4 abr. 2015

Y dale con Carlés

En esta nota de Tiempo Argentino, hoy (acá) Luciano N. se dedica a defender la candidatura de Carlés, exclusivamente a través de la refutación de los argumentos que yo presentara el 11 de febrero pasado en La Nación, acá. Se agradece, en todo caso, y de modo sincero, que la nota no responda a las marcas de este tiempo: salir a agredir al adversario, despreocupándose de los contenidos de lo que dice. Excelente que podamos discutir argumentos¡ De todos modos, me resulta inquietante que la nota no de un solo buen argumento a favor de Carlés, y que la defensa que articula -simplemente, a través de la refutación de mis críticas- resulte en todos los casos tan frágil. La estrategia del autor es presentar y desmentir los argumentos principales que doy en ese texto, uno a uno, pero los resultados son, a mi modo de ver, bien flojos.

1) Estamos de acuerdo, el autor y yo, que el argumento de la edad no es importante contra Carlés, aunque yo aclaro que sí es importante ver qué hizo Carlés en sus jóvenes años, con el derecho y con su actividad pública 

2) El primer disenso es sobre cómo evaluamos su producción académica. Mi punto es que ésta es la principal carta que tiene Carlés a su favor (ya que no tiene una carrera como juez ni como abogado para mostrar), y lo que tiene para ofrecer al respecto -que debiera ser decisivo- es muy flojo: ningún libro propio, ninguna publicación con referato, y máximo cargo por concurso el de Ayudante Docente, o sea el último escalón de la Carrera Docente. La pretendida refutación de LucianoN consiste en decir (argumento, anticipo, malísimo) que en materia académica "la jurisprudencia no es pacífica" porque lo que a mí me parece mal, a otro le parece bien (nooo¡). LucianoN, a mi parecer, trata el tema muy pobremente, sobre todo -pero no exclusivamente- a la luz de la importancia del mismo: insisto, se trata de la principal carta que tiene Carlés para mostrar a su favor. Nos dice el autor que los criterios de "referato" son muy polémicos (sic): ok, como los concursos son polémicos, la evaluación de antecedentes es polémica, los exámenes orales y escritos son polémicos. Pero eso no obsta a que usemos esos criterios, y que cualquiera pueda distinguir una producción "polémica" pero sustantiva e interesante, de otra floja, escasa y poco excitante, como es el caso. Que Carlés no se haya animado a "referatear" una publicación (o no haya conseguido pasar un filtro en la materia) dice algo de su capacidad académica hasta el momento: o sólo crece al amparo de quienes lo protegen (todo parece indicarlo), o no se anima a "testear" académicamente lo que produce (esto, más allá de que LucianoN también se equivoca gravemente, al presentar este tipo de criterio como "cuantitativo", en lugar de "cualitativo"). En todo caso, el argumento de que "tenemos polémica sobre todo" no puede servir como encubrimiento de lo que es pobre, escaso y flojo: nadie diría que la producción académica de Zaffaroni (aún hace 30 años) no era interesante. Lo mismo que la de Sancinetti o Bovino o Maier o Binder o Ferrante (para tomar a autores penalistas disímiles, más jóvenes y más viejos, eso no importa). Estamos frente a un caso, en cambio, que difícilmente mueva el amperímetro académico de nadie (y repito, se trata del caso de alguien sin carrera judicial o de litigante, y que tiene como primera carta justamente ésta -alguien que en la materia no pasó de Auxiliar Docente¡¡).

3) El tercer argumento es sobre los criterios jurídicos. Yo digo que, si bien comparto el garantismo de Carlés, veo que hay un problema en que ese garantismo no haya quedado traducido en la principal colaboración jurídica que el candidato ofrece: su papel en la comisión de Reforma del Código Penal. Dicha reforma nos ofreció un Código a la vieja usanza, punitivista y elitista, que incluía timideces y retrocesos graves, por caso en materia de género y de aborto: sacrificio de derechos en nombre de la negociación política. Dice LucianoN que Carlés fue el "coordinador de la reforma" antes que el autor de la misma. Otra vez: en un candidato que no tiene casi nada para mostrar, el trabajo en la Reforma fue levantado como contribución principal a la política pública. Si, a la hora de analizar esa reforma, debemos volver a esconderlo detrás de alguna excusa, agravamos el problema que teníamos. 

nota a 3: Desde mi punto de vista, su trabajo en el área ratifica una sospecha: el candidato muestra un oportunismo preocupante -el mismo que lo llevó a insultar a Bergoglio y arrodillarse frente al Papa (siguiendo el mismo viraje oportunista del gobierno); el mismo que lo llevó a defender la re-reelección de Cristina (a través de nueva reforma constitucional¡) -algo que ningún jurista se animó a hacer- para luego despegarse del gobierno frente a las preguntas del Senado. En este caso, "presento a mi protagónico trabajo en la Comisión como aporte fundamental, pero frente a la primera crítica desdibujo mi protagónico y digo que soy un mero coordinador." Mal

4) El cuarto argumento es sobre su relación con la política. Yo elogio sus convicciones fuertes, pero critico su alineamiento con el gobierno. Increíblemente, LucianoN ataca mi posición diciendo que 

resulta desconcertante el hecho de elogiar los compromisos políticos fuertes y condenar al mismo tiempo todo alineamiento gubernamental. El corolario natural de esta exigencia sería que ningún candidato debería tener compromisos con partidos políticos con posibilidades electorales

LucianoN: nada que ver. Ante todo, porque no entiendo cómo se puede confundir convicciones políticas con alineamiento partidario. Alguien puede ser fuertemente de derecha o de izquierda; jugado en sus posiciones políticas, con independencia de cualquier estructura partidaria. Esta etapa política en la Argentina quiere confundirlo todo: si alguien es crítico del gobierno entonces es del PRo o militarista o de derecha. Nada que ver LucianoN: convicción política no significa alineamiento partidario. Más aún, podría ser que la persona del caso tenga incluso alineamiento partidario (Arslanián?), pero no ser "seguidista", como -desde mi punto de vista- ha revelado serlo Carlés (insisto: no recuerdo gente mínimamente relevante, en derecho, defendiendo una nueva reforma constitucional, a favor de la reelección de CFK; para no entrar en sus defensas de Boudou -su mentor en el Senado). Es decir, LucianoN: gran confusión en el área.

Finalmente, LucianoN carga con la idea de que, según mi concepción, es más importante la independencia del juez respecto del poder político de turno, que de otros poderes fácticos (el poder económico de turno; el mediático etc.) (aclaro que LucianoN dice esto, a partir de que menciono lo último, pero entre paréntesis¡¡). No es así LucianoN. Por un lado, Carlés mostró alineamiento grave con los poderes fácticos del momento, en muchos de los pasos que dio (uno, muy grave, fue su intragable giro pro-papal; pero también fue problemático el modo en que se amoldó a exigencias de la derecha en la comisión de reforma, aceptando conceder lo que no debía concederse, por caso en materia de género). Por otro lado, y a la luz de la particular historia argentina (y no de meras abstracciones teóricas), el alineamiento de la justicia con el poder político de turno es muy serio, preocupante y grave, y Carlés de todos los malos indicios en este sentido. Finalmente, LucianoN, no tenemos la mínima pista de que Carlés, alineado con el Papa y con el gobierno de turno, y ahora con los Senadores que lo interrogan, esté enfrentado a los poderes económicos¡¡¡¡ Adónde? A partir de qué se puede sugerir semejante cosa???? (por lo demás, no olvidemos que hablamos de un poder político dominante que no tuvo problemas en pactar con Chevrón, los Cirigliano, Monsanto, la Barrick Gold, Cristóbal López, Vila-Manzano, y cualquier poder económico que pudiera traerle beneficios privados). Es decir, lo único que podemos decir, en esta materia, y por el momento, es que Carlés se movió sorprendentemente rápido, cada vez que pudo, para ponerse cerca -y no enfrente- del poder respecto del cual convenía estar cerca, en el momento oportuno. 

23 comentarios:

FJQ dijo...

Muy interesante, profesor. Y celebro el debate de argumentos. Aun si solo por el medio, me recordó a sus discusiones con Croxatto en Tiempo. Y Croxatto escribió un artículo interesante sobre la candidatura de Carlés, en Perfil, en enero, que comparto: http://www.perfil.com/columnistas/No-especular-20150130-0073.html.

Anónimo dijo...

Llo que deberia hablar del merito academico no es el mecanismo formal de seleccion, sino la originalidad de las ideas. En ese sentido, Carles no tiene ideas propias, como en rigor de verdad, tampoco Zaffaroni, cuyo manual es una copia burda de la de welzel, o sancinetti, otra copia de zieliski, o la tesis de maier (un codigo comentado), tampoco bovino (protegido por maier) etc. simplemente porque no hay comunidad cientifica seria en el ambito penal (profesores que no son profesores, doctores que no son doctores, etc. etc.). El aporte de carles no se mide en el referato, simplemente nunca se le cayo una idea. Lo de los cargos en la facultad no seria relevante, desde que la facultad de derecho no se maneja por merito academico hace tiempo ya (Si somos criticos, seamoslo completamente, no cuando nos conviene). Si es verdad de que Carles es otro tanto del monton que sigue ciegamente el estilo de zaffaroni (poco trabajo, aire de intelectual, mucho viaje, acomodaticio etc). No surgio de un repollo. Que sigue si no? Maier defendiendo a Amira Yoma, o hablando mal de nisman en 6,7 8? o Arslanian, o Gil Lavedra que vienen robando hace rato con el cuento del juicio a las juntas (la unica excepcion de ese grupete fue el fallecido Strassera que nunca lucro con eso) Binder? con el cuento de la critica al gobierno para conseguir contratos del gobierno? yo, creo que tampoco en esos casos el mecanismo formal deberia ser un criterio determinante... hay una decadencia moral que amerita, hace mucho tiempo en la facultad de derecho, que se tenga que repartir y barajar de nuevo... Carles?... bueh un oportunista acomodaticio como su maestro qué más hay qie decir? Ismael

Anónimo dijo...

Anónimo 6.44, te recomendaría que antes de hablar de todos esos autores, dediques algunas horas diarias a la lectura de sus obras para poder formarte un juicio de valor un poco y solo un poco más aproximado a la realidad de esas obras. Podrás disentir radicalmente con Maier o Sancinetti, pero decir que la obra del primero es una copia de x autor o la del segundo "un código comentado" solo habla de tu incapacidad de lectura.
Ahora bien, comparar a Carles con esos autores es lisa y llanamente un disparate

andresvas dijo...

Todo bien con 1) 2) y 3), creo que tu respuesta a 4) falla en algo tan simple como que si bien la convicción política no necesariamente implica compromiso partidario, tampoco tiene porqué excluirlo. Obviamente que no estoy por eso apoyando el alineamiento concreto de Carlés ni su candidatura pero sí disiento como el autor con tu argumento que crítica a priori el alineamiento con cualquier partido salvo que sea electoralmente insignificante.

Rodrigo Manuel Herrero Rosas dijo...

Trabajando en una mesa de entradas, compruebo cotidianamente el nivel de soberbia de muchos abogados. El comentario del anónimo para quien todos los autores con cuya ideología discrepa (por ser kirchneristas, imagino) son mediocres es paradigmático.

Anónimo dijo...

Copado que segun su CV publicado en la pagina del ministerio de justicia, Carles sea profesor "invitado" del Diplomado en "Criminología Mediática" en la Universidad de San Carlos de Guatemala. No se me ocurre algo mas trucho.....

Anónimo dijo...

el ultimo anonimo, me llamo ismael, lee bien.... no solo te falta lectura, y juicio critico, te falta tambien informarte de la practica profesional, de cada uno. Ya Roberto se ocupo de varios de ellos, y se enojaron bastante. Bien por Roberto entonces, porque dio en la tecla. Lo lamento si se te caen algunos idolos, te recmiendo que los leas de vuelta, y te fijes la trayectoria profesional de cada uno de los mencionados(no lo incluyo a ferrante) Y despues seguimos conversando. Lo de Carles, reitero, no resiste el menor analisis, pero tambien es producto de eso. Ismael

rg dijo...

no entiendo andrés. podría ser alfonisnista como kirchnerista o macrista. es inevitable. el tema es su capacidad de separarse de esas adhesiones a la hora de pensar en decisiones públicas. como el católico que es capaz, o no, de usar razones públicas en sus fallos, en lugar de hablar de cristo o de que somos católicos. en este sentido, tenemos malos indicios. uno, el vergonzoso giro papal que hizo, juntito con muchos k; otro, salir como ningún abogado a pedir reforma constitucional para la reelección. cuando hacés elección previa a la actuación, tenés que basarte en este tipo de indicios, porque simplemente no sabés si en la función será mejor o peor. los indicios sobre su relación con la política no son buenos. en mi opinión, está marcado por el alineamiento y el oportunismo. muchos de los nombres de penalistas que nombré en el post, han mostrado capacidad para separarse de sus convicciones políticas, que todos las tienen

Anónimo dijo...

Bueno, he leido este largo artículo y parte del de T.A. Y sí, tengo que decir ¿otra vez carlés? Creo que discutirlo es darle una entidad que no merece, como discutir si el pibe que acaba de reprobar una materia merece quedarse conla titularidad de la cátedra . Pero bueno, eL autor del blog lo considera importante ahi vamos:
T.A,: "En primer lugar, Gargarella sostiene que la juventud de Carlés resulta ser un criterio en sí mismo insuficiente para descartar de plano su postulación"
Just Me: Muchachos de tiempo argentino, no sean chantas, esto los desacredita (bhué, mas todavía....?). Si mal no recuerdo RG dijo quela juventud no es una razon suficiente para a c e p t a r l o.
Hay una diferencia grosa entre los dos conceptos. Supongo que es un simple fallo lógico, --producto del abuso de las fotocopias y los paros docentes-- y no como sospecho, simple mala fe...

Con respecto a la citada opinion de RG de que Carles tiene textos poco oroginales y sustantivos no tiene publicaciones con referatos. T.A. dice

T.A.:"En primer lugar, no debería perderse de vista que en el mundo académico no existe la “jurisprudencia pacífica”. La investigación científica se da en el marco de una pluralidad de escuelas y perspectivas, en permanente diálogo y disputa; y lo que para algunos resulta original y sustancial es para otros anodino o abiertamente errado." Genial, al igual que la madre impostora en el juicio de Salomón la defensa es 'partámoslo por la mitad', y listo, todo es opinable.
No mis queriditos, se supone, o se espera que como progenitor de la creatura, es decir de aporte original y nuevo al conocimiento, vas a defenderlo como león, como una madre a su hijo. ¿Cuales son los aportes de Carles al conocimiento? A la ciencia o a la disciplina del derecho?....
El mundo académico está lleno de juegos de poder de chantadas de fraudes, y sin embargo aún los satélites se siguen poniéndo en órbita basado enuna teoría que no está probada pero que el consenso académico recomienda como necesaria a la hora de hacer los calculos: los GPS hacen sus cálculos aplicando consecuencias de la teoría de la relatividad. O sea no es todo lo mismo,... que la clínica favaloro diga que una opinión no tiene méritos a quelo digajuan cualunquito de una universidad que entrega títulos como vueltos de caramelos --y que todos sabemos que lo hacen--
En suma, elpunto aquí no es que alguien diga que los textos de carlés son anodinos e insulsos sino que alguien respetable o mínimamente creíble dentro del ambiente académico diga que el muchacho hizo un aporte brillante.
¿Lo hizo?

PD.: Estimado R.G. el/los comments que me bochaste tienen algunas consideraciones de tolkien (inocentes) y otra frase que creo que viene por ahíla cosa, de que a un perito se le puede oponer la opinion de otro perito. Y lo sostengo.Eso no cambia.Ynosignifica media biblioteca contra otra media bibliteca. De lo que se trata es de asesorar para una toma de decision para minimizar riesgos, en el caso del piloto, el riesgo de la seguridad de los pasajeros. En el de la justicia, condenar a un ininmutable (juicios de insanía) y unos pocos tópicps más, el que decide es un juez y un jurado pero insisto,la opinion de un perito psicólogo ni prueba ni tiene el valor de un indicio (si no está respaldado por pruebas con fiabilidad y validez estadisticas certificadas, que las hay pero son muy poquitas). Asesoramiento que debe estar respaldado con argumentaciones y evidencias. Obvio. NO todo es cualquier cosa. Por su puesto.

Yame desvié mucho de mi punto. Pero la idea es esa.

Saludos

martha casas

Anónimo dijo...

Entrevista a Alfonso Santiago:

Como ves lo de Carles?
Modestamente interpreto que el Santo Padre juega a ganador en este caso.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con Roberto. Lo de Carles no se sostiene y ni tengo mas ganas de gastar letras en ese monigote acomodaticio. Aunque soy un poco mas critico respecto de los otros penalistas que cita Roberto, porque uno no puede quedarse con el maier de los 80, sino tambien debe tomar al actual, que es poco presentable, y seria justamente, el actual el que podria ser juez de la corte, igual que el actual arslanian, gil lavedra. De Sancinetti, bueno... creo que muchos creen que en la trayectoria solo se puede mejorar, y excluyen la posibilidad inversa. No se porque es asi, pero creo que muchas veces es mas romanticismo que otra cosa. Y cuando uno examina la cuestion se da cuenta de que el aporte que hicieron o pudieron hacer no es tanto como para sacarlos del grupo de mortales y elevarlos a una categoria heroica. Esas pavadas son fruto de la tradicion poco democratica con la que se maneja la facultad de derecho, con sus directores vitalicios y vacas sagradas. Igualmente, reitero, Carles es producto de esas generaciones a las que se las sigue considerando como mentes maestras del universo.... ejemplos de coherencia moral sin embargo faltan... al igual que el pensamiento critico de los nuevos profesores (que en realidad no son profesores), o de expertos (que en realidad no son expertos). Si pensamos que Alagia y Slokar son heroes del derecho, bue...entonces podriamos decir que le falta pensamiento critico a los alumnos (que tampoco serian, por ende, alumnos!). Ismael

Anónimo dijo...

Rodrigo, disculpame pero no entendiste nada, de nada.... Ismael

Rodrigo Manuel Herrero Rosas dijo...

No observé "juicio crítico" en el comentario, sino una gran dosis de soberbia y "ninguneo". Lo puede hacer cualquiera: "Las ideas de RG no son originales, sino derivadas de Nino, Rawls y Dworkin". Lo cierto es que los Beatles choreaban por todos lados, ¿y? Así expuesto, tu comentario es descalificación pura anónimo. No te conozco y no sé qué tanta argumentación debés tener adentro de tu cabeza para fundamentar lo que decís. Sólo puedo leer tu comentario y concluir que es soberbio.

Anónimo dijo...

No, Rodrigo, ves? no entendiste nada. Ismael

Martín L. dijo...

Hay que decir que la réplica de RC al alarde de Massa de que va a "dar la vida" para que no llegue a la Corte fue ingeniosa :P

Anónimo dijo...

Tu réplica es potente RG. Pero con todo respeto por Luciano (el autor), hay una falacia argumentativa espantosa aquí, que deberías haberle remarcado. Fijate que dice:
"Gargarella está en su derecho de menospreciar la producción de Carlés, pero eso no obsta a que otros especialistas la evalúen positivamente."
Su punto sobre la opinabilidad de las contribuciones de Carlés es relativizar tus críticas porque "alguien" podría venir y alabar esa producción académica. Hay un problema de planos espantoso: RG es un experto que se embarra lee los textos y emite un dictamen (breve, categórico) sobre los mismos (argumenta de primer orden sobre lo buena/pedorra que es la producción de Carlés). Luciano no es una autoridad, no lee los textos, no emite un dictamen refutando los puntos de RG: simplemente dice que alguien podría venir y hacerlo (argumento de segundo orden sobre las opiniones que podría suscitar la producción de Carlés). Pues hasta que ese alguien no lo haga y podamos contrastar los argumentos de primer orden que dio RG contra otros, que es lo que hace falta para refutarlos o al menos convencernos de que son opinables. Ni Zaffaroni salió a destacar los méritos de la obra de su discípulo.

Anónimo dijo...

Dos lindas entrevistas a Gargarella en México:
https://www.youtube.com/watch?v=kzYjwectrzA

https://www.youtube.com/watch?v=waz-p9jwB3k

Anónimo dijo...

Rodrigo, te la pasas gritando "unfair" ante cualquier aspereza verbal en este blog. Eso si, las guarangadas por cadena nacional o de anibal y toda la troupe k están perfectas.
La ética del cocodrilo como dijo un escritor, esta muy bien comerse una cebra pero si esta le da una coz que pésimo el bichsrraco bellaco. Reportaje en la nación, el link lo olvide
m.c

Anónimo dijo...

Muy buena refutación.

Ví partes de la audiencia de Carlés en el Senado. Me pareció muy débil, pero en especial me preocupó algo que nadie nombró por ninguna parte: Cuando le preguntaron sobre temas como el qué haría para facilitar que las mujeres accedan a la carrera judicial o las salidas transitorias, entre otros, no presentó ARGUMENTOS. Dijo que había que juntar ESTADÍSTICAS y ver qué se decidía en base a eso. Esquivó muchas preguntas con esta táctica.
Esto es más claro todavía en su posición sobre el aborto porque, más o menos, dijo que estaba en contra del aborto pero como morían muchas mujeres entonces no tenía sentido penalizarlo.
Me gustaría saber tu opinión al respecto. Me parece que las decisiones tienen que basarse en argumentos. Los jueces pueden buscar evidencia, informes técnicos, pero eso no significa que la existencia o no de un derecho se base sobre números. Con este criterio podemos prohibir los autos porque hay muchos accidentes de tránsito. O podemos obviar problemas "pequeños" en número pero muy importantes para una minoría.
Más allá que, sin saber estadística, los números se pueden armar de forma tal que resulten favorable a lo que querés decidir. Y que la Corte no tiene infraestructura para recolectar estadísticas propias.

Anónimo dijo...

Carlés salió a decir en twitter que no es profesor de la UBA porque los concursos a los que se presentó nunca se hicieron. Dice que hace 6 años que se viene presentando a concursos. Me parece que es bastante imposible esta justificación. También, hace menos de 6 años que terminó el doctorado y que volvió al país, así que no se con qué antecedentes creí que lo iban a nombrar.

Anónimo dijo...

Anónimo 5.30 pm, antes de opinar libremente, informate un poco sobre lo que están tardando los concursos en FDER UBA. Añaos y años tardan en hacerse

Anónimo dijo...

Yo estoy llegando a la conclusión que el tipo es un mitomano. Ademas no es correcto llamar a los senadores para que lo apoyen. En todo caso, si los senadores lo invitaran para conocerlo seria otra cosa. El articulo de Morales Sola de hoy es demoledor. Lo mas preocupante son quienes lo nominaron sin haber investigado antes sus antecedentes.

Emilio

rg dijo...

pero cuál es el punto con que los concursos tardan? la cuestión es que vos tenés como única gran carta la académica (salvo la truchada del papa, que da verguenza en el modo en que fue utilizada), y académicamente no tenés nada importante que presentar. capaz esto tiene que ver con tu juventud. Pero entonces, aquello que era irrelevante no lo es tanto: crecé, ejercé la vida académica, y luego charlamos. Sino, estamos frente a la nada: una persona con buenas intenciones, pero sin preparación como juez, como abogado, como jurista, como académico, como docente, como autor...