24 abr. 2011

Sampay 4

Estos son algunos rasgos distintivos de la concepción "social" del constitucionalismo, defendida por Sampay, en la Asamblea Constituyente de 1949, que derivo de su libro "Las Constituciones de la Argentina 1810-1972,"

i) Una nueva antropología, que pretendía oponerse al liberalismo egoísta que se reconocía detrás de la Constitución de 1853. En uno de los primeros títulos del “Informe de la Mayoría de la Comisión Revisora de la Constitución”, presentado frente a la Constituyente, Arturo Sampay criticaba a la “antropología filosófica informadora del liberalismo”, al que consideraba basado en una “concepción angélica del hombre, heredada por el liberalismo de Descartes y Rousseau,” y que aconsejaba liberar al hombre de las “restricciones externas a su libre arbitrio” porque “desvirtuaban su ingénita bondad”. Contra dicha antropología –que, agregaba, produjera una “penosa realidad sociológica” con la “concentración de la riqueza en pocas manos”, proponía abrazar una diferente, anti-individualista, apoyada en el intervencionismo del Estado en la economía, y orientada al logro del “bien común”.


ii) Una filosofía diferente, de inspiración aritotélico-tomista, y claramente influida por la Doctrina Social de la Iglesia, y el valor de la “justicia social” (en una interpretación que encontraba apoyatura, en todo caso, en las enseñanzas de la Iglesia). A partir de esta filosofía, Sampay criticaba la filosofía dominante en la vieja Constitución, y proponía una nueva jurisprudencia, que reconociera que “el cristianismo es ley del país.” La presencia de esta postura católica ayuda a explica tanto las cláusulas sociales del nuevo ordenamiento constitucional, que incluían, en particular, una lectura diferente del derecho de propiedad y su “función social”, y una lista de nuevos “derechos sociales”. (En el discurso que da el Presidente Perón propiciando la Constitución de 1949, el 11 de marzo de ese año, el primer mandatario propone, de manera especial, “asegurar los derechos del trabajador, incorporándolos a la ley y las costumbres argentinas, para que las clases económicamente débiles estén protegidas contra el egoísmo, la prepotencia y la explotación de las económicamente fuertes”).


iii) Una moral cristiana, que da cuenta de los rasgos claramente perfeccionistas del nuevo texto, y que encuentran un lugar particular en la “familia” cristiana, a la que se proponía como unidad fundante y piedra basal de la nueva sociedad. Conforme al Informe del Despacho de la mayoría de la Convención, el “individualismo jurídico” del anterior ordenamiento constitucional era el que había permitido “el estrago de la familia obrera”, al otorgar al padre un salario que “no lograba satisfacer las necesidades de su esposa e hijos,” y al obligar a la mujer a “ir a la fábrica, descuidando la formación moral y la salud física de los niños” (Sampay 1975, 495-6). Por eso –agregaba el Informe- la reforma constitucional tendía “principalmente a resguardar y vigorizar la familia, núcleo social elemental y primario”. La sociedad no era vista, entonces, como “una agrupación de individuos sino de familias”, y por ello se iba a procurar “la consolidación de los principos espirituales y morales que constituyen la esencia de la convivencia social”.


iv) Una cosmovisión política organizada en torno a un liderazgo personalista, que retomaba los principios del caudillismo conservador dominantes durante el siglo xix: autoridad concentrada en una persona; centralización geográfica del poder; verticalismo político; apelación a las masas, que se mantienen privadas de poder de decisión politica efectivo. Notablemente, en el citado “Informe” de la mayoría en la Convención, se dedica un apartado especial a justificar la necesidad de concentrar poder en el Ejecutivo unipersonal. Allí se señala que “la experiencia histórica demuestra hasta qué punto la endeblez ejecutiva y la pluralización del parlamento facilitaron las dictaduras totalitarias, por reacción contra la incapacidad para actuar en una compleja circunstancia que exigía la intervención del Estado en lo económico, en lo social y cultural” (ibid., 489-90).

29 comentarios:

fahirsch dijo...

El lugar de la mujer: "Kinder, Küche, Kirche"
Los libros de Loris Zannata: "Del estado liberal a la nación católica: Iglesia y Ejercito en los orígenes del peronismo. 1930-1943" y "Perón y el mito de la nación católica: Iglesia y Ejército en los orígenes del peronismo 1943-1946" dan cuenta del trabajo de la Iglesia católica en desliberalizar por un lado y catolizar por el otro en los 30 y 40.
Sampay, es obvio, participaba de eso.
¿Pero, pregunto, los diputados peronistas, buena parte de los mismos provenientes del socialismo o del radicalismo, no dijeron nada sobre el tema?

PIC dijo...

Tenés que buscar lo que decía del derecho a huelga, en su debate con Ramella.

Volviendo al tema, yo me pregunto cuánto de lo que dijo Sampay hoy podría leerse dentro del comunitarismo (pienso en filósofos como MacIntyre) y el multiculturalismo.

Me pregunto si estos aspectos que señalás no son hoy justificados desde otra vena en el caso del multiculturalismo. Todos estos tópicos, por ejemplo, aparecen en las posiciones indigenistas: La religión es la ley del país, una moral religiosa, perfeccionista, la defensa de la familia como una entidad anterior y superior a las partes (la familia tribal), liderazgo personalista.

rg dijo...

voy de a poco, pero pasame lo de ramella-sampay si lo tenes a mano

Anónimo dijo...

PIC, sos grosso.

PIC dijo...

Ramella defendía la constitucionalización del derecho de huelga. Sampay no, pues se trataría de un derecho natural. Bajo la Const del '49 funcionó el fuero policial, que se encargó de perseguir sindicalistas disidente, lo mismo que la cláusula del art. 15 y tantas otras que habilitaba la persecución de grupos disidentes.

Fijate la p. 11.

http://www.zshare.net/download/89449641a0824fa7/

Confirmame que lo hayas bajado así lo borro.

rg dijo...

dame hasta el mediodia. vengo leyendo al sampay brasilenio, que trabaja con getulio vargas, vengo viendo la segunda constitucion de vargas, muy social, pero que ve al derecho de huelga como un atentado al orden y la prohibe

Anónimo dijo...

Bien q sigamos con Sampay, sigo teniendo visiones diferentes de su pensamiento:

1. Al comentario 1: La mujer con el peronismo del 45/55 que Uds. es Eva: la participación política con mayúsculas. Y, luego, el voto femenino. Si criticar la mujer en la fábrica en el 30 cuando no habpia derechos para los trabajadores y ellas no podían votar está mal... bueno, no se.

2. Seguís omitiendo todo el Sampay que trata del desarrollo nacional: recursos naturales, fuentes de energía, el control estatal del comercio exterior, la limitación a las "fuerzas del mercado" y la intervención extranjera, etc. Y eso está en el libro que comentás. SEGUÍS PERDIENDO LO MÁS ACTUAL DEL PENSAMIENTO DE SAMPAY.

3. Suscribiría las criticas al perfeccionismo desde un debate filosófico, pero sería más prudente en criticar que el Estado (en situaciones como las de Argentina años 30) promoviera valores morales, aún los catóicos que personamente no comparto.

4. La crítica a un PEJ fuerte son discutibles y el uso del término "conservador" es equivocado.
El modelo es Irigoyen y no era conservador.

Cualquier proceso de cambio político se hace con liderazgos políticos fuertes. Y todos los países entonces (y ahora) lo tratan de tener. El parlamentarismo no lo niega sino que construye liderazgos fuertes. Por fin, Sampay critica la falta de un poder institucional fuerte porque deriva en "dictaduras totalitarias" (es obvio que refiere a Alemania).

tito

Anónimo dijo...

Rg: ¿ME PASÁS LA CITA BIBLIOGRÁFICA DEL SAMPAY BRASILEÑO QUE REFERÍS DE SUS TRABAJOS CON G VARGAS?

GRACIAS

Tito

rg dijo...

tito, cuando me dicen liderazgo fuerte me llevo la mano a la cintura

el brasilenio en el que pienso es francisco campos, tengo que conseguir su trabajo "estado nacional." si alguien lo tiene que lo mande porfavoooor

fahirsch dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
rg dijo...

si, estado nacional: sua estructura, seu contenido ideologico

fahirsch dijo...

Estado Nacional
Este link se puede bajar

rg dijo...

uuuh, estas son las cosas que, a pesar de los pesares, hacen que tenga sentido seguir teniendo un blog. gracias miles pic-fahrish!

CV dijo...

Tito:

Es que la discusión sobre el perfeccionismo a nivel filosófico es mucho más complicada de lo que muchos liberales asumen.

Te pongo un ejemplo: el paco. Si nos tomaramos en serio hasta las últimas consecuencias la idea de un "neutralidad estatal", no debería hacerse nada, no sólo no criminalizarlo (en lo cual estaría de acuerdo), sino ni siquiera promover la prevención del consumo de paco.

Pero para cualquiera que mínimamente conozca cuáles son los efectos del consumo de paco en la vida de las personas, esto parece una conclusión inaceptable: el consumo regular de paco "autodegrada" increíblemente las vidas de esas personas en un lapso de tiempo realmente muy breve (se vuelven incapaces de cualquier decisión autónoma).

En fin. Yo entiendo los peligros del perfeccionismo (y aquí hay que decir que Sampay escribió un librito (La filosofía jurídica del Art. 19 de la Constitución Nacional (Buenos Aires: Ed. Cooperadora de Derecho y Ciencias Sociales, 1975), en donde defendía básicamente la posición liberal), pero casos como el del paco me plantean dificultades.

rg dijo...

no veo ninguna complicacion en el caso del paco, para defender un paternalismo como el que uno defiende en el caso de las leyes laborales, por ejemplo, o el voto obligatorio, o la escuela secundaria obligatoria, con los propios argumentos del liberalismo, si uno quiere

rg dijo...

pic, si podes escribime un mail y te pregunto una cosa

CV dijo...

No todos los liberales defienden las leyes laborales (supongo que te referís al salario mínimo) o el voto obligatorio.

Pero, de todos modos, me parecen casos muy distintos, porque, si lo hacen, por lo general lo hacen sobre la base de solucionar problemas de acción colectiva (Downs paradox, etc).

En el caso del paco, no veo tan claro que se trate de un caso de "paternalismo legítimo" y no de perfeccionismo: un modo de vida dedicado al consumo regular de paco es, simplemente, un modo de vida disvalioso.

Saludos, y esperamos más Sampay.

rg dijo...

pero para: la pregunta es si el liberalismo puede defender eso, o si hay "muchos" que lo hacen? nino iba por paternalismo justificado.

mientras esperas mas sampay, mira lo que decia el sampay brasilenio, en o estado nacional:

"El régimen político de las masas es el de la dictadura…No hay hoy un pueblo que no clame por un César”, 1937

fahirsch dijo...

Anónimo Tito: ¿Eva feminista? "De la misma manera que una mujer alcanza su eternidad y su gloria y se salva de la soledad y de la muerte dándose por amor a un hombre, yo pienso que tal vez ningún movimiento feminista alcanzará en el mundo gloria y eternidad si no se entrega a la causa de un hombre. ¡Lo importante es que la causa y el hombre sean dignos de recibir esa entrega total!"
El voto femenino hubiera sido realidad en esa época con cualquier otro gobierno. Y el voto femenino de por si no es suficiente. La posición de la mujer en la sociedad es fundamentalmente una cuestión cultural
Si hoy hay mujeres en cantidad en la política es en buena medida al affirmative action del cupo femenino.
Pero para ver la realidad de la valoración del trabajo femenino lo invito a darse vuelta por cualquier sucursal de Garbarino, Frávega, Musimundo, concesionarias de automóviles, etc. para ver donde están las mujeres y donde los varones.

Anónimo dijo...

F: Evita capitana y genial!

RG.
1.- Tu referencia al liderazgo fuerte es un lugar común que no dice nada.

fueron liderazgos fuertes: Mao, Fidel, Lenín, Ho Chi Min, o los Mariano Moreno, o si te gusta la derecha Churchil, Roosvelt, etc. ¡hasta tu querido Alfonsín! ¿por todos te llevas las manos a la cintura? ¿hablás de política o de qué?

Otra cosa es la dictadura totalitaria y Sampay lo diferencia.

2.- Seguís sin hacerte cargo de los temas más políticos de Sampay.

Anónimo dijo...

Al lado de Mao, Lenin, Castro tenés que poner a Pinochet o Videla. No a Roosvelt.

PIC dijo...

Una frase de Sampay es

“la democracia liberal, agnóstica y relativista, conduce fatalmente a la democracia cesarista”

PIC dijo...

Anónimo,

Lo que estás diciendo es una tontería. Por caso, en el pensamiento de la derecha tradicional (monárquica) también se defiende la estatización de los recursos naturales (que pasen a manos del Estado, de los foros, de la corona), pero no por eso vas a hacer malabares para hacerlo pasar como progresista.

Saludos,

Intelektual pastelero - por PIC dijo...

Los ilustrados juzgan hacia atrás a Sampay como un reaccionario desde los modelos europeos o yankees socialdemócratas, que son presa de la metafísica del sujeto y la sicología racional de Descartes (el filósofo de la burguesía) y el transvasamiento del Ser en el ente como simple presencia (como nos dice Heidegger).

Nosotros sostenemos que el sentido unitario de las estructuras del Dasein es la temporalidad, es un des-envolverse en el tiempo. Y el ente tampoco es objetividad ni simple presencia, sino que es utilizabilidad. Los ilustrados piensan al ente como simple presencia y por eso no entienden que los conceptos se desenvuelvan en el tiempo de manera cambiante. Sobre todo se creen aptos estos orgullosos hombres modernos para hacer juicios morales y sentenciosos, desde enfoques sincrónicos, sin interesarse por el despliegue de lo visto.

No se gaste, cumpa Anónimo, pues se trata de la insuficiencia del lenguaje, de la imposibilidad de los ilustrados para desarrollar la indagación disponiendo sólo del lenguaje filosófico heredado de la tradición metafísica (dominada por la idea del ser como presencia, que está implicada en la democracia deliberativa).

Sigan Vds. en Interpretado, presas de la existencia inauténtica, plena de avidez de novedades como "blocks", "Facebook", Rawls e tutti quanti que nos impone el mundo "caído", la inautenticidad. Todas esas cuestiones modernas de las que gustan los gorilas de clase media de las ciudades, donde Dasein se desarraiga (entwurzelt) constantemente, pues practica la autodenigración de nuestras raíces criollas, de la que tanto se quejaba Jauretche. Yo vuelvo a leer a Heidegger, bajo el parral de mi rancho, comiendo una torta frita y cebando mate, como nuestros viejos padres criollos, que me enseñaron que "es mejor que aprender mucho el aprender cosas buenas".

En la avidez de novedades el ver se queda en sí mismo, sin interesarse por el despliegue de lo visto; no se trata de ver para comprender lo visto, sino sólo para ver. Así compran la crítica que hace Clarín y Nelson Castro, y piensan en Interpretado, en sujeto-Otro, que es dicho y pensado por la sociedad-poder para ella misma.

Anonimo 912 dijo...

Muy bueno. En especial la parte del mate y las tortas fritas.

CV dijo...

Creíamos que C. S. Nino no se había ocupado del asunto del paco, simplemente porque esa problemática no existía entonces...

Realmente no leí a Francisco Campos.

Pero creo que puede ser apresurado llamarlo el "Sampay brasileño". Si no recuerdo mal, en el texto que mencionabas en el post anterior sobre Sampay, él deslizaba alguna crítica al "liderazgo carismático" y a la "falta de institucionalización".

Es más, y sobre tu punto iv), a mí me parece que no es una inferencia válida "concentración de facultades en el Poder Ejecutivo", luego "caudillismo conservador dominantes durante el siglo xix".

Alberdi también pedía ciertas facultades concentradas en el Poder Ejecutivo, pero para vencer el atraso económico, para el "progreso".

Caveat: Aunque puede ser que la justificación que daba el "Informe" tenga una base empírica falsa (tendría que chequear eso, alguna vez leí algo respecto de la República de Weimar), pero, en todo caso, me parece que es eso lo que habría que cuestionar.

Saludos.

CV dijo...

Muy bueno el link fahirsch.

fahirsch dijo...

CV: Las gracias a Google y a los apropiadores de material intelectual que los liberales no aprobamos (referido a la apropiación).
Dr. Gargarella: ¿Ha considerado publicar sus libros en formato digital a precios bastantes menores a los de papel?

CV dijo...

Fahirsch:

Ojo que hay muchos liberales que sí lo hacen...

(por ejemplo: http://www.copyrighthistory.org/cgi-bin/kleioc/0010/exec/ausgabe/%22%20%20%20%20%20f_1776a%22).

Saludos.