Tal vez me falta imaginacion.
Una vez que un tipo demostro ser capaz de dañar fisicamente a un semejante(si es por guita, peor), que motivo hay para darle una segunda oportunidad? Ponele que se la demos, una década después, pero ya me quedo sin argumentos para una tercera. Porqué poner gente inocente en riesgo por esa oportunidad a ese tipo? Soltarias a un leon por Avda Santa Fe?