23 jun. 2012

Moyano and Pagina

Gracias Imparcial por el aporte. Muy impresionante el contraste entre
esta nota
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-167340-2011-04-30.html
sobre Moyano
y esta nota, del mismo autor, hoy
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-197070-2012-06-23.html (donde critica a los "vargallosistas y biempensantes" que se ruborizan y rezan avemarias cuando ven a Moyano. tremendo el panquequismo)

29 comentarios:

gracia dijo...

las palabras huelgan.. jaja

hoy estoy contenta porq es mi cumple... me podrias regalar un lindo post de esos q vos haces... sobre fotos o musica ....

y vos cuando cumplis?
besitos! :)

Anónimo dijo...

Un pobre tipo lamentablemente cuyas notas demuestran a las claras la absoluta falta de libertad periodística que se respira dentro de ese medio sostenido por la publicidad oficial. Es tristísimo que un periodista deba modificar su parecer en función del posicionamiento que asuma el gobierno para el que trabaja.
De cualquier manera también hay que decir que, para el diario Clarín, Moyano era antes uno de los principales enemigos de la República y hoy se transformó, por arte de magia, en una suerte de héroe nacional a reivindicar.
Yo estoy asqueado pero tanto por Página como por sus "enemigos".
Saludos

andresvas dijo...

coincido totalmente con anónimo 7.52PM el único atenuante es que al menos hoy tenemos claro desde donde se habla en cada medio y tenemos que informarnos ponderando todo eso.

Desocupado mental en la era del blog dijo...

Y sí, es lo que ocurre en la política real. La coherencia suele ser monopolio de los que no gobiernan.

Desocupado mental en la era del blog dijo...

A Imparcial del Norte la política argentina le da "asco". Por eso, posiblemente, suele votar a políticos que pierden siempre, para no hacerse cargo de las consecuencias del voto.
Disculpas por la chicana, pero no me pude contener.
Saludos!

elbosnio dijo...

No veo en Bruschtein una incongruencia. Moyano cambió en cuanto a la opinion que expresa sobre el gobierno y su modus operandis. Bruschtein no le endilga hoy a Moyano atributos personales o morales, no sostiene que es un inmoral, un infame, un sin ley. Le critica su accionar politico.
Cuando lo defendia el año pasado lo defendia de criticas morales, muy personales, defensaa que probablemente hoy repetiría.

En eso creo que es mas dificil de explicar el viraje de clarin o de Melconian. Para ellos Moyano era un inmoral, un chorro, un sin ley, y cualquiera que lo tuviera de aliado demostraba en ese gesto que era tambien un sin-ley. De esas expresiones, es dificil aparecer sosteniendolo como un aliado solo porque corrigió sus opiniones o por su nuevo accionar politico. Porque la critica pasada no era por sus acciones politicas, sino por algo en su esencia humana.

La oposición ha construido su posicion sobre criticas morales. Eso genera mas impacto emocional, binario, pero obliga al no retorno. Las alianzas con monstruos detestables del pasado son mas complicadas de explicar, que las alianzas con un opositor politico.

elbosnio dijo...

Anonimo, es indudable que Moyano ha cambiado mas alla de la opinion del gobierno. No se puede esperar el mismo analisis politico de Moyano hoy que el de Moyano hace 2 años, por mas independiente que sea el periodista.
No es como el caso de Taiana, a quien bajan por voluntad del ejecutivo pero en nada cambia. Quien lo critique a él de forma diferente a como lo hacia antes de la renuncia/despido puede ser criticado por verticalista. Pero cambiar el analisis politico sobre Alberto Fernandez antes y despues no es de alcahuete, es reflejar el cambio del sujeto.

Diferente es si el analisis es moral o esencial. Las personas probablemente no cambian su moral a esa velocidad. Pero, como mencioné en el comentario anterior, Bruschtein no hace analisis morales.

rg dijo...

lamentablemente, la contradiccion esta. antes denostas a los criticos como "vargallosistas y biempensantes," y hoy pasas a ser "vargallosista y biempensante": el gobierno viene haciendo todo bien, hay que ajustar un poco, no hay que pedir de modo desbocado, el mundo admira este plan de austeridad que nos ha salvado de la catastrofe. tremendooooo panqueque

rg dijo...

y para colmo una critica sometida y moralista (moyano es un mentiroso que acusa a este gobierno admirado en el mundo (???) de neoliberal)

Juan Ignacio Visentin dijo...

Por supuesto que desde P/12 bajan línea y si antes veían a un gran dirigente gremial y hoy ven a un "opositor al modelo", también leemos lo contrario en los medios "independientes", cuando antes era un gánster que tenía las manos manchadas de sangre y hoy lo tienen de artista exclusivo tirándole flores y centros para hacerlo quedar como nuevo garante de la libertad y paz social...

En definitiva, ambos medios tienen razón desde sus lógicas, está claro que Moyano hace 8 meses votaba a CFK y hoy se pasó a la vereda de enfrente (Clarín, mesa de enlace, momo venegas, macri, etc)

Slds!

Desocupado mental en la era del blog dijo...

No hay caso: la izquierda no puede dejar de reducir lo político a lo moral. Es una batalla perdida Bosnio : ).

elbosnio dijo...

RG, sigo sin ver la contradiccion.
Sigo creyendo que el Bruschtein de hoy podria suscribir a su primer nota. Es una nota que rechaza la ferocidad con que los medios (los señores biempensantes) se ensañaron con Moyano pero no lo saca de las criticas. Menciona que existe un debate verdadero adentro del sindicalismo, CTA, clasista, barrionuevo, gordos, Moyano, menciona tambien a la corrupcion y concluye que la estructura sindical necesita reformularse. Solo dice que Moyano no es el peor de la clase, nunca lo exime.
Rechaza la lapidación pero no la critica politica.

Hoy no asume la pluma de un biempensante, como los que critica en la primer nota.
No acusa a Moyano de Mentiroso, no busca descalificarlo mostrando una larga lista de mentiras suyas y concluyendo "Si lo dice el Negro, es mentira".
Sino que le refuta el dicho de Moyano sobre que el plan de viviendas es una mentira. No es lo mismo. Vos lo notas. No dice que Moyano es un mentiroso, ni siquiera dice que miente (lo que sería ya una diferencia en la descalificación), solo dice que no se puede afirmar lo que dice Moyano con un gobierno como este.

Tampoco se desdice de lo que dijo. No dice hoy que Moyano es el peor de la clase. No habla de corrupcion, de moral. Solo refuta la consignaque usa Moyano de "eliminar el impuesto a los salarios". Le reconoce la legitimidad de pedir el aumento en el minimo, pero le critica las banderas de eliminacion del impuesto.
En mi opinion, es una exageración de Bruschtein, la de tomar las consignas al pie de la letra y constuir una critica a Moyano basado en ellas. Porque es claro que Moyano no esta saliendo a parar para defender que los sueldos de $100.000 por mes dejen de pagar ganancias. "El salario no es ganancia" es una consigna atractiva y por eso la usa, pero es obvia su posicion por no debilitar los salarios cercanos al minimo no imponible.
Si comparto su critica al llamado a un paro general. Pero le doy menos importancia y tengo todavia bastante confianza en que se levante antes del miercoles.

De todos modos, son criticas politicas a un actor politico. En nada se contradicen con su nota en defensa del mismo actor a no ser denostado por plumas morales que lo buscaban demonizar.

Anónimo dijo...

Dice "Desocupado mental en la era del blog": "No hay caso: la izquierda no puede dejar de reducir lo político a lo moral. Es una batalla perdida Bosnio : )".
Yo te contesto "desocupado": "No hay caso: el kirchnerismo no puede dejar de transformar a la política en inmoral. Es una batalla perdida desocupado. :(

Anónimo dijo...

Es muy gracioso ver razonar a Desocupado Mental. Dice que a mí me da asco la política argentina (lo cual suele ser, en general, cierto) y que por eso voto a políticos que "pierden siempre" (lo cual, lamentablemente, también es cierto). Claro, lo que no es cierto (¿cómo podría serlo?) es el "por eso" que él introduce entre una cosa y la otra. Pregunto: ¿de qué manera es posible "hacerse responsable" de las consecuencias de nuestro voto? Mentir sobre a quién uno vota es lo más sencillo del mundo. Como siempre dice Cacho Castaña: "Nadie votó a Menem". Desocupado, a lo mejor vos tenés una concepción demasiado pragmática del voto y terminás votando siempre a aquéllos que mejor ranquean en las encuestas. Por suerte, yo sigo apostando por el voto convencido, aquél que me deja con la conciencia tranquila, que es lo único de lo que soy verdaderamente dueño.
Juan Ignacio: afirmás "está claro que Moyano hace 8 meses votaba a CFK y hoy se pasó a la vereda de enfrente (Clarín, mesa de enlace, momo venegas, macri, etc)". Pregunto: ¿es eso lo que está claro? Porque para mí lo único que está claro es que Moyano fue siempre un mafioso, más allá de la cuestión de dónde dirigía su voto. Pero ese es el tema: que este gobierno acepta el apoyo de quien sea. En su momento fue Moyano, como también lo fueron (y lo siguen siendo) Insfran, Gioja, Capitanich, los intendentes del conurbano y tantos pero tantos otros impresentables con los que ha instituido un pacto de silencio. Claro, Moyano 'puede' haberse vendido (realmente, no estoy seguro sobre quién se vendió primero: si él o el gobierno). De cualquier manera, aún aceptando que haya sido él quien se vendiera, ese no sería tampoco el tema relevante. El tema es que Moyano actuó como Moyano: ayer te apoyaba y hoy te de la espalda, porque eso es lo que hace él, juega sucio, como también juegan sucio los Barrionuevos o los Momo Venegas (con el titiritero Duhalde por detrás).
El Imparcial del Norte

Juan Ignacio Visentin dijo...

Imparcial del Norte: coincido en gran parte de tus apreciaciones; a lo que apuntaba es que el panquequismo no está en P/12 o Clarín sino en quien cruzó de vereda ya que antes apoyaba y ahora hace un paro nacional, porque lo que hoy se cuestiona ya estaba implementado desde antes de las elecciones, y no por ejemplo como en la 125 donde hubo una resolucion que hacía móviles a las retenciones la cual desató el reclamo de la mesa de enlace.

PD: sería mejor si develaras tu verdadera identidad, así hablamos de igual a igual.

Slds!

Juan

Desocupado mental en la era del blog dijo...

Yo supuse dos cosas que resultaron ciertas, Imparcial, mientras vos suponés en mí algo que no es cierto: estuve siempre en contra de Menem, y ahora en el balance apoyo al kirchnerismo. No vs el Arcángel Gabriel, sino en relación a la oposición que percibo como una opción peor. No existe el gobierno que me represente al 100%. Es más: pretender eso es una utopía. Los que pretenden eso son los que votan de modo "honestista", casi siempre a los NO TIENEN VOCACIÓN DE MAYORÍA. A los que se sienten incómodos ejerciendo el poder, pero se sienten cómodos haciendo oposicionismo en automático (Altamira, Carrió).

El argumento de la mayoría no es una prueba de verdad, pero ocurre que la política no es el ámbito para proponer hipótesis ciertas o verdaderas, eso es la ciencia. La política es la producción de poder, es decir: de posibilidades para empujar los límites de lo real.

Si vos querés empujar los límites de lo real votando a Altamira o a Carrió allá vos. Yo paso.

Desocupado mental en la era del blog dijo...

Es casi un axioma: las políticas de un gobierno pueden ser buenas o malas, pero si no construyen poder, SE VUELVEN IRRELEVANTES.
Otra cosa es el rol del intelectual, ok. Pero un político que no quiere poder o no lo sabe contruir, se tiene que dedicar a otra cosa. ¿Tan difícil de entender es eso, estimado Imparcial?

Anónimo dijo...

Estimado Juan Ignacio: la única razón por la que no develo mi verdadera identidad es que hacerlo me traería aparejadas consecuencias personales muy difíciles de afrontar. Resulta lamentable que esto pase en un país como el nuestro, pero es así. Y no quiero abundar sobre lo mismo. Creo que a todos nos consta lo difícil que resulta trabajar en ciertas reparticiones nacionales en donde te exigen desde porcentajes irrisorios de tu sueldo para que financies al partido de turno, hasta que te pliegues a manifestaciones en apoyo al gobierno nacional. Apenas encuentre otro trabajo, te digo quién soy.
Desocupado Mental: afirmás que "un político que no quiere poder o no lo sabe construir, se tiene que dedicar a otra cosa". Y me preguntás cuán difícil es entender eso. Te contesto: no es nada difícil entender eso. El tema es que sigo sin entender por qué 'nosotros', que somos ciudadanos y no políticos partidarios, debemos plegarnos a la deplorable lógica política.
Todo es, además, una cuestión de diagnóstico. Si aceptaras mi diagnóstico, que se parece en mucho al que realizara Nino en "Un país al margen de la ley", entenderías por qué, entre otra cosas, no puedo votar al PJ o al radicalismo ni puedo aceptar la perversa dinámica presidencialista que se acentuara desde la reforma del 94. También entenderías, por ejemplo, por qué el combate a la corrupción y la denuncia constante no son formas de la anti-política; son, más bien, lo que exige un país que desde hace décadas vive sumido en la anomia social más absoluta y paralizante.
El Imparcial del Norte

Anónimo dijo...

El bosnio: aunque vos no quieras verlo, la contradicción es FLAGRANTE.
En el artículo del 2011, Bruschtein escribe:
“El ensañamiento con Moyano tiene algo del sentido común de una clase media colonizada por una cultura dominante que encuentra siempre sospechosas las formas de participación u organización de los sectores populares. La corrupción nunca está en los directorios de las grandes empresas o de los bancos o los organismos financieros internacionales. Los “investigadores implacables” van siempre tras estas formas de expresión de poder popular”.
O sea, lo que traducido significa, palabras más, palabras menos, lo siguiente: los que critican a Moyano portan un discurso vargallosista de clase media que ve como sospechosa “cualquier” participación popular.
Y, sin embargo, a días de una verdadera manifestación popular (que no es de clase media sino de clase trabajadora), lo que hace precisamente Bruschtein en su artículo es sumarse a ese discurso vargallosista que monta sospechas sobre las participaciones populares (en este caso, la sospecha sería la de ver en el moyanismo un emparentamiento directo con el rechazo de las patronales rurales a las retenciones y en general a pagar cualquier tipo de impuesto, sobre todo los nacionales, lejos de cualquier intención anarquista o socialista).
¿En qué quedamos entonces? La ecuación inconfesa de Bruschtein parece ser la siguiente: Si el que sospecha sobre los motivos que se esconden detrás de una participación popular adopta una posición contraria a la del Gobierno, entonces el que sospecha pertenece a una clase media colonizada por un discurso vargallosista. Pero si el que sospecha (Bruschtein, en este caso, pero también cualquier otro) sobre los motivos de una participación popular adopta una posición favorable a la del gobierno, ¿entonces el que sospecha pasa a suscribir una posición socialista y revolucionaria? Ese parece ser el razonamiento de Bruschtein. Sin embargo, el onus probandi sigue recayendo sobre él, ya que nunca nos dijo qué razones existen para pensar que esa es la posición del gobierno.

El Imparcial del Norte

elbosnio dijo...

Anonimo: el kirchnerismo no transforma la politica en inmoral. La politica es inmoral. Busca otra cosa diferente que cumplir los preceptos morales, tan diferentes e inflexibles. Para la tia del desocupado, un tipo que tiene relaciones prematrimoniales es un inmoral, aun mas inmoral que ser un peronista. Qué hariamos con eso en política? El error es creer que los hombres de bien comparten nuestra moral y que esta debe estar por encima de la politica. En general los fedayines de Al Qaeda creen eso y no me parece un bendicion para el manejo de la cosa publica sino mas bien una amenaza.
Por suerte los partidos mayoritarios en la argentina estan lejos de ese peligro, son practicos, obtienen soluciones de compromiso, maximizando el beneficio de todos aunque muchos (sino todos) sientan que algun punto ciolenta su propia moral.

elbosnio dijo...

Imparcial, coincido con vos que hay que votar lo que uno crea es lo mejor y bancarse lo que salga.

Tambien creo en el valor del seudonimo, que no es lo mismo que el anonimato. El seudonimo, mas alla del valor al individuo como el que mencionas, es una caracteristica unica de los blogs. Donde yo le refuto sus tesis mano a mano a Favaloro sobre operaciones a corazon abierto. Es un ejercicio positivo aun para los Favaloros, que tienen que responder a las ideas sin filtros por quien las presenta. Es probablemente la unica oportunidad que tienen de hacerlo y, dese ya, que tenemos de plantearselos. Es un lugar donde las ideas tienen peso propio y solo las ideas.
Pero el seudonimo permite que uno se haga responsable de lo que dijo antes, no de lo que es o de quien es, pero si de lo que viene diciendo. En eso creo que el seudonimo es mejor que el simple anonimato, donde uno arroja lo que se le ocurre sin registro de continuidad. (pero es una diferencia menor).

elbosnio dijo...

Imparcial, yo creo que el foco obscesivo que le ponen a la lucha contra la coima en el analisis politico muchos de los seguidores de Nino es prima hermana de la anti-politica.
La politica es justamente no tener focos obscesivos porque nos llevan a aceptar situaciones peores solo porque no tienen eso que nos obscesiona.
Creo que hay que juzgar toda la situacion completa, sus mas y sus menos, donde la coima es uno de los menos, pero donde hay muchos otros menos y muchos otros que suman. Sumar todo, medir, y comparar.

Creo que ya lo mencione, pero los miembros de Al Qaeda no aceptan coimas, creen profundamente en el valor de sus acciones, no aflojan con sus objetivos y dan la vida por lograrlos (la suya y las de otros). Puesto a elegir, voto antes a Mario Ishii.

Anónimo dijo...

El bosnio: No voy a emitir comentario alguno sobre tus preferencias políticas. Ahora, a Mario Ishii...? En fin... Por otro lado, hay una cosa que siempre me pregunté y que nunca un kirchnerista osó contestarme. Esto se aplica a tu caso también, ya que para vos el discurso anti-corrupción resulta ser el primo hermano de la anti-política y, como tal, una propiedad exclusiva de cierta oposición vargallosista. Pregunto: ¿qué hay entonces del constante discurso anti-político que portan los k? Porque te recuerdo que todas las sospechas de corrupción dirigidas en contra del monopolio Clarín, con Papel Prensa y los hijos adoptivos de Ernestina en el medio, constituyen los caballitos de batalla por antonomasia que emplean los k. Y te recuerdo también que si vos sacaras todas esas sospechas del medio, el discursito antimonopolio se volvería absolutamente insustancial. Pasaría a ser lo que aparentemente vos querés que sean todos los discursos: tan sólo un mero discurso político. Ahora, si TODO el problema con Clarín se redujera a sus preferencias políticas (pro Sociedad Rural y anti-pueblo, por decir algo), creo que ese multimedio no habría cosechado el odio y el desprestigio que cosechó durante los últimos años. Como verás, El bosnio, el discurso anti-corrupción también es un discurso que suele brotar de las huestes kirchneristas.
El Imparcial del Norte

elbosnio dijo...

Imparcial, partis de una sinonimia sintomatica. Yo digo coima y vos lees corrupcion. Quienes ponen el foco obscesivo en la coima (esas fueron mis palabras) suelen confundir ambos terminos. Las posiciones dominantes, los lobbis, la presion de la iglesia para que no traten ciertos temas, etc. implican actos de corrupcion aunque no de coima. Papel prensa es corrupcion, pero posiblemente no incluya coima.
El foco obscesivo en la coima hace cometer esa confusion que lleva a depreciar la corrupcion no cometera. La corrupcion politica, la que lleva a un representante politico a no representar el ineteres de sus representados, no siempre por la recepcion de una valija o un sobre.

Probablemente no calificamos las cosas igual. A mi me interesa poco si hubo o no un sobre, me nteresa mas que se hizo. Si cobran y le entregan papel prensa a 100 diarios independientes del interior o si cobran y se la dan a los dos mas grande, no tiene, en mi opinion, ninguna comparacion. Solo el sobre.

elbosnio dijo...

En cuanto a mis preferencias, me preocupa que te cueste decidir entre Mario Ishii y Al Qaeda. La esencia de la politica es elegir, analizar y comparar para poder elegir. Entre estos dos deberia ser sencillo hacerlo, o yo creo que deberia serlo.

Anónimo dijo...

Oh, El bosnio, perdone entonces por haberlo malinterpretado!!! No fue mi intención proceder así!!! Por favor, macho, ¿acaso sabés de qué estás hablando? Sinceramente, ya no sé si tiene sentido seguir discutiendo con vos. En primer lugar, porque no dijiste nada a propósito de la FLAGRANTE contradicción en que incurre Bruschtein y que vos preferís cubrir con un manto de subterfugios y eufemismos. Pero en segundo lugar, porque ya no sé si tomarme en serio nada de lo que decís. Por ejemplo, hablás de que quienes ponen el acento en la 'coima' son muchos de los seguidores de Nino y aquí ya me quedé perplejo. Más allá de que, para serte honesto, creo que Nino no osó pronunciar ni una sola vez esa palabrita en sus escritos (esto sería de esperar, por supuesto), lo que menos hacen los seguidores de Nino que conozco (entre otros, quien escribe este blog) es poner el acento allí. En todo caso, ponen el acento en la corrupción (que, desde ya, incluye la coima) y en todo lo que ésta implica en términos de la inexistencia de mecanismos institucionales para revertirla.
Por otro lado, ¿así que la presión que ejerce la iglesia para que no se toquen ciertos temas implica la apelación a un mecanismo corrupto? Otra vez me dejás perplejo. La iglesia tiene posiciones conservadores y recalcitrantes que no comparto y que me repugnan. Ahora, que yo sepa, nada de lo que hace para oponerse al aborto, por ejemplo, está ligado a prácticas corruptas. Por el contrario, apela al derecho, encontrando (lamentablemente) el respaldo de ciertos jueces conservadores, que hacen lugar a sus pedidos. Pero esto, de nuevo, no tiene nada, absolutamente nada que ver con la corrupción.
Yo te sugeriría una cosa: primero ponete de acuerdo con vos mismo, después con los k, después con el diccionario y, si querés, luego me seguís escribiendo. Porque así, realmente, no sé qué contestarte.
El Imparcial del Norte

elbosnio dijo...

Imparcial, si tengo que ponerme de acuerdo conmigo y tantos mas antes de escribir, dejaria de escribir. Preferiria que me dejes de leer, me resulta mas facil.

Corrupcion, segun el banco mundial, es toda accion de un representante hecha por interes personal y no por el ineteres de sus representados, por supuesto, cuando hace uso del poder concedido por la representacion.
Y corrupcion publica (que es solo una porcion de la corrupcion) es cuando la representacion es politica.

Cuando un representante politico no trata en el congreso un proyecto de ley de aborto que sabe de interes para sus representantes, porque sospecha que la iglesia lo defenestrará en su proxima campaña o cuando otro representante no se animó durante 30 años a mencionar el tema de los chicos de la Noble que sabia seria un tema beneficioso para sus representantes porque imaginaba que las tapas de clarin lo tratarian menos beneficiosamente, está comiento (y padeciendo si creemos que su impresion es cierta) un acto de corrupcion. Corrupcion sin sobre pero por interes personal, como es mantenerse en campaña politica o no padecer la erosion mediatica de alguien con poder de instalacion de opinion. Corrupcion de la que no ven quienes en mi opinion esta obscesionados por la coima.
El banco mundial sostiene que la coima (bribery) es el eslabon mas elemental de la corrupcion politica.

El dealer de barrio es parte del narcotrafico. Pero obscesionarse con ese eslabon puede hacernos perder la idea que la red de bancos es otro eslabon, mas poderoso y esencial del narcotrafico. Uno te lleva a perseguir pobres marginales, el otro a banqueros encumbrados. Los narcos reponen a sus dealers en 4 horas (la capacitacion de un dealer lleva 25 minutos), reponer un banco le lleva 20 años.

La analogia con la coima y corrupcion me parece pertinente. Al menos mientras no vuelva a estar en desacuerdo conmigo mismo.

elbosnio dijo...

Imparcial, no me confirmaste si entre Al Qaeda y Mario Ishii te resulta facil elegir o no.

Una diferencia menor. Yo dije que muchos de los seguidores de Nino ponen un ascento obscesivo en la coima. No dije que quienes lo hacen son seguidores de Nino. Porque creo que hay muchos mas obscesivos por la coima que seguidores de Nino (por desgracia).

Tampoco dije que Nino tuviese un foco obscesivo en las coimas. Hable de "muchos de sus seguidores" no de él. En sus años la coima no era un tema tan instalado.
Si le critico algo a Nino es creer (con cierta simplicacion de mi parte) que la explicacion del mal argentino reside en que los argentinos cruzamos los semaforos en rojo o estacionamos sobre la linea amarilla. Como si el cumplimiento o no de las normas a nivel individual fuese la razon del mal y su solucion. Hay algo moral en este planteo que me produjo admiracion en los 80's cuando saliamos de la barbarie pero con los años me resultó poco politico.

Anónimo dijo...

Creo que no hace falta que te conteste con cuál de los dos hipotéticos candidatos que vos me proponés me quedaría. Es una obviedad. Ojo, si Al Qaeda se postulara a una elección, eso ya sería un gran paso adelante, por lo que, en cierta medida, ya habría dejado de ser el movimiento terrorista tal cual hoy lo conocemos.
Pero retomo la discusión en el punto en que vos la dejaste (a diferencia de vos, que nunca retomaste la discusión en el punto en que yo la dejé). Personalmente, yo no veo que nadie ponga el acento en la coima ni que la coima sea un tema relevante de la agenda política. Por supuesto, fue un tema que caló hondo en la opinión pública con motivo de la Banelco en la época de De la Rúa, pero no creo que el énfasis en la corrupción que ciertos sectores ponen hoy para criticar al Kirchnerismo tenga como epicentro la cuestión de la coima o cometa. No me explico por qué vos lo mencionás de esa manera.
Por otro lado, vos le criticás cierta simplificación a Nino y éste es un punto en el que llamativamente coincido con vos. Nino mantuvo algunas posturas ingenuas de las que no consiguió desembarazarse a tiempo, a mi juicio, sólo porque una tragedia le costó la vida. Pero si hubiera vivido diez años más, hoy estaríamos hablando (si no lo estamos ya) de una de las mayores figuras académicas que Argentina dio al mundo a lo largo del siglo XX. De todos modos, más allá de esta apreciación, creo que vos malinterpretás su diagnóstico. Nino nunca pensó que la explicacion del mal argentino residía en que los argentinos cruzamos los semaforos en rojo o estacionamos sobre la linea amarilla, como si el cumplimiento o no de las normas a nivel individual fuese la razon del mal y su solucion. Lo que hacía Nino con esos ejemplos era ilustrar de forma simplista un mal que tenía connotaciones supraindividuales e institucionales mucho más arraigadas, graves y profundas. Sus preguntas, más bien, eran del tipo: si los argentinos no logramos siquiera tirar los papeles en los cestos de basura, ¿por qué habríamos de lograr evitar la contaminación del agua que producen las mineras? Si los argentinos no logramos resolver amistosamente una conversación sobre fútbol, ¿por qué habríamos de tener éxito en obtener una salida consensual en el congreso para alguna problemática de real envergadura? Creo que las preguntas que planteaba Nino de la mano de los ejemplos que vos criticás por simplistas no buscaban sino ilustrar su punto de esta manera. Y creo que siguen siendo preguntas perfectamente válidas y de una connotación política poderosa.
El Imparcial del Norte