11 abr. 2011

Elecciones en Perú

Del amigo Heber Joel, una primera mirada sobre las elecciones en Perú

Política e incertidumbre: las elecciones presidenciales en Perú

Por Heber Joel Campos Bernal*

Los resultados electorales del día de ayer confirman lo que muchos presagiaban como el peor escenario posible: la elección en segunda vuelta entre Ollanta Humala (32%) y Keiko Fujimori (23%). Este escenario de película es producto de la crisis del sistema político que actualmente afronta el Perú que hizo, literalmente, imposible que los tres candidatos del centro moderado (Castañeda, Toledo y Kuczynski) se pusieran de acuerdo para apoyar a uno solo de ellos. El resultado de tamaña incompetencia era previsible: ganarían los extremos. Y es que, efectivamente, así son percibidos los dos candidatos que ayer pasaron a la segunda vuelta lo cual hace muy complejo, a dos meses de esa elección, presagiar quién será el próximo presidente del Perú.

Las matemáticas indican que debería ser Ollanta Humala pues ha vencido en todo el Perú, con excepción de una o dos regiones en las que o empata o pierde por decimas, y, a diferencia, de las elecciones del año 2006, esta vez ganó con más de 10% de ventaja. Asimismo, Ollanta posee menos resistencias que Keiko, pues a diferencia de ésta no tiene un pasado de pillerías y crímenes. Su punto débil, no obstante, son las resistencias que genera en el gran capital, en las clases medias y en aquellos sectores que, mal que bien, se han beneficiado de las políticas económicas pro mercado ensayados durante los últimos diez años. No son poca cosa estas resistencias pues a ellas se deben que perdiera en las elecciones pasadas con Alan García a pesar del fuerte voto en contra que tenía aquél que ascendía a casi el 70%. Otro flanco débil de Ollanta es su relación con Hugo Chávez quien no solo es mal visto en el Perú, por su estilo de hacer política, sino por sus críticas constantes al gobierno de Alan García. Esta cercanía es, sin duda, un pasivo letal contra Ollanta que sus adversarios explotarán al máximo y que, si no deslinda a tiempo, podría costarle una pérdida importante de votos, sobre todo, de los sectores medios y altos de la población.

Keiko Fujimori tiene, por el contrario, una imagen impoluta en lo que se refiere a su cercanía con Chávez o con otros gobiernos de socialismo de siglo XXI en la región, y al igual que los candidatos del centro moderado está a favor de la ortodoxia económica. Su principal pasivo es el legado de su padre, el cual genera mucha inquietud en los sectores que más se han beneficiado, paradójicamente, del desarrollo económico de los últimos años. Asimismo, es una candidata muy joven (tiene 35 años) y eso, antes que ser considerado un mérito es percibido como una credencial negativa, a decir por el, considerado, peor gobierno de los últimos 50 años de la historia del Perú: el de Alan García, quién cuando accedió al poder por primera vez tenía, al igual que Keiko, 35 años.

Steven Levitsky, un politólogo e investigador de la Universidad de Harvard, que estuvo hace un par de meses en el Perú, escribió el domingo pasado un artículo en el diario La República de Lima en el que explicaba, brevemente, por qué, a su juicio, este desenlace se daría. En su opinión que los dos candidatos, percibidos como más radicales, hayan llegado a la segunda vuelta se debe a la crisis, profunda, del sistema político peruano, el cual se ahonda con cada elección, pues en lugar de la enseñanza que, supuestamente, nos debería dar, nos recuerda que poco o nada hemos hecho por renovarla. En estas elecciones, por ejemplo, se presentaron a las elecciones presidenciales 12 candidatos, cuyos partidos, hace 5 años, simplemente no existían. ¿Con liderazgos e instituciones así de frágiles se puede construir una verdadera democracia? Se preguntaba Levitsky y lo cierto es que no solo no se puede construir una democracia verdadera sino que tampoco se puede aspirar a un desarrollo verdadero.

El Perú es de los países que más han crecido en la región (en promedio 6% anual) pero es, al mismo tiempo, el país con mayor volatilidad electoral de Sudamérica. Esta volatilidad exploto en la cara de la clase dirigente el día de ayer y dejo sentado al menos una cosa: que si no se renueva la política, que si no se moderniza el Estado, que si no se toman en cuenta las necesidades de los más pobres no sólo repetiremos la incertidumbre de hoy, sino que la agravaremos. ¿Quién quita que este no sea el principio de un discreto y elegante fin de la institucionalidad democrática en el Perú?

*Investigador y profesor de la Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica del Perú

20 comentarios:

Anónimo dijo...

Quiero creer que Gargarella no esta preocupado como el cronista que decide citar por el triunfo del candidato mas extremista.

rg dijo...

no lo estoy, pero no entiendo por que no pensar las elecciones, a partir del texto, en lugar de indagar que pienso o no pienso. no es que tengo que estar de acuerdo con cada linea de cada texto que publico aca. eso seria ser dogmatico y no tener espiritu critico

PIC dijo...

seria un desastre si gana el indigenista racista humala.
o, mejor dicho, tal vez sea bueno, y sirva para que el populismo se saque la careta una volta è per sempre.

natalia sobrevilla dijo...

hola roberto, te escribo en un rato una segunda mirada sobre las elecciones en el Perú, algo como ‘Como entender una elección: los usos y los abusos de la historia y el modelo comparativo’ de momento voy tratando de digerirlo. En mucho coincido con Heber Joel, sobre todo en la lectura de como el voto de la derecha y el centro se dividió dejando a los extremos surgir, pero creo que hay muchas más lecturas posibles a porque pasó eso. Estas elecciones son en mucho la continuación de las del 2006 donde la derecha y los moderados no fueron divididos pero igual no lograron evitar que la opción fuera elegir entre Humala y García. En ese momento los moderados y la derecha optaron por darle una segunda oportunidad a quien habían jurado nunca apoyar (escribí en su momento al respecto, ‘se merece Alan García una segunda oportunidad’). Ahora la situación es mucho más dramática y el anti-fujimorismo de personas como yo hace imposible no apoyar a Humala (con quien tengo reparos más por su pasado de abuso a los DDHH, atentados contra el estado de derecho entre otras que por sus posibles vínculos con Chávez).

Como se ha dicho ya más de una vez “de Humala se pueden tener dudas pero de Keiko tenemos pruebas.” Ahora bien, el 67% universo electoral peruano se compone de los llamados sectores D y E y son ellos –los más pobres– quienes deciden una elección, ellos han votado para decirle a la cómoda derecha peruana que su modelo de éxito no les gusta y no los incluye, serán ellos quienes decidan quién nos gobernará. Lo triste es ver cómo se van dejando ver una vez más la cara los filo-fujimoristas que ahora dicen defender la democracia y la libertad ante una ‘potencial dictadura de Chávez’ comparando a Humala hasta con Hitler, cuando en realidad lo que les duele es la billetera, como otros más sinceros han aceptado directamente. Sin inclusión y sin justicia social no lograremos nunca un país estable, ya que como dijo la Defensora del Pueblo que salió recién del cargo: “los pobres pueden entender que son pobres, pueden entender que sea difícil salir y sacarlos de su pobreza, pero lo que no entienden es el abuso y la prepotencia de quienes los mantienen así.”

Anónimo dijo...

Alguien puede explicarme el perfil de la gente que integra el nucleo duro del fujimorismo? Cómo piensan?
Me cuesta mucho entender cómo Keiko pudo llegar a la segunda vuelta, aunque el año pasado estuve en Lima y un par de taxistas me anticiparon que Keiko iba a ser la gran sorpresa.

Heber Joel Campos dijo...

Coincido con Natalia y al igual que ella se me hace imposible apoyar a Keiko quien no solo representa un pasado escabroso en la historia reciente del Perú sinon que esta acompañado, feliz, sonriente, de los sectores más conservadores de la derecha peruana en estos momentos. Sectores que, por ejemplo, no niegan los crimenes del fujimorismo pero que, por caso, lo prefieren al supuesto estatismo de Ollanta.

Tampoco es que Ollanta sea un adalid de la democracia ni mucho menos. Tiene flancos serios y algunos antecedentes por explicar que pasan por su actuación como militar durante el conflicto interno hasta algunas honduras de su plan de gobierno que plantean estatizaciones y nacionalizaciones de industrias injustificadas que, usos de la guerra, hace unos días ha salido a desmentir.

El principal problema de esta elección, sin embargo, es, como señala Natalia, que más de la mitad del electorado proviene de los sectores populares a los cuales tanto Keiko como Humala tienen llegada por lo que es muy posible que esta elección la termine resolviendo el centro y la derecha. Algunos analistas sugieren, por ejemplo, que de los 20 puntos que obtuvo Kuczinsky al menos 15 iran directamente para keiko con lo cual esta obtendría casí casí 48 % y estaría a solo 3 puntos de ganar la elección los cuales podría obtener ya sea de los votos que obtuvo Luis Castañeda (10%) o Alejandro Toledo (15%). Es aún muy prematuro hacer predicciones definitivas pero todo hace presagiar que será una elección muy apretada y gane quien gane lo hará con un fuertisimo voto en contra detrás.

Anónimo dijo...

Heber

Por qué Keiko tiene llegada a los sectores populares?El fujimorismo fue bueno para los sectores más humildes desde algún punto de vista?

Heber Joel Campos dijo...

Keiko tiene una llegada grande en los sectores populares amigo anónimo porque durante el gobierno de su padre, Alberto Fujimori, se desarrollo una política de asitencialismo y populismo intensisima. El gobierno de Fujimori fue el que más inversión social realizó en el Perú, construyendo carreteras, hospitales, escuelas, alumbrado electrico, servicios de agua y desague en poblados que antes no eran sino arenales y villorios totalmente olvidados. Cuando tú te acercas y le preguntas a esas personas porque votan por Keiko ellos te dicen porque cuando su padre fue presidente viviamos mejor, teniamos luz y agua, y el nos ayudo a poner la posta tal y el colegio tal. Calro esta que esa estrategia no fue, en modo alguno, para nada noble pues despues se comprobo que esas obras de infraestructura básica estaban totalmente infladas y eran realizadas por empresas y constructoras amigas que permitían drenar pingues ganancias pero eso es algo que el poblador olvidado no sabe y simplemente no le importa y es comprensible ello porque durante muchos años estos sectores han estado totalmente al margen de los sectores más boyantes de la sociedad y os resultados ahora al menos saltan a la vista.

Anónimo dijo...

Heber, Natalia, que momento complicado para Ud., aca se llamaria tragar un sapo.
victor hugo

Anónimo dijo...

PIC.
Me intriga mucho los motivos de furia anti indigenista.
victor hugo

Ramiro dijo...

¿Me dijeron que tanto Keiko como Humala apoyan la pena de muerte? ¿Es cierto eso? Si así, tremendo ¿no?, lo que dice sobre las opciones...

Heber Joel Campos dijo...

Ramiro: la apoyan pero de la boca para fuera, como en su día la apoyó Alan Garcia o como la han apoyado casí todos los candidatos en esta campaña. Lo hacen porque eso da votos debido a la extensa inseguridad que vive el país sobre todo en los sectores pobres, pero de ahi al hecho hay mucho mucho trecho.

Ramiro dijo...

Gracias por la data HJ.

Ivar Jesús Calixto Peñafiel dijo...

Desafortunadamente,aun sólo en el sufragio -en que el voto es obligatorio- es el único momento en el que todos los peruanos somos iguales. La desigualdades son latentes y abismales.

Por ello, antes de realizar una lectura sobre la difícil decisión entre Keiko y Humala, hay que prestar atención de por qué ellos han alcanzado las más altas votaciones. Creo que el mensaje de la población es que se canso del modelo, se canso de esperar el chorreo, se canso de esperar que lleguen los servicios básicos, etc. Como días previos la Defensora del Pueblo señaló "los pobres pueden entender que es difícil salir de la pobreza pero lo que no entienden es el abuso y la prepotencia de quienes los mantienen en esa situación.

La elección de dos alternativas autoritarias refleja que las personas que se cansaron del modelo creen que para lograr el cambio se requieren gobiernos autoritarios e incluso anti democráticos. Y razones no les falta, muchos políticos que han perdido esta elección, en lugar de ser conscientes que para salvar el sistema democrático tienen que cambiar de políticas, han salido a proponer una cruzada en defensa del mercado.Por ello coincido con lo que señaló un reconocido periodista-el cual por supuesto no tiene espacio en la televisión- quien dijo: "Aquí no hay compasión social, este resultado es un mensaje y hay que saber escuchar".

Finalmente,por Keiko JAMAS votaría, pues sería afirmar que se puede matar, robar y corromper con impunidad. Además que ella no asegura realizar las reformas sociales que se requieren. El fujimorismo gobernó muy bien gracias al apoyo de los poderes fácticos: empresarios, militares e iglesia. Mi dilema es el voto viciado o Humala...es una decisión muy dificil.

Gonzalo Ramirez Cleves dijo...

Quiero denunciar a mi amigo Heber Joel Campos. Es un pésimo politólogo, o más bien un pésimo pronosticador político. Hace unos meses vino a Colombia y estaba seguro que el cholo Toledo llegaría a la presidencia. Ni siquiera le daba créditos a Umala y ni nombraba a Keiko. Lo único que acertó fue que el Perú no tiene partidos políticos consolidadoes ¿Pero qué país de la latinoamerica lo tiene? y que Bayly era un Plof o algoo así. Sin leer todavía la columna de Heber me adelantó a decir que si Heber dice que ganará Umala, apuesten todo por Keiko y viceversa. Saludos

Gonzalo Ramirez Cleves dijo...

Que vaina que Roberto haya habilitado moderación de comentarios, pero seguramente algún troll lo sacó de quicio.

Heber Joel Campos dijo...

Gracias por lo que me toca Gonzalo. Aunque debo decir a mi favor, que lo que dije la vez que nos vimos fue que Toledo pasaría a 2da vuelta con Keiko Fujimori, no así Humala, en efecto.

Lo de Humala es un fenomeno curioso, hasta hace 3 semanas tenía poco menos de 15% y Toledo poco más de 25, al final las tendencias se cruzaron y Humala empezó a subir y Tpledo a bajar y antes de una semana de las elecciones ya sabiamos que las tendencias se habían invertido. De hecho las encuestas 3 días antes de las elecciones y, más aún, del día anterior a las elecciones (que no se podían difundir en el Perú, pero sí en el extranjero) ya revelaban que Humala ganaría las elecciones. No falló tanto el analisis como las circunstancias que lo propiciaron.

América Latina tiene un deficit político, pero el Perú, simplemente, no tiene sistema político. No tiene partidos consolidados ni liderazgos claros. Solo para hacernos una idea, en estas elecciones se presentaron 12 candidatos. Solo 4 de ellos tenía un movimiento o partido que superaba el lustro de antiguedad. Keiko fujimori postuló con un movimiento fundado hace un año!

Bayli sigue siendo un plof, para prueba esto:http://peru21.pe/impresa/noticia/buenas-malas-noticias/2011-04-11/301331

Gonzalo Ramirez Cleves dijo...

Heber era picarte, menos mal no me corregiste el Humala si ¨H¨. Creo que será el ganador, a pesar de todo, lo otro parece tremendamente peligroso, no por la edad de Keiko, sino por su objetivo de amnistiar a su papá... Pero ojo yo soy un pésimo pronosticador politico, igual que el joven Heber. Saludos Don Heb.

Gonzalo Ramirez Cleves dijo...

Mi último comentario era excusándome por ¨maletear¨ a Heber. No sé qué significa exactamente, pero creo que es como echarlo al agua. Perdón. Bueno pasando al tema del post, creo que siendo un espectador imparcial, bastante mediatizado, que Keiko perderá porque hay la percepción de que su único fin es amnistiar a su padre, ¿Es así? por otro lado qué ha pasado ahora en la segunda vuelta. No se ha aparecido ningún J.J Rendón a arreglarle el caminado mediático a alguno de los candidatos. J.J Rendón es un medipolitik, este término no existe, que le arreglo las elecciones a Santos, como una especie de Leonard del Discurso del Rey. Otra pregunta cómo están realmente los partidos políticos en Perú. En Colombia, no se saben muy bien qué son. El epononimo partido de la U, por Uribe, el Polo que unifica las izquierdas, pero que se encuentra en entredicho, por la corrupción en la ciudad de Bogotá y los históricos Liberal y Conservador que parece renovarse a pesar de que lo único que proponen son cuotas burocráticas y contratación. El verde que no se sabe muy bien qué es, aunque ya para la Alcaldía coquetea con el partido de la U, el anterior objeto de sus criticas, y unos variopintos partidos, cada uno por sus cuotas y poderes regionales y burocráticos. En Argentina parece que el Peronismo y sus distintas facciones parece que no ha podido ser desbancado y el único país que parece que tiene partidos estables en la región es México, que otrora no tenía sino al PRI. No sé nada de nada, pero quiero que me respondas algo joven Heber sobre la crisis de los partidos en latinoamerica. También te dejo con esta excelente columna de Socorro Ramírez sobre Ganadores y perdedores en Perú.
http://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/socorroramrez/ARTICULO-WEB-NEW_NOTA_INTERIOR-9175693.html

Anónimo dijo...

La OTAN mató al otro hijo de Kadafi.

Por suerte RG defiende esas acciones (como la de Reagan con otra hija) porque a los gobiernos de la OTAN los votan cada dos años o, al menos, no decimos nada porque no hay fotos del jefe de la OTAN con CFK.

juancito